Estudio evidencia alta tasa de transmisión de tuberculosis en las cárceles

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa prevenible y curable causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis, que se transmite por vía aérea. Un estudio realizado en Paraguay analiza su transmisión en las cárceles, donde recientemente un reo falleció aparentemente a raíz de esta enfermedad.

Un grupo de investigadores del área de salud de la línea de Epidemiologia de la Tuberculosis publicó un artículo sobre la Filogeografía y transmisión de M. tuberculosis en prisiones y comunidades aledañas en Paraguay, en la revista internacional de alto impacto Natura Communications.

Los autores principales del trabajo son la Dra. Gladys Estigarribia y el Dr. Guillermo Sequera, investigadores categorizados en el Programa Nacional de Incentivo a los Investigadores (PRONII) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).

Según la investigación, los recientes aumentos en los casos incidentes de tuberculosis en Paraguay y la creciente concentración de la enfermedad dentro de las cárceles resaltan la urgencia de focalizar estrategias para interrumpir la transmisión y prevenir nuevas infecciones. Sin embargo, aún se desconoce si ciudades específicas o instituciones penitenciarias juegan un papel desproporcionado en la transmisión.

Nota relacionada: Recluso del penal de Tacumbú amanece muerto en su celda, tenía tuberculosis y seguía tratamiento

El equipo de investigadores realizó una vigilancia genómica prospectiva, secuenciando 471 genomas del complejo Mycobacterium tuberculosis (MTB), dentro y fuera de las prisiones en las dos áreas urbanas más grandes de Paraguay, Asunción y Ciudad del Este, de 2016 a 2021.

Se encontró evidencia genómica de transmisión reciente frecuente dentro de las prisiones y vínculos de transmisión que abarcan cárceles y poblaciones aledañas.

Los hallazgos resaltan la urgencia de enfocar la intervenciones de control en las prisiones para reducir el riesgo de transmisión dentro de ellas, donde la incidencia fue 70 veces mayor que fuera de las prisiones en 2021.

La investigación consistió en la vigilancia genómica enfocada en los dos centros penitenciarios más grandes del país, el Centro Penitenciario de Tacumbú y el Centro Penitenciario de Ciudad del Este, que en conjunto representan el 36% (4.950/13.821) de la población privada de libertad en Paraguay, las tasas de notificación son de 2.000 y 3.500 por cada 100.000 habitantes, respectivamente.

El artículo completo se encuentra disponible en www.nature.com/articles/s41467-023-35813-9

En base al estudio, los resultados indican que se encontraron altas tasas de transmisión reciente dentro de las prisiones, enlaces de transmisión que abarcan las prisiones y las poblaciones circundantes, y una propagación frecuente de tuberculosis entre las principales ciudades de Paraguay.

Los hallazgos muestran que la epidemia de tuberculosis en las cárceles representa uno de los desafíos más importantes para el control de la enfermedad en Paraguay, especialmente en las ciudades más grandes del país.  Hoy, los esfuerzos se centran en generar estudios de intervención que prueben cuales son las mejores estrategias de control.

La Dra. Estigarribia destaca que después de 10 años de trabajo colaborativo han consolidado el equipo de investigación y la línea en nuestro país, esto se logró a través del fortalecimiento de la capacidad técnica de los investigadores, generando doctores que a su vez se encuentran tutorando a nuevos investigadores en programas de postgrado de maestrías con las instituciones nacionales e internacionales colaboradoras.

Además, se ha fortalecido en infraestructura laboratorios de investigación y científicos del interior del país en técnicas moleculares de vanguardia, se ha consolidado la red de trabajo con renombrados investigadores de instituciones líderes en investigación a nivel mundial, así también la red nacional de investigadores que conforman instituciones nacionales.

Los investigadores mencionan que el problema de la Tuberculosis en prisiones es también de la comunidad, es un problema mayor de Salud Pública y se debe encontrar intervenciones adecuadas que impactarán positivamente sobre la incidencia TB dentro de las prisiones, que fue 70 veces mayor que fuera de las prisiones.

El equipo de Investigadores de tuberculosis de instituciones nacionales e internacionales está conformado por: Guillermo Sequera, de la Dirección de Vigilancia de la Salud (MSPyBS); Gladys Estigarribia Sanabria, del Instituto Regional de Investigación en Salud – Universidad Nacional de Caaguazú; Sarita Aguirre, del Programa Nacional de Control de la Tuberculosis del Programa Nacional del Control de la Tuberculosis (MSPyBS); y por los investigadores internacionales: Julio Croda, de FIOCRUZ – FAMED/UFMS; Jason R. Andrews,  de la Stanford University; Katharine S. Walter, de la Utah School of Medicine – Division of Epidemiology; Alberto Garcia, del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y coordinador del área de investigación en tuberculosis en el Centro de Investigação em Saúde de Manhiça (CISM) en Mozambique.

