Mujer con sospecha de padecer COVID-19 se fugó al ser trasladada a un albergue

Una mujer, bajo sospecha de padecer COVID-19, se fugó de la ambulancia que la transportaba hasta un albergue en Ypakarai para que cumpla con la cuarentena obligatoria. El hecho ocurrió sobre la Ruta PY 02, a la altura del Km 41, ayer en horas de la noche.

La mujer fue identificada como María Luisa Caballero y está bajo sospecha de padecer coronavirus ya que cuidaba de una anciana que dio positivo a la enfermedad. Esta última se encuentra internada en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (INERAM).

De acuerdo al informe de los agentes de la comisaría 35° de Pedrozo, el conductor de la ambulancia identificado como Juan Ramón Melgarejo, relató que estaba trasladando a la mujer a un albergue, ubicado en el Km 35, de la Ruta PY 02.

Al alcanzar el Km 41, decidió detener la marcha, porque la paciente estaba golpeando con mucha insistencia la cabina de la ambulancia. Cuando descendió del vehículo, la mujer aprovechó para salir y huir hacia una zona despoblada.

El suboficial primero Cristhian Candia mencionó que se realizó un rastrillaje en la zona, teniendo en cuenta que la misma podría estar todavía en la zona. No obstante, hasta el momento no tienen datos sobre su paradero.

La mujer debía cumplir el aislamiento obligatorio en un hogar de retiro llamado Casa de la Familia Salesiana (Cafasa), ubicado en la ciudad de Ypacaraí.

Un policía comprometido y la tecnología desnudan mal de muchos hospitales: la insensibilidad

José Giménez, oficial Inspector de la Policía Nacional, se convirtió en el ejemplo de compromiso con su institución y de sentido humanitario, durante el episodio en el que una anciana que sufrió graves heridas, fue ninguneada en el Hospital Barrio Obrero de la capital


El agente fue el encargado de llevar de urgencia a la ciudadana que sufrió la desgracia, en el móvil policial. Y lo hizo aplicando la lógica de llevarla al centro sanitario más cercano, considerando el dolor grande que afligía a la persona herida.

Y fue en esta ocasión en que entró la tecnología, en favor del policía comprometido, ya que el mismo portaba en su uniforme una cámara encargada de grabar los operativos en que se halla inmerso.

Mediante las imágenes y sonidos de la misma, quedó documentado la significativa insensibilidad que exhiben algunos personales de salud, al momento en el que un prójimo herido o sufriente necesita urgente atención médica.

Te puede interesar: Video:: anciana con triple fractura, llorando de dolor, ninguneada en hospital

Los sonidos captados fueron muy dramáticos. Se escucha excusas irrelevante en tono apático, inhumano, de personas que escuchaban y venían como la anciana gritaba y se retorcía de dolor, y a un policía desesperado que podía, a la vieja usanza, exhibir prepotencia verbal y física para que atiendan la paciente, pero que optó por la calma en vez de la rabia, para que cada cual cumpla con su deber, y compromiso con el que le paga su sueldo: el contribuyente.

Toma de rehenes en colegio, planean: los peores de la clase bajo la mira fiscal-policial

El Colegio Nacional Fernando de la Mora (departamento Central), se encuentra en un estado de alta tensión. Es por la amenaza de grupo de estudiantes que anuncian la toma violenta de la institución, por reclamos “sin atender sobre la situación moral de docentes”.


El peligro es latente, a partir de la detección en redes sociales (WhatsApp e Instagram) de que, efectivamente, está en marcha potencial la aplicación de la amenaza.

El director de la institución, José Villalba, confirmó que el problema es real, y que ya fue denunciado ante autoridades competentes.

“Respecto a la amenaza de la toma, se había presentado la denuncia. Presentamos en la comisaría, Fiscalía, Delitos Informáticos, Codeni e instancias del Ministerio de Educación y Ciencias”, dijo Villalba a Ñandutì AM.

Te puede interesar. Yerno de Lugo disuelve su matrimonio y lo convierte en ‘asunto de Estado’

En cuanto a los que organizan la revuelta, se sindica a uno principal, que lidera a varios estudiantes que se nuclean con la denominación de “Random” (en Instagram), que alegan supuesta “inmoralidad” de docentes que, “exigen”, deben ser expulsados del colegio.

“Ellos argumentan el descontento en temas que tienen que ver con la vida privada de las personas, lo cual nosotros no tenemos competencia en eso. Les hemos invitado para reunirnos y dialogar pero no concurrieron”, dijo Villalba a la 1020 AM.

Un detalle “de color” respecto al tema, es el hecho de que el líder del grupo que amenaza con la toma violenta, es un alumno de malos antecedentes disciplinarios y académicos. Cómo botón de muestra mencionan que el mismo reprobó 14 materias de 18 que se cursan, además de constituirse en foco de conflictos recurrentes en el centro educativo.

En las redes sociales los amenazantes anuncian que el plan de tomar el colegio, contempla inclusive la tona de rehenes de alumnos de cursos inferiores y otras acciones violentas.

Salud tilda de “falta de humanidad” lo ocurrido en el Hospital de Barrio Obrero

El Ministerio de Salud emitió un comunicado en relación a los recientes eventos en el Hospital de Barrio Obrero, donde dos ciudadanos no recibieron la atención adecuada.

El comunicado señala que cada paciente merece una atención de calidad y con calidez. “La falta de humanidad en los servicios de salud es inaceptable e inexcusable”.

Al respecto de lo ocurrido, el Ministerio inició un proceso de investigación para determinar quiénes son los responsables y aplicar sanciones administrativas correspondientes, sin perjuicio de que se promueva otras acciones legales. Además, el personal de salud involucrado fue separado de sus funciones de manera inmediata.

Puede interesar: Lanzan el proyecto “Agua Para el Desarrollo” en el Chaco central

Con respecto a los pacientes afectados, Salud indica que los mismos fueron atendidos esa misma noche en el Hospital del Trauma. Uno de ellos ya ha sido dado de alta, mientras que la otra persona se encuentra internada y ya tiene un plan de cirugía establecido.

“Bajo ninguna circunstancia permitiremos que se repitan situaciones como esta. Tomaremos todas las medidas necesarias para garantizar que cada ciudadano reciba la atención digna que merece, en cumplimiento de su derecho a la salud”, agrega el pronunciamiento.