Gremios cuestionan veto del Ejecutivo a proyecto que otorga preferencia a producción nacional

Distintos sectores cuestionaron el veto del Poder Ejecutivo al proyecto que pretendía aumentar el margen de preferencia a la producción nacional. Según sostienen gremios como la UIP y Cifarma, este rechazo se convierte en un golpe para el empleo y la industria local.

El viernes último, el presidente Mario Abdo Benítez decidió vetar el proyecto de ley que elevaba al 40% el margen de preferencia a favor de los productos y servicios de origen nacional en las compras públicas.

Varios sectores expresaron sus cuestionamientos tras darse a conocer esta determinación del Ejecutivo. Uno de ellos es el de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), que a través de un comunicado manifestó su oposición al rechazo del citado proyecto.

A criterio de este gremio, tanto el Poder Ejecutivo como el Equipo Económico Nacional han demostrado “no tienen interés en promover políticas públicas de desarrollo industrial, lo que seguirá evitando la generación de más empleos, permitiendo que se mantengan los altísimos índices de informalidad”.

Según sostienen los industriales, en todos los países los Estados otorgan preferencias en sus adquisiciones a la industria local para desarrollarla y mejorar los niveles de competitividad y empleo.

Igualmente, la UIP cuestiona el argumento esgrimido por el presidente Mario Abdo Benítez sobre los acuerdos internacionales asumidos previamente. Al respecto, afirma que “la invocación de estos acuerdos para vetar la ley constituye “un insulto a la inteligencia”, puesto que los mismos ni siquiera se encuentran en vigencia.

Otro de los sectores que manifestaron su rechazo al veto es el de la Cámara de la Industria Química Farmacéutica del Paraguay (Cifarma). Uno de sus representantes, Luis Ávila, manifestó al canal GEN que hasta ahora no se puede entender la dicotomía que hay en el Gobierno debido a las decisiones que ha venido tomando últimamente.

Asimismo, consideró que se sostuvieron “medias verdades” al hablar de que la ley de preferencia a la producción nacional podría generar mayores costos y que de promulgarse sería inconstitucional.

También mencionó la cuestión relacionada a los acuerdos internacionales y aseguró que, por ejemplo, el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea aún no está refrendado, lo cual implica a que sigue sin estar vigente para el territorio nacional.

Al igual que la UIP, desde Cifarma también apuntaron contra el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) no solo por la postura asumida ante esta situación sino por la falta de iniciativas que contribuyan a fomentar el empleo.

“No hay un solo mecanismo de inventivo y de apoyo a la industria nacional hasta este momento. Estamos endeudándonos, pero hasta este momento es el capital privado que está tratando de sostener los puestos de trabajo”, puntualizó Ávila.

 

Contagiado cuenta la experiencia de tener COVID-19: "A cualquiera nos puede pasar"

Juan Romero es uno de los miles de compatriotas que llegaron a padecer de COVID-19. El mismo decidió dar a conocer su experiencia a través de las redes sociales, de manera a concientizar sobre esta enfermedad y, principalmente, para relatar cómo se siente una persona que ha sido contagiada.

A través de su cuenta de Twitter, Juan Romero (@jgaror) tomó la decisión de dar a conocer públicamente los detalles sobre lo que él mismo describe como “la experiencia de padecer coronavirus en primera persona”.

Primeramente, cuenta que apenas conoció el resultado del test de COVID-19 al que se había sometido “no lo recibió de la mejor manera”. “Ese día, no se trataba de leer el tweet de Mazzoleni [o del MSP] y decir: “Hija de mil, cómo va aumentando la cantidad de contagiados”, cerrar la app de Twitter y volver a mi rutina. Ese día, uno de esos 30, 40, 100 casos positivos que aparecen en los informes diarios, era yo”.

Según menciona en su posteo, ni las estadísticas ni las fases de la cuarentena inteligente o las comparaciones entre la cantidad de infectados/fallecidos con los demás países de la región tienen relevancia alguna cuando el afectado es uno mismo.

