Pavão contraataca sin éxito: cae "policía" paraguayo entre los 25 que iban a atacar a Minotauro

El "policía" paraguayo Rosalino Baez (al final la Policía Federal se retractó y señalò que el ciudadano de Paraguay aprehendido no pertenece a las filas policiales) es uno de los 25 detenidos por agentes de seguridaad brasileña, que los acusa de pertenecer a un grupo narcoterrorista liderado por familiares de Jarvis Ximenes Pavão.

​La información fue dada a conocer por voceros de la Policía Federal del vecino país, que informó que el grupo estaba preparando un atentado presuntamente en contra del considerado nuevo capo de la mafia fronteriza: Sergio de Arruda Quintiliano Neto, alias Minotauro.

Los investigadores de la PFB señalaron que hasta el momento no tienen clarificado el sitio en donde iba a perpetrarse el ataque de los Pavão, en contra de Minotauro.

En círculos de la Inteligencia policial paraguayo-brasileño informaron que dicho alto exponente de la mafia fronteriza no tiene un sitio específico de residencia.

Cambia de ubicación constantemente, va desde Pedro Juan Caballero, Ponta Porã (Brasil) y distritos fronterizos del departamento de Canindeyú, confirmaron a los medios de prensa.

Su constante movilidad, sin embargo, habría sido detectado por el grupo contrincante liderado ahora por Jonathan Ximenes, sobrino de Jarvis Ximenes Pavão, preso actualmente en la prisión federal de Canduvas, Brasil.

“Al parecer el grupo de Pavão tenía informes precisos de dónde estaría ubicado Minotauro y montaron un operativo comando dispuesto a atropellar con armas de grueso calibre el sitio donde se encontraría el nuevo capo de frontera”, admitieron fuentes de la policía a periodistas de Pedro Juan Caballero.

 

En seis meses, Clínicas atendió más de 300 embarazos en menores de 19 años

De las casi 600 atenciones en la Unidad de Adolescencia Ñangareko del Hospital de Clínicas, el 60% corresponde a gestantes con menos de 19 años. Solo el 50% de las que acuden al servicio aceptan recibir un método anticonceptivo para evitar un segundo embarazo.

La Unidad de Adolescencia Ñangareko de la Cátedra y Servicio de Gineco Obstetricia del Hospital de Clínicas, ha registrado en el primer trimestre de este 2018, un total de 910 atenciones en sus diferentes especialidades para atención diferenciada para gestantes infanto-juveniles, además de las consultas ginecológicas.

El doctor Ramón Bataglia, jefa de la cátedra del hospital explicó que en el primer semestre del año se duplicó la cantidad de pacientes en comparación con años anteriores, en el rango de pacientes de 10 a 19 años.

“Podemos considerar que los factores de dicha situación pasan el tipo de calidad de vida que lleva la población, el nivel de educación y la disponibilidad de consultorios de consejería con personal capacitado”, expresó.

En este periodo fueron 594 las atenciones prenatales; 309 ginecológicas y 7 de planificación, 60% de embarazos, en los que el 13% corresponden a adolescentes y el restante a jóvenes, de las que el 50% resultan embarazos no deseados.

En cuanto a la planificación que ofrece el área multidisciplinaria, se ve que solo el 50% acepta recibir un método de anticoncepción que evite una segunda gestación temprana. Aunque las cifras corresponden a los primeros seis meses del año, el profesional afirmó que los índices son bastante altos.

Bataglia señaló que en su mayoría, las pacientes tienen formación académica por lo que considera que se trata de una falla o falta a nivel cultural.

Ñangareko es un consultorio diferenciado solo y exclusivamente para el área infanto-juvenil, planificado con sectores diferenciados donde se ofrecen charlas, consejería, y atención asistencial especial, de manera a resguardar la integridad de las menores, y separarlas del área de los adultos.

La Unidad se encuentra ubicada en la Cátedra y Servicio de Gineco Obstetricia del Centro Materno Infantil del Hospital de Clínicas. El mismo cuenta con un diseño bilingüe, castellano y guaraní, de ambientación especial y adecuado para las niñas, adolescentes y jóvenes; con atenciones gratuitas y con agendamientos directos con el médico tratante.

Las atenciones se dan de lunes a viernes 6:30 a 9:30 horas por el turno mañana y de 10:30 a 15:30 por el turno tarde. También se puede encontrar información en ENTRE NOS en Facebook.

 

Más de 250.000 pasajeros ya pasaron por la Terminal para ir a Caacupé

La Terminal de Ómnibus ya registra un poco más de 250.000 pasajeros desde el inicio del Operativo Caacupé hasta la tarde de este viernes. El mayor movimiento se estaría dando desde esta noche.

Jorge Peña, director de la Terminal de Ómnibus de Asunción, señaló que la mayor cantidad de pasajeros que van rumbo a Caacupé, se estaría registrando desde las 18:00 horas de este viernes y durante toda la madrugada.

Peña indicó que en todo el operativo, la Terminal ya registró a más de 250.000 personas y las tareas se vienen desarrollando sin inconvenientes.

“Estamos teniendo pocas quejas hasta el momento. Los informes que estamos teniendo, reportan que no hay sucesos que lamentar”, resaltó.

El director de la Terminal recordó que en el lugar existen varios servicios disponibles para la ciudadanía, por parte de diversas instituciones.

Por su parte Odilio Talavera, director de Fiscalización de Transporte de la Dinatran, reportó que hasta el momento no hubo denuncias por abuso en el precio del pasaje y reiteró que existe una oficina habilitada dentro de la Terminal para realizar las quejas.

El costo del pasaje es de Asunción a Ypacarai G 3.500, de Fernando de la Mora a Ypacarai G 2.800, de Asunción a Caacupé G 5.300, de Fernando de la Mora a Caacupé G 4.600, de San Lorenzo a Caacupé G 4.100 y de Capiatá a Caacupé G 3.300.

 

Protestantes e intolerantes: dos en Caacupé que gritaban a la gente consigna contra la Virgen

Dos hombres se acercaron, Biblia en mano, hoy en los alrededores de la Basílica de Caacupé a tratar de profesar su religión (se declararon evangélicos). Fueron escrachados por los feligreses de la Virgen y tuvieron que ser retirados por la Policía Nacional.

Uno de los protestantes fue el conocido activista religioso, Mario Cáceres, quien cada año en compañía de su hermano se acerca hacia la Basílica de Caacupé para profesar su religión con pancartas y un megáfono.

“Les vengo a invitar a que lean la Biblia. Estoy dispuesto a morir acá”, señaló frente a los cientos de feligreses que lo escrachan y le gritaban ‘desubicado’.

Tanto él como su hermano, comentaron que cada año se acercan hasta Caacupé en estas fechas para decir a los católicos que “limpien la casa de Dios y se arrepientan”.

“La única relación con Dios es la palabra del Evangelio. Fuimos escrachados por decir un mandamiento. Dios no quiere imágenes ni estatuas”, subrayó.

Los dos hombres fueron acompañados por uniformados policiales, quienes lo retiraron de las inmediaciones de la Basílica.