Gobierno filtró datos clave a grupo narco de Sebastián Marset

Reveladoras conversaciones en informes de inteligencia muestran cómo el Gobierno protege estructuras del narcotráfico, gracias a informaciones privilegiadas desde los organismos de seguridad del Estado. Uno de los considerados capo narco más buscados por el Brasil está vinculado al también sindicado narcotraficante Marcus Vinicius, amigo del ex ministro de Senad e Interior Arnaldo Giuzzio, verdaderos fantasmas en reportes antinarcóticos. Transcripciones de escuchas revelan conexiones con altas autoridades y en una de ellas queda identificada cómo y por qué el “Jefe Mayor” ordenó el crimen del empresario Mauricio Schwartzman.


Fuente: La Nación

Unidad de Investigación

 

Nación Media

 

Las transcripciones de las escuchas telefónicas realizadas en el marco de la operación A Ultranza Py a supuestos miembros de clanes de narcotraficantes dejan en evidencia la cercanía que tienen actores claves del Gobierno con el crimen organizado. Reveladoras conversaciones muestran cómo se filtraban datos de investigaciones al esquema del uruguayo Sebastián Marset, con tentáculos en la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), Ministerio del Interior, y hasta el Palacio de López. (ver infografía).

No se puede dejar de mencionar la conexión que logra realizar la Policía Nacional en el operativo Smart entre Marset y Lindomar Reges Furtado, este a su vez vinculado a Marcus Vinicius Espíndola Marqués de Padua, ambos considerados narcos de la pesada en el Brasil. En el caso del segundo, en medio de favores al ex ministro de la Senad y del Interior Arnaldo Giuzzio, estaba en plan de ser proveedor del Estado.

 

Una de las primeras filtraciones ocurre en la misma Senad el 12 de marzo del 2021, ya con Zully Rolón como ministra, y que según el reporte de la Unidad de Inteligencia Sensible (SIU) de la institución, una presunta narcoavioneta que debía bajar con una carga de cocaína en Presidente Hayes, fue alertada segundos antes de que la aeronave toque tierra.

 

Uno de los hechos relevantes en medio del informe es que Marset cae detenido en Dubái el 10 de setiembre del 2021, y es la primera vez que los de SIU logran interceptar una escucha telefónica donde él mismo se comunica.

 

En medio del problema, las transcripciones detallan otro aviso de pesquisa a los narcos, esta vez del Ministerio del Interior, época en que Giuzzio estaba como ministro. El secretario y administrador de la organización José Estigarribia se entera e informa a Marset (el jefe) que en el Ministerio del Interior (administración Giuzzio) lo están investigando.

 

Agrega que habló con alguien que es allegado a Velázquez, el vicepresidente, le comentó que ahora no hay gente que pueda ayudarle a Sebastián.

 

En otra comunicación, aclara cuál es la unidad: En Paraguay el Comando Tripartito está investigando a Sebastián, lo que sabe es que no tienen nada en contra de él.

 

Es decir, la organización de Marset tenía acceso a información clasificada que alertaba de una investigación y escuchas en su contra, porque una de sus secretarias en otra parte del informe de A Ultranza Py revela que el jefe ya no se comunica con nadie por seguridad.

 

Y como si faltaran aún más detalles reveladores, en las escuchas telefónicas los operadores de la organización criminal revelan que en esta misma estructura está el “Jefe Mayor”, que ordenó el crimen del empresario Mauricio Schwartzman, asesinado a balazos el 12 de setiembre del 2021 en Asunción.

 

“Merchi”, conversando con otra persona, comenta: “El ‘Jefe Mayor’ culpaba de manera directa a Mauricio Schwartzman de la detención de Sebastián Marsert en Dubái por problemas con su pasaporte, además de una lista de cosas que tenía en su contra”.

