Guardia de seguridad habría robado y obligado a víctimas a practicarle sexo oral

Un hombre de 33 años que se desempeña como guardia de seguridad fue detenido por la Policía Nacional al presuntamente ser un asaltante que se aprovechaba de sus víctimas para abusarlas sexualmente.

El comisario Jorge Piñánez, jefe de la Comisaría de Luque, indicó a la 780 AM que el detenido fue identificado como Luis Carlos Ortiz, paraguayo de 33 años que se desempeñaba como guardia de seguridad de la firma Prosegur. El mismo, según la sospecha de los intervinientes, se dedicaba a robar y luego a abusar de sus víctimas.

Supuestamente el sujeto se ofrecía a llevar a mujeres que estaban en la parada de ómnibus hasta sus casas. Las víctimas confiaban en el hombre porque este estaba vestido de guardia de seguridad. El sospechoso las llevaba, asaltaba y sometía sexualmente al obligarlas a practicarle sexo oral.

Del poder del sospechoso, los agentes incautaron una motocicleta de la marca Taiga, un casco y una mochila de la empresa para la cual trabajaba, además de su uniforme de guardia.

El fiscal Daniel Centurión indicó que una de las hipótesis es que el hombre cometía el hecho y volvía nuevamente a la misma zona para buscar más víctimas. Varias serían de la ciudad de San Antonio y por el momento se tiene identificada a 13 mujeres.

De acuerdo con el relato de una de sus últimas víctimas, el hombre llegó y estacionó su motocicleta frente a su domicilio, en Luque. Ella lo habría confundido con un repartidor delivery que le traía un producto que había encargado, abrió la puerta y Ortiz ya la apuntó con un arma, exigiéndole que entregue su teléfono celular y también la habría obligado a que le practique sexo oral.

El teléfono robado a la mujer contaba con el sistema GPS (rastreo) por lo que pudo ser localizado, y a través de averiguaciones y testigos, lograron identificar al guardia de seguridad como el principal sospechoso.

 

Personas con discapacidad fueron instruidas en uso de máquina de votación

La Justicia Electoral realiza las tareas de divulgación en el uso de las máquinas de Votación y detalles del proceso electoral a distintas instituciones que asisten a las personas con discapacidad.

En esta oportunidad, las divulgaciones se realizaron en la Asociación Santa Lucía de la capital, donde la institución electoral puso a disposición las máquinas de votación y a sus funcionarios para que estas charlas obtengan el éxito requerido.

El Abog. Nery Velilla, coordinador general de la Dirección de Servicios Electorales, mencionó que desde la semana pasada se realizan las capacitaciones en distintas organizaciones como la Secretaría Nacional por los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad (SENADIS) y la Comisión Nacional de Personas con Discapacidad (CONADIS).

“Venimos trabajando primeramente, para explicar el sistema de votación que se implementará en las elecciones y por sobre todo el sistema del ‘voto asistido’ que se creó exclusivamente para las personas con discapacidad visual”, explicó.

Para el efecto, indicó que serán instaladas mesas de ayuda en todos los locales de votación que contarán con el kit que contiene un auricular y el acrílico en forma de teclado numérico, además del instructivo de cómo se realiza el procedimiento de votación utilizando estos materiales.

Cabe mencionar que las personas con discapacidad visual tienen la opción de ingresar al cuarto oscuro con una persona de su confianza y realizar el procedimiento del voto con ellos así como lo establece el Código Electoral.

Por otra parte, la Dirección de Servicios Electorales capacitó sobre proceso electoral y divulgó la utilización de la Maquina de Votación a jóvenes con discapacidad intelectual de la Asociación Síndrome de Down del Paraguay, el sábado 18 de setiembre.

La Justicia Electoral a través de estas charlas busca promover mecanismos de accesibilidad electoral a las personas con discapacidad con miras a las Elecciones Municipales.

 

Definición de tarifa: la "previa" a la gran negociación del 2023 y el escenario poco favorable

A estas alturas del año, el Consejo de Administración de Itaipú, integrado por miembros de Paraguay y Brasil, debe decidir el presupuesto de la entidad y el precio de la tarifa de la energía eléctrica para el siguiente periodo. Son varios los factores que influyen en esta definición, entre los cuales ahora se suma el componente climático. En los próximos días arranca una “previa” a la gran negociación con el vecino país en Itaipú, con la definición de la nueva tarifa para el 2022.


Fuente: La Caja Negra - Unicanal

Para entender de manera clara lo que se debatirá entre Paraguay y Brasil para el 2022 y luego el 2023, respecto a la tarifa de Itaipú, hay que tener presente cómo se compone la estructura del costo del servicio de electricidad de la hidroeléctrica binacional.

