Exintendente acusado por abuso sexual en niños quiso recuperar mando a la fuerza

Este miércoles se produjeron graves intendentes frente a la Municipalidad de Juan E. O'Leary, en el departamento de Alto Paraná, cuando el exintendente Francisco Amarilla intentó retomar a su cargo. El exjefe comunal fue sacado hace unos días por la Junta Municipal, bajo el argumento de haber dejado acéfala la Intendencia.

Ariel Florentín, asesor jurídico de la Municipalidad de Juan E. O’Leary, manifestó que todo inició hace 15 días cuando un grupo de concejales destituyó a Francisco Amarilla de su cargo de Intendente. Los ediles argumentaron que el jefe comunal dejó acéfalo su puesto.

Seguidores de Amarilla se presentaron este miércoles frente a la Municipalidad, con la intención de retomar el poder. Pero, ahí los esperaban los efectivos antimotines de la Policía Nacional.

Esa situación provocó a que se generen disturbios entre el bando del exintendente y las fuerzas del orden, dejando como saldo varios heridos.

“Es un sitio de guerra nuestra tierra. Me siento impotente y no puedo expresar lo que estamos sintiendo en estos momentos”, manifestó Florentín en comunicación con Universo 970 AM.

Comentó además que están en proceso de solicitar explicaciones acerca de la situación al Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE).

AMARILLA DEJÓ EL CARGO, DICEN OPOSITORES

En reemplazo de Francisco Amarilla, fue designado el concejal Everaldo Acosta, quien ya asumió como nuevo intendente del municipio. El jefe comunal anunció que desde mañana se encargará de “poner orden” en la Municipalidad.

“Lo que pasó es que el intendente tiene orden de captura por abuso sexual en niños. Nosotros teníamos que convocar a una sesión extraordinaria para abordar la situación del municipio. El intendente no presentó ninguna nota, intentamos hablar con él, pero ya estaba prófugo”, explicó Acosta, acerca de los motivos que les llevó a tomar la decisión.

 

Juez emplaza a la Policía a informar sobre autos y motos para destruir lo inservible

El juez en lo Civil y Comercial, Arnaldo Martínez Lozzano, emplazó por 72 horas a la Comandancia de la Policía Nacional para que informe al juzgado la cantidad y condiciones de los vehículos abandonados en las sedes y alrededores de las comisarías.

El requerimiento del juez Arnaldo Martínez Lozzano, es a los efectos de que la Comandancia de la Policía Nacional informe sobre la cantidad de vehículos que se encuentran abandonados en las dependencias policiales.

Además, el informe deberá contar con la individualización de las causas por las que esos vehículos fueron a parar hasta dichos sitios.

El plazo que el juez requiere a la Comandancia es de 72 horas, posteriormente se procederá a la destrucción de los vehículos cuyos casos ya cuenten con una condena.

Justamente en las últimas horas, la Policía Nacional solicitó al juzgado de la capital una orden para proceder a destruir todas las motos y automóviles depositados en comisarías y calles de Asunción y Central, y cuyos propietarios no retiraron, a pesar de haber concluido los procesos que determinaron la requisa temporal de esos bienes.

En ámbito de la institución se menciona que solo en las propiedades de la división Fope, hay más de 3.000 motos y autos abandonados.

 

Primera fase de la epidemia con 8 posibles muertes por dengue

La demanda de atención en los hospitales se concentra en Urgencias no así en áreas como internación, indicó el Doctor Julio Mazzoleni, ministro de Salud y está prevista la contratación de 700 funcionarios para los diferentes servicios. Reiteró que la vacuna contra el dengue debe ser recetada y aplicada solo en caso de tener certeza de que ya se padeció la enfermedad.

En la primera etapa de la epidemia, existen 8 muertes asociadas al dengue, otras descartadas y algunas en proceso de confirmación siendo los casos registrados provenientes de Capital y Central y una de Boquerón, Chaco.

El Doctor Julio Mazzoleni, ministro de Salud en entrevista en el programa Residentas insistió en la importancia de la consulta precoz y de no minimizar los síntomas.

La automedicación es otro punto que debe ser erradicado ya que puede traer complicaciones para quien atraviesa por un cuadro de dengue por lo que la evaluación debe darla un profesional de acuerdo a la historia clínica y análisis convencionales hechos al paciente.

Recordó que la vacuna contra el dengue debe contar con una evaluación previa y exhaustiva de un médico infectólogo y que se logre tener la certeza de que la persona que la recibirá haya tenido dengue anteriormente.

Explicó que el nexo epidemiológico que se utiliza en periodo de epidemia no es 100% seguro para determinar que una persona tuvo o no la enfermedad además, los análisis laboratoriales que se utilizan para confirmar el estado serológico del paciente no son los que se ofrecen habitualmente en Salud Pública.

Mientras, en los hospitales públicos el servicio de Urgencias es uno de los más resentidos por la gran cantidad de pacientes que se agolpan para ser atendidos. Para ello, está previsto contratar a 700 funcionarios para reforzar las áreas más sensibles.

Sobre el punto, Mazzoleni aclaró que áreas como internación y cirugía mantienen la demanda habitual y que no sufrieron variación hasta el momento.

“No descartamos ninguna medida, estamos haciendo el monitoreo constante de los hospitales y en estos lugares el más requerido es la evaluación de las Urgencias, por la epidemia es altísima la demanda y baja en internaciones que lo que teníamos previsto no están totalmente ocupadas”, indicó.

 

Así roban los vehículos en las 'zonas liberadas' de Asunción

Los robacoches actúan en grupo de tres y andan bien vestidos, simulando ser transeúntes, para no levantar sospechas de los demás ciudadanos civiles y de los agentes policiales que realizan los recorridos aleatorios. El golpe es bien planeado y su ejecución se realiza en contados minutos.

El comisario Ramón Morales, de la Comisaría 6ta. de Asunción, explicó al canal GEN el modus operandi de los criminales que hacen de las suyas en zonas muy concurridas, como los barrios Recoleta y Villa Morra, donde constantemente se reportan los robos vehiculares.

En la mayoría de los casos, los malvivientes andan bien vestidos y están entre tres rondando las zonas, verificando los vehículos y calculando quién será su siguiente víctima. “Se presentan como transeúntes. Normalmente hablando por celular, caminando, se acercan al vehículo, prueban y de repente ingresan al rodado, en cuestiones de segundos sale de vuelta e ingresa otra persona que termina llevando el auto. (Actúan) entre tres, son gente elegante”, acotó.

Morales reconoció que el barrio Recoleta y la zona Villa Mora registran varios robos de este tipo y justificó que los recorridos policiales aleatorios no abastecen. "No es la primera vez que se roban vehículos acá en mi jurisdicción, pero cubrimos en una zona y en otra cometen los hechos. Se hicieron procedimientos con el Departamento de Automotores y se hallaron locales donde estaban autos desarmados. También se suelen recuperar los autos hurtados en otros departamentos", agregó.

Los rodados preferidos por los delincuentes son los vía Chile, que muestran mayor vulnerabilidad para la apertura, el arranque y otros detalles. La línea Toyota en sus modelos Premio, Allion, Alex e IST son los más hurtados.

Entre las 18:00 y las 19:00 de ayer, delincuentes robaron un automóvil Toyota IST color blanco perla, 2004, con chapa BZU 826, estacionado sobre la calle Mc Arthur y Quesada (Recoleta).

En la misma dirección violentaron e intentaron llevar un Toyota Runx, color gris, 2002. En este caso abrieron la puerta sin dificultades pero destrozaron el tambor de arranque y finalmente no pudieron concretar el hurto.