Marito promete meter mano en Poder Judicial y con mensaje agresivo al cartismo

Mario Abdo Benítez juró como presidente número 57 de la historia del Paraguay y es el séptimo mandatario electo en la era democrática. En su discurso prometió que luchará contra la impunidad, a favor de una justicia independiente, y que no perdonará a algún colaborador suyo que esté involucrado en hechos de corrupción. Adelantó que implementará más impuestos y que será senador vitalicio al terminar su mandato.

En su saludo al pueblo paraguayo, Abdo Benítez manifestó su satisfacción por el cargo que le tocará asumir hasta el 2023 y expresó que pondrá todo de sí para dar fin a los hechos de corrupción, y poder vivir así en un país más justo y solidario.

“Hoy, en este inicio de un nuevo periodo, es la oportunidad de una nueva etapa de decidir qué tipo de país queremos, qué tipo de Paraguay vamos a construir juntos, que historia vamos a ser protagonistas de hoy en adelante”, refirió.

Siguió indicando que el pueblo anhela un Paraguay unido y reconciliado. “Recordando que el perdón sana el alma y trae la paz entre hermanos”, comentó al dirigirse a la nación.

LUCHA CONTRA LA IMPUNIDAD

En su condición de mandatario, Abdo Benítez invitó a construir democracia en medio del disenso y que no haya intromisiones en la justicia. Es así que prometió luchar contra la corrupción.

“Seremos implacables para aquellos que tienen influencias en nuestro país. O ¿vamos a seguir siendo miopes, donde desde el poder se trata de construir una justicia amiga, un juez amigo, repetir esa receta que fracasó en Paraguay? Yo me comprometo a construir los consensos, yo no quiero un juez amigo. Vamos a construir una justicia independiente y valiente para poner fin a la impunidad”, dijo.

Marito resaltó que confía en su equipo de trabajo y aseguró que sus elegidos son los más idóneos. “Si en mi gobierno alguien tiene inconductas, seré el primero en colaborar con la justicia, no seré un presidente complaciente con esas inconductas. Prefiero los aplausos de salida que los de entrada”, subrayó.

MÁS IMPUESTOS

Conservará los programas sociales existentes y articulará los mecanismos necesarios para intensificarlos, de modo a conseguir que más familias paraguayas tengan una vida digna, de acuerdo a sus palabras. Además adelantó que potenciará las políticas tributarias para recaudar más y eliminar la inequidad de los pagos de impuestos.

Uno de sus grandes ejes será la educación, según prometió en otro momento, para bajar la deserción escolar. “Les invito que la educación sea una causa nacional desde el 16 de agosto”, dijo.

En materia de salud, Mario Abdo expresó que implementará una reforma para enfocarse en una medicina preventiva cerca de la gente.

“Cuidar y unir a la familia, promoviendo valores y principios, porque allí se forja la identidad de la patria. Será una prioridad para que las mujeres, generando empoderamiento y equidad, sean protagonistas del futuro de la nación”, resaltó.

BINACIONALES Y RELACIONES INTERNACIONALES

El mandatario prometió también impulsar los programas de atención a la tercera edad, mejoras para los indígenas, dar asistencia técnica a los pequeños productores, proteger los recursos naturales y reforestar las zonas afectadas.

“No queremos nada de lo que no es nuestro, pero lo que es nuestro lo vamos a defender”, resaltó cuando habló respecto a las binacionales hidroeléctricas.

En otro momento dado expresó su solidaridad con Venezuela y Nicaragua. “Paraguay no se mantendrá indiferente ante el sufrimiento de pueblos hermanos, es hora de no callar, no queremos más violencias”.

La inseguridad, el tráfico de drogas, el crimen organizado, entre otros, siguen siendo flagelos en la región, según lamentó. “No descansaremos hasta que los secuestrados vuelvan a casa con sus familias”, añadió.

SERÁ SENADOR VITALICIO

“No ganó quien tuvo más dinero o mayor estructura, ganó el que tuvo fe en el futuro de un mejor Paraguay”, dijo al momento de agradecer el acompañamiento de sus correligionarios.

Así también dijo que cuando culmine su mandato será senador vitalicio, para así “demostrar que nadie puede estar por encima de la República del Paraguay”.

Tras el mensaje presidencial, firmó los decretos de nombramientos de los integrantes de su gabinete.

Mirá cómo fue el acto de juramento del nuevo presidente:

 

Paraguay tiene nuevo presidente: jura Mario Abdo Benítez y celebra que “nace una esperanza”

En medio de banderas coloradas y paraguayas, el nuevo presidente de la República, Mario Abdo Benítez, asumió este miércoles 15 de agosto la conducción del país.

