Jueza falló a favor de paciente con Covid por 'derecho a la vida': Salud pagará G. 130 millones

La jueza penal de Garantías de Fernando de la Mora, Nancy Carolina Duarte, explicó los argumentos del amparo mediante el cual se ordena al Ministerio de Salud a pagar los gastos de terapia intensiva a favor de Francisca Cohene, paciente de Covid que lastimosamente días atrás falleció y sus familiares quedaron con una deuda de G. 130 millones.

“El esposo de una internada de un sanatorio privado presentó el amparo ante la imposibilidad de pago de una deuda, que era millonaria, y solicitaba que el Estado se haga cargo de los gastos del tratamiento. El juzgado sustanció el amparo e hizo lugar a lo peticionado porque el derecho a la salud y la vida está consagrado en la Constitución”, explicó la jueza Nancy Carolina Duarte al canal GEN.

La magistrada indicó que durante el proceso Salud Pública alegó que la paciente era asegurada de un seguro privado y que por lo tanto “el Ministerio no tenía nada que ver” en este caso, pero el sanatorio privado contestó que el Ministerio de Salud se hizo cargo de la paciente desde el 31 de marzo, teniendo en cuenta del convenio suscrito para que el Estado corra con los gastos de los internados en el sector privado.

En ese sentido, en el expediente consta que los familiares de la paciente, al décimo día de internación, comunicaron a las autoridades que buscaban cama en un hospital público y recurrieron al SEME para conseguir una alternativa porque no podían cubrir los gastos de medicación en el sanatorio privado. Este informe formó parte del argumento de la jueza para hacer lugar al amparo.

Resolución del amparo para que Salud pague deuda de internado en sanatorio privado by Brian Vicésar on Scribd

ANTECEDENTES

El abogado Robín Miranda en representación de Isidro Tomás Casco Paniagua, de profesión mozo, recurrió a través de un amparo a la justicia para que el Hospital Universitario le siga brindando atención médica y corra con los gastos de la paciente Francisca Cohene de Casco, esposa de su representado.

Esto se dio luego que el hospital se negó a seguir dando atención a la mujer porque la familia ya no tenía dinero, entonces el abogado Miranda planteó el amparo.

La paciente estaba internada desde el pasado 15 de marzo y el lunes 5 falleció, pero el mismo día la jueza Duarte falló a favor del recurrente. Según el abogado Miranda en el hospital no le quisieron entregar el cuerpo de la mujer a su esposo sin antes firmarle un pagaré de G. 130 millones, pero con el amparo en mano lograron retirar el cadáver sin firmar el documento.

De esta manera, este caso sentó un precedente para que más familias puedan recurrir a la justicia para que el Estado pague los gastos de la internación en los hospitales privados.

 

Audio revela: ante ausencia del Estado, familias se ‘desangran’ en sanatorios privados

Luego de que la Justicia ordenara al Estado pagar gastos de una paciente con Covid-19, fueron apareciendo más casos de personas que tienen internados a sus familiares en los sanatorios privados y pasan horas de angustias al ascender por las nubes los gastos médicos. Se dio a conocer un audio mediante el cual se expone la forma en que se reclama el pago de una millonaria deuda por la internación.

El abogado Robín Miranda dio a conocer otro caso de una persona internada en un sanatorio privado, cuya deuda por la asistencia médica ascendía a 117 millones de guaraníes hasta el lunes pasado.

En una grabación de la llamada realizada por una trabajadora del área de Tesorería de un sanatorio capitalino se escucha que informa a una mujer del monto de la deuda por la internación de su esposo y que en el centro de salud tenían una garantía en cheque de 60 millones de guaraníes que había sido presentado por la misma.

“Como el estado de cuenta está un poco elevada, no sé si usted autoriza para que podamos realizar el ingreso de ese cheque”, le consultó la funcionaria. Sin embargo, la familiar del internado indicó que por la situación de emergencia le habían prestado nada más el cheque y que no quería perjudicar a esa persona que obró de buena fe al brindarle una ayuda.

En otro momento la trabajadora explicó que el sanatorio cobra 4 millones de guaraníes por día por la terapia en la habitación más básica.

