Lechuga a G. 1.500 el mazo en la Costanera de Asunción

Pese a la lluvia productores de varios departamentos permanecen en la tradicional feria granjera de cada viernes en la Costanera, para ofrecer variedad, buen precio y calidad. La lechuga se puede conseguir desde G. 1.500 el mazo.

Albino Rivas, uno de los vendedores, explicó que decidió bajar mucho el precio porque es la única forma que encuentra para evitar que sus productos se descompongan.

La lechuga es un claro ejemplo, pues mientras en los supermercados se ofrecen hasta 5.000 guaraníes el mazo, en la feria se lo llevan por solo G. 1.500 el mazo, al igual que todos los "verdeos".

El tomate, el locote y la zanahoria se ofertan a 6.000 guaraníes el kilo, mientras que el zucchini y el zapallito a 5.000 guaraníes el kilo.

Además de lo mencionado, los clientes encontrarán gallina casera, lechón, queso Paraguay, choclo y una amplia variedad de frutas.

Pese a la lluvia, los granjeros esperan lograr vender la mayoría de sus productos y permanecerán hasta el mediodía.

 

Califican de “violenta y dramática” posible suba de G. 500 del combustible

El abogado Luis Villamayor, quien antes representaba a los operadores de estaciones de servicio de Petropar, consideró que sería catastrófico para la economía paraguaya aumentar 500 guaraníes el combustible, tal como anunciaron los empresarios del rubro.

Luis Villamayor, exabogado de los operadores de las estaciones de servicio del emblema Petropar, comentó a la 970 AM que no está de acuerdo con una posible nueva suba del combustible.

Señaló que cuando bajó el crudo, en Paraguay no se disminuyó el costo. “Nos perdimos la brillante oportunidad de dar un respiro a la economía paraguaya”, dijo.

Villamayor manifestó que a su parecer se podría aguantar por lo menos dos meses más, si es que Petropar vende su stock a través de sus estaciones de servicios.

“No amerita el aumento de 500 guaraníes. Es una cosa violenta, un aumento dramático, tendrá sus consecuencias en toda la actividad económica”, dijo.

En otro momento criticó duramente el acaparamiento de una sola empresa en el sector, tras la inminente adquisición del emblema Bahía por parte de Copetrol, grupo empresarial que además ya compró los locales de Petrobras y consiguió que Axion Energy le transfiera los suyos por un año.

“Se da un monopolio del combustible. Los monopolios nunca están del lado del consumidor, el único regulador ha sido Petropar en los últimos cinco años”, remarcó.

 

Plantean ampliar ley de maternidad para que también alcance funcionarios de otros entes

El proyecto de ley que modifica y amplía la ley de protección de la maternidad y apoyo a la lactancia materna lo presentó el diputado Tadeo Rojas y la idea es que alcance a funcionarios de entidades como la Corte, el Ministerio de Defensa entre otras que actualmente están excluidas.

El parlamentario colorado por Central apunta a incluir más beneficiarios dentro de la ley de maternidad, específicamente a funcionarios del Poder Judicial, la Corte Suprema de Justicia, el Ministerio de Defensa Pública y el Ministerio Público, pues la actual legislación deja afuera a dichos entes porque se rigen por sus propias leyes.

Además se busca incorporar a institutos técnicos superiores y a las universidades, que tendrán que disponer de un espacio adecuado para que las madres puedan extraerse leche o amamantar a sus bebés, en un ambiente de higiene y conservación.

En este sentido, la implementación de las salas de lactancias quedará a cargo del Consejo Nacional de Educación Superior (Cones) dentro de los seis meses a partir de la entrada en vigencia de la normativa.

Igualmente, las entidades y empresas públicas y privadas donde trabajen de 30 mujeres, se implementarán salas de lactancia materna estipuladas por el Ministerio de Salud Pública.

Como uno de los argumentos, el diputado Rojas recalcó que los primeros mil días de vida son los más importantes y los beneficios de la lactancia son indiscutibles para este periodo.

 

Nicanor ya usó una binacional para generar fondos y potenciar su imagen

El esquema publicitario era empleado principalmente para promo­cionar la gestión de gobierno y la figura de Nicanor Duarte Frutos; había contratos con varias dependencias estatales.


