Piden renuncia de Mazzoleni y provisión de más medicamentos: “No permitiremos más muertes”

Además de las movilizaciones que lleva adelante el gremio de enfermeros desde este miércoles, el sindicato de médicos de Clínicas pide a Julio Mazzoleni, ministro de salud que se retire de la administración de la cartera.

“Creo que es el momento que el ministro dé un paso al costado, su barco se está hundiendo”, indicó a Radio UNO Lourdes Villalba, miembro del Sindicato de Hospital de Clínicas.

En dicho sanatorio estatal también padecen la falta de insumos básicos, medicamentos y espacios para recibir a más pacientes con casos de covid-19 y otros cuadros.

Villalba sostuvo que “las personas están muriendo por falta de medicamentos. Es el momento de manifestarnos y pedir su renuncia”.

“Estamos perdiendo soldados y por eso vamos a manifestarnos para exigir los medicamentos”, insistió y manifestó que “es muy triste ver que se mueren los pacientes y no poder administrarles la medicación por lo menos para una muerte digna”.

Dos de las últimas muertes fueron las de Evelyn Noguera y Tania Burián, enfermeras jóvenes que fallecieron en el ejercicio de sus funciones. En el caso de Noguera, esta tenía 34 años y no poseía enfermedades de base.

“No vamos a permitir más muertes. Una compañera de 34 años nos abandonó, ella no tenía ninguna enfermedad de base y falleció”, lamentó y dijo que “es desesperante llegar al hospital y encontrar personas apostadas en los pasillos”.

 

Enfermeras mantienen movilización en protesta por stock cero en hospitales

Integrantes del gremio de enfermería mantendrá la movilización iniciada hoy y la extenderán hasta la próxima semana en varios puntos del país en reclamo de mejores condiciones para prestar servicios en las terapias COVID-19. Exigen respuestas de las autoridades.

La Asociación Paraguaya de Enfermería (APE), la Federación Nacional de Enfermería (FENAE) anunciaron que desde mañana se movilizarán en distintos puntos del país ante la falta de respuestas de las autoridades sanitarias y nacionales con relación a la escasez de medicamentos e insumos en los hospitales públicos.

La convocatoria es abierta para que los gremios de salud organizados se sumen para las protestas programadas.

“Enfermería dice basta de tanta impotencia y exige poder seguir cuidando a la población con lo necesario para garantizar la vida y la salud del pueblo paraguayo”, afirman en un comunicado.

La movilización de mañana iniciará a las 9:30 frente al Hospital de Clínicas de San Lorenzo; el viernes 5 en el mismo horario convocan frente a la explanada del Hospital Nacional de Itauguá y el próximo martes 9 a las 9:30 será en la ciudad de Salto del Guairá, Departamento de Canindeyú frente al Cruce Carolina.

Desde hoy, las enfermeras junto a profesionales médicos y familiares de pacientes internados en INERAM y Clínicas protestaron por la falta de insumos y medicamentos para la atención de pacientes graves internados en terapia intensiva con diagnóstico de COVID-19.

Los familiares de pacientes intubados deben comprar prácticamente todos los ítems utilizados en las terapias de contingencia y los gastos diarios mínimos alcanza G. 2 millones, dinero que recaudan con actividades solidarias, venta de bienes y endeudándose.

 

Cuentan con insumos, pero el uso de las camas está al 50% del total

En el sector privado, las camas destinadas a pacientes derivados por el Ministerio de Salud están ocupadas a la mitad del cupo habilitado.

José Zarza, representante de la Asociación de Sanatorios Privados comentó a Radio Ñandutí que de las 78 camas habilitadas, 39 están en uso.

Estos son pacientes con cuadros de covid-19 remitidos del sector público ante la falta de espacio suficiente en los sanatorios estatales.

Entre diciembre y enero, la ocupación alcanzó el 70% y luego se tuvo un satisfactorio descenso del 30%. El aumento en el número de contagios provocó nuevamente el incremento de pacientes.

En cuanto a la provisión de insumos, Zarza dejó en claro que la red de sanatorios privados no atraviesa por inconvenientes con el suministro, como sí sucede en el ámbito público.

 

IPS, a tope con ocupación de salas para pacientes polivalentes y con covid-19

El sistema de salud del Instituto de Previsión Social está alcanzando niveles críticos de ocupación. En la sede central prácticamente se están quedando sin espacios para nuevos pacientes.

La saturación se debe al aumento gradual y sostenido de casos de covid-19. En este aspecto, la ocupación es del 95%.

Según Ricardo Oviedo, gerente de salud del IPS comentó a Radio Nacional del Paraguay que en principio, el nivel de ocupación alcanzaba sólo el 65%.

Mientras que las camas destinadas a cuidados intensivos están completamente ocupadas, sin posibilidad de recibir a otros pacientes dada la eventualidad.

En detalles, Ingavi tiene 90 camas de sala común ocupadas, en tanto que en el Geriátrico Buongermini son 80 las camas ocupadas, misma cantidad en Ciudad del Este y otras 70 en Encarnación.

En ese mismo orden pero en lo atinente a UTI, Ingavi tiene 20 camas ocupadas, Buongermini 38, previéndose un aumento de cinco pacientes más, 38 en Ciudad del Este y 9 en Encarnación.

Pese al sostenido avance de casos de covid y la llegada de pacientes con cuadros diversos, el IPS prevé la instalación de seis camas en Pilar para terapia intensiva, al igual que en Ayolas y Concepción.

Para casos de polivalentes, son unas 1.200 las camas destinadas a estos, quienes están haciendo que el sistema llegue a niveles de saturación.

Referente a los pacientes en espera de cirugías, estas no serán suspendidas siempre que no haya saturación. Son unos dos mil pacientes con cirugías de hernias, vesícula, pancreatitis o cálculos biliares.

El Instituto de Previsión Social asimismo atraviesa por un cuadro de desabastecimiento de fármacos como el Atracurio y el Midazolam, que son anestésicos para cirugías.

En el caso del primer fármaco, la previsional debe recibir 45 mil ampollas, pero a pesar de las licitaciones hechas, estas no pueden concretarse por la alta demanda a nivel regional.