Padres se manifiestan frente a Fiscalía de Lambaré contra caso de abuso

Padres de familia del colegio lambareño en el que se denunció el abuso sexual de un niño de seis años, y ciudadanos en general se manifiestan frente a la Fiscalía de Lambaré, donde declaran autoridades de la institución.

Esta mañana se toma declaración indagatoria a la directora, a la coordinadora y a la docente del colegio de Lambaré, imputadas por obstrucción a la investigación del abuso sexual a un alumno de 6 años, por parte de adolescentes de la misma institución.

Frente a la sede de la Fiscalía de Lambaré, padres de estudiantes de la institución educativa en cuestión y ciudadanos en general se manifiestan con pancartas, globos verdes y banderas, en contra del abuso sexual infantil en general, pero en particular por el reciente hecho denunciado.

El colegio emitió un comunicado donde indica que hasta el momento no pudo comprobarse la denuncia y señala que “no existe ninguna situación de riesgo” para los alumnos.

La ministra de la Niñez, Teresa Martínez, criticó la inacción de los directivos de la institución y aseguró que infringieron el protocolo establecido, además de manejar muy mal la situación al obstruir en lugar de denunciar.

 

Las señales que podrían advertir de un abuso sexual

Los cambios bruscos de actitud, el miedo a los adultos incluso familiares son algunas señales que dejan el abuso sexual y el maltrato infantil. El Ministerio Público informa cómo actuar.

Un niño que resultó víctima de abuso sexual puede animarse o no a contar lo acontecido, pero también es probable que inconscientemente muestre señales físicas y de comportamiento sobre lo que sucede.

 

La depresión, la timidez exagerada, el aislamiento, el temor al contacto físico, las conductas destructivas o suicidas, los cambios bruscos en la conducta escolar y social el bajo rendimiento , el miedo a los adultos, incluyendo familiares son signos de alarma que podrían indicar un abuso sexual.

Moretones, cortes inexplicables o repetitivos, marcas de quemadura (fuego, cuerdas, otros), contusiones u otras marcas, fracturas inexplicables y dificultades para caminar son algunas de las señales de maltrato físico.

El abuso sexual infantil implica la transgresión íntima y personal del niño o la niña. Es un tipo de maltrato físico y psicológico. Puede ser a través de una manipulación sistemática sin violencia, bajo mentiras o engaños o puede ser a la fuerza. En el 85% de los casos el agresor es alguien del entorno cercano a la víctima, que se aprovecha de los lazos de confianza y afecto, advierte el Ministerio Público.

La institución aconseja a los padres hablar con la víctima y dejarle en claro que no tiene la culpa de nada, además de guardar las ropas u objetos con los que el menor fue violentado.

El Fono Ayuda 147, el 911 de la Policía Nacional o el 133 del Ministerio de Defensa son números de emergencia para formular denuncias.

Recuerdan línea directa para denunciar abuso sexual

El Ministerio de la Niñez y la Adolescencia recuerda que la línea 147 está habilitada las 24 horas para denuncias casos de abuso sexual.

“El abusador destruye vidas. El abuso sexual infantil y adolescente es un crimen”, recuerda el Ministerio de la Niñez.

Además del Fono Ayuda 147 del Ministerio, también es posible contactar al 911 de la Policía Nacional o al 133 del Ministerio de Defensa Pública.

No se debe colocar #, * ni 021 ni ningún otro prefijo, sino directamente marcar el número. Las llamadas son confidenciales.

La ministra de la Niñez, Teresa Martínez, criticó la inacción de los directivos del colegio y aseguró que infringieron el protocolo establecido, además de manejar muy mal la situación al obstruir en lugar de denunciar.

Senado prepara reforma legislativa contra hechos de abuso sexual

La Comisión de Derechos Humanos del Senado expresó su repudio al caso de abuso del que resultó víctima un niño de seis años en un colegio privado y anunció que está en proceso una reforma legislativa contra este tipo de hechos.

La Cámara de Senadores, a través de su Comisión de Derechos Humanos, repudia el hecho de violencia sexual que involucra a menores de edad en un colegio privado de Lambaré.

“Nos encontramos en este momento como comisión, trabajando en conjunto con el MEC, en la redacción de una reforma legislativa que sanciones y castigue de manera ejemplar a todos los actores involucrados en estos hechos, sean ellos del ámbito público o privado”, expresa el comunicado.

Añaden que las consecuencias físicas, psicológicas y de todo tipo que conllevan este tipo de abusos, son inconmensurables.

“Es nuestro deber y nuestra obligación velar por nuestros niños, por una vida libre de violencia, por una educación acordó a los tiempos tan difíciles que nos toca vivir”, señala el texto.

El caso referido habría ocurrido el 26 de abril en el sanitario de la institución lambareña, cuyos directivos no denunciaron el hecho y hasta hablan de acusaciones falsas.