Hallan cuerpo de una niña en zona Terminal de Ómnibus

Dentro de una mochila fueron encontrados los restos de una menor de entre 12 a 13 años, en las inmediaciones de la Terminal de Ómnibus de Asunción. El cuerpo aun no fue identificado y lo trasladaron a la morgue para la autopsia.

El subcomisario Víctor Presentado, de la Comisaría 15 de Asunción, confirmó a Universo 970 AM que el cuerpo hallado dentro de una mochila pertenece a una niña indígena y que el estado de putrefacción data de al menos dos días.

“Desconocemos dónde ocurrió, tenemos solo datos preliminares y por disposición del fiscal de turno se trasladó a la morgue para la autopsia y la identificación”, comentó el subcomisario.

Las manos y los pies estaban atados y el cadáver se encontraba en posición fetal, sin embargo, a simple vista es imposible determinar si hubo heridas de arma blanca o de fuego.

Una vecina que fue a un patio baldío ubicado en las inmediaciones de la Terminal de Ómnibus de Asunción para arrojar basura, encontró la mochila que emanaba un olor nauseabundo y comunicó el hecho a la Policía.

El lago Ypacaraí podría secarse para siempre, ¿cómo lo salvamos?

Así es, el otrora ‘lago azul’ de Ypacaraí vive sus peores días. Un cuerpo acuático que supo ser el emblema nacional está en un estado crítico: advierten que si no se ejecutan acciones inmediatas, el lago solamente nos quedará en los recuerdos de Ypacaraí.

Una tarde calurosa en la ciudad de San Bernardino nos encontró con el magíster en hidrogeología Celso Velázquez, quien explicó cómo el lago Ypacaraí ha alcanzado la penosa situación por la que atraviesa. Además de los varios golpes propinados por nosotros mismos, los ciudadanos, la desidia de décadas por parte de las autoridades hizo que el antiguo lago azul, característica destacada que poseía, se transforme en un cuerpo tóxico y completamente negro que, además, está al borde del colapso total: que se seque para siempre.


“El problema principal del lago radica en sus afluentes, que casi ya no ingresan al lago. También están los otros arroyos que, por la excesiva urbanización, se van colmatando. Habían antes arroyos, pero ahora no existen más, solo cuerpitos son”, declaró Velázquez.

De un modo más coloquial, detalló: “cuando la naciente comienza a fluir hay una vegetación alrededor, lo cual impide que la boca vaya a taparse. Esa naciente siempre va a surgir, pero cuando uno saca toda la vegetación, empieza a rellenarse de la arena que tapa todo. Se transporta, sedimenta encima ha oñemboty. Entonces el arroyo dejó de fluir y el lago dejó de recibir agua.

Celso comentó que el lago recibe agua por parte de dos arroyos principales: el Yukyry y el Pirayú; este último se encuentra en mejor forma, ya que durante su recorrido hasta desembocar en el Ypacaraí no atraviesa grandes urbanizaciones. Todo el sistema de humedales (comúnmente conocidos como esteros) que existe alrededor de la cuenca del lago funciona como un filtro. Cuando el agua ingresa es retenida por los humedales que filtran el agua e ingresa limpiamente al Ypacaraí.

Cuenca del lago Ypacaraí y sus principales afluentes.

Según Velázquez, ese filtro natural ya no funciona y por ello se explica la abundancia de cianobacterias que contaminan al lago.

“Normalmente, las aguas que ingresan al lago Ypacaraí son filtradas previamente por los humedales, y salen limpias a través del río Salado hacia el río Paraguay. Pero, ese sistema de depuración no funciona porque, primeramente, la cuenca está muy contaminada; entonces, el humedal no aguanta, no soporta la cantidad de contaminante”, comentó.

“El lago perdió su capacidad de resiliencia y está a punto de morir debido al bloom de cianobacterias. El lago hizo metástasis porque cualquier cuerpo reaccionaría de la misma manera si le metés, en exceso, elementos tóxicos.”

“Los arroyos que proveen de agua al lago meten dos litros de agua y sacan cuatro, porque en la boca del río Salado había un sistema de contención natural que fue roto por los pescadores de la zona. Pero no inició allí, inició en 1995 cuando los pobladores de San Bernardino abrieron un sistema para el jet ski.

Retiraron todos los camalotales y entonces el agua del lago empezó a bajar. La represa de camalotes es natural y contenía el agua dentro del Ypacaraí”, relató Velázquez acerca de la depredación del ecosistema del Salado.

Posterior a esto se construyó el Muro de Meyer, el cual fue una solución momentánea, pero no sostenible para retener el agua del lago; ya que las corrientes de agua producen sedimentos y estos hacen que el mismo siga desbordándose. Imitando a un proceso de colmatación.

No obstante, Velázquez insiste que la solución no está en cargar más agua al lago, sino en recuperar la pureza de sus afluentes y que el proceso de subida se dé de manera natural y sostenible.

Evolución del estado del lago Ypacaraí a través de los años.

¿CUÁLES SERÍAN LAS SOLUCIONES?

Celso delimita las alternativas de recuperación del lago en tres: a corto, mediano y largo plazo. A las de corto plazo, él se refiere como acción de choque, deben ser instantáneas e implementadas lo antes posible para reanimar (en términos médicos) al lago Ypacaraí.

CORTO PLAZO: RESTAURAR EL ECOSISTEMA DEL LAGO

Inmediatamente, hay que hacer una intervención al lago: restaurar la barrera de camalotes, para que el agua que salga del lago sea menos, que se regule más; pero, “tenemos que ayudarle, porque solo no puede”, comentaba Celso.