Tras la entrega del bastón de mando y la banda presidencial por parte del ahora exmandatario Horacio Cartes al titular del Congreso, Silvio Ovelar, este último fue hasta el litoral del Palacio de López donde siguió con el acto protocolar.

Poco antes de la 8:30, llegó Mario Abdo Benítez, acompañado por la primera dama Silvana López Moreira Bo, conocida popularmente como Ña Chuchi. Ambos fueron recibidos por una delegación de parlamentarios. En un momento dado fueron saludados también por los padres del suboficial de policía, Edelio Morínigo, quien está secuestrado por el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Allí estuvieron presentes siete presidentes de naciones: Mauricio Macri, de Argentina; Michel Temer, de Brasil; Tabaré Vázquez, de Uruguay; Evo Morales, de Bolivia; Tsai Ing-wen, de Taiwán; Iván Duque, de Colombia, y Jimmy Mora­les, de Guatemala. La pareja presidencial paraguaya también fue a saludar a estas autoridades.

En el acto de traspaso también asistieron otras 94 delegaciones oficia­les. Además se observó a numerosos invitados del movimiento Colorado Añetete, excepto los integrantes de Honor Colorado, quienes hicieron un vacío importante por la crispación interna en la Asociación Nacional Republicana.

TUIT DE MARITO

Antes de asumir, Marito dedicó un tuit a sus seguidores. “Hoy nace una nueva esperanza en el Paraguay. #15A #ParaguayDeLaGente”, posteó.

ACTO OFICIAL

La ceremonia oficial se retomó con las palabras del titular del Congreso, Silvio Ovelar, quien, tras la entonación del himno nacional, tomó juramento primero al vicepresidente Hugo Velázquez y luego a Mario Abdo, a quien colocó la banda presidencial y dio el bastón de mando. La Fuerza Militar rindió homenaje a su nuevo comandante en jefe, con salvas de 21 cañonazos.

EL PERFIL DEL MANDATARIO

Nombre: Mario Abdo Benítez (h)

Edad: 46 años.

Fecha de nacimiento: Asunción, 10 de noviembre de 1971.

Padre: Mario Abdo Benítez.

Madre: Ruth Benítez Per­rier.

Hermanos: 3.

Esposa: Silvana López Moreira Bo.

Hijos: 3.

Formación académica: Licenciado en Marketing. Teikyo Post University, EEUU, 1995.

Actividad económica: Empresas viales.

Carrera política: Vicepresi­dente de la ANR, 2005. Senador nacional, 2013/2017.

Marito tenía 16 años de edad y se encontraba estudiando en Esta­dos Unidos cuando en aquel febrero en Paraguay era derro­cada la dictadura de Alfredo Stroessner, de quien su padre, don Mario Abdo Benítez, era secretario privado y, más allá del nombre de los cargos, tam­bién era hombre de confianza.

Entre viajes de ida y vuelta, en 1995 obtuvo su título universi­tario en la licenciatura en Marketing en la Teikyo Post Uni­versity, de EEUU. Hoy, a los 46 años, asume como nuevo presidente de la República del Para­guay tras ganar las elecciones generales de abril pasado.

Mario Abdo Benítez (h) nació en Asunción el 10 de noviem­bre de 1971 de la unión de aquel hombre fuerte del régi­men tiránico con Ruth Bení­tez Perrier, sobrina del mili­tar stronista Rodolfo “Popol” Perrier.

Tiene una hermana, Maira Abdo Benítez, por un lado; mientras por el otro, dos medios hermanos: Benigno y Luis María López Benítez. El primero es abogado y lo acompañará como ministro de Hacienda. El segundo vive mayormente en EEUU, aun­que ha trabajado en producción audiovisual en Paraguay.

Joven, Mario Abdo contrajo primeras nupcias con Fátima María Díaz Benza, con quien tiene dos hijos: Mario y San­tiago. Tras separarse de ella, se casó en segundas nupcias con Silvana López Moreira Bo, nieta del extinto y poderoso empresario Nicolás Bo Parodi, también ligado al régimen dictatorial. El nuevo presidente tiene con Silvana otro hijo: Mauricio Abdo López Moreira.

Abdo Benítez se inició en la polí­tica en el 2004 con el apoyo del empresario Juan Alberto Ramírez Díaz de Espada, con el movimiento Reconstrucción Nacional Republicana. Posteriormente, en el 2006 fundó su propio movimiento deno­minado Paz y Progreso (slo­gan utilizado por el gobierno de Alfredo Stroessner) con el apoyo de Alfredo “Goli” Stroes­sner, nieto del dictador, con quien lo une una fuerte amistad.