Fuente: La Nación

POR PERIODISTA JORGE TORRES

Para tener una idea del gran negocio mon­tado en esos años con los fondos de la Itaipú Bina­cional, que estaba en manos de Víctor Bernal Garay, según registros, solo en el 2007 en materia de publicidad la margen paraguaya de la binacio­nal había gastado un total de US$ 16.455.039, que repre­sentan unos G. 98.730 millo­nes al cambio de hoy.

Los gastos fueron utilizados para someter a la prensa con montos que no se compade­cían con verdaderos costos publicitarios de ese entonces. Ese año, la empresa Sistema Siete percibió de la binacional un total de G. 9.116 millones.

Cabe mencionar que la misma empresa publicitaria, durante las internas coloradas, tuvo a su cargo la campaña elec­toral de la candidata oficialista de ese entonces, Blanca Ovelar de Duarte, quien luego compitió en las generales con Fernando Lugo.

Algunos reportes periodís­ticos de la época (Abc Color, 10-09-2008) indican ade­más que en el 2008, en plena etapa electoral, la publicita­ria Sistema Siete facturó a Itaipú unos G. 2.070 millones, de los cuales 1.708 millones de guaraníes figuran haber sido pagados en concepto de impresión, pasacalles, quepis, camisetas, afiches y giganto­grafías, supuestamente en el marco de la campaña contra el dengue y la fiebre amari­lla. Las localidades donde supuestamente se hicieron estas campañas correspon­den al interior, en lugares como Santa Rosa, Carayaó, Minga Guazú, etc.

Asimismo, entre el 2005 y el 2006, la publicitaria Sis­tema Siete cobró G. 2.618 millones de la Itaipú Bina­cional en varios conceptos, de acuerdo a los documentos hallados durante un procedi­miento de la Fiscalía, en el que fueron decomisadas varias cajas con papeles de un vehí­culo de la Itaipú Binacional que se trasladaba de Asunción a Hernandarias.

Si bien Nicanor se cuidó muy bien de no aparecer en la conformación de la socie­dad anónima, lo hicieron dos empresarios, uno de ellos muy allegado a él, José Ángel Soto Barreto. Este fue el hom­bre clave en los negocios del mandatario, ya que además de compadre y compueblano de Duarte Frutos, trabajó como despachante adua­nero de Petropar, donde fac­turó millones.

Durante la campaña electo­ral en el 2002, Duarte Fru­tos había declarado en una entrevista que tenía “una pequeña empresa” dedicada al “marketing, consultoría, publicidad y servicios gene­rales”; se trataba de la misma empresa que luego se deno­minó Sistema Siete, aunque con otros accionistas, pero cercanos a él.

INVESTIGACIÓN Y EVASIÓN FISCAL

La Unidad Especializada en Delitos Económicos de la Fiscalía había iniciado una investigación sobre el uso de fondos sociales de Itaipú en la era Nicanor, que inicialmente estuvo a cargo de Gustavo Gamba Paredes, pero luego fue apartado y asumió en su reemplazo Humberto Otazú.

Según los documentos incautados por el Ministe­rio Público, los desembolsos hechos a la citada publicita­ria fueron por los servicios de creatividad, ploteado de vehículos policiales, impre­sión de remeras, avisos y hasta publicidades en para­das de buses. Según las pes­quisas, Sistema Siete fue una de las cuatro empresas que organizaron la campaña colorada a cuenta de la Itaipú y que facturaron en su con­junto a la binacional, bajo la administración de Víc­tor Bernal, más de US$ 4,7 millones.

La mayoría de los pagos era a través del sistema de adquisi­ción directa con el que, según los valores establecidos por la Resolución del Consejo de Administración Nº RCA-005/03 del 9 de mayo del 2003, se podían transferir hasta 50 mil dólares.

Por si fuera poco, la empresa Sistema Siete también fue sometida a una fiscalización impositiva, en la que se con­cluyó que la empresa adeu­daba al fisco G. 1.391.599.236 por impuestos no pagados y multas entre el 2006 y el 2008. Sistema Siete pidió una reconsideración y se sometió a un sumario requerido por el fiscal Sergio Alegre (el mismo que jugaba fútbol con Nica­nor en Mburuvicha Róga), quien concluyó que la diferencia entre lo declarado ante Hacienda y los documentos exhibidos por Sistema Siete fueron de aproximadamente G. 190 millones.

Durante los años de admi­nistración del ex presidente Duarte Frutos, la citada empresa acaparó la coloca­ción de anuncios publicitarios de entidades estatales, espe­cialmente de las binacionales Itaipú y Yacyretá.