Policía no actuó con violencia para evitar una masacre: “Había casi 400 niños”

Durante los disturbios acontecidos ayer en inmediaciones del Congreso Nacional entre uniformados e indígenas, la Policía Nacional decidió poner un alto a los ataques mediante la bandera blanca.

El comisario Ever Caballero, director de la Policía Nacional, mencionó en diálogo con radio Monumental que no necesitan de una orden superior para que cumplan con su trabajo. Según explicó, decidieron poner un alto a los ataques debido a que en el lugar había más de 400 niños.

“Niños de 1, 2 3 años o más, eso iba a ser una masacre si la Policía arrasaba. Lo que hicimos fue contener la situación para no pasar a mayores, porque la Policía actual ya no es represora, tratamos de llegar a la gente mediante diálogos y lastimosamente no pudimos conseguir con este grupo”, expresó el jefe policial.

En ese contexto, el comisario explicó que utilizaron la banderita blanca para pedir que cesen los enfrentamientos, muy por el contrario de lo que se creyó en un principio. “El que hayamos usado la banderita blanca no significa que nos rendimos, es un procedimiento que hicimos para lograr contener la situación, para poder dialogar”.

Al mismo tiempo, desmintió que la Policía Nacional se haya quedado sin municiones o no haya recibido algún tipo orden, reiterando que el pañuelo blanco fue para evitar un ‘mal mayor’. “Yo me estoy por jubilar y no voy a llevar sangre de inocentes en mis manos”, apuntó.

Finalmente, el comisario Caballero sostuvo que la intención del cuerpo policial fue la de contener los disturbios que se desencadenaron el día de ayer.

Cabe mencionar que los enfrentamientos entre los manifestantes y los uniformados se produjeron cuando se realizaba la votación de la ley que eleva hasta 10 años de cárcel la pena por invasión a la propiedad privada, que finalmente fue aprobada en la Cámara Baja.

 

Indígenas piden audiencia con Marito y exigen veto

Comunidades indígenas instaladas en la Plaza de Armas, solicitan una audiencia con el presidente Mario Abdo Benítez y exigen en un plazo de 24 horas, el veto a la ley que eleva las penas carcelarias por invasiones.

Voceros de parcialidades indígenas hablaron acerca de lo acontecido durante las manifestaciones en las inmediaciones del Congreso y aseguraron que no fueron ellos quienes iniciaron los hechos violentos.

“Alguna persona instigada lanzó primero un cascote y después nuestra gente ya reaccionó, nosotros esperamos tranquilos y ninguna autoridad salió a recibirnos”, explicó a los medios uno de los líderes.

Agregó que, a partir de ahora, conceden un plazo de 24 horas al Ejecutivo, para el veto de la ley que eleva hasta 10 años las penas carcelarias por invasión de inmueble ajeno.

Además, exigen ser recibidos por el mandatario, a fin de presentarle las inquietudes que tienen en sus comunidades.

 

Essap pide uso racional del agua: en Curitiba y Salta programan cortes de 36 horas

El río Paraguay se encuentra en una bajante crítica, al punto que ya está fuera del alcance de los captadores de agua de la Essap. La estatal pide racionalizar el uso y cuenta que en algunas ciudades argentinas y brasileñas se programan cortes de 36 horas para que el servicio llegue a todos. La estatal pide racionalizar el uso y cuenta que en algunas ciudades argentinas y brasileñas se programan cortes de 36 horas para que el servicio llegue a todos.

Esta semana el río Paraguay rompió un nuevo récord mínimo histórico, al situarse 70 centímetros por debajo del cero hidrológico. Este nivel dejó fuera del alcance a las máquinas captadoras de la Essap, que tuvo que colocar bombas flotantes, que se encargan de llevar el agua hasta las estructuras, según explicó el presidente de la Essap, Natalicio Chase, en entrevista con el canal Gen.

Con el drástico descenso, el río transporta una gran cantidad de basura como plásticos, bolsas, cubiertas, animales muertos entre otros desechos. Esto implica un sobresfuerzo para los equipos, que se exponen a presentar fallas, cuya reparación podría tomar entre 12 a 18 horas, algo que felizmente aun no aconteció.

Chasse reveló que la situación es todavía más desventajosa en Brasil y en Argentina, donde en ciudades como Coritiba y Salta, implementan el servicio por turnos y zonas. Hay un periodo de 72 horas de agua y luego una interrupción de 36 horas.

Según Chasse, Paraguay está lejos de alcanzar este extremo. “El Paraguay es un río muy bondadoso en el caudal que tiene, vemos casi imposible que lleguemos a una situación de que no haya caudal para abastecer la planta de tratamiento del área Metropolitana”

Pese a esta remota chance, Essap insta a racionalizar el uso del agua, dejando de lado prácticas innecesarias como regar la vereda, activar regadíos automáticos de dos horas, lavar tres veces por semana el auto, entre otros ejemplos.

 

Casos respiratorios en niños van en aumento, pese a disminución de Covid

El servicio de urgencias pediátricas del Hospital de Clínicas si bien registra una importante disminución de casos Covid-19, en contrapartida se reporta el aumento significativo de enfermedades respiratorias, como por ejemplo la bronquiolitis.

“Cuando hablamos de bronquiolitis estamos hablando de bebés lactantes menores de un año, y generalmente los padres acuden al consultorio tardíamente”, expresó el Dr. Ricardo Iramain, jefe de Urgencias Pediátricas.

Entre los signos de alarma en menores de 6 meses o 1 año de edad, resaltó la agitación en la respiración o juku’a, disminución del apetito y fiebre. Aunque especificó que los casos febriles pueden deberse a otros virus habituales de la temporada (de junio a septiembre).

Otro de los más frecuentes son los casos de gastroenteritis, es decir, diarrea aguda. El profesional lamentó que en la mayoría de las situaciones el niño acude al servicio bastante deshidratado.

“Entonces debemos aplicar tratamiento de hidratación parenteral, es decir, ponerle suero por la vena. Lo que intentamos hacer es una hidratación por vía oral antes que por vía intravenosa”, indicó.

En tal sentido, el pediatra recomendó que ante de 3 o más deposiciones líquidas, sobre todos si son menores de entre 2 a 5 años, éstos deben ser llevados lo antes posible al centro asistencial más cercano, para una pronta atención.

“Porque los niños pequeños son más propensos a deshidratarse rápidamente y en pocas horas, de ahí la importancia de la consulta precoz”.

Respecto a los casos de Covid-19 en pacientes pediátricos, el médico señaló que hay una disminución importante a nivel país. “Aunque no han desaparecido en su totalidad, ha mermado significativamente la cantidad de pacientes con el virus”, confirmó.

No obstante, manifestó continuar atentos y alertas ante un posible rebrote, esto teniendo en cuenta que hay países afectados por una tercera ola de Covid-19, y esta incidencia se da sobre todo, en personas que aún no están vacunadas y en niños menores de 12 años que no han sido inoculados.

Al mismo tiempo insistió en que la vacunación es la única manera de prevención para esta enfermedad. Refiriéndose específicamente sobre la vacuna estadounidense Pfizer, que es la recomendada para los infantes, y cuyo reporte arrojó resultados efectivos en cuanto a seguridad y eficacia de la vacuna, en niños menores de entre 6 y 12 años.

“La vacunación de ese grupo etario podrá favorecer el regreso a clases presenciales para el año entrante”, puntualizó.