No hay daño patrimonial: Extinguen causa contra el diputado Tomás Rivas

El Tribunal de Sentencia integrado por Héctor Capurro, Juan Carlos Zárate y María Fernanda García de Zuñiga, resolvió extinguir el proceso contra el diputado Tomás Rivas por el caso de los caseros que figuraban como funcionarios de la Cámara de Diputados, pero que trabajaban en la casa del parlamentario.

A decir de los magistrados el dinero que cobraron los tres caseros, Reinaldo Chaparro, Lucio Romero y Nery Franco, se devolvió a la Cámara Baja por lo que se reparó el daño patrimonial y no existe delito.

Durante el juicio la declaración del procurador General de la República, Rafael Caballero ante el Tribunal fue clave para tomar esta determinación. El testigo que el diputado Rivas firmó un acuerdo con la Cámara para resarcir el daño ocasionado y eso se dio antes del inicio del juicio oral, por lo que no existe daño patrimonial alguno.

En base a esto los miembros del Tribunal decidieron extinguir el proceso y el diputado Tomás Rivas, queda libre de culpa y pena.

Economista plantea reglas claras para regular criptominería: “Podemos ser ejemplo a nivel mundial”

El economista Víctor Pavón afirma que la instalación de granjas de criptominería puede acarrear un gran beneficio económico para nuestro país, por lo que plantea regular el sector a través de un marco jurídico y normativo.

En entrevista con el canal GEN, Pavón señaló que las criptomonedas fueron ganando terreno en el mundo como una forma de dinero ante la decisión de muchas personas de “huir” de las interferencias gubernamentales. “La gente quiere tener una moneda digital que le permita hacer transacciones sin que tenga que ser interferido por cosas que tengan que ver con los gobiernos”.

Respecto a la instalación de granjas de criptominería en nuestro país, sostuvo que no se puede permitir que las mismas operen sin un rigor reglamentario o normativo, como sucede ahora mismo en Paraguay, ya que ello da pie a la comisión de delitos.

Te puede interesar: En audiencia pública, debaten sobre alcances de proyecto que pretende frenar la criptominería

El robo de energía eléctrica es justamente uno de los puntos sobre los que hizo énfasis. “Nos conviene instalar estas criptominerías dentro del marco normativo para que puedan pagar impuestos bajos, en relación a los dividendos que van consiguiendo”, afirmó.

Asimismo, el economista aseguró que, contrario a lo que algunos afirman, la criptominería sí promueve la generación de empleos, lo cual puede observarse en otros países donde este rubro mueve un importante mercado. “Lo que no se ve es el efecto multiplicador que puede generar”.

En ese orden de cosas, Pavón se muestra a favor de establecer una reglamentación o ley para regular la criptominería, aunque se opone al proyecto presentado en el Congreso que apunta a la prohibición temporal de dicha actividad.

Leé también: Criptomonedas: por conexiones ilegales, la ANDE no recaudó G. 75 mil millones en un año

A su criterio, la minería de criptomonedas seguirá creciendo en Paraguay entre tanto se establezca un marco jurídico para su operatividad, por lo que plantea reglas claras para el sector. “Podemos ser un ejemplo a nivel mundial”.

A la par, hizo énfasis en la necesidad de que la ANDE promueva la legalización de quienes poseen conexiones clandestinas para la criptominería, a fin de generar mayores ganancias al Estado, aprovechando la capacidad energética de nuestro país.

Prensa brasileña revela intención de Lula en Itaipú

El ministro brasileño de Minas y Energía, Alexandre Silveira, confirmó que Lula Da Silva no cederá a la pretensión paraguaya de subir la actual tarifa de Itaipú. No obstante, se analizan alternativas para satisfacer los intereses de nuestro país.

“No vamos a cambiar la tarifa aprobada (la del 2023). El presidente Lula es intransigente en esto”, fue la respuesta contundente del titular de Minas y Energías de Brasil, Alexandre Silveira ayer 24 de abril, ante la consulta de medios de ese país.

Las consultas se hicieron luego de la reunión que Silveira mantuvo con Lula y el director brasileño de Itaipú Enio Verri en el Palacio de Planalto, donde conversaron sobre la situación financiera de la binacional, que tiene pendiente la fijación de la tarifa y la revisión del Anexo C.

Lea también: Esquema fue advertido por Gafilat y expuso a Paraguay a recibir sanciones

Pese a que descartó subir la tarifa que desde el 2023 se encuentra en USD 16.71 KW, Silveira aclaró que se estudian otras posibilidades para “satisfacer los intereses de Paraguay”, que pretende un precio más alto, el de 22.60, que se pagó durante varios años.

Según publica el medio Folha de Sao Paulo, una de las cartas sobre la mesa es la discusión del Costo Unitario de los Servicios Eléctricos, cuya definición permitiría compensar en parte las necesidades paraguayas en materia de inversión.

