Pastor que confiscó objetos sagrados a nativo se expone a cinco años de prisión

La Dirección de Derechos Étnicos del Ministerio Público denunció a Serafín Navarro, pastor de una iglesia evangélica, por los hechos punibles contra los pueblos, genocidio y crímenes de guerra. Fue luego de haberse viralizado imágenes donde el religioso confiscaba objetos sagrados a un nativo bajo la excusa de que estaban poseídos, en una vivienda humilde de Caaguazú.

En las imágenes, viralizadas a través de las redes sociales, se observa a un hombre quien decía ser pastor retirando las pertenencias de un anciano que se encontraba en el interior de su vivienda. Cuando se grabó el vídeo, algunos objetivos ya habían sido destruidos.

La denuncia se basa a lo establecido en el artículo 319 del Código Penal paraguayo, en el que se refiere al genocidio y establece: “el que con la intención de destruir, total o parcialmente, una comunidad o grupo nacional, étnicos, religioso o social”, mientras que en el numeral 4 se tipifica: “el que imposibilitará el ejercicio de sus cultos o la práctica de sus costumbres, será castigado con una pena privativa de libertad no menor a cinco años”.

“Es categórico que nadie tiene derecho a disponer de las pertenencias de los indígenas y menos destruirlas, por lo que se debe dejar constancia de que se violaron los derechos de una persona indígena en un ámbito comunitario, así como de todo un pueblo indígena. Esos preceptos constitucionales fueron garantizados para la comunidad”, indica el texto presentado por la Fiscalía.

Por su parte, el pastor Serafín Navarro en un intento de justificación de su conducta manifestó que entre los indígenas existen objetos de brujería e indicó que seguirá haciendo sus recorridos para “expulsión de demonios”.

 

Hacienda presentará el Presupuesto de 2019 a la Bicameral este martes

El proyecto de presupuesto general para 2019 del Ejecutivo será presentado ante los miembros de las Cámaras del Congreso el próximo martes por el Ministerio de Hacienda, informó hoy el titular de la cartera, Benigno López.


Fuente: EFE

El proyecto, que ya fue entregado al Congreso el 30 de agosto, contempla un monto superior a los 13.880 millones de dólares (80,2 billones de guaraníes), por encima de los 12.700 millones de dólares (73,5 billones de guaraníes) de 2018.

En declaraciones en la sede del Gobierno, López se mostró preocupado por “algunas ampliaciones presupuestarias que se están dando sin participación de Hacienda” y advirtió de que esas decisiones podrían “complicar el escenario”.

Asimismo, el ministro descartó que su cartera esté planteando una reforma tributaria y aseguró que solo están trabajando en un “proceso de simplificación”.

“La comisión tributaria no sugiere aumentos de impuestos, es una discusión que todavía no vamos a tener porque no esta sobre la mesa”, indicó López.

También se refirió al estado actual de la economía del país, que dijo que está “bien, dentro de lo que se puede”, y se mostró cauteloso con la situación económica de los países vecinos.

“Tenemos un vecindario que genera incertidumbre y hay que prepararse para eventuales nubarrones que puedan venir de afuera. Argentina y Brasil están complicaditos”, manifestó el ministro.

Hacienda teme que esa inestabilidad de la región tenga “un impacto un poco negativo en tributación”, según dijo el ministro.

En ese sentido, agregó que el departamento de Aduanas se está esforzando por recaudar más y que también esperan mayores ingresos tributarios consecuencia de la lucha contra la informalidad.

Al margen de las turbulencias económicas, el titular de Hacienda abogó por continuar protegiendo la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF), que establece que el déficit fiscal anual de la Administración Central no superará el 1,5 % del PIB estimado para ese año fiscal.

 

Superintendencia de Salud presentó informe de situación "caótica" de servicios

Los servicios de urgencias abarrotados y pacientes atendidos en condiciones no óptimas fueron parte de las irregularidades detectadas por la Superintendencia de Salud en un recorrido realizado en hospitales de referencia.

Las deficiencias encontradas en algunos servicios que formaron parte del recorrido en el que se constató que los servicios de urgencias se encuentran abarrotados, sobresaturados, pacientes internados en estados inadecuados por falta de lugar, una problemática reiterativa que se arrastras desde hace años. El doctor Jorge Rodas, superintendente de Salud.

Ante el caótico panorama que presentan los servicios de urgencias de algunos centros hospitalarios de referencia, la Superintendencia de Salud solicitó al ministro de Salud la declaración de emergencia sanitaria en Asunción y Departamento Central.

Entre los hospitales que fueron verificados en el circuito se encuentra el Nacional de Itauguá, el IPS, Instituto Nacional de Cardiología y el Militar.

La inspección técnica sanitaria dejó en evidencia la necesidad de optimizar los servicios, atendiendo la superpoblación de pacientes en la mayoría de estos establecimientos, situación que pone en riesgo la seguridad de los pacientes y de los profesionales de la salud.

Rodas recordó que el 20% de cobertura sanitaria de la población lo cubre el seguro social, el 70% salud pública y el resto del porcentaje lo cubren los demás servicios.

El informe entregado consta de una serie de ítems para que el ministro tome en consideración para mejorar la atención que se ofrece en los servicios sanitarios. Rodas destacó la importancia de trabajar con calidad en los hospitales para tener buenos resultados en los servicios brindados a la ciudadanía.

El ministro Mazzoleni consultado sobre la posibilidad de declarar emergencias sanitaria ante la situación, afirmó que se deberá analizar caso por caso antes de tomar una decisión al respecto.

 

Policías reprimen con fuerza a enfermeras que se manifiestan frente a la SFP

Policías Antimotines reprimieron a las enfermeras que se manifiestan frente a la sede de la Secretaría de la Función Pública (SFP) exigiendo que no se anule el concurso de desprecarización que mantiene en vilo a 5.000 trabajadoras.

En un video dado a conocer a través de las redes sociales se observa la forma en la que un grupo de policías empuja con fuerza a las enfermeras que se estaba manifestando. El incidente se produjo después del mediodía y los ánimos se enardecieron frente a la sede de la SFP, ubicada en el centro de Asunción.

Mirna Gallardo, presidenta de la Asociación Paraguaya de Enfermería, expresó a la 970 AM que las trabajadoras están llevando una manifestación pacífica frente a la secretaría para que reconsidere el dictamen emitido por el Ministerio de Salud el martes. Unas 5.000 enfermeras participaron accedieron a un concurso de desprecarización laboral.

El Ministerio de Salud considera que el llamado no se realizó en forma correcta a través del portal Paraguay Concursa. Gallardo expresó que las enfermeras solicitan que solo se vean los casos irregulares y que no se detenga el proceso en su totalidad.

“No vamos a apañar ningún tipo de situación irregular. No queremos que los compañeros pierdan esos rubros que conseguimos luchando bajo lluvia y bajo tormenta durante más de dos años” ,dijo.

Las enfermeras permanecerán frente a la sede de la Secretaría de la Función Pública, a la espera que llegue el ministro Julio Mazzoleni con el documento en el que solicita la anulación del proceso.