Promueven trabajo para los connacionales y apuntan a que accedan a la formalidad

Desde el Viceministerio de Empleo afirman que la prioridad son los paraguayos que provienen del exterior. A medida que van llegando más connacionales, la necesidad de trabajo se hace más grande.

​Daniel Sánchez, viceministro de la citada institución explicó a Canal GEN que dentro de esa prioridad está el conseguir puestos de trabajo formales.

"Tenemos que apuntar a un trabajo formal para que el ciudadano tenga la posibilidad de acceder a una jubilación", explicó.

Asimismo mencionó que es destacable la ayuda del gobierno con los subsidios de Ñangareko y Pytyvô, pero que hasta el momento no son suficientes.

Refirió que la consecución de trabajos formales permitirá "estar mejor preparados para eventos similares al coronavirus".

"Así como avanza la cuarentena inteligente podemos tener esperanza en cuanto a qué pueda suceder en las próximas semanas o próximos meses", refirió Sánchez.

Sobre empresas que quedaron con puestos vacantes, Daniel comentó que muchas de estas volvieron a solicitar personal, aunque no precisó el porcentaje.

"Hay empresas que suspendieron sus actividades y hoy ya producen nuevamente. Incluso, muchos de sus funcionarios regresaron a esas empresas con el mismo ingreso", contó.

Cabe señalar que muchos connacionales que regresaron específicamente de Brasil y Argentina quedaron inactivos laboralmente, debiendo recomenzar en medio de la crisis generada por la pandemia.

 

Bailes, cantos y elección de misses en el Día de la Madre de las mujeres privadas de libertad

Las madres que se encuentran en las diversas penitenciarias del país fueron agasajadas por su día. Las celebraciones se dieron cumpliendo con todas las normas sanitarias establecidas en el marco del Covid-19.

Los agasajos se dieron en el Buen Pastor, Juana María de Lara de Ciudad del Este, Serafina Dávalos de Coronel Oviedo y en las penitenciarías regionales que cuenta con pabellones para las mujeres privadas de libertad (MPL)

A comparación de años anteriores, la celebración esta vez estuvo marcada por el distanciamiento de familiares por medidas de prevención del COVID-19, aunque ello no restó que los festejos se dieran en medio de un gran almuerzo, música, concurso de bailes, poesías y regalos.

La celebración en los centros penitenciarios inició con un desayuno y el mejor ánimo de las MPL que resaltaron la entrega, cariño, paciencia y dedicación que honra a cada madre y por las cuales buscan encaminarse en los distintos programas de rehabilitación y reinserción social del Ministerio de Justicia.

Al mediodía un almuerzo que convocó a compartir alrededor de una mesa fue el punto coincidente entre las MPL que viven en los distintos Centros Penitenciarios para Mujeres y Penitenciarías Regionales.

Además de concursos de baile moderno, poesía y números folclóricos, en el Buen Pastor se coronó Miguelina López como Mamá del año, como primera princesa salió Celsa Lezcano y segunda princesa Edith Picco.

En el Centro Penitenciario para Mujeres “Juana María de Lara” fue electa Miss Mamá, Sinforiana Isazi

 

Afirman que el Estado abandona al obrero mientras crece el hambre

Eduardo Ojeda, dirigente de la Corriente Sindical Clasista aseguró que aunque la pandemia de coronavirus haya generado una situación económica complicada, en Paraguay es peor porque el gobierno se luce por su ausentismo.

"​La situación empeoró para la clase obrera", afirmó Eduardo Ojeda a Radio Universo 970 AM.

El dirigente obrero aseveró que se agravaron las condiciones de los trabajadores. "A todo eso, no tener trabajo hace que se enfrente la pandemia en malas condiciones", indicó.

Sostuvo que "el modelo económico que rige en Paraguay provocó que el golpe sea más fuerte" y que en esa coyuntura, "la pandemia generó una situación catastrófica".

"Hay casi 250.000 trabajadores desocupados según informes oficiales y casi setecientos mil en la franja de formalidad, con acceso a IPS", añadió.

Eduardo Ojeda aseguró que "el Estado está en total ausencia" y sin brindar garantías de seguridad a la clase trabajadora para que pudieran sortear la crisis sanitaria.

"El Estado no llega a un apoyo ni del 30%. Hay otros cien mil trabajadores con IPS que están formalmente cesados en sus contratos y son situaciones graves, que se empeora aún más con la falta de equipos de bioseguridad para los médicos, lo que es lamentable", manifestó.

Insistió en que "lo que nos preocupa a nosotros es que cuando se instale la pandemia con fuerza serán más los despidos. Más de dos millones de trabajadores están en paro".

"El Estado no asume esto, genera duda en la ciudadanía con la corrupción, nos deja en situación de abandono, entonces tenemos que prepararnos para la rebeldía. Estamos pasando hambre", aseveró.

Eduardo Ojeda contó que "presentamos al presidente del Congreso, la Comisión de Presupuesto y a la ministra de trabajo una ley de emergencia laboral, pero nos ignoraron".

"Apuntamos a que el Estado debe garantizar el salario mínimo para los trabajadores formales, despedidos y suspendidos. Y a los informales otorgar el 75% del salario mínimo", indicó.

Recordó que el Estado tiene una deuda con IPS de 500 millones de dólares y que se puede negociar. "Esa deuda histórica el IPS puede fondear y subsidiar a los trabajadores que están en la formalidad", refirió.

"Necesitamos gobernantes que estén comprometidos con la ciudadanía. Este gobierno es antipatriota y viene del fraude, sin moral y sentimos que esto no va a cambiar", consideró.

 

Covid-19: Anuncian posible cierre de colegios católicos si no reciben ayuda del Estado

El Arzobispo de Asunción Edmundo Valenzuela manifestó que debido a la alta morosidad en las cuotas, los colegios privados católicos pueden cerrarse por lo que solicitó subsidio al Estado para pagar a los docentes.

Desde el Departamento Arquidiocesano de Educación Católica (Daec) informaron que la situación no podrá ser sostenida por mucho tiempo debido a la falta de ingresos, hecho vinculado principalmente a la alta morosidad de los padres en las cuotas.

La crisis sanitaria a causa del Covid-19, afecta a los colegios privados católicos por lo que corren el riesgo de cerrar sus puertas.

Por consiguiente, el Monseñor Edmundo Valenzuela solicitó un subsidio al Estado para pagar a los docentes y evitar las suspensiones de los contratos laborales y despidos.

La Daec explicó que a los centros educativos subvencionados, el Estado solo cubre los sueldos de algunos docentes.

Añadieron que ya brindaron los descuentos para todas las familias que no puedan cubrir con la totalidad de las cuotas, además de disminuir más aún los costos a aquellas personas que no pueden pagar el monto ya con los descuentos.

Indicaron que ya dieron todo tipo de reducción: por cuestiones sociales, a los becados, entre otros, y en ese sentido sostienen que necesitan ayuda del Estado para mantener el empleo y la educación.