La esperanza, el motor para luchar contra el cáncer en tiempos de pandemia: la historia de Cristina

Actualmente cientos de personas sufren de cáncer en nuestro país. En las últimas semanas, una de ellas cobró cierto protagonismo, convirtiéndose en la voz de los pacientes oncológicos y, sobre todo, en la muestra fiel de que la esperanza de seguir viviendo “un día a la vez” puede más que las adversidades. Esta es la historia de Cristina.

Por Robert Bourgoing (@robertb_py)

Cristina Riveros (47) llevaba una vida relativamente normal, realizando actividades de todo tipo y cumpliendo con su rol de madre y trabajadora, hasta hace poco más de un año cuando le diagnosticaron un melanoma lunar, un tipo de cáncer que se caracteriza por su avance en varias partes del cuerpo.

“La primera reacción que tuve fue mortal, que una persona te diga que tenés cáncer es muy duro, se te cae el mundo”, comentó.

Luego de conocer el diagnóstico, empezó un largo y complicado trajinar que la llevó inclusive al punto de tener que encadenarse frente al Ministerio de Salud para exigir la provisión del medicamento que requería para su tratamiento de quimioterapia.

Según ella misma cuenta, la parte más difícil arrancó en febrero de este año cuando, ante la falta de stock de este fármaco en el Instituto Nacional del Cáncer (INCAN), se vio forzada a tener que organizar rifas, polladas y otros eventos con el fin de conseguir los recursos necesarios para adquirirlo por sus propios medios.

Luego de conseguir con éxito este cometido, tropezó con otro obstáculo aún mayor: continuar con su tratamiento, lo cual a su vez requería de más dosis de pembrolizumab, algo que se veía imposible a raíz del elevado costo del mismo.

Luego de unos meses de espera y debido a la falta del medicamento, el melanoma hizo metástasis en su hígado, agravando aún más el panorama. Por ello, tomó la decisión de iniciar una disputa con el propio Ministerio de Salud, para exigir la provisión de esta droga, llevando su caso a instancias judiciales a través de un recurso de amparo que obligaba a la cartera de Estado a cumplir con esta solicitud.

Pese a los intentos que realizó, no consiguió ninguna respuesta de las autoridades. Cristina cuenta que fue allí que sintió en carne propia lo que era sufrir la burocracia y escuchar tantas excusas por algo que para ella era de vital importancia.

Durante todo este tipo, cuenta que su principal sostén para resistir la lucha fueron sus hijos, así como sus vecinos y amigos, además de los miembros de la Asociación de Pacientes con Cáncer y Familiares (APACFA), quienes cobraron gran protagonismo en esta batalla contra la desidia estatal.

Tras tanta insistencia y varias manifestaciones de por medio, finalmente hace unas semanas el Ministerio de Salud confirmó la provisión de los medicamentos que tanto Cristina como otros pacientes oncológicos requerían para seguir con sus respectivos tratamientos. Al fin tuvo una luz de esperanza luego de tanta angustia.

Ella señala que de un tiempo a esta parte muchas cosas cambiaron en su vida, sobre todo por las consecuencias que trae consigo el tratamiento contra el cáncer. “Yo antes trabajaba mucho, ahora me limito a hacer poco esfuerzo, me cuido en la comida, es muy diferente mi realidad”.

Cristina admite que la esperanza es su motor principal para seguir adelante, pese a las adversidades que le tocó atravesar en los últimos meses. A partir de ahora, su principal anhelo es seguir viviendo “un día a la vez” y, sobre todo, buscar ayudar a otras personas que, así como ella, también requieren de contención en la lucha contra el cáncer.

“La idea es seguir luchando con todas las demás compañeras para que tengan ánimo y que sigan adelante, que todo enfermo que llegue tenga un medicamento, que pueda hacerse sus estudios, tener esa fuerza de voluntad para querer seguir viviendo”, finalizó.

