Incendio consume precaria vivienda en Ñemby: creen que siniestro fue provocado

Un incendio consumió una precaria vivienda ubicada en el barrio Guaviraty de la ciudad de Ñemby. Aparentemente, el siniestro fue provocado tras una discusión de pareja. Los implicados serían adictos a las drogas.

En la tarde de este jueves fue reportado un incendio que afectó a una vivienda en la ciudad de Ñemby. Al recibir la denuncia, acudieron al sitio bomberos voluntarios de la zona, de manera a controlar el fuego y hacer la evaluación de los daños. Las llamas consumieron gran parte de la precaria vivienda junto con ropas, muebles, electrodomésticos y las pertenencias de la familia. Vecinos de la zona indicaron que el siniestro tendría como trasfondo una discusión de pareja entre un joven y su novia, quien habría sido aparentemente la que inició el fuego. Según comentó uno de los pobladores a Universo 970 AM, la mujer le habría derramado kerosene a la casa tras una discusión y luego provocó el incendio. Se cree que ambas personas serían adictas a las drogas, de acuerdo a la información que se maneja en el barrio.

Conductor chocó a un motociclista y terminó en una garita sobre la Avda. España

Un accidente de tránsito se registró este mediodía sobre la Avda. España, frente al Colegio ASA, involucrando a un motociclista que fue embestido por un automóvil. El rodado terminó impactando contra una garita de una parada de ómnibus.

Cerca de la 12:00 de este jueves se produjo un accidente de tránsito sobre la avenida España en su intersección con la calle Augusto Roa Bastos, en inmediaciones del American School of Asunción (ASA). ​Según reportó a Universo 970 AM el subcomisario Jorge Báez, un motociclista, de nombre Lucas David Martínez Romero, que circulaba sobre España fue embestido por el vehículo de la marca Kia Río que también iba en la misma dirección. El rodado impactó por la parte posterior del biciclo y lo arrastró alrededor de 25 metros hasta terminar chocando contra una garita en una parada de ómnibus. Aparentemente, venía circulando a gran velocidad y perdió el control, según mencionó el cuñado de la víctima a la emisora radial. Tras el choque, el motociclista cayó al asfalto y quedó con serias lesiones, siendo trasladado de urgencia al Hospital de Trauma para recibir atención médica. El conductor manifestó a los oficiales intervinientes que no recordaba nada de lo sucedido puesto que quedó en estado de shock. El mismo iba acompañado de su hija de 4 años, quien viajaba en el asiento trasero. Al ser sometido a la prueba de alcotest, el automovilista dio negativo, confirmó el efectivo policial durante la entrevista.

Fiscal trata de desmarcarse del bochornoso operativo de la Senad

El fiscal de Asuntos Internacionales Manuel Doldán trató de desmarcarse del bochorno que hicieron los agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) al tratar de detener al narcotraficantes Lindomar Reges Furtado y dijo que él solo acompañó el procedimiento para darle legalidad, no participó de la parte operativa.

En una nota dada al canal GEN el fiscal dijo que los culpables de la fuga de Lindomar fueron los dos guardias del Paraná Country Club que les obstruyeron el paso, pero cuando se le consultó por la débil cobertura del perímetro donde estaba ubicada la casa del narco, el agente cambió el tono y ya más ofuscado dijo que él solo acompañó el operativo que la estrategia la organizaron los antidrogas, que eso es así. Doldán apuntó que viendo una simple serie de televisión uno ya sabe que la tarea de los fiscales es una y de los operativos otra, sin embargo no pudo explicar cómo es que si estaban buscando al tercer mayor narcotraficante del Brasil se hizo un operativo tan falto de tino, donde se demostró que Furtado se les escapó en la narices saliendo incluso por la entrada principal del Paraná Country Club. La versión que fueron dos guardias del condominio los que frustraron el operativo cayó por el suelo con el comunicado del Paraná Country Club que demostró que el narco se paseó en las narices de los antidrogas y luego huyó. Fiscal trata de desmarcarse del bochornoso operativo de la Senad Detalles: https://t.co/0HukNdWcmA pic.twitter.com/E1kCl0Dtew — Diario HOY Paraguay (@hoypy) February 17, 2022

El ‘insólito’ proceso judicial al que sometieron a ‘Nacho’ Masulli

Mónica y 'Nacho' Masulli, madre e hijo, fueron conocidos por la enorme solidaridad que brindaron durante inicios de la pandemia del COVID-19 en el país, a través de los miles de platos de comida entregados a familiares de pacientes internados. Sin embargo, no todo fue "color de rosa" en ese tiempo. En las últimas horas dieron a conocer lo que les ocurrió y les tocó sobrellevar por una intervención policial que desencadenó en un proceso de dos años.

