'Neneco' cayó pero en Ypehû el negocio, "viento en popa"

El exdiputado y actual concejal de Curuguaty, Julio Colmán, dijo que no existe ningún cambio en la zona de Ypehû en cuanto al tráfico de drogas, pese a que el considerado “rey” en esa actividad, Vilmar Neneco Acosta, se encontraba prófugo desde octubre del año pasado. Otro ya es el capo, dijo Colmán.

“A rey muerto rey puesto”, así describió a la caída de Vilmar Neneco Acosta, capturado ayer en Brasil. “Acá el negocio está viento en popa”, añadió el exdiputado colorado.

La marihuana sigue siendo el principal rubro de los campesinos, por ser más rentable y el único que puede solventar la crianza de sus hijos, dijo para radio Ñanduti.

Acerca de la nacionalidad de Vilmar “Neneco” Acosta, que declaró ser brasileño y tener la identidad de Vilmar Marques, el concejal curuguateño contó que la doble nacionalidad en la zona es cosa corriente.

“Habrá nacido en Ponta Porâ, porque en Ypehû no hay condiciones”, ironizó Colmán. Afirmó que el Estado está prácticamente ausente.

 

Brasil investiga nacionalidad de "Neneco" Acosta

Río de Janeiro. La Policía investiga si el exintendente de Ypejhú, detenido en Brasil y acusado de asesinar a un periodista de su país tiene también nacionalidad brasileña, lo cual puede hacer inviable su extradición, informaron hoy fuentes oficiales.


Fuente: EFE

“Lo primero que vamos a hacer es investigar la real situación de esa persona en Brasil; si realmente tiene nacionalidad brasileña y si estaba legalmente en el país”, dijo a Efe un vocero de la Policía Federal en Campo Grande, la capital de Mato Grosso do Sul, estado brasileño fronterizo con Paraguay y Bolivia.

El exalcalde de Ypejhú Vilmar “Neneco” Acosta Marques fue detenido el miércoles en Naviraí, ciudad de Mato Grosso do Sul, fronteriza con Paraguay, en una operación de la Policía Civil regional que contó con el apoyo de organismos paraguayos de inteligencia.

Acosta Marques, prófugo de la justicia, está acusado de ser el autor intelectual del atentado de octubre del año pasado en el que murieron Pablo Medina, periodista del diario Abc Color, y Antonia Almada, su asistente.

También está imputado por producción, acopio y tráfico de marihuana.

Medina, corresponsal del Abc Color en Canindeyú, departamento fronterizo con Brasil, se había destacado por sus investigaciones sobre los nexos del narcotráfico con políticos locales.

El político, vinculado al oficialista Partido Colorado, se identificó ante la Policía en Naviraí como Vilmar Marques (en Brasil las personas se identifican con el segundo apellido) y alegó tener nacionalidad brasileña.

Costa fue trasladado el mismo miércoles desde Naviraí hasta Campo Grande, en donde fue recluido en celdas de la Policía Federal mientras se aclara su situación legal en el país.

“Será mantenido bajo custodia en Campo Grande mientras establecemos su real situación. Tenemos informaciones de que tiene nacionalidad paraguaya y nacionalidad brasileña y eso es lo que queremos definir”, afirmó el vocero de la Policía Federal consultado por Efe.

La misma fuente aclaró que Acosta Marques fue detenido con base en una orden de captura expedida por la justicia paraguaya y que constaba en la base de datos de la Interpol, y no por una orden de detención con fines de extradición que hubiese sido dictada en Brasil.

Agregó que la posible nacionalidad brasileña del acusado impide jurídicamente la extradición, pero alegó que “todo dependerá de las circunstancias”.

Las autoridades paraguayas, que ya iniciaron trámites para solicitar la extradición, alegan que el documento de identidad brasileño de Acosta Marques es falso, ya que supuestamente fue solicitado después de que el político fuera registrado como nacido en Paraguay.

Según el ministro del Interior de Paraguay, Francisco de Vargas, el Gobierno puede comprobar la nacionalidad paraguaya de Acosta Marques ya que para su candidatura a la Intendencia de Ypejhú presentó su documento como ciudadano paraguayo.