El Costo del Servicio de Electricidad de la Itaipú está constituido por: utilidad de capital (se paga interés a ANDE y Eletrobras por el dinero puesto para inicio de emprendimiento), resarcimiento de cargas de administración y supervisión, royalties, servicio de la deuda, gastos de explotación y saldo de la cuenta de explotación del ejercicio anterior. Todo esto se suma y se divide por la energía que se estima que pueda producir la central hidroeléctrica el siguiente año.

Es importante resaltar el componente principal de la estructura de la tarifa de Itaipú: la carga financiera, que se encuentra en un 62%. En ese sentido la deuda de la binacional orilla los USD 2.062 millones y ese monto bajará a USD 1.445 millones para el 2022, que implica una reducción del 30%. Mientras que para el 2023 la deuda por la construcción de la represa prácticamente desaparecerá al reducirse notablemente.

Si bien todo hace suponer que ya están los condimentos para fijar el precio de la tarifa de Itaipú, ahora se suma un nuevo parámetro de crisis que debe incluirse para esta definición. El problema con que se tropieza y dilata la decisión es la falta de lluvias que impide cubrir la energía garantizada y estimar la producción total.

Actualmente Itaipú está siendo más severamente afectada por la disminución de los caudales del río Paraná, esto repercute en la producción de la electricidad, por lo que este será un componente importante para fijar el precio de la tarifa para el año que viene.

En los siguientes meses ambos márgenes deben definir el futuro precio. Al no existir ningún acuerdo adelantado entre Brasil y Paraguay, la tarifa se reducirá de forma automática en el 2022.

Es una premisa de carácter imperativo que los negociadores paraguayos tengan una postura clara y firme ya con miras a la renegociación del Anexo C en el 2023, puesto que las disposiciones de dicho anexo deben ser revisadas después de transcurridos 50 años de la entrada en vigor del tratado, y este plazo se dará en el momento en que Itaipú cancele la totalidad de la deuda asumida para su construcción.

Al desaparecer este principal componente de la tarifa, permitirá dos posibilidades: reducir el precio de la electricidad o más bien mantenerla y derivar el excedente a las inversiones.

Entonces, surge la interrogante: ¿Paraguay debe jugarse por bajar o mantener la tarifa? Según el gerente técnico de la ANDE, Fabián Cáceres, al país no le conviene una disminución drástica de la tarifa, ya que se perdería la posibilidad de generar mayores ingresos. Además, la reducción del costo de la energía de Itaipú no tiene una relación directa con el precio del servicio que paga el usuario final.

¿Por qué no repercute en el precio de la ANDE?

Cáceres explica que hasta el 2019, la estructura de costos de la ANDE por el pago de energía era del 40 %. Posteriormente esto se redujo al 35 % mediante las inversiones en infraestructura y no por nada relacionado a la Itaipú. Si se redujera al 62 % la tarifa de Itaipú, eso a lo sumo repercutirá en un 25 % en la ANDE, lo cual a su vez tampoco se puede trasladar enteramente al usuario, ya que hay una necesidad de financiación de la entidad estatal.

Según coinciden los expertos paraguayos, con una reducción de la tarifa, el principal beneficiado será Brasil, el cual se lleva la mayor cantidad de energía eléctrica producida por la entidad binacional.

 

Dignificación salarial de médicos se estudia en Diputados

En la sesión ordinaria de la fecha, la Cámara Baja tratará el proyecto de dignificación salarial y horaria de médicos de los sectores público y privado. Además de los honorarios y la duración de las jornadas laborales, se prohíben los despidos mientras dure la emergencia sanitaria.

En su artículo 4º, el proyecto establece que carga horaria máxima no será mayor a las 12 (doce) horas semanales de trabajo por vínculo laboral para el profesional médico, independientemente a que sean nombrados o contratados y del orden de prioridad y complejidad del servicio prestado.

En cuanto a los honorarios, el artículo 5º estipula que no será menor a 3 (tres) salarios mínimos vigentes para actividades diversas no específicas.

El planteamiento también contempla la obligatoriedad del pago de horas extras y seguro de salud para los profesionales médicos independientemente al vínculo contractual establecido y tanto pertenezcan al sector público o privado en todo el territorio nacional.

PROHIBICIÓN DE DESPIDOS

Mientras duren las crisis sanitarias declaradas por el Gobierno, quedan prohibidos los despidos y las suspensiones de contratos médicos.