Polémica por becas de Israel: Paraguay sigue con el papelón

A partir del segundo semestre del 2019 volverán a ser restituidas las becas otorgadas por el gobierno de Israel, esto luego de que en septiembre se hayan cancelado todas las actividades de colaboración con Paraguay. El exembajador israelí en nuestro país, Peleg Lewi, cuestionó la información y sostuvo que se trata de una "fake news".

En una publicación realizada este sábado en el diario Última Hora, el canciller nacional Luis Castiglioni confirmó que las becas ofrecidas por el gobierno de Israel a ciudadanos paraguayos serán restablecidas en los próximos meses.

Cabe recordar que el pasado mes de septiembre, Israel decidió cortar todas las actividades de colaboración mutua con Paraguay debido a la polémica suscitada por el traslado de la sede de la embajada paraguaya a la ciudad de Tel Aviv.

El exembajador israelí acreditado en nuestro país, Peleg Lewi, salió al paso de esta publicación periodística y desmintió la información a través de su cuenta de Twitter, asegurando que se trataba de una “fake news”.


Max Haber, embajador paraguayo en Israel, en entrevista con Radio Monumental habló sobre este tema y aseguró que desde la Cancillería de Israel le confirmaron ayer que las becas estarán disponibles a partir del segundo semestre del 2019.

Según explicó, en la segunda mitad del año pasado el Estado israelí tuvo un excedente en su presupuesto por encima de la previsión de gastos, lo cual permitió que ese saldo presupuestario pueda ser reasignado a otras áreas.

Debido a que actualmente se está desarrollando un proceso de elecciones generales en el país de Oriente, el monto que será destinado a estas becas recién estará disponible a partir de mediados de año, precisó.

Respecto a las expresiones de Peleg Lewi, Haber reiteró que, teniendo en cuenta que los propios representantes de la cancillería israelí son quienes le confirmaron el dato, no existen dudas sobre esta restitución de las becas.

Tras darse esta confirmación oficial por parte del embajador paraguayo en Israel, Lewi volvió a salir al paso y respondió a algunos periodistas a través de su cuenta de Twitter, poniendo nuevamente en duda la restitución de las becas para el 2019.

 

Pacientes con cáncer deambulan hace un año y Gobierno no da respuestas concretas

Los más de 70 pacientes que reciben tratamiento de radioterapia en el INCAN continúan siendo derivados a institutos privados mientras se espera la llegada del repuesto para el acelerador lineal que está fuera de funcionamiento. Pese a la demanda existente, un nuevo equipo recién será instalado a mitad de año para cubrir a al menos 140 pacientes.

La falta de funcionalidad del equipo de radioterapia para los tratamientos de pacientes oncológicos del Instituto Nacional de Cáncer (INCAN) nuevamente quedó parada por falla en el equipo que debe ser reparado y el procedimiento depende exclusivamente del representante que debe traer el repuesto del exterior, el explicó el doctor Julio Rolón Vicioso, viceministro de Salud.

En febrero se cumple un año del pedido que se realizó al representante en Paraguay y ya se solicitó el cambio ya que este es además el que maneja las derivaciones de pacientes cuando la máquina del INCAN cae.

“El dinero está, no es un problema del ministerio sino de la empresa y estamos esperando que traiga el repuesto”, afirmó Rolón.

Mientras el equipo soportó hasta 80 pacientes por día que de superar esa cantidad tendría desperfectos cada tres meses, situación que se presentó y debido a la demanda se decidió comprar un nuevo acelerador lineal para radioterapia que se tendrá entre junio y julio adelantó Rolón en contacto con Radio UNO.

“Solicitamos la compra de otro acelerador para una capacidad de 140 pacientes por día y cubrir así el 95% de la demanda”, agregó. La inversión para la adquisición del nuevo equipo ascienda a USD 1.500.000 y al que se debe agregar software para incorporar más posibilidades de tratamiento como la neurocirugía que tendría un costo adicional de 500 mil dólares más.

Por su parte, el doctor Nelson Mitsui, director del INCAN explicó que el problema es que la camilla que se utiliza para el tratamiento bloquea el equipo y por eso no tiene funcionalidad por el momento. Los pacientes, al menos 70 por día son derivados a centros privados para no interrumpir el tratamiento, indicó.

