Plaza Las Residentas, abandonada de mañana y visitada por ebrios de noche

La plaza Las Residentas, en el barrio Las Lomas de Asunción, fue foco de denuncias a raíz de grupos de jóvenes que usaban el espacio público como boliche. El lugar sigue dando evidentes muestras de abandono, una invitación a que siga siendo usado como bodega.

A mediados del 2015, vecinos del barrio Las Lomas de Asunción denunciaron que la plaza Las Residentas (conocida popularmente como Plaza Caribe) fue convertida por jóvenes en una especie de pub. La Policía Nacional intervino en el lugar y realizó un operativo para dispersar a los “farristas”, dando una sensación de seguridad a la zona.

Tiempo después, la plaza volvió a ser visitada por los jóvenes y el espacio se convirtió nuevamente en un boliche. La ubicación es estratégica ya que se halla a un costado de la avenida Molas López y la calle paralela -donde estacionan los vehículos- es empedrada.

Incluso, según testimonios de vecinos, existen personas que aprovechan la oscuridad de la plaza para consumir todo tipo de estupefacientes. Luego de disfrutar de una cerveza, los consumidores -siempre según las denuncias- buscan un árbol donde ya se empiezan a observar los “puntos rojos” que serían cigarrillos de marihuana.

El estado de dejadez de la plaza espanta a los visitantes, en lugar de invitarlos.

Un equipo del diario HOY Digital recorrió la plaza en horario vespertino para conversar con los vecinos que solo pueden ir a la plaza bajo la luz del sol. Caminando, los periodistas se percataron del pésimo estado en el que se hallan los camineros, los canteros y los juegos, además de la dejadez evidenciada en el largor de los yuyos.

“Yo tengo 30 años. Vengo acá desde que tenía la edad de mi sobrino (siete años) y no cambió nada. Los juegos siguen iguales, algunas hamacas cuelgan. Las luces no existen”, dijo Eduardo Bogado, quien dijo que la Municipalidad va a la plaza una vez al mes, solo para limpiar.

Esta es la zona preferida por los grupos de jóvenes que van al lugar de noche.

Agregó que existen “ciertos grupos” que vienen de noche y destruyen la plaza. “Falta control de la Municipalidad. Si bien vienen de día, el tema es de noche”, acotó el vecino, quien expresó su preocupación por la forma displicente en la que se cuida el espacio público.

Y no es para menos. En las veredas se puede notar rastros de botellas de bebidas alcohólicas y cajetillas de cigarrillos, elementos que no son precisamente lo mejor para mostrar en una plaza a un niño en edad escolar.

Máximo Samaniego, también vecino, dijo que suele ir a la plaza a menudo y que tendría que mejorar, aprovechando la ampltiud del predio. Explicó que ve rastros de botellas de alcohol con lo que “hay que tener mucho cuidado” y que, a raíz de los “movimientos raros”, el condominio ubicado al cruzar la calle está poniendo cámaras de seguridad.

Basura de todo tipo se acumula en el lugar.

“Hay que cuidar la seguridad. Acá hay chicos que vienen a disfrutar con sus padres… fue diseñado para eso. Me imagino que esto fue una inversión para la Municipalidad”, expresó Samaniego.

Las denuncias de los vecinos surgieron desde la administración de Arnaldo Samaniego (ANR) y ahora, ya con Mario Ferreiro, la situación sigue siendo la misma. Los pobladores siguen sin poder disfrutar de un espacio público mientras que la Municipalidad de Asunción se dedica a reparar plazas para luego autorizar invasiones en ellas.

Cifras que alarman: Fiscalía registra 80 víctimas de violencia familiar por día

Al día, la Fiscalía registra un promedio de 80 víctimas de violencia familiar en nuestro país, siendo éste el hecho punible más denunciado. Hasta octubre de este año, se recibieron más de 24.000 denuncias.

De acuerdo al informe del Ministerio Público, en el año 2021 la violencia familiar fue el hecho punible más denunciado, registrándose un total de 29.288 denuncias de enero a diciembre.

Haciendo una comparación con el año 2020 cuando se atendían alrededor de 71 víctimas diariamente, se registró un incremento de casi 8 casos más por día.

Te puede interesar: Imputan a tres estudiantes por abusar de una adolescente de 14 años

Por su parte, este 2022 la Fiscalía recibió un total de 24.894 denuncias por el mencionado hecho punible en el lapso de enero a octubre.

