Reabrir el puente en CDE echaría por tierra los esfuerzos

Julio Rolón, viceministro de salud no es afín a la idea de dar reapertura al Puente de la Amistad, ya que se expondrían a un resurgir de contagios masivos que desembocaría en nuevos escenarios negativos.

"Estamos con un sistema de salud al límite. Si bien hay mejoría en cuanto a números, abrir el puente no es conveniente".

Así manifestó el funcionario de salud a medios de prensa. Rolón cree que no es el momento de dar pie a la solicitud de la intendencia como de la gobernación.

Ambas instituciones públicas delinearon un eventual protocolo sanitario y exigen al gobierno a dar respuestas al respecto, sobre todo para empezar a reactivar la economía.

"Todo lo bueno que se hizo se puede ir por la borda. Tenemos que conservar la cautela y ser muy prudentes a la hora de tomar medidas", sostuvo.

Cabe señalar que tanto a intendencia como la gobernación mantuvieron una reunión de cara a la reapertura del Puente de la Amistad y quedan a la espera de un pronunciamiento tanto del Ministerio de Salud como del Poder Ejecutivo.

Una nueva reunión de autoridades esteñas con miembros del MSPyBS se dará este martes. En la misma tocarán puntos atinentes a la economía y las medidas a establecer ante una posible reactivación del paso fronterizo.

En contrapartida a la posición de Rolón, la Dirección de Vigilancia ve factible la reapertura pero de manera gradual y con limitaciones que contemplen el comportamiento del virus.

 

Christian Franco, el paraguayo que logró imponer su milanesa en Argentina y crecer pese a la pandemia

A pesar de los desafíos que trajo consigo la pandemia, Christian Franco decidió no arrojar la toalla y, con mucho sacrificio, supo mantener a flote sus dos emprendimientos: "El Antojo", en Argentina, y "El Bodegón", en Paraguay. Es así como este compatriota, creador de "la mejor milanesa de Buenos Aires", logró hacerle frente al COVID-19 sin dejar de crecer.

Por Robert Bourgoing (@robertb_py)

Hace ya 26 años, Christian Franco (48) decidió abandonar su natal Paraguarí para emprender un nuevo rumbo en tierras argentinas, embarcándose en una travesía desconocida que le deparaba enormes desafíos.

Luego de varios años de trabajo, finalmente decidió tomar la iniciativa de abrir su propio negocio, llegando al punto de convertirlo en uno de los más destacados en el país vecino: El Antojo, o como también lo conocen algunos, la “casa de la milanesa”.

Según cuenta a HOY, este restaurante ubicado en la zona de Villa del Parque, Buenos Aires, es fruto de su sacrificio y, sobre todo, de las ganas que tenía de salir adelante en una nación que le abrió las puertas para trabajar hace ya tanto tiempo.

Hace unos años atrás. “El Antojo” logró un reconocimiento importante al ser ganador del concurso a “la mejor milanesa de Buenos Aires”, superando a los poco más de 30 bodegones, restaurantes y parrillas de la capital argentina. Su secreto: la elaborada receta que utiliza en sus distintas variedades de milanesa.

Tras el notable éxito obtenido, Christian decidió finalmente animarse a emprender en la tierra que lo vio nacer. Fue así como hace casi 2 años abrió “El Bodegón”, un restaurante ubicado sobre la conocida calle Palma en el microcentro de Asunción. En dicho local se vende exactamente la misma variedad de platos que en su sucursal argentina, comentó.

EL DURO GOLPE DE LA PANDEMIA

Luego de ir “viento en popa” con este negocio, tuvo que afrontar un duro golpe con la llegada de la pandemia de COVID-19. Esta crisis sanitaria lo obligó, al igual que a miles de comercios de distintos rubros, a tener que “reinventarse” para no quedar relegado o tener que verse forzado a cerrar.

Pese a las dificultades que sobrevinieron en los últimos meses, “El Bodegón” logró mantenerse a flote, esto gracias a la ayuda de la dueña del alquiler quien le condonó tres meses de cuota y ahora le está cobrando casi la mitad. “Sin eso ya estaría cerrado”.

Christian señala que durante los meses más difíciles de la cuarentena total en Paraguay intentó acceder a uno de los créditos de emergencia ofrecidos por el gobierno para las MIPYMES, pero se tropezó con la burocracia del sistema financiero que mantuvo sus mismas exigencias a pesar de la crisis. En tal sentido, recuerda que llegó hasta el Banco Nacional de Fomento (BNF) con su carpeta en mano, pero su solicitud fue rechazada solo por no llegar a los 2 años de experiencia requeridos.

