Gestión de Paraguay sobre derechos étnicos despierta interés de Guatemala

El modelo de gestión sobre los derechos étnicos en Paraguay y el peritaje cultural han despertado el interés de Guatemala que pretende imitar el modelo paraguayo en su legislación

Para ello, la Comitiva de la Coordinadora de la Modernización del Sector Justicia de Guatemala visitará Paraguay la próxima semana y participará el lunes en el conversatorio "La justicia intercultural en el Paraguay".

La titular de la Dirección de Derechos Étnicos del Ministerio Público, Dora Penayo, explicó que la Fiscalía paraguaya es "la única institución del país con una dirección que abarca los derechos de los indígenas" y la delegación guatemalteca, encabezada por la fiscal general de Guatemala, Thelma Aldana, quiere conocer estas políticas.

"Ellos desean insertar la experiencia paraguaya en su legislación. Asimismo, se mostraron interesados en observar peritaje cultural que realiza la dirección", añadió.

Penayo intervendrá en el conversatorio del lunes para hablar sobre la función y el sistema de trabajo de la Dirección de Derechos Étnicos.

El evento también contará con la participación del secretario ejecutivo de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay, Óscar Ayala, quien expondrá el marco penal de derecho indígena en el Paraguay.

La directora de Derechos Humanos del Ministerio Público, Clara Rolón, se referirá a las denuncias internacionales contra el Estado paraguayo con relación a pueblos originarios, mientras que el fiscal adjunto de Derechos Humanos, Ricardo Merlo, dará a conocer los hechos punibles de Derechos Humanos contra indígenas.

La población indígena en Paraguay asciende a unas 120.000 personas, 76 % de las cuales vive en situación de pobreza extrema, según datos oficiales, en su mayoría debido a que fueron desposeídas de sus tierras ancestrales durante la dictadura (1954-1989) y en la primera década de democracia.

En Guatemala la población indígena conforma aproximadamente la mitad y se concentra en los departamentos de Totonicapán (98,3 %), Sololá (96,4 %), Alta Verapaz (92,9 %), Quiché (88,8 %), Chimaltenango (79 %) y Huehuetenango (65,1 %).

Guatemala es un país multicultural y plurilingüe compuesto de cuatro grandes culturas: Maya, Xinca, Garífuna y Ladina (mestiza), y en su territorio conviven 25 comunidades lingüísticas.

 

"Rendimos tributo a nuestro compañero de todos los días”

Paraguay escribió hoy una nueva página del Libro Guinness de los Récords con la ronda del tereré, el popular mate frío, más grande del mundo, que reunió en Asunción a 1.332 personas, más de las 1.000 que se necesitaban para hacer historia.


Fuente: EFE

"Mil personas eran necesarias, ustedes lograron una cifra oficial de 1.332 personas", dijo el fiscalizador de Guinness World Records encargado de verificar el evento, Carlos Tapias, al anunciar el hito paraguayo.

Los participantes comenzaron a llegar al Parque del Bicentenario, cerca del Congreso y de la Costanera de Asunción, antes de las 9 de la mañana hora local.

El cielo encapotado y unas ligeras gotas no fueron inconveniente para que los paraguayos acudieran a esta cita con sus termos vacíos, como indicaba la organización, sus guampas, nombre que recibe el vaso en el que se bebe el tereré, y sus bombillas, la caña con la que se sorbe esta bebida.

En la entrada del recinto, se vendían yuyos, hierbas que se le añaden al mate, y chipas, uno de los alimentos típicos del país, para amenizar la espera hasta la apertura de puertas.

Mientras, dentro del parque los verificadores recibían instrucciones del fiscalizador oficial y se preparaban los kits para batir este récord.

Los asistentes recibieron al entrar el 'tereré rupá', alimento que se toma con esta bebida, bolsitas con la yerba mate, y 400 mililitros de agua para rellenar sus termos.

Poco a poco, las sillas colocadas en círculo se fueron llenando de paraguayos de todas las edades y de diferentes partes del país dispuestos a superar esos 1.000 participantes necesarios para alcanzar el récord.

La actividad, cuyo comienzo estaba previsto para las 11 de la mañana hora local, se demoró cerca de una hora por problemas en el abastecimiento del 'tereré rupá', pero los paraguayos pasaron la espera al ritmo del folclore popular y con proclamas de reivindicación del tereré como bebida originaria del país.

Una vez resuelto este contratiempo, un cronómetro proyectado en la pantalla del escenario marcó el inicio de los 15 minutos que duró esta ronda de tereré.

Así, como hacen en su día a día, los paraguayos prepararon su bebida, reconocida por ley como Patrimonio Cultural y Bebida Nacional, y conversaron mientras se pasaban sus guampas bajo la mirada de los verificadores.

Pasado ese cuarto de hora, el resultado final se hizo esperar cerca de una hora, hasta que se hicieron todas las comprobaciones pertinentes y el fiscalizador de Guinness World Records salió al escenario para anunciar que, "después de haber verificado la información con testigos", la ronda del tereré marcaba un "nuevo récord mundial".