 

La identidad del “Jefe Mayor” de la organización de Marset no aparece en el informe de A Ultranza Py en el que tampoco se incluyó al sindicado capo narco Lindomar Reges, vinculado a Marcus Vinicius, amigo de Giuzzio. Lo que quedó claro es que la Policía logró conectar a Marset (el jefe) con el brasileño Lindomar, registrando dos reuniones entre ambos, lo que apunta a una probable limpieza en el informe de la Senad.

 

 

Salud cierra Operativo Caacupé con más de 9.000 personas asistidas

Más de 9.000 personas fueron asistidas en los puestos habilitados por el Ministerio de Salud en el marco del Operativo Caacupé. Ampollas en los pies, dolores musculares e hipertensión son algunas de las afecciones más comunes.

En una conferencia de prensa brindada al término de la misa central, el viceministro Hernán Martínez confirmó que, hasta el último corte de esta mañana, se brindaron en total 9.364 atenciones en los puestos móviles habilitados por la cartera sanitaria.

La cantidad más alta de personas atendidas se registró entre el 7 y el 8 de diciembre, fechas que también tuvieron una mayor afluencia de peregrinos, con 5.520 pacientes, de acuerdo al informe.

Te puede interesar: En Caacupé destacan logros de deportistas y artistas: “Si se quiere, se puede”

Las afecciones más comunes fueron ampollas en los pies, dolores musculares, dolor de cabeza e hipertensión arterial, sin que se hayan tenido episodios graves. Igualmente, se reportó el fallecimiento de un hombre de 82 años a causa de un infarto.

La doctora Leticia Pintos, directora de Redes y Servicios de Salud, mencionó que en las últimas 24 horas unos 4 pacientes fueron internados en el Hospital Regional de Caacupé. Los mismos ya están en planes de recibir el alta médica tras una mejoría en su estado de salud.

Leé también: En Caacupé dan tirón de orejas a Marito: endeudamiento y rapiña de fondos del IPS

El director del SEME, José Otaño, comentó igualmente que realizaron en total 178 servicios, con 51 pacientes que fueron derivados al hospital local y 121 casos que fueron resueltos en los puestos de salud.

Durante estos días se brindó atención y asistencia médica a 86 mujeres y 76 hombres, indicó. Asimismo, hubo derivaciones de 2 lactantes, 13 menores de 5 años y 42 adultos mayores de 60 años.

Recuerdan a secuestrados por EPP, a Pecci, Vita Aranda y otras víctimas del crimen organizado

Durante el multitudinario encuentro religioso en Caacupé, la Iglesia Católica recordó a las víctimas del crimen organizado y los secuestrados por el grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), al momento de exigir nuevamente a las autoridades mayor seguridad y justicia.

El obispo de Caacupé, monseñor Ricardo Valenzuela, advirtió este jueves que la vida humana corre constante riesgo ante la incursión del crimen organizado que delinque impunemente bajo el amparo de poderosos patrones.

Recordó que los mafiosos asesinaron al fiscal Marcelo Pecci fuera del país como si fuera un crimen común, dejando destrozada a una familia y obstruyendo la investigación fiscal sobre el lavado de dinero y otros crímenes conexos al narcotráfico, el tráfico de armas y otros delitos de gran envergadura. “Si no fuera por el gobierno donde ocurrió el crimen, el caso, probablemente, seguiría sin resolverse. Pero, por fortuna, la investigación sigue su curso”, acotó.

También citó que fueron asesinados el Intendente de Pedro Juan Caballero, José Carlos Acevedo, y antes de él, su sobrina. Fue acribillado el octavo periodista en esa ciudad (Humberto Coronel). Perdió la vida una madre y exesposa de un futbolista en San Bernardino, refiriéndose a Vita Aranda. Y fue asesinado el exdirector de la Penitenciaría de Tacumbú, Óscar Daniel González Olmedo.

Mientras tanto siguen desaparecidos los secuestrados por la banda criminal del norte: Edelio Morínigo, Félix Urbieta y Óscar Denis sin que se note mucho esfuerzo oficial por rescatarlos, según cuestionó Valenzuela en su cuarta carta al pueblo paraguayo.

