Mezquindad política impidió franja costera: “No se hizo porque Nicanor no quiso”

El senador Enrique Riera sostuvo que la problemática de la crecida del río Paraguay pudo solucionarse hace 15 años, pero lamentó que la franja costera no se hizo porque el entonces presidente Nicanor Duarte Frutos no acompañó el proyecto.

El senador de Honor Colorado Enrique Riera aseguró que el proyecto de la franja costera que fue delineada durante la intendencia de Carlos Filizzola, también fue impulsada durante su periodo como jefe comunal asunceno.

En charla con la radio Ñanduti, el legislador criticó que la propuesta no fue concretada porque "el gobierno de Nicanor Duarte Frutos (2003 - 2008) se opuso a dar el aval para la contratación del préstamo“. “La franja costera no se hizo porque Nicanor no quiso, para hablar en cristiano”, lanzó.

Recordó que ya estaba todo listo para ir a solicitar el crédito, pero diez días antes salió un viceministro de esa administración a informar que tras un estudio del equipo económico se decidió postergar por 45 días.

El legislador mencionó que este proyecto pudo haber resuelto hace 15 años atrás la problemática de las inundaciones de los bañados. En el 2006, cuando era intendente de Asunción dijo que lo único que faltaba era una decisión política por parte del gobierno central, porque la iniciativa estaba técnicamente aprobada.

“Eso pienso cada vez que veo a un inundado o a alguno en una canoa, porque ya estaba diseñada la franja sur, que iba de Sajonia a Cerro Lambaré. Era una circunvalación que aislaba a la ciudad de la inundación. Todos los años sube el río”, indicó.

Riera explicó que el trasfondo en realidad fue político, atendiendo que Luis Castiglioni apoyaba la franja costera y el mismo tenía un duro enfrentamiento con Nicanor, con quien luego llevaron la puja al plano electoral.

 

Lo que le espera a la UNA en los próximos años, según visión de candidatos al Rectorado

Zully Vera, Ricardo Garay y Nicolás Guefos pugnan por ocupar el cargo de rector en la Universidad Nacional de Asunción (UNA). A través de un debate televisivo, los tres candidatos presentaron sus propuestas e ideas, al tiempo de dar una visión general sobre la manera en la que proyectan dirigir la casa de estudios más importante a nivel terciario.

El próximo martes 16 de abril se llevarán a cabo unos comicios en la Universidad Nacional de Asunción (UNA) para la elección de nuevas autoridades, en este caso, para ocupar los cargos de rector y vicerrector.

Un total de tres candidatos buscan acceder a la titularidad de la citada casa de estudios: Zully Vera, decana de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ); Ricardo Garay, docente y ex interventor de la UNA; y Nicolás Guefos, decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FACEN). El exministro de Corte y actual decano de la Facultad de Derecho, Raúl Torres Kirmser, hace unos días decidió retirar su candidatura y abandonar la carrera por el rectorado.

En un debate organizado por el programa “A Punto” de la 970 AM y el canal GEN, los mismos se encargaron de exponer públicamente sus propuestas y, a su vez, brindar una visión general sobre la manera en la que piensan administrar la que es considerada como la casa de estudios más importante a nivel universitario.

NICOLÁS GUEFOS

El actual decano de FACEN habló sobre la necesidad de “llevar la universidad a todos los paraguayos” y acercar la educación a otros puntos del país además de la capital, específicamente a las filiales de la UNA.

Así también, habló sobre la posibilidad de plantear una modificación del estatuto universitario para controlar que los integrantes de la Asamblea Universitaria (AU) no sean nombrados en cargos de confianza dentro de la institución, tal y como se ha venido cuestionando.

Tanto estudiantes como egresados han manifestado su preocupación y molestia por el nombramiento de asambleístas en diferentes cargos de la UNA, lo cual -a criterio de muchos- puede ser tomado como una especie de “pago de favores”.

Al ser consultado sobre qué medidas institucionales pretende adoptar en caso de ser electo como rector para mejorar la investigación y la extensión universitaria, Guefos sostuvo que primeramente se debe formar investigadores en la UNA y, a la par, crear una masa crítica a nivel interno, sobre todo entre estudiantes.

En el mismo orden, habló sobre la necesidad de contar con postgrados y doctorados de todo tiempo, de manera a propiciar una constante formación en instancias más complejas y mejorar la calidad de los egresados.

El candidato también hizo énfasis en otro punto relacionado a la financiación de investigaciones, asignada hoy día al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) y afirmó que se debe analizar con este organismo la manera en la que se pueden encarar este tipo de iniciativas.

