Recién nacidos fueron trasladados del hopital Calle'í por inundación de instalaciones

El desborde del arroyo San Lorenzo durante la tormenta de la mañana contribuyó a la inundación de las instalaciones del Hospital Calle'í y obligó al traslado de pacientes del servicio de Neonatología a ser trasladados a servicios cercanos donde permanecerán al menos 24 horas, atendiendo que la lluvia continuará y se podría repetir el ingreso de agua a las salas de internación.

Cinco pacientes del servicio de Neonatología fueron trasladados a otros hospitales cercanos tras la inundación del edificio del Hospital de Calle’í en San Lorenzo. Tres de ellos quedaron internados en el Hospital Regional de Luque y otros dos en el Hospital Nacional de Itauguá.

Con escurridores en mano, mamás, papás, familiares y personal de blanco realizaron el esfuerzo por retirar el agua que corría por los pasillos y llegó a las salas de internación del centro asistencial.

El doctor Luis Prats, director del hospital afirmó que los pacientes permanecerán durante 24 horas en los servicios a los que fueron trasladados debido a que continúa la alerta de tormenta y por consiguiente el riesgo de que nuevamente el agua ingrese al edificio.

“El agua no viene de goteras, ingresa por la crecida del arroyo San Lorenzo que ingresa desde atrás, pudimos retirar toda el agua con la ayuda de Essap, los bomberos y personal de nivel central”, afirmó Prats.

Indicó que durante su administración y ya con las nuevas instalaciones del centro asistencial es la primera vez que se encuentran con una situación similar sin embargo, la inundación de todas las dependencias del edificio data de años atrás cuando la cantidad de agua caída es copiosa como ocurrió esta mañana.

 

Laboratorio del exterior descartó como hantavirus los tres casos de Capiatá

Los estudios se llevaron a cabo en tres casos sospechosos, provenientes del distrito de Capiatá que fueron enviados al Laboratorio Center for Disease Control and Prevention CDC de Atlanta, EEUU. El doctor Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud afirmó que los casos no tenían las características clínicas para hantavirus ni los pacientes provenían de la zona endémica que es el Chaco, donde habita el roedor transmisor.

Las muestras de los tres caso sospechosos de hantavirus de Capiatá, que fueron enviadas al Laboratorio Center for Disease Control and Prevention CDC de Atlanta, EEUU descartan que se trata del virus hanta, confirmó el doctor Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud del MSP.

De acuerdo al informe, las muestras dieron negativo a las siguientes determinaciones: Laguna Negra, Virus Sin Nombre y Andes Hantavirus. Para el efecto se utilizaron antígenos específicos y se llevaron a cabo estudios de MAC ELISA. Los estudios se llevaron a cabo en tres casos sospechosos, provenientes del distrito de Capiatá.

Ayer se recibió la información y reiteró que era posible que no fueran el virus que en principio dio positivo a uno de los laboratorios en el sector privado, pero que los valores eran mínimos para confirmar la enfermedad, destacó Sequera en contacto con la 970 AM.

“Estábamos seguros que no era hanta porque existen tres elementos y una de ellas es la clínica que tiene la enfermedad que es cuando afecta los pulmones o qué parte del cuerpo y los casos no eran compatibles con hantavirus. Teníamos sí un resultado positivo por laboratorio estos valores eran leves, no contundentes y el tercer elemento es el contexto epidemiológico; Capiatá no es una zona donde habita el roedor, hay ratones en la ciudad pero no son los que transmiten el virus”, agregó.

En cuanto a los casos, indicó que el primero fue el que revistió mayor gravedad y se comprobó que tenía un Síndrome de Guillain Barré, una enfermedad poco frecuente que afecta el sistema nervioso y el hantavirus no produce ese cuadro; uno de los otros dos era un virus sincicial respiratorio, neumonía, fiebre y la última tuvo fiebre un día y luego nada, explicó el profesional.

Agregó que los tres cuadros no tenían una clínica común sí, que había ratos en el barrio y esto demuestra la necesidad de control de roedores en la zona.

 

De 220 mil domésticas, solo 16 mil figuran en IPS: temen “fuga” con nueva ley

De las 220.000 empleadas domésticas que figuran en los registros del sector, únicamente 16.682 aparecen como aportantes en el Instituto de Previsión Social (IPS). Se teme que la nueva ley que propone el salario mínimo para este rubro termine empeorando la informalidad.

Nery Cañete, director de Aporte Obrero Patronal del IPS, manifestó a la radio 650 AM que de las 220.000 trabajadoras sociales, solo 16.682 aportan para el régimen jubilatorio.

Expresó su temor de que la nueva ley que propone el pago del salario mínimo y el IPS, fomente aún más la informalidad en el sector, que se vio afectado en el 2015 cuando se promulgó el Trabajo Doméstico. En ese entonces la cantidad de personas aseguradas bajó de 27.500 a 16.682, según reveló el funcionario.

Cañete mencionó que de aprobarse la nueva ley y si el patrón asume todos los gastos, este terminará pagando un monto total de 2.600.000 guaraníes por el servicio doméstico (incluyendo los G. 538.000 para el IPS).

El director mencionó que una vez promulgada la normativa, la previsional deberá reglamentar la figura del pluriempleo, para aquellos casos donde las trabajadoras prestan sus servicios en distintas partes o trabajan solo por algunas horas.

 

Plantean limitar los aumentos de sueldo en la función pública

Un nuevo proyecto de ley en la Cámara Baja propone establecer límites a los aumentos de salarios en todas las instituciones públicas, para que nadie supere el sueldo de de G . 33 millones del presidente de la República.

El diputado Pastor Vera (PLRA) es uno de los proyectistas del planteamiento surgido tras una iniciativa de debate público y que además cuenta con el acompañamiento de representantes de Honor Colorado, el llanismo y la bancada independiente.

“Lo que se pretende es contribuir a mejorar el gasto público, la política de gastos, así como fomentar la austeridad y la prudencia en la utilización de los limitados recursos del presupuesto”, comentó Vera.

La intención es implementar un instrumento válido que ayude al desarrollo del país y lograr una mejor inversión.

El proyecto señala que ningún funcionario público puede tener un salario más alto que el presidente de la República, en este caso, Mario Abdo Benítez, quien percibe 33 millones de guaraníes mensuales.

Las comisiones asesoras serán las primeras en analizar el planteamiento antes de que llegue al pleno de la Cámara Baja con los dictámenes correspondientes.