Ministro del Interior minimiza la confesión de abogado de Cucho sobre 'financiación narco' a Abdo

El ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, sostuvo que el abogado Marcial Valdez debería comprobar las acusaciones realizadas en su contra y el presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

El abogado Marcial Valdez, defensor del supuesto narcotraficante Reinaldo ‘Cucho’ Cabaña, dijo que tanto el ministro Villamayor como el presidente Abdo, eran unos “malagradecidos”, ya que su cliente había aportado más de US$ 500.000 dólares para la campaña presidencial.

“Me resultó muy entretenido cuando el abogado empezó a hablar. Hoy no sé qué pasó que ya no dijo nada”, señaló el ministro Villamayor.

Por otra parte, sostuvo que no tiene ningún problema en hablar sobre el tema, pero que si el abogado Valdez tiene algo que decir, que lo haga pero mostrando los argumentos que sostienen su acusación.

Estas declaraciones fueron realizadas por Villamayor en su visita a la ciudad de Concepción, realizada en el marco del nuevo método de combate a grupos criminales.

 

Cuánto de indígena, europeo, asiático y africano tenemos: mapa genético de población paraguaya

La búsqueda e identificación de desaparecidos durante la dictadura stronista (y del continente) llevó a estudios relevantes en el campo de la genética. Esto al punto en que por primera vez se tiene el mapa genético poblacional de Paraguay, elaborado por científicos argentinos y paraguayos.

Aspectos generales del mapa genético de la población paraguaya, hace mención a las explicaciones dadas por el director de Genética Forense de EEAF (Argentina) Carlos Vullo y publicadas en el El País de España.

“El mapa genético permite la identificación comparando el perfil genético del hueso con la base de perfiles genéticos de familiares y, posteriormente, con el perfil genético poblacional, que es lo que le otorga validez científica al trabajo genético de identificación. En el caso de Paraguay, los resultados determinaron que tiene un 86% de ADN materno de origen indígena americano, una proporción más alta comparada con otros países de la región como Argentina (entre el 40 y el 65%) o Uruguay (22%), aunque más baja que en Bolivia, donde alcanza el 99%. Así lo explicó el director del Laboratorio de Genética Forense de EEAF, Carlos Vullo, durante la presentación de los resultados del perfil hecho a base de 550 muestras sanguíneas de hombres de madre paraguaya de distintas regiones del país. El trabajo también muestra que en Paraguay el ADN heredado de los varones, a través del cromosoma Y, es en un 66,3% de origen europeo, un 14,7% euroasiático, un 13,8% africano y un 5,2% americano”, remarca el estudio publicado en el periódico español.

Vullo adelantó que los resultados del estudio servirán para la elaboración de cuatro artículos científicos, uno de ellos ya publicado. El científico argentino presentó el estudio acompañado del ministro de Justicia de Paraguay, Julio Javier Ríos, el presidente del EAAF, Luis Fonderbrider, de Goiburu y del fiscal Santiago Gonzalez Bibolini.

 

Con 'una gota de sangre' halló resto de papá desaparecido hace 40 años bajo dictadura stronista

La aplicación de la ciencia en infestigación forense para hallar restos de desaparecidos, realizada por médicos paraguayos y argentinos, tuvo eco en Europa, en donde resaltan los episodios en los que gracias a la genética se develan identidades de personas asesinadas por las dictaduras en Latinoamérica.

En un artículo publicado por el corresponsal de El País de España, Santi Carneri, se revelan detalles de los avances que tuvo la investigación forense en la pesquisa sobre muertos y desaparecidos durante las dictaduras que azotaron el continente en el siglo pasado.

“¿Quién iba a creer que si donás una gota de sangre van a encontrar a tu papá desaparecido hace 40 años?”, se preguntaba Silvia Beatriz Potenza, hija del bibliotecario del Congreso argentino José Agustín Potenza, a quien la Policía paraguaya y uruguaya secuestró junto a la militante italoargentina Rafaela Filipazzi en el hotel Hermitage de Montevideo, en junio de 1977. Sus restos fueron encontrados en una comisaría de Asunción, donde ambos fueron torturados antes de morir. Silvia se quedó muda cuando la llamaron en 2017 para contarle que su padre había sido identificado en Paraguay”, revela una parte del material.

“Esta historia, así como otras tres identificaciones realizadas en Paraguay no habrían sido posibles sin el trabajo que desde 2006 realizan desde la dirección de Memoria Histórica del ministerio de Justicia paraguayo, junto al Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). Un esfuerzo que resultó este miércoles en la presentación en Asunción del primer perfil genético de la población paraguaya”, agrega.

En el artículo de El País reproducen el comentario de Rogelio Goiburú (hijo del médico militante antiestronista Agustín Goiburu) , Director de Reparación y Memoria Histórico de Paraguay, entidad que desde su constitución, logró recuperar 37 restos óseos y de por lo menos 425 casos de personas desaparecidas y ejecutadas extrajudicialmente por la dictadura stronista.

“Buscar huesos y darle identidad. Darle la historia que está oculta bajo la tierra, como los huesos. Se trata de mirar al futuro sabiendo lo que pasó en Paraguay y que la democracia se fortalezca”, expresa Goiburu. Filipazzi, Potenza, Miguel Ángel Soler y Cástulo Vera Báez fueron los primeros cuatro identificados y restituidos a sus familiares gracias a la toma de muestras de sangre. Ellos integran la lista de al menos 50.000 personas asesinadas, 30.000 desaparecidas y unas 400.000 encarceladas durante la vigencia del Plan Condor, diseñado por las dictaduras latinoamericanas en los setenta para asesinar a quienes luchaban contra ellas y se escondían en otros países, según está documentado en el Archivo del Terror, un sumario de documentos que la policía paraguaya guardaba en Asunción”, menciona también la nota periodística.

 

Dejó su auto estacionado hace 6 años en el Silvio Pettirossi, debe pagar G. 21,6 millones para retirar

El vehículo pertenece a un ciudadano chileno, que salió del país y ya no volvió. El auto se encuentra estacionado desde el 2012 y hoy procedieron a removerlo del lugar.

Fernando Gallardo, administrador del Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi, explicó que al asumir su cargo pidió un relevamiento de datos de la situación del estacionamiento del lugar y fue ahí que se constató que un automóvil estaba aparcado en el lugar desde hace 6 años.

Se trata de un vehículo de la marca Suzuki tipo Baleno, con chapa ALF 802. Pertenece a un ciudadano chileno de nombre Francisco Benjamín Pia’a.

Gallardo comentó que el automóvil estaba estacionado en el lugar desde el 2012 y que no se tienen mayores datos del propietario. “Evidentemente este señor viajó y ya no vino más”, indicó.

La deuda por el usufructo del estacionamiento hasta el día de hoy asciende a la suma de G. 21.600.000.

El administrador de la estación aeroportuaria señaló que la Dirección de Migraciones no cuenta con datos de que el chileno haya vuelto al país y que buscarán a través de las autoridades, obtener mayores datos del hombre.

Anunció que se pedirá la intervención de la Fiscalía para proceder a la apertura del vehículo y verificar su contenido. Mientras tanto, permanecerá bajo el resguardo de la seguridad del Aeropuerto.