“La familia está con la firme postura de negociar para que Jorgito vuelva pronto”

La familia de Jorge Ríos, quien fue secuestrado días atrás en Puentesiño, Concepción, sigue aguardando un canal de comunicación con los captores para negociar la liberación. De vuelta algunos inescrupulosos se hicieron pasar por secuestradores para sacar provecho de esta terrible situación.

Carlos Aguilar, tío de Jorge Ríos, mencionó a la radio 800 AM que siguen aguardando que los captores del joven se comuniquen con ellos para poder negociar, ya que por el momento solamente personas avivadas que se hacen pasar por los secuestradores se comunicaron con la familia para aprovecharse de su dolor y sacarle dinero.

“La mamá recibió una llamada pero no se pudo confirmar que ellos sean. Un momento nos desesperamos ayer. Seguimos en la espera, con la fe de que se comuniquen y nos digan qué podemos hacer. La familia está con la postura firme de negociar y cumplir con ellos para que Jorgito vuelva pronto. Si esta gente nos escucha… la familia está haciendo todo el esfuerzo para cumplir, pero pedimos un canal de comunicación para saber cómo cumplir. Si ya no cumplimos con ellos es porque sigue habiendo gente mala (los falsos plagiadores) que solo quiere sacar provecho de esta situación tan horrible que estamos pasando”, dijo.

El pariente comentó que siguen realizando esfuerzos para recaudar los US$ 200.000 exigidos por la ACA y que ya tienen parte de ese monto. Ayer por la tarde venció el plazo impuesto por los captores.

Así también Aguilar pidió a los medios de comunicación y organismos de seguridad que se alejen de la zona, de modo a facilitar la vía de conversación con los delincuentes, quienes no se quieren exponer.

El lunes pasado, Jorge Ríos fue secuestrado en Puentesiño, aparentemente por un grupo campesino armado denominado Agrupación Campesina Armada - Ejército del Pueblo (ACA-EP).

Luego, en una nota que tomó estado público se pudo saber que la organización pedía a los familiares de la víctima 200.000 dólares para su liberación.

 

Robo de vacunas en Lambaré: apartan del cargo a dos funcionarias de Salud

Tras la desaparición de 20 dosis de Moderna del Policlínico de Lambaré, dos funcionarias del Ministerio de Salud fueron apartadas del cargo y puestas a disposición de Recursos Humanos, mientras dure la investigación.

Zunilda Cardozo y Sonia Olmedo, encargadas de las vacunas y de la inmunización el día en que desaparecieron dos frascos de Moderna de 10 dosis cada uno, fueron separadas del cargo, según confirmó el director del Hospital de Lambaré, Derlis Carreras.

“No tenemos explicación lógica a lo que pudo haber ocurrido, esto como mínimo es una negligencia”, expresó el doctor Carrera en comunicación con la 730 AM.

Se abrió un sumario administrativo y ambas funcionarias están a disposición del departamento de Recursos Humanos y de sus dependencias de origen.

El director recordó que desde el inicio de la campaña de inmunización se solicitó a la Municipalidad de Lambaré el usufructo del Policlínico Municipal, cedido gratuitamente desde entonces. Sin embargo, nunca tuvieron este problema.

Las cámaras de seguridad del lugar no funcionaban y las encargadas del local estaban en conocimiento de esto, según estima el director.

La fiscal Miriam Rodríguez acudió al local ayer y conversó extraoficialmente con las implicadas, a quienes convocó a prestar declaración.

 

Secuestro de Jorge: Giuzzio justifica inacción policial por pedido de familia y criminales

El ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, terminó sumamente molesto a raíz de los cuestionamientos a su gestión por la inacción en el secuestro del joven Jorge Ríos, quien está en poder del grupo campesino armado denominado Agrupación Campesina Armada - Ejército del Pueblo (ACA-EP), el cual pide 200.000 dólares para liberarlo.

Al cumplirse ayer el plazo que dieron los secuestradores a la familia del joven Jorge Ríos para entregar la suma del rescate, el ministro Arnaldo Giuzzio fue consultado en la radio Universo 970 AM sobre cuáles son los trabajos que están ejecutando los organismos de seguridad ante este nuevo plagio.

“El Ministerio del Interior no opera, en realidad es la Policía y la FTC, son órganos independientes. No obstante, hay un pedido de la familia de no intervenir y eso se respeta y se prioriza la vida del secuestrado. Estamos aguardando algún resultado de las unidades antisecuestro de la zona y se operará más adelante. Hay un alejamiento de la Policía pero esto se sigue investigando”, dijo la autoridad.

Al preguntársele sobre si esta administración realmente está interesada en que el secuestrado vuelva a su casa o solo si un político es llevado por la fuerza se hace un gran despliegue, respondió que es estúpido hacer ese tipo de consultas porque el Gobierno no es insensible ante el dolor que tiene una familia por el secuestro de su integrante.

“Se está haciendo (el trabajo), toda la presencia policial dentro de la prudencia. La familia te pide que no intervengas y los criminales lo mismo. Operativamente la Policía no está allí (norte del país donde ocurrió el caso), pero eso no significa que no esté investigando”, indicó sumamente molesto, dando por finalizada la entrevista al cortar el teléfono por la cara de los comunicadores.

 

SENAD captura a proveedor de cocaína y crack que operaba en Lambaré

Agentes Especiales de la SENAD capturaron a un joven proveedor de crack y marihuana. El procedimiento se llevó a cabo ayer en la ciudad de Lambaré.

El allanamiento a la vivienda ubicada en el barrio San Roque de la referida localidad tuvo acompañamiento del fiscal Osmar Segovia.

El procedimiento se llevó a cabo en el marco de una investigación por presunta comercialización de estupefacientes.

En el sitio se procedió a la detención de Marcos Antonio Duarte Valdez, de 26 años, quien tenía en su poder 31 Gramos de Crack, equivalentes a unas 310 dosis de la sustancia.

Además, 32 Gramos de cocaína y dinero en billetes de baja denominación. También se incautó una balanza de precisión utilizada para el fraccionamiento de las dosis.

El fiscal interviniente dispuso la detención del joven y su remisión, junto con las evidencias, hasta la Base de Operaciones de la SENAD.