En el 2005 ocupó la vicepresi­dencia de la Junta de Gobierno y en el 2013 se candidató a la senaduría dentro del movi­miento Honor Colorado. Fue titular de la Cámara Alta durante el período 2015-2016. Ni siquiera llegó a culminar su primer mandato como legisla­dor cuando emprendió su triun­fal carrera presidencialista.

Es propietario de dos empre­sas de construcción, con las que operó directamente con el Estado en servicios de alma­cenamiento y distribución de asfalto. Mediante la firma Aldía SA consiguió contra­tos con el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) y la Municipalidad de Asunción por 18,5 millones de dólares entre el 2010 y 2014. También facturó 3,8 millones de dólares a través de la firma Creando Tecnología SA, pro­piedad de su primera esposa.

En ambas firmas figura como representante legal Ricardo Javier Morán Brizuela y en el caso de Createc aparece Juan Carlos Díaz Benza, de acuerdo a los datos del proveedor con­signado en la DNCP.

Publicaciones de la época consignan que en el 2016, esta firma fue amonestada por proporcionar información falsa en un procedimiento de con­tratación, contrato o procedi­miento de conciliación o pro­testa del artículo 72 de la Ley Nº 2.051/03.

El político siempre aseguró que “Stroessner hizo mucho por el país”, aunque también aclaró que no comparte la violación de los derechos humanos, las tor­turas y las persecuciones come­tidas durante el régimen. Sin embargo, cuando Stroessner murió en el 2006 propuso que la Junta de Gobierno del Par­tido Colorado le rinda tributo. Uno de los principales cuestionamientos que recibe Marito es que su familia se enrique­ció con la dictadura stronista.

Con esos pasos andados, Mario Abdo Benítez se convierte hoy y por los próximos cinco años en presidente de la República del Paraguay.

SU GABINETE

Aunque faltan todavía cier­tas designaciones, el man­datario, quien asume en la fecha en acto solemne en el Congreso Nacional, designó hasta el momento a un total de 28 personas en los cargos claves, de las cuales el 60% es del Partido Colorado y el 40% de otros partidos. Solo 8 son mujeres, que equiva­len al 30%.

 

Invitados por Marito, indígenas participan de ceremonia presidencial

Aborígenes de varias parcialidades participan esta mañana del traspaso de mando, invitados por el propio Mario Abdo Benítez. Los indígenas expresaron su felicidad por poder asistir al importante evento.

Silda Nauge, de la comunidad Puerto Diana de Alto Paraguay, llegó hasta el Palacio de López para presenciar el traspaso de mando en el que Mario Abdo Benítez asumirá como presidente de la República.

“Estamos contentos porque por primera vez que estoy acá con el presidente, porque no hay discriminación”, dijo Nauge en charla con la 970 AM y destacó que nunca antes otro mandatario había invitado a las comunidades indígenas.

Aseguró que Abdo Benítez los visita siempre y que la primera dama, Silvana López Moreira, acostumbra a comprar las artesanías que fabrican y que mantienen un contacto permanente.

“Les encontré en Luque e Luque y le dije a su señora que voy a estar ahí, que quiero irme para representar a todos”, contó la mujer.

En la ceremonia de investidura también se observó a doña Obdulia Florenciano, madre de Edelio Morínigo, quien saludó personalmente a Mario Abdo Benítez.

 

Manifestantes marcharon por el microcentro capitalino

Las organizaciones que anunciaron una serie de manifestaciones y marchas en las calles del microcentro realizaron una marcha desde la plaza Italia hasta la Escalinata de Antequera donde llevaron a cabo un acto central.

Los grupos y organizaciones sociales y políticas marcharon por las calles del microcentro luego de llegar a un acuerdo con representantes de la Policía Nacional. El grueso inició la marcha desde la Plaza Italia pasando por las calles Chile, Herrera para finalmente realizar un acto central hasta la Escalinata de Antequera, informó Rosi Pereira desde el móvil de la 970 AM.

Todo la zona del microcentro capitalino correspondiente al Congreso Nacional y el Palacio de Gobierno se encuentra custodiado por efectivos policiales ubicados en cada esquina además de la colocación de vallados perimetrales.

Entre las organizaciones que marcharon se encontraban integrantes del Congreso Democrático del Pueblo (CDP) contra las notas reversales de Yacyreta, Itaipú y los fondos jubilatorios además de considerar que el que asume es un gobierno del fraude, según expresaron sus representantes.

Las organizaciones integrantes del CDP son el Partido Paraguay Pyahura (PPP), la Federación Nacional Campesina (FNC), el Partido Comunista Paraguayo (PCP), el Movimiento Revolucionario Desde Abajo, la Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas (CONAMURI), el Frente Recoleta, la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay Sindicato Nacional (OTEP SN) y la Corriente Sindical Clasista (CSC).