En relación a su propuesta para lograr una administración eficiente y transparente, Guefos admitió que hacer más eficiente el uso del dinero público es un reto por el que se debe trabajar también dentro de la UNA y para lograr eso la Asamblea Universitaria había propuesto la presentación de un nuevo proyecto de universidad, el cual debería partir de los mismos docentes, estudiantes y egresados.

Uno de las preguntas realizadas por los estudiantes era el cómo solucionaría la deuda histórica que existe desde la UNA con el área de las ciencias sociales. Al respecto, sostuvo que en vista a esa inquietud se decidió crear la Facultad de Trabajo Social y Ciencias Sociales, desanexando las carreras que anteriormente dependían de otras facultades para integrarlas en esta nueva unidad académica.

Hoy día se encuentra en marcha el proceso de apertura del primer concurso público, de tal manera a que en próximas elecciones ya se pueda elegir a las autoridades de esta facultad y que con ello se pueda marcar el rumbo de la UNA en el ámbito social, refirió.

En otro orden de cosas, se mostró abierto a la posibilidad de que las sesiones del Consejo Superior Universitario (CSU) de la UNA se transmitan en vivo, tal y como ya se ha implementado en otras instituciones del Estado. Asimismo, habló sobre la necesidad de plantear ante la Asamblea Universitaria el escalafón para los docentes extranjeros que enseñan en dicha casa de estudios.

ZULLY VERA

La decana de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) sentó postura respecto a la contratación de asambleístas en cargos de confianza, cuestionamiento realizado tanto por estudiantes como egresados de la UNA, y sostuvo que buscarán que se siga contratando a los mejores viendo los mejores perfiles.

Una de las medidas que propuso para evitar esta situación es que se establezcan una serie de códigos y procesos internos, de manera a delinear una hoja de ruta para que solo estén trabajando los mejores profesionales en lo que respecta a cargos de confianza.

Al ser consultada sobre sus propuestas concretas para mejorar la investigación y la extensión dentro de la universidad, Vera hizo énfasis en fortalecer y dinamizar los programas de investigación.

La misma destacó que la Universidad Nacional de Asunción posee la mayor cantidad de investigadores a nivel país y por ello considera como algo importante propiciar este aspecto, tanto entre docentes como estudiantes.

Para lograr este cometido, propuso optimizar los equipamientos y laboratorios que poseen, además de seguir impulsando el crecimiento de este rubro, todo para generar mayores investigaciones.

Sobre el mismo punto, dijo que también se buscará el fortalecimiento en la formación de los docentes, a fin de que los mismos tengan la iniciativa para encarar más investigaciones, además de lograr un cambio de paradigma para enfocar todo en los estudiantes.

En lo que respecta a la forma de lograr una administración eficiente y transparente en caso de llegar al rectorado de la UNA, la candidata sostuvo que apuntará a seguir fortaleciendo el tema de las documentaciones y reglamentaciones a las que está sujeta la UNA, de manera a que todos puedan ver el trabajo que se realiza allí dentro.

En relación a la pregunta de uno de los estudiantes sobre cómo solucionaría la deuda histórica que existe desde la UNA con las ciencias sociales, la decana de FCQ-UNA refirió que son conscientes de que se trata de una deuda no solo a nivel universitario sino también a nivel país.

Reiteró que desde el grupo que trabaja en el Consejo Superior Universitario se ha decidido impulsar la creación de la Facultad de Trabajo Social y Ciencias Sociales para que sus estudiantes puedan tener su propia identidad y con ello también fortalecer a sus docentes.

Vera se mostró a favor de que las sesiones del CSU puedan ser transmitidas en vivo y mencionó que lograron una experiencia muy positiva al grabar las sesiones de la Asamblea Universitaria. Sobre el tema, considera que es importante impulsar la idea para generar confianza en quienes los han elegido.

La candidata habló sobre la propuesta de “internacionalización de la universidad” y con ello el escalafonamiento de los docentes extranjeros en la UNA, así como la contratación de docentes investigadores con una buena escala salarial para mejorar la calidad académica.

RICARDO GARAY

El exinterventor de la UNA sostuvo que uno de los errores de la administración anterior de Froilán Peralta fue el haber asumido el compromiso con los asambleístas de ubicarlos en distintos puestos dentro de la universidad sin tener la suficiente preparación, por ello cree necesaria la elaboración de un código de ética y de normativas taxativas para que eso ya no ocurra.

Entre sus propuestas para mejorar la investigación y la extensión universitaria, habló sobre la posibilidad de ampliar el presupuesto del programa de docentes investigadores para que los mismos puedan cobrar un mejor salario, acorde a lo que deberían ganar con dicho cargo.

Asimismo, manifestó que es necesario conseguir más recursos para propiciar la investigación desde la UNA dada su importancia y transversalidad, al igual que buscar la forma de encarar proyectos conjuntos con el gobierno nacional.