 

Realizan nueva manifestación para pedir justicia en el caso de la niña desaparecida en Emboscada

Un grupo de ciudadanos autoconvocados realizó una manifestación esta noche frente al Departamento Judicial de la Policía Nacional, a fin de exigir justicia en el caso de la niña de 7 años desaparecida hace más de 100 días en la ciudad de Emboscada.

Integrantes de la organización “Ni un niño más” volvieron a realizar una manifestación, esta vez frente a la sede policial ubicada en el barrio Tacumbú de Asunción.

Los manifestantes organizaron la protesta para pedir celeridad en el caso de la desaparición de la niña, cuyo paradero sigue siendo desconocido hasta el momento.

Al igual que en anteriores ocasiones, también exigen que el padrastro de la menor de 7 años sea remitido a la cárcel de Tacumbú, a fin de que pueda seguir el proceso penal recluido en dicha penitenciaría.

Durante la manifestación, un grupo de efectivos antimotines de la Policía Nacional se encargó de resguardar el acceso principal del recinto y controlar que no se registren disturbios.

Hasta el momento, la Fiscalía no posee datos sobre la niña que lleva desaparecida más de 100 días y a quien se la vio por última vez en su vivienda ubicada en la localidad de Emboscada, departamento de Cordillera.

Pese a ello, prosiguen las tareas investigativas para tratar de conseguir la mayor cantidad de información que contribuya a dar con su paradero y un eventual rescate de la misma.

 

Pescadores deportivos realizan caravana para pedir cambios en el protocolo

Personas dedicadas a la pesca deportiva realizaron una manifestación pacífica esta noche en la Costanera de Asunción. Los mismos exigen al gobierno algunas flexibilizaciones y mayores consideraciones en el protocolo aprobado por el MADES para realizar esta práctica.

Un grupo de pescadores deportivos decidió realizar una caravana de vehículos en la noche de este viernes en la zona de la Costanera.

La movilización se llevó a cabo de manera pacífica y cumpliendo con las medidas sanitarias exigidas en el marco de la pandemia, incluyendo el distanciamiento social.

Los pescadores que participaron de la actividad se congregaron para exigir algunas modificaciones en lo que respecta al nuevo protocolo que autoriza la práctica de la pesca deportiva en nuestro país.

Mauricio Ortiz, uno de los representantes del grupo, manifestó al canal C9N que luego de haber tenido el “visto bueno” por parte del gobierno para realizar esta actividad también quieren tener un contacto más cercano con el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES).

En este caso, el pedido que realizan es una modificación del protocolo así como una modernización de la ley de pesca que data del 1996, según mencionó.

Entre las consideraciones que piden incluir en el protocolo de pesca deportiva se encuentran el cambio en la cantidad de personas por embarcación (actualmente limitado en dos personas por bote), así como la distancia de desplazamiento que ahora es de 60 kilómetros como máximo.

“Queremos que podamos practicar nuestro deporte libremente”, puntualizó Ortiz.

 

Ministerio de Trabajo sigue en plan de subsidiar a trabajadores remitidos a guardar cuarentena

La cartera estatal presentó hace un mes la propuesta de abonar un pago a las personas que por disposición de sus empleadores quedaron en sus casas a cumplir cuarentena.

Carla Bacigalupo explicó a Radio Nacional del Paraguay que la propuesta fue presentada hace un mes.

El plan es subsidiar a los empleados que cuenten con reposo para confirmar o descartar la adquisición del covid-19.

Bacigalupo indicó que de aprobarse el subsidio, “el trabajador no se quedará sin su salario y tendrá una compensación del 50% del salario mínimo”.

“Ese es el subsidio por reposo y el empleador no estará sometido a la obligación de pagar por catorce días de sueldo”, añadió la funcionaria estatal.

Asimismo, el Ministerio de Trabajo plantea que los empleados con enfermedades de base que superen los 65 años de edad pasen a reposo por estar en zona de riesgo.

El proyecto está en poder del Ministerio de Salud y el Ministerio de Hacienda, además de estar asimismo en manos del Instituto de Previsión Social.