Además, participaron como investigadores asociados y en formación.: Margarita Godoy y Natalie Weiler Gustafson del Laboratorio Central de Salud Pública (MSPyBS); Paulo César Pereira dos Santos,  de la Universidad Federal Grande Dorados;  Analía Ortiz, Gloria Martínez y Julieta Méndez, del Instituto Regional de Investigación en Salud de la Universidad Nacional de Caaguazú y Cynthia Céspedes, del Programa Nacional de Control de la Tuberculosis (MSPyBS).

El artículo fue publicado en el marco del proyecto denominado “Análisis de transmisión y direccionalidad de contagio con datos genómicos, epidemiológicos clínicos y sociodemográficos para estimar carga de la Tuberculosis en las comunidades atribuibles a las prisiones” recibió G. 500.000.000 por parte del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) a través del Programa PROCIENCIA con apoyo del FEEI.

Incendio consume basural en la zona del Bañado Sur

Un incendio consumió un basural ubicado en la zona del Bañado Sur de Asunción. El siniestro no arrojó víctimas ni daños materiales y pudo ser controlado por los bomberos voluntarios.

Poco después de las 14:00 de este domingo fue reportado un incendio en un predio ubicado en la intersección de calles 38 proyectadas y Parapití, en el Bañado Sur.

El siniestro afectó a un terreno donde se encontraba un importante cúmulo de basuras, las cuales fueron consumidas rápidamente por el fuego.

Te puede interesar: Persecución y balacera en Santaní: era buscado desde hace 9 años y hoy fue detenido

El incendio provocó una gran humareda que pudo divisarse desde más de un kilómetro de distancia. Ante el hecho, acudieron rápidamente bomberos de la 3ra Compañía de Sajonia.

El Teniente Alcides Pereira comentó al canal C9N que los vecinos escucharon una pequeña explosion de lo que habría sido un envase de aerosol, lo cual terminó originando el incendio en el basural.

Leé también: Semana cerró con 382 ebrios al volante sancionados por la Caminera

Luego de un arduo trabajo, los bomberos pudieron sofocar las llamas, evitando así que alcancen a las viviendas ubicadas en las inmediaciones.

El fuego no provocó daños materiales ni personas heridas, aunque hay varios animales de cría que fueron rescatados ya que sus corrales estuvieron cerca de ser consumidos.

Persecución y balacera en Santaní: era buscado desde hace 9 años y hoy fue detenido

Un hombre que estaba siendo buscado por la justicia y tenía una orden de captura pendiente desde el 2014 fue detenido este domingo en la zona de Santaní. Previamente, protagonizó una persecución y balacera con agentes policiales.

En la jornada de hoy se concretó la detención de Jose Domingo Prieto, alias “Minguí”, en la zona conocida como Cañada Lourdes, en el distrito de 25 de diciembre, Santaní.

El sujeto contaba con una orden de captura pendiente por homicidio doloso que data del año 2014 tras ser acusado por el asesinato del hijo de un carnicero de dicha localidad.

Te puede interesar: Video: Tras fiesta en honor a santo patrono, batalla campal, “por una chica”

El comisario Cristhian Cáceres comentó al canal C9N que en el transcurso de la mañana recibieron información sobre la presencia de “Mingui”, por lo que decidieron organizar un operativo para capturarlo.

Al percatarse de la presencia de los agentes policiales, se dio raudamente a la fuga ingresando a un pastizal. En su huida, realizó disparos contra el personal interviniente, iniciándose así una balacera donde resultó herido en el hombro.

Posteriormente, el ahora detenido fue trasladado hasta el Hospital Distrital de San Estanislao, donde permanece internado y fuera de peligro, bajo resguardo policial para evitar su fuga.

Leé también: Abusó de su hijastra desde que tenía 5 años: irá 20 años a la cárcel

El comisario confirmó que Prieto se mantuvo escondido en Argentina durante todos estos años y hace aproximadamente 3 meses regresó a nuestro país, permaneciendo oculto en la casa de un familiar.

En los últimos tiempos, ya tenia en zozobra a toda la comunidad y había acumulado varias denuncias en su contra por robo de ejemplares vacunos y abigeato.

Video: Tras fiesta en honor a santo patrono, batalla campal, “por una chica”

Jóvenes que estaban participando de la seguidilla de fiestas en honor a San Blas, patrono de la ciudad de Itá (y otros distritos), se enfrascaron en una batalla campal, en donde arreciaron golpes de puño, patadas, cascotazos y agresiones con diversos tipos de objetos.

Según datos proveídos por algunos de los que inicialmente intentaron apaciguar, el conflicto fue al principio entre dos jóvenes, que presuntamente comenzaron un “moquete mano a mano”, cuyo trasfondo sería “sentimientos encontrados en torno a una dama”.

Sin embargo, la disputa se expandió cuando amigos de uno y otro se acercaron, algunos para separarlos, pero que al final terminó en empujones, para derivar después en una pelea generalizada.

Te puede interesar: “El lugar mas inseguro para la mujer es su propia casa”… Esta realidad causa dolor, dice Obispo

Testigos señalaron que los “pendex” de uno y otro bando estaban bebiendo en exceso, y que fue eso el disparador, ya que el comienzo de la batalla era una disputa que bien pudo superarse separando a uno y otro.  Uno de los que participó de la trifulca quedó desmayado por varios minutos.