A nivel país, en enero se denunciaron 2.787 casos, en febrero 2.448, en marzo 2.974, en abril 2.312 y en mayo 2.325. Seguidamente, en junio 2.024 casos, en julio 2.570, en agosto 2.538, en septiembre 2.420 y en octubre 2.496. Es decir, marzo fue el mes con mayor cantidad de denuncias por violencia familiar.

Leé también: Caacupé 2022: más de 1.800 profesionales de salud atienden a peregrinantes

Según la evolución anual de denuncias recibidas en el Ministerio Público, entre el 2015 y el 2021 hubo un aumento de 159% de denuncias por Violencia Familiar, detalla el informe.

Se estima que la Fiscalía registra un promedio de 2.440 víctimas atendidas por mes y aproximadamente 80 víctimas por día.

Descuidistas hacen de las suyas en Caacupé: detienen a 4 mujeres y recuperan 21 celulares

Cuatro descuidistas fueron detenidas en la ciudad de Caacupé. En su poder fueron hallados unos 21 teléfonos celulares que habrían sido robados aprovechando la masiva concurrencia de feligreses en la capital espiritual.

Cuatro mujeres que se dedicaban a cometer hurtos en lugares de gran concentración de personas fueron detenidas este domingo en la zona céntrica de Caacupé.

Las mismas fueron identificadas como Mirta Elena Barrientos, de 48 años; Andrea Beatriz Velázquez Maldonado, de 31 años; Lucía Flora Velázquez Maldonado, de 41 años; y Mirta Lorena Barrientos, de 41 años. Estas dos últimas cuentan con varios antecedentes penales por hurto y robo agravado.

Te puede interesar: Desmienten supuesto secuestro en PJC tras hallar camioneta abandonada

El subcomisario Edgardo Acosta comentó al canal C9N que lograron la detención de estas descuidistas mediante un trabajo realizado por personal de inteligencia que estuvo apostado en diferentes puntos de la Villa Serrana.

En poder de las mismas se recuperaron un total de 21 teléfonos celulares que habrían sido robados de varios feligreses que acudieron este domingo para participar de la misa matutina en la Basílica de Caacupé.

Leé también: Pelea con Unión Europea por excrementos de vacas: guiño de ONU a Paraguay

Las mujeres aprovechan la masiva concurrencia y la aglomeración de personas tanto en las inmediaciones del templo como en la zona del Tupasy Ykua para cometer sus golpes, refirió.

El jefe policial aconsejó a aquellas personas que planeen acudir a Caacupé durante el novenario que tengan especial cuidado con sus bolsones y carteras colocándolos hacia el frente, a fin evitar ser víctima de los descuidistas.

Desmienten supuesto secuestro en PJC tras hallar camioneta abandonada

Desde la Policía Nacional desmintieron un supuesto secuestro reportado este domingo en Pedro Juan Caballero. La versión surgió luego de haberse hallado una camioneta abandonada y con las cubiertas destrozadas.

Cerca del mediodía de hoy se reportó un supuesto hecho de secuestro en la localidad de Pedro Juan Caballero, departamento de Amambay.

Dicho información surgió luego de haberse hallado una camioneta con los neumáticos en llanta en un camino vecinal de la colonia Fortuna’i, en un sector alejado de la ciudad.

El comisario Rubén Paredes, director de Policía de Amambay, confirmó al canal C9N que se recibió una llamada de una persona que había pasado por el lugar y observó el vehículo sin sus ocupantes y con las puertas abiertas, además del detalle en las ruedas.

Te puede interesar: Caacupé 2022: más de 1.800 profesionales de salud atienden a peregrinantes

Una vez hecha la alerta, la Policía Nacional activó un protocolo y empezó a realizar una serie de diligencias, logrando encontrar a la propietaria del rodado en una estancia cercana en la misma ciudad.

Se trata de Claudineia Grieff, una mujer de nacionalidad brasileña radicada en nuestro país que se encontraba en compañía de sus tres hijos y en buen estado de salud.

La misma comentó a los uniformados que había llantado mientras iba manejando y por ello decidió dejar abandonada su camioneta para dirigirse a un lugar cercano, mientras tanto llegaba algún familiar para auxiliarla.

Leé también: Casi 400 ebrios al volante fueron demorados esta semana por la Caminera

“Ella agarró el cordón y por eso entró en llanta, entonces se puso nerviosa y entró en un camino vecinal y destruyó las dos cubiertas de su vehículo”, acotó el comisario Paredes.