Médico del Ineram ruega parar por 15 días: “Ñamanombátama”

El neumólogo del Ineram, Carlos Morínigo, mencionó que se debe ir a cuarentena 10 o 15 días, se enoje quién se enoje, y que el Gobierno asista económicamente a los sectores afectados con esta medida. Lamentó que mucha gente salga a farrear y no sea consciente de que no hay más lugar en los centros de salud.

El doctor Carlos Morínigo, jefe de contingencia y coordinador del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram), manifestó a la 780 AM que las actividades se tienen que parar mínimo por 15 días, se enoje quién se enoje, y que el Gobierno reparta dinero y víveres a los afectados, pues el ritmo de contagios y fallecidos es alarmante.

“Esta madrugada vimos morir a más gente, es incesante el pedido de camas. Es preocupante y tenemos que ver qué hacer. Esto está totalmente desbordado. Tenemos dos mundos paralelos: de la gente que farrea y de los que están pasando la penuria más grande. No hay lugar ni para un pelo en los hospitales. Es la estupidez de las autoridades y de los inconscientes”, lamentó.

Indicó que los servicios de salud están completamente sobrepasados y sin vacunas para inmunizar a la población de riesgo. “Estamos viendo la inutilidad del supremo capitán Mazzoleni y su gavilla, el responsable directo es Mario Abdo Benítez por su testarudez de no ver que estaba haciendo mal las cosas”, expresó.

Indicó que a estas alturas todo el país ya debía estar vacunado si se hacían negocios directos con Rusia para traer la Sputnik. “Se casaron e hicieron lo que quisieron con la OPS, que hasta ahora no da respuestas, desapareció la OPS con nuestros 6 millones de dólares. Hay que hacer algo, no podemos recibir más de a puchito las vacunas, en noviembre del 2022 vamos a terminar si seguimos así. Algo tenemos que hacer porque ñamanombátama, desesperante es la situación”, arremetió.

Por último cuestionó que los dueños de los bares cierren calles y coloquen sillas en la intemperie para evitar el contagio, pero recordó que con estas bajas temperaturas muchos sufrirán enfermedades respiratorias y no tendrán lugar para consultar ante el desborde de los casos de Covid.

 

Paraguarí: restablecen provisión de oxígeno en dos hospitales

Desde la Novena Región Sanitaria mencionaron que se restableció momentáneamente la provisión de oxígeno en los hospitales de Ybycuí y Quiindy, departamento de Paraguarí, tras el reporte que dicho insumo se acabó y que muchos pacientes con Covid-19 precisaban de forma urgente.

Tras la dramática situación que se vivió en los hospitales de Ybycuí y Quiindy ante la falta de oxígeno y los fallecimientos de dos pacientes con Covid-19, el Dr. Osmar Galeano, director de la Novena Región Sanitaria, manifestó que se restableció de forma momentánea la provisión del esencial insumo a dichos centros asistenciales.

Cabe recordar que en el primer hospital se reportó el deceso de un paciente de 54 años, mientras que en el segundo, falleció una mujer de 56 años el sábado pasado. Ambos con Covid positivo que necesitaban de forma urgente ser trasladados a la Unidad de Terapia Intensiva (UTI).

“Se pudo solucionar momentáneamente esta situación”, expresó el doctor en contacto con radio Ñanduti. Según explicó, a las empresas proveedoras de oxígeno les resulta difícil continuar con el servicio debido al aumento de la frecuencia y de la cantidad de pacientes que necesitan todos los días.

Sobre ese punto, dijo que para restablecer el servicio en los hospitales, la Dirección de Insumos Estratégicos del Ministerio de Salud, reorganizó la distribución y liberó a las empresas de algunos puntos del departamento Central para que el oxígeno llegue a Paraguarí.

Debido a la alta demanda, comentó que el consumo de oxígeno en la zona aumentó un 250% más de lo era anteriormente. “Por dar un ejemplo, en el Hospital de Paraguarí teníamos 14 camas para cuadros respiratorios, ahora hay más de 50 pacientes con un alto flujo de consumo de oxígeno más la terapia intensiva”, refirió.