Desde la Cancillería Nacional de nuestro país informaron que esta semana o a más tardar la siguiente, se daría a conocer la tarifa consensuada de Itaipú. Muchos especulan que será este viernes. Sin embargo, estas nuevas declaraciones de los altos mandos de decisión en el Brasil hacen dudar de un acuerdo.

Puede interesarle: Asado y cerveza, dinero y kits, lo que se quiere por el Día del Trabajador

Otorgan salida transitoria al asesino de Teresita Lichi

La jueza de Ejecución de Guairá, Marlene Romero, hizo lugar a la solicitud de salida transitoria a favor de Guillermo Saúl Duarte, condenado a 23 años por asesinar a Teresa Lichi. Con esta medida, el criminal podrá salir de prisión los sábados desde las 7 de la mañana y regresar los lunes a las 7:00. Llamativamente, la fiscal que avaló este beneficio, es la madre del abogado de Duarte.

La abogada Lilian Corvalán, representante de la familia Lichi, calificó de indignante lo resuelto por la justicia y adelantó que apelará la resolución de la magistrada por ser aberrante.

Explicó que la fiscala Perla Battaglia impugnó su participación como representante del Ministerio Público al ser la madre del abogado del reo, sin embargo, de igual manera emitió el dictamen favorable para que el asesino pueda ser beneficiado con la salida transitoria. “Con todo el desfasaje y nulidad absoluta, la jueza Marlene Romero se atrevió a darle la libertad. La fiscal dijo que no era apta para entender el expediente porque su hijo es abogado y amigo personal de Saúl, pero la fiscal dio un dictamen favorable para que salga de prisión y con eso la jueza le dio la salida transitoria”, cuestionó.

Corvalán sostuvo que no existen argumentos que puedan justificar la medida en favor de Duarte, ya que este “descuartizó el cuerpo de una niña y nunca se le pudo dar cristiana sepultura”. El argumento de la defensa del privado de libertad es que tuvo buena conducta tras las rejas.

Finalmente, la abogada alertó que el hombre volvería a cometer un hecho similar y que representa un peligro para la sociedad, por lo que no debería ser beneficiado con tal medida favorable. “Que se ataje la ciudad guaireña porque este señor va a volver a cometer el hecho, va a volver a descuartizar a alguna niña”, advirtió.

EL CASO DE TERESITA LICHI

Teresita Lichi, como era conocida la joven, vivía en la ciudad de Coronel Martínez, departamento de Guairá, el 17 de abril salió de su casa con destino a la Universidad Católica, ubicada en Villarrica. El viaje de unos 20 kilómetros lo hacía la muchacha a diario con la ilusión de terminar una carrera universitaria.

Con solo 20 años, Teresita era una joven con un objetivo bien definido, el ser alguien en la vida, se había propuesto que nada y nadie se iba a interponer entre ella y su sueño universitario. Pero Lichi desde hacía un tiempo inició una relación sentimental con el abogado Guillermo Duarte, ya mucho mayor que ella. Como toda historia de amor, la misma empezó con mucha ilusión, pero con el correr de los meses Teresita se dio cuenta que el hombre era muy posesivo y celoso, eso antes que ayudarla a lograr terminar la carrera, lo único que hacía era obstruir su progreso como estudiante. Por esa razón es que a finales de marzo de 2012 la joven decidió cortar la relación con Duarte. Le explicó los motivos, pero el abogado no quería perder a su amada, por lo que insistió en seguir el noviazgo.

Teresita Lichi, pese a sus cortos 20 años, era una de carácter fuerte y le hizo saber a Guillermo que la relación terminó. El abogado no quiso escuchar razones e intentó una y otra vez volver a la relación, sin éxito.

Guillermo Duarte, pasó semanas pensando cómo poder recuperar el amor de la joven, pero al no encontrar solución, tomó la peor decisión. Cuando ese 17 de abril Teresita salió de su casa para ir a la facultad, fue interceptada por su ex novio.

Tal vez Duarte por última vez le pidió volver a Teresita y ante la nueva negativa, el abogado ya tenía pensado matarla. Solo esperó escuchar el último “no” y fue entonces que mató a la joven. Según se supo la golpeó repetidas veces en la cabeza con la culata de un revólver y la mató.

Desaparición

Teresita no regresó a su casa esa noche del 17 de abril. Como era de esperarse la familia se preocupó, ya que nunca antes la muchacha había faltado a su casa, sin avisar. Al día siguiente comenzó la gran preocupación, se averiguó en la facultad y la joven nunca llegó. Se radicó la denuncia policial y se comenzó a buscar a la estudiante.

