En la previa a la Semana Santa, Caminera retiene a 386 conductores ebrios

La Patrulla Caminera retuvo en la última semana a un total de 386 conductores que manejaban bajo los efectos del alcohol. Asimismo, más de 300 personas fueron multadas por realizar adelantamientos indebidos o circular sobre los límites de velocidad establecidos.

Durante la semana comprendida entre el domingo 7 y el sábado 13 de abril, la Dirección Nacional de la Patrulla Caminera efectuó un total de 4.000 pruebas de alcotest mediante controles en todo el territorio nacional.

Como resultado de estos procedimientos viales fueron retenidas 386 personas manejando bajo los efectos del alcohol.

En lo que respecta al Departamento Central, fueron sacados de circulación 321 conductores que no pasaron la prueba del alcoholímetro, de acuerdo al informe.

Durante estos días también fueron demorados un total de 517 vehículos cuyos conductores carecían de licencia de conducir y habilitación municipal. A estas cifras se incluyen los menores de edad inhabilitados, lo vehículos sin chapa y los ebrios.

Por otra parte, mediante controles específicos fueron sancionados 153 conductores por realizar adelantamientos indebidos en zonas señalizadas y, valiéndose de radares, también otros 213 automovilistas que circulaban sobre los límites de velocidad indicados.

Dentro de su jurisdicción, los agentes de la Patrulla Caminera intervinieron en 20 siniestros viales, en los cuales se registraron un total de 3 lesionados y 1 fallecido.

 

Tereré y pohã ñana, declarados como Patrimonio Cultural Inmaterial del país

La Secretaría Nacional de Cultura (SNC) declaró hace unos días al tereré junto con el pohã ñana como Patrimonio Nacional Cultural Inmaterial. De esta manera, la bebida tradicional por excelencia de nuestro país es reconocida como un símbolo de la identidad paraguaya.

Por Resolución Nº 219/2019, la SNC declaró “Patrimonio Nacional Cultural Inmaterial a las Prácticas y Saberes Tradicionales del Tereré en la cultura del Pohã Ñana Bebida Ancestral Guaraní en Paraguay”.

Para este dictamen se tuvo en cuenta la “Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial” (PCI) -aprobada por Paraguay hace unos años atrás- que en su Art. 2 indica: “Se entiende por PCI los usos, representaciones, expresiones conocimientos y técnicas (junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes), que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de un patrimonio cultural”.

Asimismo, se menciona artículos de la Ley Nº 5621/16 de Protección del Patrimonio Cultural. El artículo 5 refiere la Clasificación de los Bienes Culturales que integran el Patrimonio en su inciso b): “Las expresiones, tradiciones y saberes provenientes de sectores que mantienen y elaboran las memorias colectivas o introducen innovaciones a partir de procesos culturales propios”.

Igualmente, menciona la Ley Nº 3051/03 -llamada “Ley Nacional de Cultura”- que en su Art. 1 habla acerca de “la protección y el acrecentamiento de los bienes materiales e intangibles que conforman el Patrimonio Cultural del Paraguay”.

Además de las “Prácticas y Saberes Tradicionales del Tereré en la Cultura del Pohã Ñana”, en la parte resolutiva también se declara como “Patrimonio Nacional Cultural Inmaterial” a “los conocimientos, técnicas, y saberes que se transmiten de generación a generación” relacionados a este tema.

“La Secretaría Nacional de Cultura promoverá en todos los ámbitos la Salvaguardia de estas manifestaciones; ya sea trabajando con las comunidades portadoras o participando planificadamente con alianzas interinstitucionales, para el efecto y se efectuará la revisión de este patrimonio declarado cada 10 años, documentando debidamente su vigencia o previendo en caso de riesgo su salvaguarda de forma urgente”, reza la parte final del comunicado emitido hace unos días por la institución.

 

Algunas familias abandonan plaza frente al Cabildo, pero persiste resistencia de la mayoría

Algunas familias empezaron a abandonar hoy la Plaza Juan de Salazar, ubicada frente al edificio del Cabildo. De igual manera, aún existen varios damnificados que se niegan a salir del sitio, pese a la orden de desalojo emanada por la Municipalidad de Asunción.

Un reducido número de familias afectadas por la crecida del río Paraguay fue visto trasladando sus pertenencias desde la plaza ubicada frente al Cabildo.

De esta manera, las mismas cumplen con la orden de desalojo que días atrás había sido expedida por el municipio capitalino a fin de exigir que los damnificados despejen el lugar.

Pese a ello, aún existen varias personas que se niegan a cumplir con este pedido y abandonar el sitio, manteniéndose firmes en su postura de seguir instaladas en la Plaza Juan de Salazar.

Juan Carlos Ramírez Montalbetti, asesor jurídico de la Municipalidad de Asunción, había anunciado que la comuna procedería a notificar a las inundados para cumplir con el desalojo, teniendo inicialmente un plazo de 48 a 72 horas para ello.

El mismo manifestó que si se niegan a abandonar la plaza, se recurriría a una orden judicial, incluso con apoyo de la fuerza pública, para dar cumplimiento al dictamen municipal, aunque tal situación podría reverse en caso de un eventual diálogo con las familias.

Las dos opciones que habían sido ofrecidas a los damnificados por parte de la Municipalidad de Asunción son el Parque Caballero junto con la base 1 de la Policía Municipal de Tránsito (PMT.)

 

Prosiguen tareas de evacuación a familias afectadas por avance del agua en Sajonia

Funcionarios de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) junto con personal de otras instituciones trabajan intensamente desde tempranas horas para evacuar a las familias que fueron alcanzadas por el agua en la zona conocida como Villa Cangrejo, en el barrio Sajonia de Asunción.

Durante la madrugada de este domingo, el muro de contención “artesanal” que había sido construido por un grupo de vecinos cedió ante la fuerza del cauce, inundando uno de los sectores del barrio Sajonia.

Unas 200 familias -alrededor de 1.000 personas- quedaron a merced del agua que avanzó rápidamente sin que pudieran hacer algo para evitarlo, obligándolas a retirar sus pertenencias de forma apresurada.

Personal de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) se acercó hasta el lugar para brindar asistencia a las familias luego de este incidente, ayudándolos en las tareas de evacuación valiéndose de lanchas y camiones.

Daniel Rivero, director general de Reducción de Riesgos de la SEN, manifestó este domingo a medios de prensa que desde hace varios días ya venían alertando a los pobladores sobre la posibilidad de que el muro de contención termine cediendo, aunque sin tener una respuesta favorable.

“Desde el día jueves pusimos a disposición vehículos para que fueran saliendo. Ellos habían rechazado salir, no obstante, muchos ya tenían reservado sitios en la 1a. Div. de Infantería y en el refugio Charlotte”, expresó el funcionario.

Además de estos dos refugios, en donde todos los damnificados están siendo identificados y asistidos en su totalidad, varios han optado por ir hasta las casas de familiares, conocidos o amigos con tal de escapar del avance del agua.

La Policía Nacional, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), la ANDE y las Fuerzas Armadas son algunas de las instituciones que también han colaborado con esta ardua labor de evacuación.