Aseguran que matanza de periodista prueba que hay crisis en la mafia

El ministro de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), Luis Rojas, dijo que el asesinato del periodista Pablo Medina y su asistente Antonia Almada, demuestra que existe una crisis de liderazgo en la mafia. “El narcotráfico no necesita de show”, refirió, al calificar de “tonta" la matanza que puso al tapete varios aspectos del narcotráfico en el país.

“Creo que esto es un mensaje osado, atrevido, grosero, de un sector de la mafia”, razonó Luis Rojas, consultado sobre el escenario desatado tras el crimen del corresponsal de ABC Color, Pablo Medina.

“Una acción criminal inconsulta, porque va a traer consecuencia”, continuó exponiendo el ministro de la Senad hablando en 1080 AM. “El narcotráfico no necesita show, no necesita presencia; cuando se rompen códigos, como matar policías, matar periodistas, es sinónimo de crisis de liderazgos en las mafias”.

Para Luis Rojas fue una acción de “tavy” (estúpido). “Totalmente tonta, zonza, grosera y va a costar caro, carísimo a la mafia en la frontera”.

NARCOPOLÍTICA

Consultado sobre las informaciones con las que cuenta la Senad sobre políticos que operan en el narcotráfico, respondió que “las informaciones que tenemos en ese sentido, las va a manejar la Fiscalía”. “No basta con saber quiénes son y dónde están. Hay que tener elementos para hacer una acusación”.

“PROPICIAMOS LA PRESENCIA DEL NARCOTRÁFICO”

“Ofrecemos ventajas para que prospere el narcotráfico”, expresó Luis Rojas, al señalar las fallas del Estado que propician la existencia del problema sobre todo en las fronteras.

Entre esas fallas citó la falta del control aéreo, de las fronteras secas y del tráfico fluvial, así mismo, un problema de legislación.

 

"Pablo Escobar Gaviria no es mi pariente, pero me tildan como cercano"

El hermano de la diputada Cristina Villalba, en cuya estancia suponen podría estar oculto el intendente de Ypehû, Vilmar “Neneco” Acosta, dijo que las puertas de su propiedad están abiertas para los que quieran ir a verificar y negó que esté ocultando al sospechoso.


Fuente: Radio UNO

En conversación con Radio UNO, el colorado Carlos Villalba, hermano de la diputada Cristina Villalba, dijo que las versiones de que estaría dando refugio al intendente de Ypehû Vilmar “Neneco” Acosta y su hermano Wilson Acosta son falsas.

“Eso afirman personas malas que quieren ensuciar nuestra imagen, yo no tengo conocimiento de lo que pasó, estoy a disposición de las autoridades las 24 horas del día y la noche también (sic), mi portón se mantiene siempre abierto”, expresó Villalba.

Sostuvo que fueron pocas las veces que se encontró con “Neneco” y solo en reuniones políticas en las que cruzaban unas cuantas palabras.

Señaló que no cuenta con ningún poder que impida que la Fiscalía acuda a su propiedad y que si hasta al momento no han allanado su casa es porque no quisieron.

Indicó que ni siquiera tiene una estancia como la llaman, sino solo una chacra de apenas 20 hectáreas en la que se dedica a la cría y el engorde de animales para generar ingresos.

“No quiero reconocer a Pablo Escobar Gaviria como pariente pero me lo tildan como cercano”, reconoció Villalba. Respondió así cuando le consultaron sobre la percepción que se tiene del mismo, en el sentido de la similitud con el capomafioso colombiano muerto a tiros, y cuya biografía fue llevada a las pantallas.

La Policía Nacional prosigue con los allanamientos en busca del autor moral del hecho, quien sería el intendente de Ypehû, Vilmar “Neneco” Acosta.

Por esta causa ya están imputados Cecilio Ramoa (35), por Homicidio Doloso en grado de complicidad y por Reducción, Fermín Ramoa, por Homicidio Doloso en grado de complicidad y por Transgresión a la Ley de Armas y Reducción, y Eliodoro Ibáñez, por Homicidio Doloso en grado de complicidad y Transgresión a la Ley de Armas y Reducción

 

“Quieren amordarzarnos e infundir terror”

El periodista del diario Última Hora, Elías Cabral, reclamó que no se estén realizando los debidos controles en Curuguaty y aseguró que los narcotraficantes tienen campo libre para amenazar a los comunicadores y sembrar el terror en ellos.


Fuente: Radio UNO

En conversación con Radio UNO, el corresponsal de UH, Elías Cabral, se refirió a la situación que atraviesan los periodistas en Curuguaty, quienes trabajan a su suerte en esta ciudad poniendo en riesgo sus vidas por conseguir información.

Señaló que todos los que trabajan en la zona corren el mismo riesgo que Pablo Medina, ya que a causa de sus publicaciones reciben constantes amenazas de los afectados.

Recordó que al actual concejal colorado Julio Colmán, lo tiene en la mira debido a sus materiales sobre el mal uso del Fonacide.

“Acá quieren amordazarnos e infundirnos terror, el Gobierno tiene que tomar en serio todo esto”, expresó Cabral.

Colmán ratificó que Cabral “va a pagar por lo que hizo” ya que publicó “mentiras” sobre su persona.

Reclamó que la Policía Nacional no esté haciendo la “veda” correspondiente para evitar que los narcotraficantes circulen por todas partes.

Comentó que debido a este peligro latente, en los últimos tiempos solía acompañar a Pablo Medina en las coberturas para cuidarse mutuamente.

 

Senad: "hay poblaciones que viven de la marihuana"

El ministro de la Senad, Luis Rojas, reveló que en los departamentos de Canindeyú, Amambay y Alto Paraná hay poblaciones que viven de la marihuana. Ante este escenario, la nueva estrategia de la institución no solo implica la incautación de la droga sino desarticular la estructura criminal.


Fuente: Radio UNO

Rojas señaló que en estos puntos existe una suerte de ‘L’ geográfico, donde se concentra la mayor cantidad de cultivo de marihuana.

En contacto con la 650 AM, dijo que Canindeyú, Amambay y Alto Paraná son departamentos que producen la droga especialmente para el Brasil.

“En estas zonas el cultivo se convirtió en un negocio de renta para organizaciones criminales. El paso lógico tras adquirir el poder económico es tratar de tener el poder político de esas zonas”, manifestó.

El ministro indicó que dentro de estos tres departamentos hay poblaciones que viven de la marihuana. “Directamente esta el trabajador en las plantaciones, el que acopia, el que prensa. En forma indirecta esta la ferretería que vende la lona, la farmacia que vende medicamentos, la despensa que vende insumos, la casa que vende las motos. Se genera una situación totalmente irreal producto de la actividad ilícita”, añadió.

Reconoció que mucho tiempo se cometió el error de creer que la única forma de parar con el narcotráfico, era a través de las incautaciones de droga. Ahora los trabajos apuntan a desbaratar los bienes de los narcos.

“Nos metimos el chip en la cabeza que a la organización criminal se lo desarticula no a balazos sino haciéndonos con los bienes. Ahí realmente la estructura criminal se desploma”, sentenció.