Mónica Masulli, contó este viernes a través de su cuenta de Twitter, que en en julio de 2020, en plena pandemia, su hijo Nacho Masulli, llevó a sus dos perritas a la plaza que se encuentra a una cuadra del edificio en el que viven. En ese entonces, estaba vigente el decreto sanitario de no circulación entre las 22:00 horas y las 05:00 horas. La mujer señaló que “Nacho” salió con las perritas, poco antes de las 22:00 horas. Al rato, el joven llamó a su madre diciéndole que había sido detenido por la Policía Nacional. Los uniformados encargados del procedimiento le informaron a la mujer que estaba en “falta al deber de cuidado” del menor al dejarlo en la vía pública después de las 22:00 horas. “Tratando de asimilar todo, increíble me parecía, me disculpo, les pido amablemente disculpas y les comento que solo fue a que las perritas hagan sus necesidades y volvía. Y que se le pasaron 5 minutos”, siguió el relato de Mónica Masulli. Para su sorpresa, los policías le indicaron que debían llevarla a la Fiscalía. Sin embargo, ella llamó a una abogada, quien le manifiesta que los uniformados no tenían motivos para trasladarla, sino que tenían que labrar acta y listo. “Dos horas estuvimos, vecinos mirando por los balcones y ventanas, patrullera con luces encendidas sin descanso. DELINCUENTES éramos. Firmamos acta (que no decía todo tal cual pero después de dos horas y una cena quemada era todo lo que aguantamos). Se van”, agregó. Cuando todo parecía olvidado, en la primera semana de febrero de este año, Mónica recibió la llamada de una ujier para entregarle una citación por una causa abierta contra contra su hijo por transgresión a la Ley de Delitos Contra el Medio Ambiente. “Nacho” tuvo que ir hasta el Palacio de Justicia, para una evaluación psicológica, con una profesional que según lo manifestado, no sabía ni el motivo de la causa. “Mi familia (énfasis en mi hijo) estamos más que comprometidos con el país. Siempre damos todo lo mejor que podemos para ayudar, colaborar, construir. Nos comportamos bien, trabajamos, somos personas de bien. Esto que tuvimos que pasar por SACAR PERRITAS A HACER SUS NECESIDADES…no tiene justificación”, lamentó Masulli. Mónica subrayó que decidió contar la historia ahora, al terminar el proceso, por miedo a represalias. “DE LAS PEORES EXPERIENCIAS DE MI VIDA” “De las peores experiencias de mi vida, salí del palacio de justicia llorando de impotencia. Estuve más de una hora hablando con una psicóloga poco capacitada, que a toda costa trataba de entender que estaba tan mal en mi vida por eso era un delincuente”, contó el joven Nacho Masulli. “Como me hacía preguntas familiares en un momento le conté que mis padres están separados y que vivo con mi mamá y su novio. De ahí surgieron suposiciones suyas como que me tratan mal en casa, que no me prestan la suficiente atención, que tengo algún tipo de trauma por la separación de mis padres, que me molesta el hecho de que el novio de mi mamá viva con nosotros, entre otras”, siguió. Dijo además que la profesional que le estaba realizando la evaluación efectivamente no estaba enterada de la causa judicial que el joven enfrentaba. “El reclamo no va porque me consideré por encima de la ley o de aquel decreto, va por lo mal manejada que está la situación y por lo triste que es ver cómo se “ocupan” de este tipo de “delitos contra el medio ambiente” mientras tantas otras causas quedan impunes”, aseveró “Nacho”. “Amo mi país pero nunca en mi vida tuve tantas ganas de salir corriendo”, enfatizó. Tanto “Nacho” como su madre Mónica, fueron reconocidos durante gran parte de la pandemia del COVID-19 por sus labores a favor de los familiares de pacientes internados, entregando miles de platos de comida.