La 'guerrillera' de 12 años que le dijo no a Stroessner, que se ofreció a 'adoptarla': '¿Por qué a mí...?'

El 8 de marzo de 1980 está registrado como el día en que campesinos armados de Acaraymi (Alto Paraná) abordaron un micro y exigieron al chofer que los lleven a Caaguazú.

Eran personas desahuciadas y desesperadas por necesidades y el hambre, que exigían solución al gobierno de Stroeesner: tierras y asistencia técnica para establecer una colonia en Caaguazú.

Al llegar al destino establecido los campesinos, entre los que estaban varios niños, se internaron en un bosque de la zona. La policía del régimen fue avisada y ahí surgió la orden de aniquilar a todos los “insurgentes”, acusados de levantarse en armas contra Stroessner.

Tras una “cacería” militar-policial y parapolicial, diez campesinos fueron desaparecidos (torturados, muertos y enterrados), en tanto varios otros fueron detenidos, y algunos huyeron. Entre los detenidos estaba Apolonia Flores Rotela, niña de 12 años que había sufrido heridas de bala, en una de las refriegas.

Apolonia fue derivada a Asunción, e internada en el Policlínico Policial Rigoberto Caballero. En el hospital, la criatura recibió en dos ocasiones la visita del propio dictador Alfredo Stroessner (ya entonces con la fama de “pedófilo” a cuesta). Stroessner - refieren historiadores de la dictadura- le ofreció “adoptar” a la niña. hacerla estudiar en una escuela y “protegerla”.

La desafiante respuesta (en guaraní) que dio Apolonia al dictador, quedó como uno de los episodios más llamativos de ese capítulo de la historia: ” “¿Por qué solo a mí me ofrece educación? ¿Por qué nunca se acordó de toda mi gente que pasaba hambre y no tenía escuelas, pero solo le ofrecieron balas?”, espetó la chiquilina al mandamás del régimen.

Refieren que tras semejante respuesta, Stroessner ordenó que “procesen” a Apolonia como una guerrillera más. Y la orden fue concretada al instante por la policía: fue fichada como guerrillera.

El 3 de febrero de 1989 cayó el dictador. Poco después se destapó el Archivo del Horror y ahí se descubrió la ficha en la que la niña Apolonia Flores Rotela, de 12 años, efectivamente quedó´para la historia como la “guerrillera” más joven de la historia paraguaya.

 

No es Africa, es Paraguay: dos niñas internadas por severos cuadros de desnutrición

En San Juan Nepomuceno dos niñas en total estado de desnutrición fueron rescatadas por vecinos y hospitalizadas.

“La imagen de Dahiana que conmovió a los paraguayos que están fuera del país y que se hizo viral. Jéssica fue internada en el hospital de San Juan Nepomuceno con desnutrición severa, Dahiana fue rescatada de San Juan Nepomuceno y trasladada al hospital Regional de Villarrica”, informó la comunicadora Mariana Fernández, de la Red Nacional de Noticias, que aglutina a periodistas de diversos medios del país.

Fernández señaló que una de las personas que rescató a las criaturas, Irma González, explicó que fueron alertados de uno de los casos, pero al ubicar a Dahiana, una de las niñas, fueron informados sobre otro episodio, que afecta a Jessica.

“El caso de Jessica es muy grave. Nos limitamos a trasladar a Dahiana al hospital de Villarrica, por ahora, porque no conseguimos llevarla al Acosta Ñu en (gran) Asunción, debido a que no hay cama. Por ahora está en el regional de Villarrica, se le está practicando estudios, que debemos pagar en (laboratorio) privado. Queremos que la gente sepa que esto está pasando en nuestro país, necesitamos ayuda para las niñas”, expresó Irma González.

 

Los olvidados de la gesta del 89 siguen esperando un reconocimiento real

Los excombatientes que pusieron el pecho entre el 2 y 3 de febrero de 1989 y que tuvieron la suerte de poder contarlo, hoy arrastran otra batalla, la del reconocimiento del Estado mediante una indemnización por su aporte para el fin del totalitarismo stronista.

Como cada año, una bandera muestra los rostros de aquellos soldaditos que murieron en los enfrentamientos entre militares durante la Noche de la Candelaria, y los sobrevivientes persisten en su lucha por el resarcimiento y que hasta el momento la respuesta fue solo una carcajada, lamentó Víctor Colmán, presidente de la Asociación de Excombatientes del 89.

El dirigente afirmó que como soldados, no está en su carácter el rendirse ante las adversidades, sino seguir buscando el reconocimiento del Estado paraguayo a través del Poder Ejecutivo.

Recordó que en ambas cámaras del Congreso, se aprobó una indemnización, pero que el Ejecutivo vetó, entonces el proyecto volvió a foja cero, “pero seguimos aguardando”.

Colmán sostuvo que el presidente Mario Abdo Benítez, tiene una gran oportunidad de demostrar el desapego al pasado stronista, escuchando, y por sobretodo reconociendo el reclamo de los excombatientes.

Durante un acto realizado hoy en el plaza Irala Burgos de Asunción, se rindió homenaje a tres camaradas caídos en el cumplimiento del deber, Tranquilizo González, Elio Amarilla y Gregorio Bazán, como también a referentes de derechos humanos fallecidos y víctimas de la violencia en tiempos democráticos, como la joven Lidia Meza, asesinada en diciembre basado en el penal de Tacumbú.

 

Intentaron matar a Minotauro y ahora uno a uno van muriendo: acribillan a un 'soldado' de Pavão

Hector Fariña Argaña, 26 años. fue asesinado a balazos en la madrugada de este sábado, en la ciudad de Pedro Juan Caballero. Otros dos hombres resultaron heridos en el episodio.

Ocurrió a las 1:15 en la calle 1º de Diciembre y Nanawa, barrio San Antonio. Los que sufrieron heridas fueron identificados como Abel Ortega (52) y Milciades Recalde (36).

La policía informó que Recalde se desempeña como guardia de seguridad de una casa comercial, y que el mismo al ver que los atacantes abrieron fuego contra el que finalmente falleció, realizó disparos. Los pistoleros resultaron ilesos y en la refriega hirieron al guardia.

Según registros policiales, Fariña Argaña formaba parte del grupo liderado por el clan de Jarvis Ximenez Pavao. El pasado 7 de diciembre fue detenido por la Policía Federal brasileña en la casa de Francisco “Chico” Ximenes, tío del jefe narco recluído en Brasil. En esa ocasión el grupo criminal se disponía a perpetrar un ataque, presumiblemente contra Sergio de Arruda Quintiliano Neto, alias Minotauro, líder fronterizo del PCC.

La semana pasada sicarios asesinaron a Chico Ximenes, en la localidad de Ponta Porá, en el vecino país. En el operativo habían participado más de diez pistoleros.