Máquina de anestesia está reparada y Hospital de Villeta retoma cirugías

Luego de tres semanas, el quirófano del Hospital Distrital de Villeta estará nuevamente en servicio al concluir la reparación de la máquina de anestesia que sufrió desperfecto a mediados de marzo. El área quirúrgica es mayormente utilizada para cirugías programadas.

La reparación de la máquina de anestesia concluyó y el Hospital Distrital de Villeta reactivará el servicio de cirugía. Las intervenciones se realizarán nuevamente desde esta semana, afirmó el doctor Carlos Villalba, director del centro asistencial.

Todos los casos , en el transcurso de la pausa, fueron absorbidos por el Hospital Distrital de Ñemby, centro asistencial con el cual se coordinó la atención. En tanto que, las intervenciones reprogramadas fueron retomadas desde hoy ya en Villeta a través del reagendamiento de los procedimientos.

Semanalmente, el hospital recibe alrededor de dos casos de urgencias obstétricas, y mayormente el quirófano es utilizado para cirugías programadas.

 

Bañadenses cierran Artigas en hora pico y piden casas dignas sin salir de área inundable

Pobladores del Bañado bloquearon la Avda. Artigas y Venezuela, para exigir una solución definitiva al problema de la inundación. Culpan al Gobierno por la destrucción de plazas y exigen casas dignas sin tener que salir de la zona en donde viven.

Brígido Penayo, poblador del Bañado Norte, justificó el cierre de Artigas y Venezuela argumentando que es la única forma de que el Gobierno escuche sus reclamos.

“Pedimos disculpas a los automovilistas pero quiero que ellos también nos comprendan, queremos una solución definitiva y ya no vivir de esta forma”, afirmó Penayo en conversación con la 970 AM.

Aseguró que la salida sería un sistema de bombeo con franja costera y la construcción de viviendas dignas, pues a su criterio, el dinero y las maquinarias sobran y el único problema es la falta de voluntad del Gobierno.

Respecto a la posibilidad de mudarse a una zona que no sea alcanzada por la crecida del río contestó. “Nosotros nacimos ahí, somos ribereños, tenemos nuestro trabajo ahí, muchos son pescadores, otros recicladores, en zonas residenciales no podés reciclar”, comentó el poblador.

En cuanto a los reclamos por la destrucción de plazas en las inmediaciones del Congreso, Penayo contestó que no es culpa de los damnificados, sino del Gobierno por tener sus manos la solución definitiva y no hacer nada al respecto.

“Somos discriminados por esas personas que no quieren que utilicemos sus plazas, pero necesitamos un lugar seco para nuestros hijos, nosotros no somos peces”, concluyó.

 

Terrible Semana Santa: mala comunicación “fusila” a pescadores y vendedores

La falta de claridad en las informaciones divulgadas respecto a la mortandad de peces en varios puntos del río Paraguay, ocasionaron el legítimo temor de los consumidores y la consecuente disminución de las ventas a pocos días de iniciarse la Semana Santa, que es “el agosto” de quienes dependen de dicha actividad económica.

La intendenta de Mariano Roque Alonso, Carolina Aranda, expresó la preocupación que existe en el sector de los pescadores y los comerciantes ante la poca venta de los productos luego de la aparición de varios peses muertos en aguas del río Paraguay.

La jefa comunal solicitó a las instituciones públicas certificar el stock de pescados que se encuentran congelados para la venta, de modo a que los consumidores tengan las garantías de adquirir un producto apto para su consumo.

“Yo consumí pescado en estos días e invité a varios periodistas chupín y hoy estamos aquí, pero necesitamos garantizar a la ciudadanía. Bajó totalmente la venta y los comerciantes solo vendieron dos o tres pescados”, refirió en charla con La República, sobre la psicosis que causó la información inicial en la ciudadanía.

Las autoridades sanitarias y del Ministerio del Ambiente pidieron inicialmente a la ciudadanía no consumir los pescados muertos porque se desconocía el motivo de la gran mortandad. Recién ayer informaron que la causa fue por la falta de oxígeno a consecuencia de la crecida del río Paraguay por las intensas lluvias.

 

Madre de bebé sedado por niñera: “Era alguien de suma confianza”

La madre del bebé que fue sedado por la niñera señaló que la misma era alguien de mucha confianza, por lo que nunca se imaginó que iba a hurgar entre los remedios de su madre para dar al niño un poderoso medicamento que se comercializa bajo receta médica.

Vanesa, madre del bebé de tan solo 1 año y cuatro meses que fue sedado por la joven Francisca Noemi Vera (19), manifestó a la 730 AM que no la contrató a través de las redes sociales, sino que estuvo un año trabajando con una familiar y que luego pasó a cuidar a su hijo hace más de un año, por lo que “era alguien de suma confianza”.

Manifestó que nunca se imaginó que la misma iba a dar a su bebé Neuryl (nombre comercial de la droga clonazepam que sirve para tratar la ansiedad), porque el medicamento estaba en el cajón de la pieza de su madre. “Ella se tomó el atrevimiento de entrar para sacar el medicamento y darle, solo ella sabrá cuántas gotas le dio”, indicó.

El caso ocurrió el pasado jueves, cuando la mujer encontró a su pequeño en un estado llamativo, con la mirada perdida y apunto de desmayarse. Luego ya comenzó a vomitar. “Gracias a que vomitó se salvó de un paro o infarto, eso nos dijeron los doctores”, añadió.

En todo momento la niñera evitó contar lo que en realidad ocurrió y aseguró a la mamá que únicamente había suministrado Perebron Infantil. “Cuando estábamos en Urgencias la niñera me pedía perdón pero no me decía lo que pasó”, acotó. Recién ayer lunes reconoció ante la prensa que dio clonazepam al bebé.

Venesa contó que si bien no está segura de que haya sido el caso, justamente la niñera se casaba el sábado, por lo que existe la sospecha de que necesitaba tiempo para ultimar los detalles de su boda.

El bebé ahora ya recibió el alta y se encuentra en su casa.

ESTABA CHINCHUDO

La Policía detuvo este lunes a Francisca Noemi Vera, de 19 años, quien fue la que dio la mezcla a la criatura.

“Yo le di solo un poquitito, no sabía que era para dormir”, dijo la mujer al canal La Tele, poco después de ser aprehendida.

“Estaba muy chinchudo y no paraba de llorar”, señaló Noemí Vera a policías que lo interrogaron sobre lo que motivó su acción.