¿Ozonoterapia rectal para tratar Covid?: “Es una locura, empezó como broma entre doctores”

El Dr. José Fusillo, presidente de la Sociedad Paraguaya de Neumología, indicó que es una locura utilizar las técnicas alternativas, como la ozonoterapia rectal, para el tratamiento de los pacientes con Covid-19.

El fallecimiento de pacientes con Covid-19 que fueron tratados en una clínica privada de Asunción con la ozonoterapia rectal generó de vuelta el debate sobre la eficacia o no de esta medicina alternativa, luego de que países como Perú y Cuba lo comenzaran a utilizar para el combate de la pandemia.

Al respecto fue consultado el neumólogo José Fusillo, quien indicó a la radio 650 AM que la ozonoterapia rectal no es un tratamiento médico propiamente. “Es una locura, no ha tenido ni siquiera ensayos clínicos que demuestren su utilidad. Empezó casi siendo una broma entre los doctores, sin embargo después algunos países lo empezaron a implementar", comentó.

Al parecer del entrevistado, la ozonoterapia puede incluso generar efectos laterales que pueden ser muy dañinos para el paciente, por lo que es sumamente peligroso insistir con terapéuticas que no tienen base científica.

“Los médicos (que apuestan por esta técnica) no tienen evidencia, creo más bien que hay un sustento y fundamento económico detrás, no es una práctica profesional ética, no conozco a quiénes hacen pero habría que preguntarles a ellos. Desde el comienzo de la pandemia sacamos comunicados sobre las terapéuticas y el tiempo nos da la razón. Tanto cuestionan las vacunas siendo que tienen sendas evidencias de su eficacia pero no se cuestiona a las terapéuticas”, cuestionó.

Por otra parte, Fusillo comentó que la sobremedicación en momentos no justificados empeoran los cuadros clínicos de los pacientes y recordó que cada caso es diferente, por lo que no puede prescribir misma medicación a todos. “La receta del covid no es una receta de cocina que puede pasarse por WhatsApp, no es algo correcto pero hay colegas que tienen la foto de su receta y pasan así”, criticó.

Por otro lado reconoció que lo ideal es bajar la franja etaria para vacunar contra el Covid-19, pero que faltan más vacunas para el efecto.

 

Vacunación a docentes: no se prevé adelantar etapa, pese a deseo del MEC

La franja etaria habilitada para la inscripción para recibir la vacuna contra el Covid es la de 50 a 59 años, edad que ya alcanza a una parte “importante” de los docentes, quienes figuran en el punto 2 de la segunda etapa de la inmunización. No se adelantará la aplicación, sin embargo, muchos ya serán alcanzados antes por la edad.

“El MEC desea que todos sus docentes sean vacunados y que podamos volver a clases presenciales, pero la vacunación no depende del MEC, cuando tengamos los avances lo vamos a comunicar de manera conjunta”, explicó el ministro de Educación Juan Manuel Brunetti esta mañana durante un acto de Gobierno en Palacio de López.

La viceministra Alcira Sosa recordó que ya existe una campaña nacional de vacunación a cargo del Ministerio de Salud y que afortunadamente la habilitación a la inscripción de personas de 50 a 59 años ya abarca a una parte importante de los maestros a nivel país.

Si bien en este momento la inmunización está dirigida a los que tengan 60 años cumplidos, la próxima semana volverá a bajar el rango a uno o máximo dos años menos.

La campaña de inmunización Covid-19 está dividida en tres etapas, que a su vez se distribuyen en subcategorías. Actualmente continuamos en la primera. A partir de la segunda fase figuran mayores de 18 a 59 años con enfermedades de base y posteriormente aparecen los docentes del nivel inicial y el primario.

Las declaraciones de las autoridades ministeriales se dieron esta mañana en el Palacio de Gobierno, durante la entrega de equipos tecnológicos para el fortalecimiento de la Educación a Distancia y 600.000 materiales impresos a estudiantes del primer y segundo ciclo de la Escolar Básica.

 

“La ruta era nueva pero cuando llegamos al puente no estaba más ahí”, relata sobreviviente

Una de las personas que sobrevivió al colapso de un puente en la ruta en Cruce Tacuatí, departamento de San Pedro, relató cómo ocurrió el grave accidente que se cobró la vida de dos personas. Otra mujer se encuentra aún desaparecida.

Antes de la medianoche, el personal policial del Cruce Tacuatí, San Pedro, fue alertado del grave accidente ocurrido en el puente sobre el arroyo Lorito, luego de que tres camiones hayan caído al precipicio al desmoronarse el cimiento de la estructura de hormigón.

Juan Galarza (32) es una de las personas que fue víctima de la caída del puente. Él viajaba a bordo de un Kia Sorento junto con su amigo Fernando Manuel Fernández (35) y la madre de este, María Wilma Villalba de Fernández (63), cuando cayeron al vacío tras no encontrar más el puente.

“Es difícil contar lo que pasó, venía en una ruta que prácticamente era nueva, pasé varias veces, veníamos y no encontramos el puente y caímos. La ruta es nueva, ni tres años tendrá y que se caiga el puente es criminal”, refirió sumamente afectado por lo ocurrido.

