Obras sin ejecuciones, otras antiambientales, gestión oscura de recursos: escrachan a Mario

Integrantes de varias organizaciones se manifestaron en la noche de este jueves frente al domicilio del intendente de Asunción, ubicado en el barrio Villa Morra. Reclamos de diferentes tipos pesan contra el jefe comunal.

Decenas de personas escracharon hoy al intendente Mario Ferreiro frente a su domicilio, al que llegaron con pancartas, batucadas y cánticos.

Uno de las organizaciones pertenece a la “Defensa del Jardín Botánico”, en relación a la construcción de un viaducto en la zona, al que consideran que afectará a los árboles ubicados en el lugar y responsabilizan de la situación a Ferreiro.

Otro de los puntos cuestionados por los manifestantes, es la tercerización del cobro de impuesto inmobiliario.

Los escrachadores solicitan la intervención de la administración de Ferreiro y anunciaron que se movilizarán todas las noches, con diferentes reclamos y hasta obtengan una respuesta favorable.

 

Afectados por inundaciones sufren males respiratorios y cutáneos

Las enfermedades respiratorias y cutáneas son las principales dolencias que se repiten entre los damnificados por las crecidas del río Paraguaya su paso por Asunción, refugiados desde hace unos dos meses en campamentos a los que el Ministerio de Salud Pública llevó este jueves su asistencia.


Fuente: EFE

Son unas 12.000 familias las que siguen ubicadas en esos campamentos de casetas de madera y chapa que debieron construir tras ser sus hogares anegados por la crecida del río, cuyo nivel alcanzó hoy los 7,14 metros en Asunción.

Ese personal sanitario se desplazó este jueves al predio de Gas Corona, en el que hay instalado unas 135 familias, según informó el jefe regional de Atención Primaria de Salud de la 18ª región sanitaria, Néstor Castro.

Castro, junto con un equipo de 100 personas, esperaba atender "entre 300 y 400 pacientes a lo largo de la mañana".

Esta ruta por los distintos campamentos de desplazados arrancó el pasado martes y se prolongará hasta el sábado para complementar el trabajo de las unidades de atención primaria, aunque en todos se han ido detectando los mismos males.

"Principalmente están las afecciones de piel, respiratorias y crónicas, como la hipertensión o la diabetes, que necesitan su seguimiento. También estamos haciendo control prenatal y planificación familiar, ya que estamos viendo que hay muchos adolescentes que estén en riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual o embarazo precoz", comentó Castro.

La propagación de estas enfermedades se debe a "una deficiencia en cuanto a higiene", unido al "hacinamiento" y a que se encuentran "pocos baños" en estos espacios en los que pueden llegar a vivir entre 1.000 u 8.000 personas, como es el caso de otro de los refugios de la capital.

Durante su atención sanitaria, que se prolongan durante unas siete horas, los facultativos pasan consulta de cabecera, odontológica, ginecobstetra y mental para todos los que se quieran acercar hasta estas carpas.

Junto a los trabajadores del Minsiterio de Salud, también visitó el refugio el personal de Identificaciones, para facilitar los trámites de cedulación a los afectados.

Apenas a unos metros de las carpas instaladas para las consultas médicas y policial, los afectados por las inundaciones se recuperaban de las lluvias torrenciales que cayeron el pasado viernes en Asunción, que complicaron más su precaria situación.

 

18 asesinadas en lo que va del año: la batalla contra violencia machista llevarán a escuelas

El Ministerio de la Mujer elaborará, conjuntamente con el de Educación, un "programa" escolar de concienciación sobre la violencia machista, dirigido a profesores y alumnos, con objeto de prevenir los feminicidios, que ascienden a 18 en lo que va de año.


Fuente: EFE

La ministra de la Mujer, Nilda Romero, resaltó la importancia de “enfocar” el problema de la violencia machista “desde la familia en primer lugar” y también “desde la educación” porque, aunque “las leyes están ahí y son muy severas”, el objetivo es “evitar que se produzca el hecho”.

Aunque el último reporte oficial del 2 de mayo registra 17 en lo que va de año, este miércoles fue asesinada otra mujer a manos de su expareja.

El hecho se produjo en Itauguá, donde un hombre de 57 años asesinó a balazos Patricia Cappo, de 47 años y dedicada a la docencia.

El hombre, identificado como Enzo Ojeda fue hallado muerto por la policía horas después en el interior de su vehículo con un disparo en la cabeza, en lo que se cree fue un suicidio.

El reporte oficial de feminicidios también revela que este año 38 personas quedaron huérfanas a causa de esos asesinatos.

En 2018 fueron 59 las víctimas de feminicidio registradas en Paraguay, 9 más que un año antes, mientras que el número de huérfanos ascendió a 40, una decena más que en 2017.

La ministra indicó que el nuevo programa educativo, que espera esté listo el próximo mes, se deberá implementar “en todos los niveles” educativos.

En ese sentido indicó que también buscan implementar un programa similar en las academias de policía, que deberá ser estudiado por las nuevas promociones de agentes y por los que opten a un cargo de oficial.

Romero lamentó además la falta de recursos suficientes para abordar de forma integral la violencia machista y señaló que “se necesitan muchos recursos, más funcionarios y gente capacitada para llegar a todo el país”.

 

Persecución y lluvia de balas sobre camioneta: víctima se salva metiéndose en comisaría

Nelson Quintana fue perseguido por varias cuadras por parte de sicarios que hicieron "llover balas" sobre su camioneta. Sucedió esta tarde en el departamento de Amambay.

En medio de su desesperación, Quintana logró llegar hasta la comisaría de la colonia Cerro Cora’i departamento de Amambay, en donde agentes del lugar lo socorrieron y llevaron al hospital privado San Lucas.

Los pistoleros se trasladaban en una camioneta de la marca Jeep y de acuerdo al informe policial en ningún momento lograron sobrepasar al móvil de la víctima. Aún así fueron 32 balazos los que impactaron en el vehículo de Quintana, que recibió heridas que no revisten mayor gravedad.

La persecución se verificó por varias cuadras, y el episodio sembró el terror de transeúntes y otros automovilistas que estaban en la zona de los disparos.

El hecho se encuadraría dentro de la guerra declarada entre grupos de narcotraficantes que operan en la zona, pertenecientes a los cárteles del Primer Comando Capital y Comando Vermelho, de Brasil.