Indicó que el aumento de la cantidad de pacientes en parte se debe a la inconciencia de la gente, “que es la que realmente le está quitando el oxígeno a los hospitales”, afirmó, lamentando que en la zona continúa la realización de eventos que no están permitidos.

“Es una verdadera vergüenza que esta gente no se dé cuenta que estamos mal y estamos en una situación crítica”, puntualizó.

 

MEC reconoce que no tiene reportes de contagios en escuelas

Pese a que no existe una sola cifra confirmada de contagios generados en el aula, el MEC evalúa la posibilidad de ampliar las vacaciones de invierno para los matriculados en la modalidad presencial.

Alcira Sosa, viceministra de Educación, confirmó que no tiene ninguna confirmación de contagio en escuelas y colegios, sin embargo, sí cuenta con la activación de protocolos por sospechas de contagios o por contagios de estudiantes y docentes, pero no dentro del aula, sino en sus respectivos núcleos.

En total, 600 burbujas activaron el protocolo por sospecha de Covid y un poco más de 500 porque alguien de su núcleo dio positivo.

“Esta prolongación de vacaciones va a ser para que los que están presencialmente, desarrollen actividades en la modalidad a distancia”, explicó Sosa en comunicación con la 730 AM.

Detalló que unos 347.000 estudiantes del sector público son los que mantienen la modalidad a distancia y unos 150.000 del sector privado y subvencionado.

No obstante, aclaró que actualmente las dos modalidades siguen habilitadas y que los padres pueden decidir si sus hijos reciben enseñanza desde sus casas o en las escuelas.

Las vacaciones de invierno inicialmente van del 12 al 23 de julio, sin embargo, el factor climático también podría incidir en la extesión.

 

¿Podría surgir una "variante paraguaya" del COVID-19?: especialista confirma posibilidad

Debido al alto nivel de contagiosidad que existe hoy día, no se descarta que eventualmente pueda surgir una variante propia del COVID-19 en Paraguay. Inclusive, hay cierta probabilidad de que la misma pueda llegar a burlar los test de PCR u otros métodos de detección.

A partir de ahora Paraguay ya cuenta con la capacidad de realizar la secuenciación del genoma del SARS-CoV-2, a fin de detectar las variantes del COVID-19 que se encuentran en circulación.

El doctor Mario Martínez, director del Instituto de Investigación en Ciencias de la Salud (IICS) de la UNA, manifestó al canal GEN que este es un hito muy importante ya que se podrá determinar qué variantes están presentes en el país sin tener que enviar las muestras al extranjero.

Tras analizarse en total 41 muestras, se pudo detectar la presencia de la variante P1 originaria de Manaos en 11 de ellas, mientras que la variante B117 detectada en Reino Unido apareció en otras 6, precisó. Estas se suman a la cepa original del SARS-CoV-2 que ya venía circulando en el país.

Con estos hallazgos se confirma que, por el momento, no hay otras variantes de preocupación como las de India y Sudáfrica, aunque no se descarta que puedan ingresar eventualmente debido al gran movimiento de personas, sostuvo el director del IICS.

Martínez admitió que existe la posibilidad de que pueda surgir una nueva variante propia del virus en Paraguay, esto en vista a la gran cantidad de contagios y la circulación comunitaria del virus.

“Es muy preocupante la alta contagiosidad que estamos teniendo y eso tiene que ver con la aparición de nuevas variantes. Cuando más circula y se transmite el virus, aumenta la probabilidad de que vayan apareciendo más variantes”, enfatizó.

Asimismo, dijo que se podría dar un escenario mucho más complejo en el que aparezca una variante del COVID-19 que pueda tener mayor transmisibilidad o que incluso pueda no ser detectada por los métodos utilizados actualmente como los test PCR o test de antígenos, por ejemplo.