Al preguntarle sobre el convenio de los privados con el Ministerio de Salud, la funcionaria indicó a la ciudadana que ese trámite debe hacerlo por su cuenta y no se hace desde la parte administrativa del sanatorio. “Aquí no manejamos lo que es el tema del ministerio, directamente el familiar gestiona ante el ministerio. Si necesita historial del paciente o constancia de la internación, si le podríamos estar facilitando”, refirió.

La angustiada mujer reconoció durante la charla que le va a ser imposible alcanzar el elevado monto, por lo que necesariamente deberá pedir ayuda al Estado.

Posteriormente, la encargada de la Tesorería invitó a la ciudadana a acercarse para hacer un pago parcial para no tocar el cheque ingresado. Ante lo cual la mujer pregunta si el sanatorio puede devolver el cheque si hace un pago parcial, pero la funcionaria responde que lo puede hacer solo si hace un pago parcial acompañado de otro depósito aparte.

Ante la desesperación de la mujer, la funcionaria del sanatorio le promete que no harán el ingreso del cheque sin su previa autorización. “No tenga ese temor de que nosotros ingresaríamos sin autorización”, le dijo.

La clienta informó luego durante la conversación telefónica que está juntando un poco de dinero con sus familiares y que está esperando que le salga un crédito del banco. También le consulta si puede firmar algún pagaré, pero la respuesta fue negativa. “La firma de pagaré no se realiza, no hacemos amortizaciones así con firma de pagaré. Es una pena, pero no. De repente, señora, ya que usted está solicitando un crédito, está la financiera Finexpar, que realiza prestamos financieros por salud. No es dependiente de nosotros, es una opción que nos dan para hospitalizaciones”, dijo la telefonista.

“Si es financiera seguro me sacará el hígado, porque las financieras generalmente tienen altísimos intereses”, comentó por último la mujer que estaba siendo requerida, quien prometió acercarse a saldar parte de la cuenta por la internación de su esposo, dando por finalizada la llamada.

EL PRIMER CASO QUE CREÓ JURISPRUDENCIA

El abogado Robín Miranda en representación de Isidro Tomás Casco Paniagua, de profesión mozo, recurrió a través de un amparo a la justicia para que el Hospital Universitario le siga brindando atención médica y corra con los gastos de la paciente Francisca Cohene de Casco, esposa de su representado.

Esto se dio luego que el hospital se negó a seguir dando atención a la mujer porque la familia ya no tenía dinero, entonces el abogado Miranda planteó el amparo.

La paciente estaba internada desde el pasado 15 de marzo y el lunes 5 falleció, pero el mismo día la jueza Duarte falló a favor del recurrente. Según el abogado Miranda en el hospital no le quisieron entregar el cuerpo de la mujer a su esposo sin antes firmarle un pagaré de G. 130 millones, pero con el amparo en mano lograron retirar el cadáver sin firmar el documento.

 

COVID-19: Ingreso a terapia intensiva en aumento sostenido, reportan

Desde mediados de febrero se registra un aumento sostenido de ingresos a la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), reportándose un récord de 431 ingresos en un solo día. La mortalidad en el país es de aproximadamente 60 muertes por cada cien mil habitantes.

De acuerdo al reporte semanal del COVID-19, reveló que el promedio diario de nuevos infectados es de 1.825, con un máximo registrado de 2.083 casos en el 95% del intervalo de confianza, esto no representa un cambio significativo con respecto a las tres semanas previas.

Luego de siete semanas consecutivas de cambio porcentual positivo se reporta un cambio porcentual negativo de -3% con respecto a la semana previa, lo que evidencia una interrupción de la tendencia de aumento en el número de nuevos infectados con el virus.

El número de internaciones en unidades de terapia intensiva (UTI) muestra un récord máximo de 431 pacientes en un día, con una tendencia al aumento sostenido desde mediados de febrero. Las internaciones generales muestran, además, un repunte desde inicios de febrero, con un nuevo máximo de 1.954 pacientes reportados en un único día.