El organizador del evento y presidente de la Asociación Tereré Paraguay Mba'e, Roberto Servín, explicó en declaraciones a Efe que "el tereré es propiedad paraguaya", por lo que esta iniciativa era un "homenaje" a las costumbres nacionales.

"Rendimos tributo a nuestro tereré que tenemos como compañero todos los días", apuntó Servín, quien añadió que en el país existen más equipos para tomar tereré que personas.

A pesar de que el tereré es una bebida típica paraguaya, el consumo de yerba mate es tradicional en la región y ya existía el precedente de una mateada en Argentina, que "no se llegó a concretar por falta de evidencia", según el organizador de la ronda de tereré.

El evento también provocó malestar en algunos paraguayos, ya que la inscripción costaba 20.000 guaraníes, unos 3,5 dólares según el tipo de cambio actual, aunque desde la organización matizaron que esta entrada servía para facilitar el recuento de las personas.

 

Gestión de Paraguay sobre derechos étnicos atrae a Guatemala

El modelo de gestión sobre los derechos étnicos en Paraguay y el peritaje cultural han despertado el interés de Guatemala que pretende imitar el modelo paraguayo en su legislación, informó el Ministerio Fiscal en un comunicado.


Fuente: EFE

Para ello, la Comitiva de la Coordinadora de la Modernización del Sector Justicia de Guatemala visitará Paraguay la próxima semana y participará el lunes en el conversatorio “La justicia intercultural en el Paraguay”.

La titular de la Dirección de Derechos Étnicos del Ministerio Público, Dora Penayo, explicó que la Fiscalía paraguaya es “la única institución del país con una dirección que abarca los derechos de los indígenas” y la delegación guatemalteca, encabezada por la fiscal general de Guatemala, Thelma Aldana, quiere conocer estas políticas.

“Ellos desean insertar la experiencia paraguaya en su legislación. Asimismo, se mostraron interesados en observar peritaje cultural que realiza la dirección”, añadió.

Penayo intervendrá en el conversatorio del lunes para hablar sobre la función y el sistema de trabajo de la Dirección de Derechos Étnicos.

El evento también contará con la participación del secretario ejecutivo de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay, Óscar Ayala, quien expondrá el marco penal de derecho indígena en el Paraguay.

La directora de Derechos Humanos del Ministerio Público, Clara Rolón, se referirá a las denuncias internacionales contra el Estado paraguayo con relación a pueblos originarios, mientras que el fiscal adjunto de Derechos Humanos, Ricardo Merlo, dará a conocer los hechos punibles de Derechos Humanos contra indígenas.

La población indígena en Paraguay asciende a unas 120.000 personas, 76 % de las cuales vive en situación de pobreza extrema, según datos oficiales, en su mayoría debido a que fueron desposeídas de sus tierras ancestrales durante la dictadura (1954-1989) y en la primera década de democracia.

En Guatemala la población indígena conforma aproximadamente la mitad y se concentra en los departamentos de Totonicapán (98,3 %), Sololá (96,4 %), Alta Verapaz (92,9 %), Quiché (88,8 %), Chimaltenango (79 %) y Huehuetenango (65,1 %).

Guatemala es un país multicultural y plurilingüe compuesto de cuatro grandes culturas: Maya, Xinca, Garífuna y Ladina (mestiza), y en su territorio conviven 25 comunidades lingüísticas. EFE

 

Murió un policía por un supuesto disparo accidental en la pierna

En extrañas circunstancias falleció anoche un suboficial en Ybycuí, tras supuestamente haber disparado accidentalmente su arma reglamentaria. La bala afectó la arteria femoral izquierda y nada se pudo hacer para salvarle la vida.

El hecho ocurrió alrededor de las 20:50 de ayer sábado en la ciudad de Ybycuí, donde resultó víctima fatal el suboficial primero Rodolfo Vargas Casco, quien supuestamente estaba manipulando su arma reglamentaria cuando accidentalmente la disparó contra su propio muslo.

Al momento del trágico episodio se encontraban con él el suboficial primero Jorge Antonio Vázquez y una joven de 20 años de nombre Jéssica Franco Carballo, según informó a la 970 AM el oficial primero Óscar Rolón, de la comisaría 16ª de Ybycuí.

Bomberos voluntarios acudieron al rescate y observaron que ya había perdido mucha sangre. La víctima fue trasladada al Hospital de Ybycuí, donde le practicaron la reanimación por espacio de 15 minutos, sin embargo, no lograron el objetivo.

El forense Luis Ferreira diagnosticó como causa de muerte un shock hipovolémico agudo por herida de arma de fuego, que compromete arteria femoral izquierda.

Ambos policías estaban fuera de servicio ayer y se presume que compartieron una ronda de tragos, luego de participar de una carrera de caballos. Esta mañana se le realizará una extracción de sangre a los acompañantes para determinar el grado de alcohol en la sangre.