El exalcalde de Ypejhú era buscado en Brasil debido a que la policía sospechaba que estuviese escondido en la casa de unos parientes suyos residentes en el país vecino.

Su hermano Wilson Acosta y su sobrino Flavio Acosta, también prófugos de la justicia e igualmente imputados como autores materiales del doble homicidio, son buscados en Brasil, mientras que Arnaldo Cabrera, chofer del político y también sindicado, fue capturado el pasado 8 de diciembre.

La muerte de Medina y Almada puso en evidencia supuestas conexiones entre narcotraficantes y políticos oficialistas de distintos niveles en Paraguay, que ya son investigadas por el Congreso de nuestro país.

 

"Ley de pyrawebs": diputados postergan tratamiento

La Cámara de Diputados postergó por 8 días el tratamiento del proyecto de ley “Que establece la obligación de conservar datos de tráfico”, más conocido como ley de pyrawebs

Para un mejor estudio en cuanto a qué implica el almacenamiento de tráfico, los legisladores aplazaron para dentro de 8 días el tratamiento del proyecto de ley que pretende obligar a que las empresas prestadoras de internet guarden por un año los datos de conexión de sus usuarios.

Desde el inicio el proyecto normativo, que ya cuenta con media sanción de la Cámara de Senadores, encendió las alarmas en quienes afirman que permitirá el espionaje masivo en internet. Sin embargo, sus defensores aseguran que lo que se guarda son los datos de las conexiones: hora, fecha y duración de todo tipo de contacto que haya realizado en internet.

Siete millones de dólares costaría a las empresas disponer de una base de datos que guarden esos datos. El diputado Óscar Tuma dijo en su intervención que la normativa no violará la Constitución Nacional porque la intimidad está garantizada. “

Esto es totalitarismo puro”, afirmó por su parte el liberal Víctor Ríos, durante su intervención, quien comparó la ley con los delatores en la época de la dictadura de Stroessner. De hecho, “pyrawebs” es un juego de palabras entre pyragüe (delatores de la época stronista) y web.

 

Brasil: dan por hecho que Cartes y Dilma negocian extradición de Neneco

El presidente Horacio Cartes ya se habría comunicado anoche con la mandataria brasileña Dilma Rousseff, a fin de comenzar a negociar la extradición de Vilmar Neneco Acosta, según maneja la policía brasileña.

El comisario Claudineis Galinari, delegado de la Policía Civil de Matto Grosso, explicó que la información que se maneja en Brasil es que el mandatario Horacio Cartes charló vía telefónica con la presidenta Dilma Roussef, a fin de solicitar la extradición del exintendente de Ypehû Vilmar Acosta.

Sobre los detalles de esa conversación y la respuesta de Dilma nada se sabe. Sin embargo, se cree al menos que el proceso ya se inició.

“Él es un cobarde, sinverguenza, no tiene ojos para mirar a nadie, dice que es brasileño y víctima de una persecución”, expresó el comisario Galinari en charla con Red Guaraní, en alusión a Acosta.

Aunque son las autoridades de Relaciones Exteriores las que tienen la última palabra, el comisario consideró que Vilmar será extraditado a nuestro país, ya que su verdadera y única nacionalidad es paraguaya.

“Habla más guaraní y español antes cualquier otra cosa, yo creo que es cuestión de tiempo para que lo lleven”, declaró el comisario.

LA DETENCIÓN

El comisario Galinari manifestó que fueron entre seis a siete hombres los que detuvieron anoche a Vilmar Neneco Acosta, en un mercado de Naviraí, Mato Grosso do Sul.

No pudo poner resistencia dado que lo tomaron por sorpresa y se vio rodeado de efectivos policiales. Acosta se disponía a ir a la vivienda de un pariente que lo iba a recibir, para lo cual descendió de su motocicleta cuando finalmente lo capturaron.

En las últimas semanas, un equipo de 40 personas le venían siguiendo los pasos hasta que anoche dieron con él.