Oficina de la ONU en Paraguay pide el cese de la violencia tras secuestros en el norte

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Paraguay publicó este martes un comunicado en el que pidió "el cese de toda acción ilegal y de cualquier forma de violencia" tras los secuestros del exvicepresidente Óscar Denis y un trabajador de su estancia, Adelio Mendoza.


Fuente: EFE

Denis y Mendoza fueron secuestrados por el autodenominada Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) en el departamento de Concepción, justo una semana después de un cuestionado operativo entre la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y el EPP, que se saldó con dos niñas de 11 años abatidas, supuestas hijas de líderes guerrilleros.

La Oficina de la ONU en Paraguay exigió “el respeto a la vida” y “liberación inmediata” de Denis, que todavía sigue retenido por el EPP, y manifestó su “alivio por la liberación del ciudadano Adelio Mendoza”.

Para el organismo, Denis y Mendoza fueron “víctimas de una forma de actuar ilegal e injustificable por parte de los perpetradores”.

“(La ONU en Paraguay) hace un llamado por el respeto a los derechos fundamentales consagrados en la Constitución Nacional y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas”, agregó el comunicado.

Asimismo, la Oficina en Paraguay manifestó su apoyo a la familia de las víctimas y destacó “la solidaridad de la población paraguaya” con esta “causa común” y que reclama “una pronta resolución pacífica del problema”.

Tras cinco días en poder del EPP, Adelio Mendoza regresó a pie la noche del lunes hasta la estancia “La Tranquerita”, propiedad de Denis.

Las autoridades y la familia del exvicepresidente aguardan ahora la liberación del político, un hombre de 74 años con problemas de salud.

Las hijas de Denis señalaron este martes en una conferencia de prensa que están cumpliendo con las exigencias del EPP para la liberación de su padre y volvieron a pedir a los captores una vía de comunicación.

Entre los requisitos, el EPP dio a la familia un plazo de ocho días para hacer un reparto de víveres, por valor de 2 millones de dólares, entre 40 comunidades indígenas.

 

Sólo si es necesario pasarán por encima de su dignidad, afirman

Jacinta Pereira, líder indígena manifestó que no aceptarán ninguna solidaridad que provenga de parte del Ejército del Pueblo Paraguayo.

En conversación con Radio Universo, Pereira, quien es líder de su comunidad en Redención, Concepción indicó que "no vamos a aceptar los víveres que nos quieren dar".

Ratificó la postura en relación al secuestro de Oscar Denis, ex vicepresidente de la República y Adelio Mendoza, ya liberado.

Dejó en claro que "en caso que llegásemos a aceptar será para ayudar a Denis, que es un buen señor y nos ayudó con la educación de nuestra comunidad".

"Pero estamos decididos a no aceptar nada que provenga del EPP", reiteró Pereira, que también dijo que no preparan ninguna movilización como respaldo a la búsqueda del político.

En ese sentido mencionó que "solamente tenemos como arma nuestras oraciones y rituales" y que esperan su liberación, así como ocurrió con Adelio Mendoza.

 

Vacuna rusa contra el COVID-19 en Paraguay: “No podemos ser conejillos de indias”

A criterio del doctor Carlos Morínigo, reconocido neumólogo del INERAM, no se puede traer al país una vacuna contra el COVID-19 que no haya superado todas las fases de estudio, tal y como la que está siendo desarrollada por Rusia.

El exministro de Salud y coordinador de Aislamiento del INERAM manifestó al canal GEN que desde el ámbito en el que está siempre se basan en la premisa principal de “la medicina basada en evidencias”, lo cual deben respetar a pesar de todo.

Fue así como se refirió al caso de la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por Rusia que actualmente se encuentra en una fase bastante avanzada de experimentación y análisis de su funcionalidad.

“Los estudios han demostrado resultados alentadores pero hay que completar las fases correspondientes para decir que es una vacuna que va a funcionar”, aseguró el médico, dando cuenta de que aún prosigue con su proceso de desarrollo.

Sobre este punto, Morínigo afirmó que dentro de esta etapa se debe certificar cuál es la cantidad de dosis que se van a necesitar para contrarrestar al SARS-CoV-2, cuánto dura la inmunidad de la vacuna, entre otras cuestiones.

“Qué pasa si recibimos la vacuna en una fase de estudio, se pueden desarrollar efectos colaterales y no vamos a saber cómo afrontar eso”, mencionó.

La Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria (DINAVISA) es el organismo encargado de hacer el análisis técnico en caso de que la vacuna llegue a nuestro país. En dicha instancia se verá si las fases de estudio están concluidas y, de ser el caso, podría ser aprobada. En caso de que un empresario farmacéutico quiera traerla de manera particular, dicha vacuna tiene que estar validada y certificada por un laboratorio de alta calidad regional, precisó.

“No me gustaría convertirnos en conejillos de indias en una fase en la que nos faltan esos datos”, puntualizó Morínigo.

 

Estados Unidos asistirá a Paraguay con 44 millones de dólares

El gobierno norteamericano suscribió un acuerdo con su similar de Paraguay para una oxigenación financiera por los próximos cinco años.

El monto asciende a 44,4 millones de dólares y será para formalizar la economía y garantizar el desarrollo de las comunidades locales.

Dicho acuerdo fue concretado en la ocasión. Representaron a Paraguay Antonio Rivas Palacios, canciller nacional y Lee McClenny, embajador norteamericano.

El convenio será ejecutado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) y el gobierno nacional.

Es una de las varias cooperaciones del gobierno estadounidense a Paraguay este año, dada la donación de 50 respiradores para la covid-19 y los 1.300.000 dólares para respaldar el combate a la referida enfermedad.