Masacre de Curuguaty: Marchan para pedir absolución de acusados

Varios centenares de personas marcharon hoy por las calles de Asunción para pedir la absolución de los once campesinos procesados en el juicio por la masacre de Curuguaty, cuya sentencia se conocerá el próximo lunes.


Fuente: EFE

Organizaciones campesinas, estudiantiles y sindicales, así como religiosos artistas y representantes de partidos políticos de izquierda y de grupos de defensa de los derechos humanos presentes en la marcha denunciaron que no existe ninguna prueba que les incrimine, y por lo tanto reiteraron su petición de absolución.

Los once procesados están acusados por los delitos de homicidio doloso, asociación criminal e invasión de inmueble ajeno, y la Fiscalía pide para ellos penas de entre 5 y 30 años de prisión, mientras que la defensa solicita que sean absueltos.

La acusación se refiere a los hechos ocurridos el 15 de junio de 2012, cuando varios centenares de policías acudieron a desalojar a unos 70 campesinos que ocupaban unas tierras del distrito de Curuguaty (este) para pedir que se integraran a la reforma agraria.

Durante el desalojo murieron en un tiroteo once campesinos y seis policías, pero la Fiscalía no investigó las muertes de los labriegos.

Mariano Castro, padre de los acusados Néstor y Adalberto Castro, y de Adolfo Castro, fallecido durante la masacre, recordó a Efe que los procesados son en realidad las víctimas de la matanza, que resultaron heridas durante el tiroteo, o perdieron en él a sus familiares.

“No vamos a descansar hasta aclarar qué pasó en Curuguaty. Si no hay libertad de nuestros compañeros, no nos quedaremos de brazos cruzados. El lunes termina el juicio, y esperamos que los jueces tengan conciencia y hagan justicia”, afirmó.

La marcha de hoy se detuvo ante las sedes de la Fiscalía paraguaya y del Ministerio del Interior para denunciar que ambos entes actuaron al servicio de los latifundistas que promovieron el desalojo que desembocó en la masacre.

 
 

Desmienten millonaria demanda contra Itaú

Pese a la versión de que la empresa Viradolce S.A. habría entablado una demanda contra el Banco Itaú por negligencia en el manejo de la cuenta corriente de la ganadera Maris Llorens, lo cual habría derivado en la millonaria estafa de la que fue víctima, la entidad bancaria afirma que no fue notificada al respecto.

“Hasta el momento no hemos sido notificados de tal acción, por lo que no podríamos emitir consideraciones al respecto”, declara el comunicado emitido por el Banco Itaú.

La ganadera Maris Llorens aparentemente fue víctima de estafa por parte de los empleados de la empresa Viradolce SA, firma que a su vez planteó una demanda contra el banco por incumplir en los deberes de manejo de la cuenta corriente.

Según las palabras del asesor jurídico de Viradolce S.A., Felino Amarilla, el Banco Itaú participó ya sea por negligencia o bajo la complicidad de sus empleados en el lavado de dinero perpetrado por Carmen Lourdes López Sosa, Fabiola Bareiro de Gómez y Annie Gibbons de Giménez; sin embargo, la entidad bancaria aclara que no tiene responsabilidad al respecto.

“Reiteramos y negamos categóricamente cualquier implicancia en las denuncias realizadas con anterioridad y confirmamos que el Banco Itaú siempre ha obrado en cumplimiento a las normas y las leyes vigentes, siguiendo estrictamente los estándares y protocolos internos de nuestra Institución”, añade el texto.

“Como entidad bancaria, somos los primeros interesados en que se aclaren los hechos denunciados, razón por la cual seguiremos colaborando y proporcionando toda la información requerida en tiempo y forma ante los órganos correspondientes”, concluye.

La empresa exige una indemnización de G. 140.000 millones por los daños.

 

Quieren destinar US$ 50.000 donados por Colombia para damnificados

La Cámara de Diputados aprobó que los 50.000 dólares donados por la República de Colombia sean destinados a la asistencia de los departamentos declarados en situación de emergencia, a causa de las inundaciones que azotaron el país. La decisión queda en manos del Poder Ejecutivo.

El monto donado por la República de Colombia será destinado a la asistencia a las familias damnificadas asentadas en los departamentos de Concepción, San Pedro, Misiones, Central, Ñeembucú, Amambay, Presidente Hayes y el Municipio de Asunción, que fueron declarados en emergencia.

El proyecto de ley “Que aprueba la donación otorgada por el Gobierno de la República de Colombia a la República del Paraguay…” fue sancionado por la Cámara de Diputados pero aun necesita del visto bueno del Poder Ejecutivo.

Como vocera de la Comisión de Presupuesto, la diputada Cristina Villalba (ANR-Canindeyú), explicó que el órgano asesor recomendó la aprobación, teniendo en cuenta la necesidad de hacer frente a los diferentes problemas en los departamentos mencionados en el acápite.

Recordó que el monto de ampliación presupuestaria es de G. 297 millones, que son recursos provenientes del gobierno colombiano en carácter de donación.

 

UNA prohíbe “bautismo de los bichos” y consumo de alcohol en la institución

La Universidad Nacional de Asunción (UNA) decidió prohibir los conocidos bautismos a los “bichos” (nuevos estudiantes) y también rechaza cualquier actividad que menoscaba la dignidad, integridad y seguridad de los alumnos.

El Consejo Superior Universitario (CSU) de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), mediante la Resolución N° 0378-00-2016, resolvió actualizar una anterior disposición con respecto a los bautismos, quedando estos prohibidos de celebrarse dentro del predio de la universidad y sus dependencias.

La resolución anterior prohibía la realización de bautismos de ingreso dentro de la institución. La actualización impide cualquier otro acto que “menoscabe la dignidad, la integridad física o psíquica y la seguridad de las personas”.

Por otro lado, la nueva resolución admite la realización de actividades de esparcimiento como eventos culturales, artísticos, sociales y deportivos en los espacios de la UNA y propone a los estamentos “el respeto irrestricto de las personas en su integridad física, psíquica, moral y espiritual, a fin de contribuir al bienestar institucional y nacional”, según reza el penúltimo párrafo.

Así también, se prohíbe la utilización del nombre y demás atributos de la UNA y dependencias en actos ajenos a los objetivos y fines institucionales, y sin autorización previa. También están prohibidos en la universidad el consumo y comercialización de bebidas alcohólicas, drogas ilícitas o cualquier otra sustancia que altere la conducta y la perjudique.