“Una vez que recibís la confirmación, las dos primeras ideas que te surgen son: ¿cómo le comunico esto a mis contactos? y ¿será que le habré contagiado a alguno de ellos?”, reflexiona Romero, al tiempo de señalar que lo que más lo intranquilizaba era el pensar si llegó o no a contagiar a alguna de las personas con quienes tuvo contacto en los últimos días.

Si bien las manifestaciones del COVID-19 en su cuerpo fueron “moderadas”, afirma que “a nivel psicológico, hay una paz que se pierde; una incertidumbre que se instala; un sentido de culpa y de responsabilidad que no se termina de ir, hasta que todos tus contactos cercanos te comenten que tuvieron un resultado favorable; un constante cuestionamiento interno con respecto a “qué hice mal, por qué a mí”; una gran ansiedad, esperando a que todo el ciclo termine”.

Desde su experiencia, este usuario de Twitter realizó algunas reflexiones importantes, como la de dejar de usar la excusa de “la falta de insumos” para no cumplir con las medidas sanitarias recomendadas para evitar el contagio. “Si les tocara atravesar por la situación de tener que recurrir a los servicios de salud en el marco de la pandemia, pensarían varias veces antes de ir a un asado de confraternidad, a un viaje de fin de semana al interior, en donde sí estén en fase 4, o a festejos con gente que claramente no forma parte de su círculo más cercano”.

Asimismo, habló sobre la estigmatización que genera el haber tenido COVID-19 y puso como ejemplo el hecho de integrar un grupo de WhatsApp donde se realizan comentarios “que no aportan” o donde se cuenta “los chismes que les comentaron sobre lo que dicen acerca de la forma de contagio del caso positivo”.

“No crean que las personas con Coronavirus no sienten, al menos, un poco de responsabilidad por su entorno, por portar un agente biológico que puede estar dentro de él/ella sin desarrollar síntomas”, manifestó en otro tweet.

Romero también aprovechó la ocasión para hacer una crítica al sistema de salud, sugiriendo que el call center para autorreporte de síntomas brinde instrucciones claras y “no cambie de relato dependiendo del horario en el que se haga la llamada”, además de que se abandonen ciertos criterios como: “Tenés que tener más de 2 síntomas”, “el dolor de cabeza no es clave”, “ si no tosiste, no es”.

“Los actores políticos, ¡también basta! Si realmente tienen ganas de aportar al tema, que lo hagan con denuncias claras, que busquen aclarar situaciones como las de los resultados confusos. Pero, también cuiden mucho de que sus expresiones no sean usadas por algunos ciudadanos como excusas para, incluso, no creer en la existencia del virus. El mismo es real, circula entre nosotros”, manifestó.

Finalmente, instó a seguir cumpliendo con el lavado de manos, el distanciamiento social y el uso de tapabocas para evitar contraer el COVID-19, además de “bancarse” el proceso de toma de muestras si es que la situación lo amerita. “A cualquiera nos puede pasar, claro está eso, pero uno que ya vivió la experiencia de ser un caso positivo de Covid-19, más que nadie desea con toda la fuerza de su corazón que ninguna persona y por consecuencia, sus familiares, amigos, entorno laboral, etc., atraviesen por una situación similar”.

 

Reportan escasa donación de plasma por parte de recuperados de COVID-19

En la actualidad, existe una muy baja cantidad de recuperados del COVID-19 que se han acercado para realizar la donación de plasma, a fin de utilizarlo para el tratamiento de los pacientes internados. Desde el Centro Nacional de Servicios de Sangre (CENSSA) instan a realizar este gesto altruista en favor de otros compatriotas.

La doctora Elsi Vargas, directora del Centro Nacional de Servicios de Sangre (CENSSA), comentó a HOY que hasta el momento no han tenido una buena receptividad en lo que respecta a la donación de plasma de pacientes recuperados de COVID-19.

Según Vargas, pareciera ser que la gente aún es muy reacia, tal y como sucede con la donación de sangre donde atraviesan por la misma problemática. Por ello, aclara que cada uno tiene que ser consciente de que tiene en sus manos la posibilidad de ayudar a otros.