Como ocurre en todos estos casos el primero en ser interrogado era el novio o ex novio en este caso. El abogado dijo que no veía a Teresita hace días, pero que la última vez que habló con ella, le comentó su intención de ir a trabajar a Asunción. Hábilmente el abogado sembró esa situación, para que no se piense en un crimen. Sin embargo la familia Lichi nunca creyó esa versión, ya que Teresita jamás comentó tal cuestión, ella estaba enfocada en su carrera universitaria.

Pasaron los meses y todos ya hablaban de un trágico final y sindicaron al ex novio como la persona que más sabía de lo ocurrido, pero el abogado negaba saber del paradero de Teresita, es más decía que nunca más la joven le contactó. Muchas manifestaciones se realizaron en el departamento de Guairá para dar con la joven universitaria.

Herminio González Cristaldo, era un hombre que tenía una finca en la compañía Potrerito, en el distrito de Ñumí, departamento de Guairá y se dedicaba a la cría de ganado.

El 7 de julio de 2012, se estaban por cumplir tres meses de la misteriosa desaparición de Teresita, cuando a eso de las 16:30 estaba cayendo la tarde y Norma Escobar, esposa de Herminio fue a buscar a sus vacas para llevarlas al corral. Algunas se alejaron del sitio de pastura y fueron hasta la zona de un arroyo, hasta ahí fue la mujer quien trató de estirar a un animal que estaba entretenido con algo que encontró.

La mujer miró y vio que la vaca sacó unos huesos. Rápidamente fue a avisar a su esposo, quien vino a verificar la situación y efectivamente había varios huesos rotos en el lugar, pero no parecían restos de otro animal, por lo que informaron a la policía.

Una patrulla con agentes llegó al sitio y al verificar la denuncia encontraron más huesos y ya dieron con un cráneo humano a l que le faltaba la parte de la mandíbula. En ese tiempo se estaba buscando a Teresita, se creyó que esos restos podrían ser de ella. Después de ese hallazgo se iniciaron los trabajos de excavación para buscar más huesos y se logró rescatar unos cuantos más.

Con la intervención fiscal, los restos fueron recuperados y llevados al Laboratorio Forense del Ministerio Público, tras unas semanas una prueba de ADN confirmó el peor final, el cráneo y los otros huesos eran de Teresita Lichi.

La policía confirmó que los huesos encontrados fueron traídos por la corriente del arroyo y siguiendo aguas arriba estaba una propiedad del abogado Guillermo Duarte. Según se supo las grandes lluvias que se dieron en esos días pudo haber arrastrado los restos óseos. Con esta pieza clave se ordenó la detención de Guillermo Duarte, como el principal sospechoso de la muerte de su ex novia.

Ya la fiscalía con el correr de las investigaciones logró armar la trama de esta terrible historia. Para la fiscalía lo que ocurrió fue lo siguiente: ese 17 de abril Duarte interceptó a Teresita, para hablar. La joven se negó a la propuesta y fue reducida, el hombre la llevó hasta su establecimiento ubicado en Ñumí, donde la mató, luego fue hasta la zona del arroyo donde enterró el cadáver. La policía en los meses en que Teresita estaba desaparecida allanó el inmueble del abogado en busca de la universitaria y no encontró nada.

El cuerpo fue llevado lejos de la casa principal para ser enterrado, pero con lo que no contó Duarte fue que en la época de lluvias las aguas iban a llevar hasta el arroyo los restos óseos que finalmente fueron encontrados.

El juicio contra Guillermo Saúl Duarte, se inició en el 2016, luego de superar una serie de chicanas. La fiscalía tenía una serie de pruebas que iban a demostrar la culpabilidad del único acusado, pero esos documentos iban a ser apuntalados por más de 50 testigos que se subieron al estrado a contar que Duarte, era una persona posesiva, celosa y violenta, que fueron los motivos por los que Teresita Lichi decidió poner fin a la relación.

La fiscalía representada por María Unger y Noela Soto, pidieron la condena de 30 años de cárcel, más 10 años, como medida de seguridad para Guillermo Saúl Duarte, sin embargo el Tribunal de Sentencia integrado por Paternio Vera González, José Dolores Benítez y Nancy Roa Rojas, resolvió condenar al acusado a 23 años de cárcel.

Como era de esperarse la sentencia fue apelada y en octubre de 2018 un Tribunal de Apelación de Villarrica confirmó la pena para Duarte en todos sus términos. Duarte recurrió a la Corte pidiendo la nulidad de las resoluciones de primera y segunda instancia, pero el 28 de abril de 2019 la Sala Penal de la Corte integrada por los ministros Luis María Benítez Riera, Manuel Ramírez Candia y Alberto Martínez Simón, confirmó la pena de 23 años de prisión para Guillermo Saúl Duarte y dejó la misma firme y ejecutoriada.