La propuesta que Velázquez y un equipo propone es la de construir una barrera debajo del puente Luque – San Bernardino que no deje pasar a los camalotes que corren por el río Salado y que los mismos crezcan, ya que tienen un desarrollo excesivamente rápido. En uno o dos meses ya se extenderían lo suficiente.

Así se solía ver el lago desde el muelle de San Blás. Foto: santif3/Instagram.
Así se solía ver el lago desde el muelle de San Blás. Foto: santif3/Instagram.

Otra acción de impacto, que se estaría implementando prontamente, es la de colocar geobolsas en la ubicación del muro de Meyer. La idea es atajar el lago con estas bolsas para evitar que el agua no pase. Esta será la primera intervención que se tomará para restaurar la vida del lago, desde que se dio a conocer el bloom de cianobacterias en 2012.

MEDIANO PLAZO: REGULAR LA CONTAMINACIÓN DE LA CUENCA DEL LAGO

Velázquez relata que el MADES (Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible) es la institución que se encarga del control del vertido de todos los efluentes en la cuenca del lago y en cualquier parte del país.

Pero no cumplen con su rol como deberían de cumplir. En ese sentido, también, no pueden solamente sancionar, tienen que dar una solución.

“¿Qué se puede hacer? Se tiene que dar una oportunidad a las industrias que estén fuera de regla. ¿Cómo? Facilitando la construcción de plantas de tratamiento a las empresas que tengan dificultades para conseguirlas, con préstamos del Estado, y el diseño para la edificación de la misma. Es ahí donde el Estado puede ejercer la fuerza de la ley para aquellos que no cumplen con las pautas ambientales”, expresó Celso.

“Hay una desidia por parte del Estado para organizarse de esa manera y la gente se juega hacia ese lado (…) Todo el problema del lago es uno de salud ambiental. Al Estado le sale más caro tratar problemas de salud a causa del lago, que sanear el lago completamente.”

LARGO PLAZO: EDUCACIÓN

Celso Velázquez cree firmemente que la protección del lago será efectiva sí y solo sí se invierte en educación ambiental desde la infancia, para que -a futuro- la próxima generación mantendrá la sustentabilidad del lago que no es solo un tesoro nacional, sino que es uno de nuestros íconos más importantes de la historia y cultura paraguaya.

CDE: sicarios matan a dos personas en cancha sintética

Dos personas fallecieron y otras tres resultaron heridas, tras un ataque de sicarios en un local donde se alquilan canchas sintéticas. El hecho ocurrió en el barrio Santa Ana de Ciudad del Este.

Los fallecidos fueron identificados como Julio César Gómez (29) y Ariel Gómez, conocido como Pato. Los mismos recibieron varios disparos de arma de fuego. Ocurrió en la noche de este lunes.

Las víctimas fatales se encontraban en el predio de la cancha sintética “Universo”, ubicada sobre la Avenida Amado Benítez, del barrio Santa Ana de Ciudad del Este.

Además, se registraron tres personas heridas. Uno se encuentra internado en el Hospital de Traumas; otro en el Sanatorio Le Blac, y el tercero se encuentra en el sitio, por no ser de gravedad.

En cuanto a los autores del hecho, testigos hablan de que serían dos personas que se desplazaban a bordo de una motocicleta. Uno de ellos descendió con arma de fuego en mano y disparó hacia las personas que se encontraban en el lugar.

Nuevo pedido a Finlandia para el retiro del refugio a Arrom, Martí y Colmán

El Canciller Nacional, Antonio Rivas, reiteró este lunes al Gobierno de Finlandia que cancele el refugio que dispensó el pasado año a Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán. Los tres son requeridos por la Justicia paraguaya por el hecho punible de secuestro.

El Gobierno finlandés respondió en noviembre, un mes después de conceder ese asilo, que no tenía intención de intervenir en el caso de esas tres personas, quienes llegaron al país nórdico tras años en Brasil y gracias a las gestiones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur),

Al respecto, Rivas emitió la petición de Paraguay durante una reunión en Ginebra (Suiza) con su par de Finlandia, Pekka Haavisto, y con el Alto Comisionado de ACNUR, Filippo Grandi, según informó la Cancillería paraguaya.

En ese encuentro, Rivas solicitó a Haavisto revisar su decisión teniendo en cuenta la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), que desestimó una supuesta persecución política.

Ello de cara a proseguir el proceso judicial abierto en Paraguay y con las debidas garantías procesales que les otorgan las leyes paraguayas, según añadió la fuente.

Al mismo tiempo, Rivas expresó a Grandi el rechazo de Paraguay a las gestiones de ese organismo que derivaron en el refugio en Finlandia de los tres paraguayos.

Paraguay ya cuestionó con anterioridad el papel de Acnur en las gestiones de refugio a los tres paraguayos, primero en Uruguay y después en Finlandia.

Y recalcó que esa agencia de la ONU no había tenido en cuenta que su carácter de “prófugos de la Justicia paraguaya”.

Paraguay también ostenta como argumento el fallo de la CorteIDH a su favor por falta de pruebas.

Ello después de que Arrom y Martí acusaran al Estado paraguayo de torturas antes del juicio por el secuestro de María Edith Bordón, nuera de un exministro de Hacienda, en el que supuestamente estuvieron involucrados.

A raíz de esa sentencia de la CorteIDH, Brasil retiró el estatus de refugiado a los tres hombres, que consiguieron huir a Uruguay antes de que Paraguay lograra tramitar su extradición.