Quíntuple homicidio: Fiscalía tiene elementos para sostener premeditación

La Fiscalía tiene pruebas para demostrar que Bruno Marabel ya venía planeando asesinar su esposa, los padres de ella y los hijos de la misma. El juicio que debía comenzar ayer quedó postergado debido al Covid-19.

Este viernes debía iniciar el juzgamiento a Bruno Marabel, procesado por matar a su esposa, a los dos hijos de ella y a los padres de la misma.

Sin embargo, la primera etapa de la regularización de las actividades judiciales durante la pandemia establece que únicamente se desarrollarán los juicios ya calendarizados y con fechas de extinción en mayo, junio, julio y agosto.

La investigación a cargo de la fiscal Esmilda Álvarez duró seis meses y en ese periodo se recolectaron evidencias suficientes para sostener que Marabel ya venía planeando matar a las cinco personas. Es esta hipótesis la que se expondrá en el juicio.

El caso se remonta a octubre del 2018 cuando en una vivienda del microcentro fueron asesinados la esposa de Bruno Marabel, Dalma Rojas, los padres de ella: Julio Rojas del Valle y Elba Rodas y los hijos de Dalma de 4 y 8 años.

Los cuerpos fueron encontrados enterrados bajo un lecherado dentro de la casa. Como el autor arrojó cal sobre los cadáveres, esto aceleró el estado de descomposición. Todos presentaban múltiples heridas de arma blanca, pero en el caso del menor de 4 años, primero fue asfixiado con un sostén y después de su fallecimiento recibió 17 puñaladas.

 

Azote’y: Usuarios sin señal, tras reportar quema de antena de telefonía

Miles usuarios de la empresa telefónica Tigo, quedaron sin señal tras reportar una quema de pastizal donde está situada la torre. El hecho ocurrió en el distrito de Azote’y, departamento de Concepción.

El hecho ocurrió en el distrito de Azote’y, afectando también a zonas aledañas. Desde el reporte de la quema de pastizal dónde está la torre, el jueves pasado, muchas personas adheridas a la telefonía celular de la empresa Tigo quedaron sin señal.

De acuerdo a los pobladores de la zona, vecinos del lugar, ruta que une Azote’y-Curuzú de Hierro, serían los responsables de la quema que afectó a la antena y hasta la fecha, todo Azote’y no tiene señal de Tigo, al igual que Colonia Nueva Esperanza (Yby Yaú), Tacuatí, Nucleo 3 (Arroyito) y Laguna 7 (Horqueta).

Sospechan que los responsables del hecho, fueron en contra de la “antena 5G” que supuestamente se colocó en horario nocturno.

No existen antenas "5G" en el territorio nacional, informó Conatel

En relación a los sistemas de telecomunicaciones 5G y su instalación en el territorio nacional, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones informa a la opinión pública y a la ciudadanía en general: no existen tales instalaciones de sistema 5G en el país, la Conatel no ha otorgado hasta la fecha autorización ni licencia para la instalación de dicho sistema, no existe una red operativa 5G de algún proveedor operativo y además no se ha iniciado ningún proceso licitatorio para otorgar tales lincencias.

 

Ropas y zapatos siguen siendo focos contagio, recuerda Salud Pública

Hasta 48 horas puede permanecer el virus en la ropa, sostiene el Ministerio de Salud Pública a tres meses de la circulación de la enfermedad en el país. Las autoridades se mantienen también en la importancia de desinfectar los zapatos al ingresar a un lugar y cumplir con el distanciamiento físico.

El Covid-19 sigue siendo una enfermedad nueva para el mundo que a través de los meses va aprendiendo la forma correcta de prevenir el virus y de tratar la enfermedad.

No obstante, la medida más efectiva continúa siendo el lavado de manos, según explicó la directora de promoción de la salud, doctora Adriana Amarilla.

Además reveló que hay evidencia científica de que el uso de tapabocas disminuyó los contagios masivos, por lo que esta elemento se mantiene como indispensable en el protocolo de prevención.

El distanciamiento físico y la disminución del número y de la diversidad de contactos son dos factores fundamentales y constituyen otro de los motivos por los cuales no se habilitan los restaurantes y patios de comida en esta fase 2.

ROPA Y ZAPATOS

“El virus puede estar en la ropa hasta 48 horas, por eso en las tiendas sugerimos esa cuarentena de 48 horas y un planchado para antes de volver a poner a disposición esa prenda”, comentó la doctora en charla con Telefuturo.

En caso de tener una campera o algo encima del resto de la ropa, basta con sacarse eso y lavarlo, sin necesidad de despojarse del resto del atuendo.

Los calzados, al estar en contacto con una incalculable cantidad de superficies contaminadas son una ventana de contagio, por ello es vital desinfectarlos antes de entrar a un lugar. Las alfombras sanitarias son una opción para esto.

Una investigación llevada a cabo en un hospital en Wuhan concluyó que las suelas de los trabajadores también dieron positivo por COVID-19.

 

El riesgo en restaurantes: diversidad de contactos, sacarse el tapabocas, dispersar el virus

El Ministerio de Salud Pública fundamentó por qué no se habilita aun a los restaurantes y patios de comida en la fase 2. La cantidad y diversidad de contactos y la alta posibilidad de dispersar el virus al sacarse el tapabocas para sentarse a comer son algunos de los motivos.

La directora de promoción de la Salud, doctora Adriana Amarilla, explicó por qué los locales gastronómicos solamente pueden tener los servicios de entrega a domicilio y o pick-up (pasar a buscar) y no así mesas para recibir a los comensales.

En esa segunda etapa será fundamental evitar todo lo relacionado a reuniones sociales, esto incluye a los restaurantes, donde por el tiempo de permanencia y los hábitos, necesariamente se producen este tipo de situaciones.

“Sacarse el tapabocas es un riesgo muy difícil de mitigar, además, la cantidad de contactos y la diversidad de los mismos”, explicó la doctora Amarilla en entrevista con Telefuturo.

Como otro ejemplo mencionó el contacto entre el mozo y el cliente, que no puede darse a una distancia tan amplia, y el peligro para ambos, pues cualquiera de los dos podría ser un infectado asintomático y transmitir la enfermedad, lo cual representa una amenaza no solo para ellos dos, sino para sus respectivas familias.

“Todo lo que implique aumentar el número y la diversidad de contactos no es conveniente en este momento”, enfatizó la doctora, pues rastrear a toda esa red de personas se convertirá en misión imposible.

No obstante, la directora resaltó la práctica impecable del sector gastronómico en lo relativo a la manipulación de alimentos y a las normas de higiene, pero aun así, ninguna medida basta para bloquear las posibilidades de propagación al sentarse en un local a comer.