Imputan a dos hombres por hurto y reducción de un celular

El Ministerio Público imputó a dos sujetos que estarían implicados en un caso de hurto y reducción de un aparato celular.

El agente fiscal Jorge Noguera de la Unidad Penal Nº 2 imputó a Cesar Augusto Rodríguez Velásquez por la supuesta comisión del hecho punible contra la Propiedad – Hurto, y a Casto Cristhian Cabrera Franco por la supuesta comisión del hecho punible de Reducción.

Los antecedentes refieren que, efectivos policiales acudieron a pedido del sistema 911 hasta el Barrio Santísima Trinidad para verificar un hecho de Hurto en donde la víctima denunció que se ingresó a su vivienda, lo que derivó en el hurto de un aparato celular. Tras ser detenido el sujeto por la víctima, éste le manifestó que ya había vendido el aparato celular a Casto Cabrera Franco. Por lo que se procedió a la aprehensión de ambos en el lugar.

Tras la declaración indagatoria a dos personas por el hecho de reducción, ya que los mismos habrían comprado un celular Samsung modelo A51 que se denunció como hurtado el pasado 30 de diciembre del 2022, el representante fiscal procedió a las imputaciones.

Es noticia hoy: Crimen de menor en un motel: sospechoso sería procesado en Brasil

La agente fiscal Carina Seron lideró el trabajo de campo en coordinación con el Departamento de Investigación Criminal de la Policía Nacional, los fiscales solicitaron informes de los IMEI y el track del dispositivo móvil hurtado dando así con los presuntos compradores quieres en la indagatoria admitieron la compra pero agregaron desconocer el origen de dicho aparato.

El juez otorgó prisión domiciliaria para ambos sujetos, pese al pedido de la Fiscalía de prisión preventiva. Por lo que se apelará para que sea revocado con prisión preventiva ya que se cuenta con elementos suficientes para dicho acto.

Emergencia en Ñeembucú: rehabilitan cuatro vías para la circulación

Durante el pasado fin de semana, se llevaron a cabo importantes intervenciones destinadas a mejorar la transitabilidad de caminos en cuatro puntos críticos del departamento de Ñeembucú, en el marco de la emergencia vial. Mediante trabajos de perfilado de plataforma sobre tipo ripio y bacheo, se logró optimizar significativamente la accesibilidad en estas áreas.

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), en colaboración estrecha con la Gobernación del XII departamento y los municipios correspondientes, desplegó personal y maquinaria especializada para ejecutar estas labores de rehabilitación en los caminos rurales de la región.

El sábado pasado se realizaron trabajos de perfilado de plataforma sobre tipo ripio en el tramo que conecta Cerrito con Cruce Cerrito, con el respaldo activo del municipio local. Simultáneamente, en General Díaz, se llevaron a cabo operaciones de bacheo en las vías vecinales, en estrecha coordinación con las autoridades municipales.

Asimismo, durante ese mismo día, otro equipo se dedicó al perfilado de plataforma sobre tipo ripio, empleando tres motoniveladoras, en el trayecto desde Isla Ro’y hasta Villalbín, con destino a Desmochados. Además, se efectuaron labores de perfilado de plataforma en el tramo que abarca desde Islerias hasta Isla Umbú.

Estas acciones conjuntas entre el MOPC y los gobiernos locales son una respuesta directa a los desafíos generados por las intensas lluvias e inundaciones, que han dejado a muchas comunidades aisladas en esta parte del país.

Los caminos de tierra – que en Paraguay representan el 90% de nuestra red vial- desempeñan un papel crucial en el acceso a áreas remotas, el desarrollo agrícola y ganadero, el turismo y el control de inundaciones, lo que los convierte en una infraestructura vital en muchas comunidades rurales y suburbanas. Por lo tanto, mantenerlos transitables es esencial para el funcionamiento adecuado de estas áreas.

Es noticia hoy: Criptogranja en predio de político: transformador podría abastecer a 4 mil familias

Confuso incidente en el tránsito: discutieron con otro conductor y luego abandonaron su auto

Un conductor denunció que los ocupantes de otro vehículo lo persiguieron durante varias cuadras posterior a una discusión en el tránsito. Luego del incidente, acabaron abandonando el automóvil.

Un llamativo y confuso incidente en el tránsito se registró el último sábado en el barrio San Isidro de Ciudad del Este.

El hecho involucró a los ocupantes de un vehículo de la marca Toyota tipo Caldina color blanco, con chapa KAP 542, y a Casimiro Daniel Dávalos Britos (24), quien iba al mando de una camioneta Toyota Fortuner.

Te puede interesar: Cuatro personas resultaron heridas tras explosión de transformador

Según la denuncia radicada por Dávalos, el mismo circulaba sobre la rotonda del Área 1 cuando el otro automóvil le cerró el paso de manera repentina, lo cual propició el inicio de una discusión.

Tras este episodio, decidió continuar su trayecto por la avenida San José, aunque venía siendo perseguido por los ocupantes del Toyota Caldina, quienes volvieron a alcanzarlo en la plaza del barrio San Isidro.

Leé también: Caso niño asesinado al defender a su madre: detienen al tío, estaría involucrado

Una vez allí, volvieron a tener un nuevo altercado, ya con empujones de por medio. Al abordar su camioneta para retirarse del sitio, escuchó estallidos que serían de disparos de arma de fuego.

Una vez formalizada la denuncia del hecho, agentes policiales encontraron abandonado el vehículo Toyota Caldina, que no contaba con ninguna denuncia, menciona el informe de La Jornada.

Abuela y nieto fueron encerrados en panteón tras ser asaltados en el cementerio

Una abuela de 70 años y su nieto de 19 fueron víctimas de un asalto en el predio del cementerio de la ciudad de Capiatá. El delincuente además los encerró a ambos en el interior de un panteón y tiró la llave.

La comisario Rossana Amarilla, jefa de la Comisaría Octava de Capiatá, reportó que en horas de la tarde del sábado, una abuela de 70 años y su nieto de 19 fueron víctimas de un asalto en el cementerio de la ciudad.

Ambos fueron intimadas por un malviviente, quien tras consumar el robo de un celular, decidió encerrar a la mujer y a su nieto en un panteón y tirar la llave.

Amarilla indicó en entrevista con radio Ñanduti que los afectados fueron liberados por el encargado del cementerio, y horas más tarde, a través del relato de testigos, pudieron dar con el supuesto autor del hecho, identificado como Christian David Riveros, alias Ka´i , de 35 años de edad, quien estaba en las inmediaciones, aparentemente bajo los efectos de alguna sustancia. El mismo manifestó a la Policía que vendió el celular por G. 130.000, pero que desconocía quién fue la persona que lo adquirió.

Según la comisario, el hombre cuenta con frondosos antecedentes por tentativa de hurto, robo agravado, coacción sexual y una orden de captura pendiente.

Es noticia hoy: Criptogranja en predio de político: transformador podría abastecer a 4 mil familias