Estafa por Whatsapp para un “ingerto (sic)”: usan a nena y sello robado a médico

Personas inescrupulosas siguen aprovechando la sensibilidad de la ciudadanía para hacer su golpe mediante pedidos de ayuda económica para una supuesta paciente que necesita el dinero para una cirugía. Los malvivientes usan un sello robado a un médico jubilado para mostrar un documento falso, con errores ortográficos.

El Ministerio de Salud alertó a la ciudadanía sobre un caso de estafa que se está viralizando por WhatsApp y se trata de un pedido de seis millones de guaraníes que realiza una mujer, para el supuesto tratamiento de injerto de piel por quemadura, para su hija de seis años de edad.

La misma exhibe un documento falso, con notarias faltas ortográficas y nombre de especialidad inexistente, aparentemente firmado por un médico y lleva su sello, donde detalla el nombre de la paciente, el procedimiento a realizarse y el costo para el efecto.

El nombre que aparece es el del doctor Darío Álvarez, quien es médico jubilado hace seis años. El mismo refirió que hace cuatro años fue víctima de robo y entre sus pertenencias sustraídas estaban sus recetarios y sello. En su momento hizo la denuncia en la comisaría 18 y ahora anunció que reiterará.

“Hace cuatro años rompieron el vidrio de mi auto que se encontraba estacionado frente a mi domicilio, en el barrio San Vicente de Asunción. Allí me robaron el maletín que contenía mi estetoscopio, aparato para controlar la presión arterial, los recetarios y mi sello. Me enteré ahora del caso a través de un colega. A raíz de esto voy a ir hasta la Comisaría para reiterar mi denuncia”, detalló.

Enfatizó además que, por la manera como está redactada la nota, con serios errores, sin membrete, y por supuesto, sin conocimiento de la especialidad médica, es más que claro que se trata de una estafa.

En el escrito en cuestión se observa que entre los errores aparece la palabra “ingerto” o “sala de infecsiología”.


Por su parte, el doctor Bruno Balmelli, director del Centro Nacional de Quemaduras y Cirugías Reconstructivas (Cenquer), también coincidió que se trata de una estafa, atendiendo de que la menor que aparece como paciente de ese nosocomio en realidad nunca fue tratada allí.

“La nena no es nuestra paciente, el colega no trabaja con nosotros y tiempo atrás había sido víctima del robo de su maletín”, indicó a la radio 970 AM.

Así también aclaró que en su instituto ni en ningún otro establecimiento dependiente del Ministerio de Salud Pública solicitan dinero a los pacientes para ser atendidos. “Todos los procedimientos se brindan de manera gratuita”, resaltó el profesional.

Es por ese motivo que solicitó a la ciudadanía que preste atención cuando recibe este tipo de pedido, que cada vez es más frecuente.

 

Abogado acusado de feminicidio iría a juicio oral

La Fiscalía acusó a un abogado por el asesinato de su concubina y por supuesta violencia familiar contra su hijastra. El caso iría a juicio oral.

Matías Augusto Añez Mareco (39) es el abogado de Alto Paraná acusado de feminicidio y violencia familiar, según lo dispuso la fiscal Vanesa Candia, quien requirió al juzgado la elevación a juicio oral.

Según los antecedentes, el 3 de diciembre pasado Añez estaba en su departamento con su pareja Alba Gabriela Dávalos Cáceres (27), cuando de pronto comenzaron a discutir hasta que él la arrojó al vacío desde el octavo piso.

A consecuencia de esto, la mujer falleció de manera instantánea debido a las múltiples lesiones en la pelvis, las costillas y la cabeza, según constató el médico forense Pablo Lemir.

Después de lo sucedido, el abogado intentó hacer pasar el caso como un suicidio, asegurando que la mujer había saltado por el balcón, tras lo cual desapareció y fue detenido recién días después.

Sin embargo, la autopsia practicada al cadáver revela que la víctima fue lanzada contra su voluntad luego de unos minutos de forcejeo.

Respecto a la acusación por violencia familiar, la Fiscalía corroboró que el letrado ejercía violencia tanto física como psicológica en su familia, e inclusive contra la hija menor de la fallecida.

La niña confirmó en Cámara Gessel que su madre peleaba constantemente con el abogado. Además, la evaluación practicada a la pequeña arroja visibles daños psicológicos.

 

Periodistas auxiliares al terminar el colegio: 40 instituciones ya echan ojo al bachillerato

El Ministerio de Educación y Ciencias presentó su nueva apuesta: el Bachillerato Técnico en Periodismo, que se implementará inicialmente en el Colegio Nacional General Bernardino Caballero. El MEC ya recibió propuestas de otras 40 instituciones educativas para ofrecer también esa propuesta en sus comunidades.

El ministro Raúl Aguilera mencionó que el objetivo es la diversificación de las ofertas porque a muchos no les atrae las actuales propuestas que da el MEC. “Tenemos que animarnos a hacer cosas diferentes”, acotó.

En charla con la 970 AM indicó que para implementar el proyecto seleccionaron el Colegio Nacional General Bernardino Caballero, turno tarde, de la ciudad de Fernando de la Mora, porque allí nació la idea.

La autoridad explicó que se trata de un plan de tres años, tras lo cual los graduados podrán trabajar como auxiliares en los medios de comunicación.

Además de las materias generales iguales a los demás bachilleratos, esta propuesta contará con oratoria, diseño, manejo de los aparatos tecnológicos para realizar las entrevistas, análisis del discurso, estudio de sistema de comunicación a través de la web, entre otros.

Respecto a la infraestructura, Aguilera reconoció que es elevado contar con el equipamiento necesario en los colegios, por lo que plantean realizar pasantías en la prensa.

Por otra parte adelantó que este bachillerato en periodismo despertó el interés de mucha gente y ya recibieron en el MEC 40 pedidos informales de otros colegios de Ñemby, Ciudad del Este, Encarnación y más puntos del país, para sumarse y poder ofrecer lo mismo a sus estudiantes.

 

Detienen a funcionarios de Contrataciones por extorsión y pedido de coima

Un allanamiento al estudio jurídico Caballero y Asociados permitió la detención de dos funcionarios de Contrataciones Públicas, sospechosos de extorsión y pedido de coima.

Édgar Soto Ortellado y Claudio Caballero son los dos funcionarios de la Dirección de Contrataciones Públicas que formarían parte del estudio jurídico “Caballero y Asociados”.

Según la denuncia, Caballero amenazó al propietario del Instituto San Luis, Óscar Leguizamón, con abrirle un sumario desde Contrataciones Públicas, con el único fin de perjudicarlo.

Supuestamente también lo extorsionó con una causa abierta en su contra en San Lorenzo, advirtiéndole que obtendría una prórroga para luego impulsar un fallo en su contra.

Por su parte, Soto Ortellado, siempre según la denuncia, exigió la suma de G. 15 millones para mantener los contratos de licitaciones con el Instituto San Luis. En tal sentido, Leguizamón accedió al pago pero luego le pidieron otros 100 millones, lo cual colmó su paciencia por lo que decidió dar aviso a las autoridades.

Debido a esto el fiscal Javier Ibarra encabezó ayer el operativo que permitió la captura de los dos funcionarios por extorsión y pedido de coima. No obstante, según el representante del Ministerio Público, todavía falta localizar al autor intelectual.