“Un conocido delincuente extraditado había expresado con mucha claridad: “El Paraguay es el paraíso de la impunidad”. Necesitamos justicia para todos; hagamos lo correcto con tiempo y no sigamos el ejemplo engañoso de otros países que entran por senderos sinuosos y se pierden por el camino”, remarcó.

Es noticia hoy: En Caacupé dan tirón de orejas a Marito: endeudamiento y rapiña de fondos del IPS

Respecto a la administración de la Justicia, el religioso expuso que todos fueron testigos de un reciente escándalo que afectó al más alto nivel de la Corte Suprema, “corrupción que es la punta de un sistema desfasado y poco confiable”. Así también, expuso que desde hace tiempo se habla de la poca confianza que genera el manejo de la Fiscalía General del Estado. Al respecto subrayó que se requiere la independencia de este organismo de los poderes fácticos para que realice su función con seriedad y ecuanimidad.

No queremos fiscales “gatillo fácil” que imputan sin tener una base seria de un supuesto delito; tampoco queremos fiscales complacientes con criminales y perturbadores de la paz pública. Los jueces deben ser personas honorables, dignas y respetables cuyas sentencias y veredictos lleven el sello de la legalidad y de la justicia. No queremos jueces que prevarican y que abusen de sus funciones o fragüen resoluciones a cambio de un puñado de peculio, por presión política o del narcotráfico o de personas que se dedican a estafar y expoliar bienes ajenos”, aseguró.

Añadió finalmente: “La administración de la justicia, tanto civil como militar, debe tener en cuenta que trata con el destino de personas, a veces, injustamente procesadas. Jesús también fue procesado en dos juicios injustos, el judío y el pagano, y fue condenado a muerte por un tribunal ilegalmente conformado”.

Hombre dispara contra el auto de su hija porque no acepta a su nueva pareja

El hombre disparó al vehículo de su hija, ya que no acepta la relación que la misma tiene con su actual pareja. El Ministerio Público solicitó la prisión preventiva del sindicado, debido a la gravedad de los hechos.

El fiscal Miguel Ángel Alvarenga presentó imputación contra de B.V.C., de 46 años, quien enfrenta cargos por violencia familiar y transgresión de la ley de armas, luego de disparar su rifle contra el vehículo de su hija.

El informe refiere que el hecho se produjo el 28 de noviembre del 2022, en el barrio San Pablo del distrito de Juan E. O’Leary, resultando víctima E.M.V.D., de 23 años.

Lea: Homilía centra mensaje en la familia como elemento fundamental de la vida social

La joven declaró que en esa ocasión se encontraba de visita en la casa de un tío, ubicada a pocos metros de la vivienda de su padre y, en un momento dado, subió a su vehículo para bajar algunas cosas, momento en que escuchó dos disparos de arma de fuego, uno de los proyectiles impactó en la parte trasera de su rodado, rompiendo la ventanilla.

La víctima inmediatamente descendió del rodado y se refugió en la pieza para salvaguardar su vida. Dijo que los disparos provenían desde un yuyal y, posteriormente, visualizó a su padre con el rifle en mano, aguardando por ella.

Seguidamente, el hombre le envió un mensaje de texto en el celular de su hija, advirtiéndole que estaría rondando nuevamente la zona y que se cuide de él, porque presuntamente no acepta la relación que la misma mantiene con su pareja actual.

Lea más: Condenan a 4 años de cárcel a conductor ebrio que protagonizó fatal accidente

Tras el hecho, la afectada radicó la denuncia en la comisaría en contra de su padre, manifestando que en reiteradas ocasiones sufrió maltratos físicos y verbales de parte del mismo.

Posteriormente, tanto ella, su madre y hermana se trasladaron hasta el departamento Central, ya que todas son víctimas de violencia y son amenazadas por el sindicado, quien días después fue privado de libertad.

El fiscal solicitó la prisión preventiva del imputado, considerando la gravedad de los hechos presuntamente cometidos.