Al ser consultado sobre la forma en la que pretende lograr una administración eficiente y transparente en caso de ser electo como rector, Garay indicó que primeramente se deben mejorar los procesos y reivindicar la autarquía de la UNA, de manera a evitar la burocracia y agilizar cualquier tipo de trámite o proceso interno.

El mismo considera que el presupuesto manejado por la institución debe ser socializado por todos los medios posibles, no solo a través el portal web que generalmente recibe pocas visitas de los usuarios.

Respecto a la pregunta de los estudiantes sobre cómo solucionaría la deuda histórica que existe con las ciencias sociales, el candidato afirmó que además de apoyar a la recientemente creada Facultad de Trabajo Social y Ciencias Sociales también se debe promocionar a la Facultad de Filosofía, sobre todo considerando que es la que maneja uno de los menores presupuestos.

Garay considera que con la tecnología actual se puede lograr la transmisión de las sesiones del Consejo Superior Universitario y todo pasa por la voluntad política que exista, por ello ve eso como una posibilidad real.

En vista a este planteamiento, aboga por que todas las resoluciones que se van tomando sean socializadas en las redes sociales y no solo en la página de la UNA, tal y como ya mencionó en otro de los puntos anteriores.

Garay recordó que la internacionalización es un requisito para ser incluidos dentro del ránking de universidades y por ello sostiene que se debe seguir mejorando este aspecto. Una de las alternativas sería incorporando a docentes del extranjero que vengan al país para enseñar en la UNA.

De igual manera, cree oportuno ver la forma de hacer un “rescate de cerebros paraguayos”, reclutando como profesores de dicha casa de estudios a compatriotas destacados que actualmente enseñan en el exterior y tienen la suficiente capacidad para ocupar el cargo.

 

Barrio Obrero en vigilia para que damnificados no ocupen otra plaza

Vecinos de barrio Obrero se preparan para evitar que 40 familias damnificadas se instalen en la plaza Patricio Escobar, utilizada a diario por 80 chicos de una escuela de fútbol. Ya enviaron una nota al intendente, Mario Ferreiro, para solicitar apoyo.

Una comisión vecinal de barrio Obrero remitió un documento con 200 firmas al intendente Mario Ferreiro, a fin de solicitar la protección de la plaza Patricio Escobar.

“Nos dijeron que está destinado para 40 familias y estamos preocupados porque acá hay una escuela de fútbol, donde 80 chicos vienen todos los días”, comentó a la 970 AM, Marcos Rojas, poblador de la zona.

Precisamente esta mañana, funcionarios de aseo urbano fueron a limpiar la plaza y según Rojas, eso casi nunca sucede, por lo que presume que se debe a que vendrán “altos jefes” para darle apoyo a damnificados.

Aseguró que la Municipalidad nunca aportó nada y que todos los avances y las mejoras fueron posibles mediante las actividades de la comisión vecinal.

El presidente de dicho grupo, Omar Bareiro, convocó a los lugareños nuevamente para esta tarde, con la idea de mantener una vigilia e impedir la ocupación del espacio.

 

Reflotan proyecto anterior de Senavitat: 5 mil casas para damnificados de la ribera

El Ministerio de Urbanismo anunció la construcción de 5.000 viviendas en la Costanera Norte y Sur para las familias que habitan las zonas ribereñas. Invertirán 230 millones de dólares y el dinero ya está disponible. El proyecto había surgido durante el gobierno anterior, que ahora será "reflotado".

Ante el problema que representa la inundación que se repite todos los años, el Gobierno plantea como una “solución definitiva”, la construcción de casas para 5.000 familias, es decir, unas 25.000 personas.

“Tenemos los anteproyectos y la disponibilidad financiera”, comentó el ministro del Urbanismo, Dany Durand, quien aseguró que además ya cuentan con el apoyo del intendente Mario Ferreiro.

En total invertirán 230 millones de dólares, con donaciones proveídas por la República de Taiwán, el Banco Interamericano de Desarrollo y recursos del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones.

En la Costanera Norte se plantea la construcción de 1.800 viviendas, además de otras 600 para la zona de San Blas, próxima al aeropuerto mientras que en la Costanera Sur se edificarán 2.000 viviendas para la parte conocida como Tacumbú.

Se prevé un estudio caso por caso para ver quiénes estarían en condiciones, sin embargo, el MUVI cuenta con programa que subsidia hasta el 95 % del costo, si se comprueba que los aspirantes son de escasos recursos.

La intención de las autoridades es que este planteamiento se convierta en una salida definitiva al problema de la inundación, siempre y cuando los futuros beneficiados acepten la propuesta.