En entrevista con la radio 650 AM, el hombre relató que salieron de Horqueta y que estaban yendo a 70 km/h y que después de una pronunciada curva llegaron hasta el sitio donde debía estar el puente pero la estructura ya no se encontraba. Como no pudieron visualizar desde lejos, ya nada pudieron hacer para evitar caer al arroyo.

“Llegamos al puente que supuestamente tenía que estar ahí, pero no estaba, y caímos sobre otro camioncito que estaba ya ahí. Mientras le saqué a mi amigo otro camión de gran porte, de película prácticamente fue, pasó encima de nosotros y casi pasó todo el puente y quedó al borde del otro lado de la ruta. Lastimosamente le busqué a la madre de mi amigo pero no le encontré”, lamentó.

Galarza señaló que su amigo tiene varios golpes pero se encuentra estable en el Hospital de Santa Rosa de Aguaray.

Además el conductor de un Mercedes Benz de menor porte, Rony David Areco (28), fue trasladado al hospital tras sufrir lesiones, mientras que el otro ocupante Denis Leonardo Díaz (19) de Ciudad del Este fue encontrado sin signos de vida, como al igual que el chofer de un tractocamión Volvo, Juan Javier Alarcón Ferreira (40).

 

COVID-19: peor escenario estima 2.800 nuevas muertes en 21 días

El panorama del COVID-19 es crítico, ya que la curva epidémica y de hospitalizaciones mantiene la tendencia a la aceleración. Así también, proyecciones alertan que en el peor escenario se podrían alcanzar 2.800 nuevos decesos en los próximos 21 días a causa del virus, con un promedio de más de 130 diarios.

De acuerdo al informe de Vigilancia de la Salud, el promedio diario de nuevos casos es de 2.912, con un valor probable de 3339 en el 95% del intervalo de confianza y no es significativamente superior a la semana previa.

Se reportó un cambio porcentual positivo de 4.4% con respecto a un promedio móvil de las semanas previas lo cual indica una tendencia creciente de la curva epidémica, señala el Reporte Semanal de COVID-19 en Paraguay.

El número de internaciones en unidades de cuidados intensivos (UCI) muestra un nuevo máximo de 607 pacientes en un día. Las internaciones generales muestran un nuevo máximo de 3.342 pacientes reportados en un único día.

El tiempo de duplicación del total confirmados es de 81.57 días, evidenciando una tendencia leve de aceleración con respecto a las semanas previas. De mantenerse el ritmo actual, las proyecciones indican que al 26 de junio se alcanzará 414.316 casos reportados, aproximadamente 68.992 nuevos casos en los próximos 21 días, un promedio diario de 3.290 infectados, representando un incremento con respecto a la estimación anterior.

La transmisibilidad (Rt), el promedio de contagios por infectados reportados, es de 1.05. Con base a los nuevos casos registrados, la evolución de la transmisibilidad en la semana indica una tendencia creciente en la curva epidémica.

La tasa de positividad registra un promedio diario de 34%, reportado en función a un promedio de 8562 muestras procesadas por día.

Óbitos

Según se puede constatar en la plataforma Our World in Data, Paraguay reporta una tendencia creciente en tasa de mortalidad específica (promedio de muertes diarias por millón) posicionándose en primer lugar por debajo de Uruguay en la región. De igual modo la plataforma Worldometers reportó a Paraguay como el primer país con más muertes por millón de habitantes en los últimos siete días a nivel mundial.

La proyección actual proporcionada en la plataforma del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME), basadas en modelos tipo SEIR y la tendencia reciente, alerta sobre el potencial de alcanzar 29 193 muertes por COVID-19 en el mes de septiembre.

En función a la tendencia actual dicha plataforma anticipa que se encuentra en el periodo más crítico que se extiende hacia finales del mes de junio. Estas proyecciones anticipan una demanda de recursos hospitalarios muy por encima de la capacidad actual demostrada.

Al corte de la semana epidemiológica 22, en nuestro país, el promedio diario de muertes por millón de habitantes es de 14.9 casos. El tiempo de duplicación del total de muertes es de 56.17 días, evidenciándose una aceleración con relación a las semanas previas.

Nuestras proyecciones ajustadas a un mejor escenario, de crecimiento subexponencial y la tendencia de los últimos 21 días con mejor soporte estadístico (AICc=-166.13, R^2=0.99) indican que al 26 de junio se podía alcanzar 12.010 muertes, esto implica 2.100 óbitos nuevos reportados en los próximos 21 días, un promedio diario de 102 muertes, equivalentes a 14.1 muertes diarias por millón de habitantes.

Las proyecciones ajustadas a un modelo exponencial (de peor escenario) y la tendencia de los últimos 21 días (AICc = -166.02, R^2 = 0.99) indican que al 26 de junio se podría alcanzar 126.68 muertes, esto implica 2.800 óbitos nuevos en los próximos 21 días, un promedio diario de 132 muertes, equivalentes a 18.3 muertes diarias por millón de habitantes.