Frustración, rabia y carencias: así es la vida en albergues de hospitales sin recursos

Tener que internar a un familiar por Covid positivo implica desde ese momento una gran preocupación y mucho más si el paciente no tiene los medios para acudir a un sanatorio privado y debe ir a un hospital público donde todo se complica, es el ejemplo que se da en el Hospital Nacional de Itauguá y en el Ineram donde sufren no solo los positivos por Covid, sino que también sus familiares que se encuentran en deplorable estado en los albergues y también expuestos a contraer el virus en cualquier momento.


Fuente: La Caja Negra

Frustración, impotencia y hasta malos tratos es lo que a diario los familiares de los enfermos sufren en las dos carpas del Hospital Nacional que se habilitaron para las personas que acompañan la evolución de sus parientes día a día, a esto se debe sumar que tienen que comprar los medicamentos.

La Caja Negra accedió a un documento exclusivo donde se demostraba que todos los hospitales de la red de salud pública están desabastecidos de medicamentos para hacer frente a la pandemia y que los mismos médicos se estaban quejando que no tienen los mínimos insumos y se ven con las manos atadas, por eso tienen que pedir a los familiares de los enfermos que compren todos los días los medicamentos que necesitan.

Todas las personas que están en las carpas dentro del hospital Nacional de Itauguá coincidieron en decir que a cada rato le piden que compren los medicamentos que sus familiares necesitan, les dan las recetas y ellos se rebuscan en las farmacias de la zona.

“Gastamos de G. 300 mil, 400 mil, hasta un millón por día..” señalaron varios de los familiares que desde hace semanas están todos apiñados en las carpas que también son un riesgo de contagio entre ellos. Las personas que están en estos albergues son en su mayoría de muy escasos recursos y para ir atenuando los gastos que a diario tienen recurren a polladas, rifas y otras actividades para pelear por la vida de sus enfermos. Entonces surge la pregunta, ¿en qué se invirtió el dinero que recibió el Estado para afrontar la pandemia, cuando los hospitales están desabastecidos de medicamentos?

Una persona internada por Covid pasa como mínimo, dependiendo de su cuadro, dos a tres semanas internada, si su situación es grave hasta puede estar un mes o más en cama, todo ese tiempo es también el que pasa el familiar en la insalubre carpa, donde no tienen ni la más mínima comodidad, ni salubridad, de milagro no están todos contagiados también, aunque según se supo varios pasaron del albergue al hospital al contraer el virus.

En las dos tormentas que se tuvieron hace semanas las personas dijeron que el viento hizo volar los albergues y tuvieron que refugiarse en los baños del hospital hasta que pase el mal tiempo, pero también denunciaron que en días de lluvia es imposible estar en las tiendas ya que se llena de agua.

A parte de todo este sufrimiento de logística, tiene que lidiar con los ladrones que aprovechan las horas de la noche en las que los acompañantes de los pacientes se quedan dormidos para robarles cualquier cosa que esté la vista, ingresan al predio del hospital cortando alambradas para entrar a rapiñar, con este desalentador cuadro estas personas se enfrentan a diario en el hospital de Itauguá.

"Todo esto que se mostró no se compadece con el esfuerzo que estamos haciendo ya que no tenemos los medios para dar un mejor servicio a esa gente que se merece", comentó al respecto Felipe González, director del INERAM.

Refirió además que no tienen camas disponibles en el principal sitio para atender casos graves de Covid-19. "Tendríamos que quitarle oxígeno al otro para darle al que llega", indicó.

 

IPS pagará aguinaldo a trabajadores suspendidos

Un pago extraordinario prevé el IPS para los trabajadores con contratos suspendidos. La fecha estimativa es el 16 de diciembre.

El gerente de prestaciones económicas del IPS, Pedro Halley, confirmó que ya se remitió al Ejecutivo el proyecto de decreto reglamentario, a fin de oficializar el pago extra a los trabajadores suspendidos.

El dictamen de la Procuraduría General de la República es favorable y añade que es potestad del instituto tomar la decisión, lo cual el IPS interpreta como vía libre para destinar los recursos de la ley de emergencia nacional a un pago extraordinario equivalente a un aguinaldo.

A esto se suma que el presidente Andrés Gubetich también dio su visto bueno.“El 16 de diciembre se estaría pagando”, confirmó Halley en comunicación con Telefuturo.

El monto que cubre el IPS es de G. 1.096.000, el equivalente al 50 % del salario mínimo vigente.A la fecha, son aproximadamente 20.000 los trabajadores que continúan suspendidos.

En tal sentido, mañana 10 de diciembre inicia el octavo pago de subsidio a los que continúan con contratos suspendidos.

De los 100 millones de dólares que el IPS recibió en el marco de esta normativa, se utilizaron 65 millones de dólares en beneficio de 250.000 afectados. Queda un saldo de 35 millones de dólares que permitirán un desembolso extra en diciembre y también proseguir con las compensaciones hasta marzo. Esto último , todavía debe definirse.

 

Calor de enero: temperaturas seguirán en aumento

Este miércoles y los próximos dos días continuará el ascenso de temperaturas. Las lluvias y tormentas llegarán el fin de semana.

El cielo hoy estará parcialmente nublado, soplarán vientos variables y la máxima alcanzará los 34°C, según la Dirección de Meteorología

Para mañana jueves se pronostica un ambiente cálido a caluroso, cielo parcialmente nublado, vientos variables, luego del noreste. Las extremas oscilarán entre 21°C a 36°C.

La jornada más calurosa de la semana será el viernes, con una máxima de 38°C. El cielo estará parcialmente nublado a nublado, soplarán vientos moderados del norte.

A partir del sábado se esperan precipitaciones dispersas y ocasionales tormentas eléctricas. El tiempo estará caluroso y húmedo, con cielo mayormente cubierto, vientos del norte y luego variables.

 

Paraguay tendrá vacunas contra el Covid a más tardar en marzo, según Salud Pública

El viceministro de Salud, Julio Borba, anunció que nuestro país contará con las vacunas contra el coronavirus a más tardar en marzo próximo. Se apuntará a un 30 % de la población, con prioridad a pacientes vulnerables y personal de blanco.

“Estamos viendo expectantes cuál es la mejor, a más tardar dentro del primer trimestre ya contaríamos con la vacuna”, confirmó el viceministro de Salud Julio Borba en comunicación con la 730 AM.

Un poco más de dos millones de habitantes, es decir, un 30 % de la población, serán inmunizados contra el Covid-19.

Las personas mayores, los pacientes vulnerables-con patologías de base como hipertensión, diabetes, asma- y los funcionarios de blanco serán prioritarios en la lista de aplicación.

Paraguay ya se aseguró la provisión de vacunas, mediante su incorporación al mecanismo Covax Facility, que garantiza la entrega justa y equitativa para todos los países del mundo.

En Paraguay se encuentra vigente la Ley 4.621, la cual expresa que todas las vacunas y jeringas del Paraguay deben ser adquiridas por el Fondo Rotatorio, debido al beneficio de precios accesibles.