Destacó que se aguarda la compra del nuevo acelerador lineal con el que se podrá aumentar la oferta de servicios mientras, se podría contar con un equipo que se encuentra descompuesto hace un par de año y al reactivarlo también servirá para los tratamientos.

“Estamos viendo la posibilidad de reactivar ese aparato mientras duren los procesos. Todos los procesos y llamados llevan su tiempo, son muchos papeles que hay que completar, muchas oficinas por las que se pasa y se hace difícil para nosotros que somos los que damos las explicaciones pero este año creemos que todo va a mejorar”, puntualizó.

Mitsui indicó que con el presupuesto de este año y el trabajo por la reglamentación de la ley de cáncer, se podrá ofrecer mejores servicios al paciente con cáncer.

 

Gana G. 100 millones, genera envidia y da pie al populismo: piden cerrar canilla en Itaipú

Al ponerse en duda el origen de la fortuna que logró amasar el actual titular de Itaipú José Alberto Alderete, el senador colorado Enrique Riera cuestionó que un director de binacional gane más de 100 millones de guaraníes al mes, situación que genera división, envidia y puede derivar en populismos.

En charla con la 970 AM, el legislador colorado recordó que en septiembre del año pasado advirtió sobre el origen de la fortuna de Alderete, cuando se debatió en el Senado si correspondía aceptar a la figura propuesta por el presidente Mario Abdo Benítez para dicha binacional.

“Yo expliqué que a mí no me merece la confianza por los antecedentes y que él tenía que explicar al pueblo paraguayo el origen de su fortuna”, resaltó.

En el debate generado, Riera puso énfasis que ahora se debe estudiar si el dinero no debería canalizarse vía presupuesto, pese a que podría generar una carga burocrática al Estado, porque en contrapartida será una señal de transparencia.

De acuerdo a su argumento, las binacionales son brazos de un gran peso político en los gobiernos locales y departamentales, por la autonomía en que se manejan, pero están fuera del sistema legal y la ciudadanía no sabe cómo se invierte el dinero.

“Me cuesta aceptar que haya funcionarios que ganen más que el Presidente de la República. Un salario de más de 100 millones de guaraníes es una ofensa para la gente que viene colgada del micro. Ese sueldo puede alcanzar a 50 personas”, remarcó en otro momento.

“Tienen que ser bien remunerados pero no ir al extremo de tener salarios de primer mundo, que hacen una división odiosa y generan resentimiento y envidia, a la larga prenden los populismos o nacionalismos a ultranzas”, añadió.

 

Inseguridad reinante: “Queremos tener un FBI, pero tenemos esta Policía”

El ministro Juan Ernesto Villamayor indicó que la seguridad siempre queda relegada a segundo plano y subrayó que la institución actualmente necesita mayor presupuesto para tener capacidad operativa.

Juan Ernesto Villamayor, ministro del interior, refirió que nuestro país salió de la dictadura, donde se concentraba todo el poder y daba la competencia a la Policía Nacional de la capital, y luego se dispersó este poder. Es así que la capacidad de investigación se le pasa a la Fiscalía, hace la multiplicidad de instituciones a la hora de actuar y limita la capacidad operativa del cuerpo policial.

En charla con la radio 970 AM, la autoridad nacional indicó que el origen de la inseguridad recae en esta dispersada capacidad operativa y el abordaje de dicha materia en el discurso político, porque siempre es secundario y queda desplazado por las promesas electorales enfocadas en salud y educación.

A a lo anterior se suma que las fuerzas del orden ni siquiera reciben los presupuestos necesarios, ocasionando así la falta de recursos, de personal e innovación. “Cuando se crea el Grupo Lince, se hizo con recurso de Yacyretá. Nunca estuvo en el presupuesto de la Policía”, detalló.

“Estamos trabajando con lo que tenemos a mano. Todos quisiéramos tener el FBI pero no es lo que tenemos, tenemos otro tipo de policía. Tenemos que mejorar las capacidad del Hospital Rigoberto Caballero, de la Isepol, de becas para hijos de policías; el policía tiene que entender que está cubierto”, indicó.