“Dependemos de la decisión de colaborar de las personas y de sus ganas de ayudar a otras, eso es imposible de conseguir a menos que el recuperado lo quiera”, manifestó.

Al respecto, puntualizó que la donación de plasma es voluntaria y tiene como principal requisito el haber tenido el virus del SARS-CoV-2 y posteriormente haber superado la enfermedad hasta convertirse en un recuperdo.

Aclaró que se trata de un procedimiento seguro, sin dolor y que existe un acompañamiento profesional en todo momento. Así mismo, se mantiene en todo momento la confidencialidad de la persona.

Cabe recordar que actualmente se está impulsando un ensayo experimental para utilizar el plasma de pacientes recuperados de COVID-19 con el fin de tratar a aquellos enfermos que se encuentran internados, de manera a contribuir en su proceso de recuperación.

Los requisitos principales para la donación de plasma son que hayan transcurrido 14 días desde de que la persona tuvo su segundo test de COVID-19 negativo (criterio para considerarla recuperada) y que se haga antes de los 30 días. Sobre este punto, la profesional aclaró que si es que pasó más de un mes ya no sirve el plasma.

Vargas también recordó que el plasma será utilizado con pacientes con COVID-19 que se encuentran internados y que aún no han pasado a un estadío más grave, dado que esto les será de ayuda para generar una respuesta inmune al virus.

Finalmente, instó a los recuperados a que puedan comunicarse al número (021) 205 840 del Programa Nacional de Sangre o a través de la fan page en Facebook Centro Nacional de Servicios de Sangre - Censsa. Asimismo, está disponible el email pnsangre2004@gmail.com y la web https://doymisangre.com.

 

Agua para el Chaco tras años de promesas: “Valió cada esfuerzo”, celebra Wiens

En la noche del sábado llegaron los primeros litros de agua potable desde la ciudad de Puerto Casado, Alto Paraguay, hasta la ciudad de Loma Plata, en el departamento de Boquerón a través del acueducto construido por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones.

El ministro del MOPC, Arnoldo Wiens, destacó a través de sus redes sociales este gran logro que significa un completo cambio en la vida de los habitantes

El acueducto consiste en una red de tuberías de 203 km construida desde Puerto Casado, donde se realiza la toma de agua cruda y una planta de tratamiento de primer nivel que capta las aguas del Río Paraguay y las transporta hasta Loma Plata en el Chaco Central. Allí se realizará la distribución hacia las colonias menonitas y a unas 84 aldeas indígenas de la zona, de manera a asegurar el acceso al agua potable a miles de compatriotas.

En general, esta obra garantizará el acceso a agua potable 80.000 compatriotas chaqueños.

Este es el logro más significativo después de 21 años de iniciativas y promesas. Este Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), logró transportar agua desde Rio Paraguay hasta su destino final, el Chaco central donde se han construido centros de distribución en Loma Plata, Neuland y Filadelfia y la comunidad indígena Pesempo'o.

Este es el primer objetivo cumplido: alimentar el centro de distribución de agua de Loma Plata.

En este contexto, el MOPC esta ejecutando las obras para la distribución del vital líquido, especialmente a comunidades indígenas. En esta etapa 3 del proyecto que está a cargo del Consocio Chaco, se deben hacer la distribución a ciudades menores, como: Villa Choferes del Chaco, Cruce Los Pioneros, Tte. Irala Fernández y comunidades indígenas periféricas de las ciudades de Filadelfia y Neuland; donde se proyecta la construcción de aductoras, redes de distribución y tanques elevados en las comunidades indígenas que serán beneficiadas.

Por su parte, el Consorcio Aguas para el Chaco está en fase de terminación de las obras complementarias, entre las que se destacan el tendido de fibra óptica a lo largo de los 203,512 km, alteo de camino y terraplén para accesos a zonas conflictivas como por ejemplo el Estero Yakaré, construcción de alcantarillados y construcciones de bloques de anclajes.