Internos de Asunción podrían volver a cobrar G. 3.300 desde el miércoles

Mañana vence el plazo de gracia con las empresas que operan buses internos en Asunción. Los transportistas alegan que el municipio no hizo las gestiones para cobrar el subsidio, por lo que el pasaje volvería a G. 3.300 desde el miércoles.

​Durante una conferencia de prensa desarrollada este lunes, el concejal Elvio Segovia y representantes de los empresarios de transporte denunciaron que la Municipalidad de Asunción hasta el momento no cumplió con su parte del acuerdo.

Puntualmente, denunciaron que la intendencia no hizo las gestiones pertinentes ante el Viceministerio de Transporte para que las empresas que operan con buses internos en la capital cobren el subsidio.

Cabe recordar que, tras un sorpresivo aumento del precio del pasaje a G. 3.300, el municipio había logrado un acuerdo con los transportistas para lograr que la tarifa vuelva a ser de G. 2.300, inicialmente durante 15 días.

Este martes 21 de septiembre vence el plazo establecido y los empresarios de transporte sostienen que hasta el momento no hay ningún indicio de que vayan a recibir el subsidio.

En vista a ello, advirtieron que probablemente el pasaje en los buses internos de Asunción volvería a G. 3.300.

MUNICIPIO DESMIENTE SUBA DEL PASAJE

Wilfrido Cáceres, jefe de Gabinete de la Municipalidad de Asunción, en entrevista con Radio 1000 desmintió la versión sobre la supuesta suba del pasaje en los internos de la capital.

El mismo adelantó que las conversaciones con el Viceministerio de Transporte se encuentran avanzadas para permitir que las empresas permisionarias sean incluidas en el Consejo Nacional de Tarifa del Transporte Público, a fin de que puedan cobrar el subsidio.

“Desconozco ese tipo de manifestaciones ni quién las haya hecho”, indicó a la emisora radial.

 

Senador Arévalos y director de Aduanas comparecen ante comisión del Congreso

La Comisión Anticontrabando del Senado convoca al senador Martín Arévalo y al director de Aduana Julio Fernández, a fin de que den sus versiones sobre las acusaciones de tráfico de influencias y robo de mercaderías que pesan contra ambos respectivamente.

A las 14:00 debe presentarse el legislador colorado Martín Arévalo y a las 15:00 el director de Aduanas, Julio Fernández.

Ambos tendrán la oportunidad de dar sus descargos sobre las acusaciones que se lanzan mutualmente, sobre tráfico de influencias y supuesto robo de mercaderías.

En seguimiento al mismo tema, este miércoles se prevé otra reunión, pero con las instituciones involucradas en la lucha anticontrabando. Luego de finiquitar estas dos actividades, se elevará un informe al pleno del Congreso.

A partir de entonces se determinará si impulsan o no un pedido de pérdida de investidura del senador Arévalo y una interpelación al director de Aduana, Julio Fernández.

Julio Fernández, presentó una denuncia por tráfico de influencia contra el senador colorado Martín Arévalo, por intermediar en la designación de funcionarios en puestos claves.

Posteriormente, Arévalo desmintió las acusaciones y con capturas de pantallas y hasta audios de Whatsapp, sostuvo que fue Fernández quien utilizó sus influencias para hacer pedidos a favor de funcionarios y hasta lo acusó de robo de mercaderías incautadas.

 

El "abogado Leopardo" y otras cuatro personas serán imputadas

El fiscal Marcelo Pecci, anunció que las cinco personas detenidas ayer en el bañado Tacumbú de Asunción, con armas de grueso calibre y de guerra, serán imputadas.

El incidente se dio ayer y entre los detenidos estaba el mediático Venancio Valentín Domínguez, conocido como el "abogado Leopardo”, cuando vecinos solicitaron la presencia policial debido a que un grupo de personas estaban haciendo disparos al aire, cuando llegó la policía opusieron resistencia, pero finalmente se entregaron y fueron detenidos.

Ya en sede policial se descubrió que Domínguez estaba entre el grupo y del poder de ellos se requisaron un fusil de guerra M4, una pistola Glock, dos revólveres 38 y 22. Por eso el fiscal Pecci dijo que van a ser imputados, ya que ninguno tenía permiso de tenencia y además la tenencia de un fusil es de uso prohibido para civiles.

En su descargo Venancio Domínguez dijo que portaba una pistola Glock y que tiene tenencia, además señaló que llegó al sitio para saludar a sus conocidos, cuando llegó la policía. “Estuve en el lugar en el lugar y la hora no indicada”, dijo.

Sin embargo para el fiscal Pecci, acá se tienen que hacer muchos cruces más de información para llegar al fondo de la cuestión. Se van a hacer cruce de información de los teléfonos celulares, también comparación de balística Ibis, para saber si esas armas no fueron utilizadas en otros hechos delictivos.

 

Capturan a tres de los cuatro detenidos que se fugaron de la comisaría

La Policía Nacional logró recapturar a tres de los cuatro detenidos que se fugaron esta madrugada de la comisaría 2° de Fernando de la Mora, luego cortar uno de los barrotes del calabozo donde se encontraban recluidos.

Los recapturados fueron identificados como José Armando Olazar, Diego Nicolás Blanco y Guillermo Agüero. En tanto, Blas Antonio Lesme Arriola (alias Rubio) continúa con paradero desconocido. Todos cuentan con frondosos antecedentes penales.

Según los datos, Olazar estaba detenido por hurto agravado, robo y coacción grave; Agüero por hurto y violencia familiar; Blanco por microtráfico, reducción, robo, hurto agravado y orden de remisión; y Lesme por reducción, robo agravado, hurto agravado y tenencia de estupefacientes.

Cabe mencionar que los detenidos lograron escapar esta madrugada luego de cortar uno de los barrotes del calabazo de la citada dependencia policial. Los mismos aguardaban ser derivados a alguna penitenciaría del país.