El tiempo de duplicación de casos confirmados de COVID-19 es de 68.1 días, evidenciándose un cambio de ritmo y desaceleración incipiente. Las proyecciones indican que, de mantenerse este ritmo, en la tercera semana de abril se podría llegar a los 271.500 casos reportados, aproximadamente, unos 50.000 casos nuevos en los próximos 21 días.

En cuanto al tiempo de duplicación del total de muertes es de 62 días. De mantenerse el ritmo actual las proyecciones, indican que en la tercera semana de abril se podrían alcanzar 5.485 óbitos, aproximadamente 1.100 nuevos decesos reportados en los próximos 21 días. Esto implica un promedio esperado de 7.22 muertes por millón de habitantes por día.

Hasta el momento, el promedio diario de muertes por millón de habitantes es de 6.76 casos. La mortalidad en el país es de aproximadamente 60 muertes por cada cien mil habitantes.

La transmisibilidad (Rt), el promedio de contagios por infectados reportados es de 1.01. La evolución de la transmisibilidad en la semana indica una tendencia de desaceleración en la curva epidémica.

La tasa de positividad diaria es de 29.8%, en promedio, reportándose un descenso significativo con respecto a los valores promedio observados en semanas 10 y 11. El informe señala que el promedio de muestras diarias procesadas es de 6.114.

 

Clínicas necesita artículos de limpieza en general e insumos de bioseguridad

Las autoridades del Hospital de Clínicas destacaron la solidaridad de la gente al hacer sus donaciones e instaron a que sean canalizadas de manera oficial. Los encargados mencionaron que requieren actualmente los artículos de limpieza y desinfección personal para los trabajadores de blanco.

La contingencia por el COVID-19 ha revelado el lado humanitario del pueblo paraguayo y eso se ve reflejado en la generosidad que se hace presente a diario en los diversos centros hospitalarios. En ese contexto, el Director General Asistencial del Hospital de Clínicas, Prof. Dr. Jorge Giubi, agradeció a toda la ciudadanía por esa solidaridad a los compatriotas que se encuentran pasando mal, principalmente en el hospital.

“Quiero resaltar que el paraguayo es solidario y quiero agradecer en nombre de pacientes y familiares de los mismos, a todos aquellos que vienen a acompañarlos y darles la ayuda que están precisando, existen muchas personas altruistas”, dijo.

Señaló que el sistema de salud es muy débil, al no poder ofrecer todas las necesidades del paciente. “No se está dando toda la garantía de medicación, son situaciones que no están dentro del presupuesto institucional, las cuales son imposibles cubrir como hospital y se está haciendo lo humanamente posible”, reconoció.

Además destacó que el Hospital de Clínicas siempre recibió desde el inicio de la pandemia muchas donaciones, por ejemplo, equipos de bioseguridad, cuyas recepciones se dieron de forma institucional. Reiteró que aquellos que quieran seguir donando, pueden contactar con las autoridades de la institución a través del correo institucional, donacionesHC@med.una.py, creado para el efecto, de modo a que se pueda ordenar, transparentar y rendir cuenta a la ciudadanía de lo que se está recibiendo.

En cuanto a las necesidades, explicó que lo más consumido y que realmente se diezmó en forma importante son los artículos de limpieza en general e insumos de bioseguridad. Elementos escasos: alcohol en líquido y gel, papel secamanos, papel higiénico, lavandinas, trapos para pisos, entre otros.

Insta a evitar aglomeraciones

El Director instó por otra parte a la gente a tener conciencia y que eviten las aglomeraciones, sobre todo dentro de la institución. “Sabemos que cuando un miembro de la familia cae prácticamente todos los miembros vienen detrás de ese paciente, a pesar que eso no es recomendable porque se debe evitar las aglomeraciones por la contagiosidad del virus, esa es la realidad y lo vivimos de manera diaria. Eso genera una situación de ocupación de ciertas áreas y estamos tratando de manejar de la mejor forma posible, porque hay medidas sanitarias que deben ser respetadas”, pidió.

Trabajo incansable

El personal asistencial se encuentra trabajando incansablemente, sobre todo en las contingencias respiratorias y urgencias. ‘

“La enfermedad es bastante agresiva y entendemos las pérdidas que se dan, que son terribles y duelen tanto como a los familiares'', finalizó.