Piloto iraní y venezolano caen en aeropuerto: el primero sería fugitivo de la justicia de EE.UU

La policía detuvo a un ciudadano iraní y a un venezolano. Ambos aterrizaron el mes pasado en una avioneta en el aeropuerto Silvio Petirossi.

​El iraní fue identificado como Nader Ali Saboori Haghighi en tanto el venezolano es José Sosa. Ambos ingresaron procedente de Cochabamba, Bolivia.

Conforme los primeros datos, el iraní tiene antecedentes judiciales en Estados Unidos, aunque se desconoce por ahora específicamente bajo qué delito.

La aeronave LJ31, matrícula N31D, figura a nombre de Nader Alí. Autoridades del Ministerio Público iniciaron los contactos con autoridades estadounidenses, y en primera instancia la máquina no tiene permiso para volar.

 

Quíntuple asesinato: 4 kilos de cocaína (¿mejicaneados por el papá?) habría sido la sentencia

La posibilidad de que Bruno Marabel haya matado a los cinco integrantes de la familia Rojas por presión de un grupo narco, entró en la órbita de posibilidades de los investigadores.

Según esa linea de la pesquisa, un reciente episodio con presunto trasfondo narco, involucró a los tres adultos de entre las cinco víctimas: Julio Rojas, Elba Rodas y Dalma.

El mismo tendría conexión con la “pérdida” (o sustracción) de cuatro kilos de cocaína que pertenecía a un grupo colombiano, que inicialmente fue “depositado” en la casa de Oliva y Montevideo, para el posterior traslado a centros de distrubución.

Policías que llevan adelante la pesquisa señalan que Julio Rojas era un ludópata (adicto al juego) y todo lo que ganaba, lo perdía en juegos de azar. Sus ingresos, en tanto, estaban todos conectados con actividades ilícitas: estafa, extorsión e incluso narcotráfico.

¿Pudo haber sido una “mejicaneada” (robo) de Julio Rojas a los narcos lo que condenó a muerte a toda la familia?

“Todos sabían que Rojas tenían muchos contactos con personas que operaban al margen de la ley. Eso me lo contó Ever Barrios (primer esposo de Dalma)”, relató al canal La Tele un taxista (que pidió ocultar su identidad) que entabló amistad con Barrios. Este, según el trabajador del volante, temía por las nuevas relaciones que iban surgiendo en el universo de Dalma.

“Yo le decía a Dalma que se cuide de ese hombre, Cristhian, de Pedro Juan Caballero, que estaba metido en el narcotráfico. Pero ella me dijo que le quería, y finalmente se casó con él” había declarado Ever Barrios en conversación con radio Monumental.

¿HABRA MAS IMPUTADOS?

A la par de las investigaciones en el área policial, en el terreno de la fiscalía se habla de que el caso aún dista un poco para declararse cerrado.

“No descartamos que pueda haber más personas involucradas, la investigación sigue, no podemos decir que está terminada”. respondió la fiscal Esmilda Alvarez a la 970 AM, cuando fue abordada sobre el estado en que se encuentra el expediente.

 

Un balazo en la cabeza de una contadora que tenía auto blindado usado en primer ataque a Rafaat

Elisandra Aranda, 34 años, murió en la mañana del sábado tras sufrir un disparo en la cabeza, en la ciudad de Pedro Juan Caballero.

Después de realizar unas compras en un local comercial, la misma subió a su vehículo para dirigirse a su casa. En un tramo de su camino fue interceptado por dos hombres que iban en motocicleta, uno de los cuales realizó nueve disparos al auto de la víctima, uno de los cuales impactó en su cabeza.

“Ella alquilaba una casa en donde se había detectado un auto blindado que participó en un primer intento de atentado contra Jorge Rafaat, en el 2016. Presuntamente estaría ligada a un jefe narco del PCC”, informó el periodista Santiago Benitez a la 970 AM.

En el ámbito de los investigadores se menciona que la víctima fatal sería pareja sentimental de uno de los cerebros del PCC del atentado que costó la vida al también jefe narco Jorge Rafaat.

 

Joven lleva tres semanas desaparecida

Una mujer salió de su casa en Concepción el 20 de septiembre pasado, a bordo de una motocicleta. Hasta hoy nada se sabe de su paradero. La joven había denunciado a su expareja por violencia doméstica.

Alrededor de las 5:00 de la madrugada del 20 De septiembre, María del Rosario Díaz Pereira (22) salió de su casa a bordo de la motocicleta que le prestó una amiga con la que vive en Concepción.

Después de intercambiar mensajes de texto presuntamente con su exnovio, un militar del Regimiento de Infantería, la joven había recibido una llamada tras la cual se retiró sin decir a dónde iba.

“Tenemos lo que estuvo haciendo horas antes de su desaparición, lo que no podemos decir es con quién salió para encontrarse”, dijo la fiscal Silvia González a C9N.

El Ministerio Público no maneja ningún dato sobre el posible paradero de la María del Rosario, quien anteriormente había denunciado a su expareja por violencia doméstica.