El portazo que significó este rechazo no fue obstáculo para que siguiera adelante con el negocio. Fue así como con mucho entusiasmo continuó trabajando con sus dos restaurantes, principalmente con “El Antojo” que era el de mayor demanda, con un centenar de clientes que todos los días formaban fila para acceder a alguno de sus populares platos.

SALIR ADELANTE A PESAR DE LA CRISIS

Además del local en Villa del Parque, que es el principal y más conocido, este compatriota abrió recientemente una nueva sucursal en Núñez, ubicada estratégicamente al ser una de las zonas más populares en Buenos Aires.

“La gente no va solo por la milanesa, sino por mi historia”, admite, recordando que su testimonio de vida da mucho destaque y visibilidad al negocio, sobre todo por ser impulsado por un paraguayo.

El éxito que alcanzó “El Antojo” es tal que actualmente posee en carpeta más de 100 pedidos de franquicia, la mayoría en Argentina, aunque también existen intenciones de instalar sucursales en Bolivia, Uruguay, Colombia y hasta en Miami, EE.UU.

Entre risas, Christian admite que cuando llegó el COVID-19 en el mes de marzo no tenía guardado dinero entre sus ahorros, lo cual en parte lo ayudó a buscar “reinventarse” más rápidamente por la premura de no dejar morir el negocio. “Si tenía plata no me iba a reinventar tan rápido, iba a cerrar un tiempo y esperar seguramente”.

“Nunca tiré la toalla”, asegura con mucho orgullo, destacando todo lo que ha logrado durante estos años como fruto de su arduo e incansable trabajo, tanto en el país vecino como en su tierra natal.

EL PANORAMA DE LO QUE SE VIENE A FUTURO

Al hacer un análisis sobre la coyuntura actual que se vive en Paraguay, admite que a las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) les va a costar mucho levantarse tras la crisis, teniendo un enorme desafío por delante.

Asimismo, lamenta que muchos emprendimientos hayan tenido que desaparecer debido a que no tuvieron la suficiente ayuda por parte del gobierno, especialmente en lo que respecta al tema de asistencia financiera mediante créditos rápidos.

“Veo que el panorama va a ser difícil, también acá en Argentina, pero como siempre hay que sacar lo mejor de uno y luchar, ese es el único secreto. Para mí esto no es un problema sino un desafío, un sueño, y así nomás no voy a entregar un sueño”, finalizó.

 

En Misiones también avanza construcción de pabellones de contingencia

En San Ignacio, Misiones avanza progresivamente la construcción del pabellón de contingencia especialmente preparado para atenciones de cuadros respiratorios.

Es una de las localidades a donde el Ministerio de Salud destinó parte de los 4.300.000 dólares para la concreción de esta obra de emergencia.

De acuerdo a la planificación, a los pabellones de Misiones destinarán 16 camas de las 166 que la cartera estatal prevé adquirir para distribuir.

El pabellón que se erige en esta ciudad es uno de los seis que estarán listos para este mes, junto con los de Lambaré, Limpio, Ciudad del Este, Pedro Juan Caballero y San Lorenzo.

 

Corredor Vial Botánico está avanzado en sus tres cuartas partes

Las obras en el puente que cruzará el Jardín Botánico a través de Primer Presidente están ejecutadas en un 70% de su estructura. El primero de ellos ya está siendo utilizado por los conductores.

A la par que se termina de estructurar el puente más largo de la capital, el trabajo de alcantarillado avanza a más de la mitad del mismo.

El puente servirá de entrada a la Costanera Sur por Primer Presidente. Medirá 1.340 metros de largo y estará conectado al primer viaducto de 460 metros que ya está concluido.

Dicho puente cruza Transchaco con su intersección con Primer Presidente desde Itapúa y es de una sola vía, orientada a la Costanera, con calzada para ciclistas.

El segundo viaducto tendrá rampa de bajada en los alrededores del Banco San Miguel. Se estima que con el ritmo de trabajo, el puente podrá estar terminado en su estructura a finales del 2020 y principios del 2021.

La obra en sí será el estandarte de la actual administración del Ministerio de Obras Públicas, que además encara otras construcciones, algunas de las cuales están en proceso y otras terminadas.