Residentes: "Nos ofrecen Gs. 7 millones, no Gs 11 millones"

El doctor Hernán Boló, desmintió que el Ministerio de salud haya ofrecido 11 millones de guaraníes para que realicen sus pasantías. Aseguró que el monto real es de 7 millones de guaraníes mensuales.

​En contacto con HOY, el doctor recientemente recibido, Hernán Boló, señaló que muchas de las declaraciones del director general del Instituto Nacional de Salud, Angilberto Paredes, dadas esta mañana, no son precisas.

"Primero, lo que nos ofrecen no son 11 millones de guaraníes, son 7 millones, en destinos relativamente cercanos, que pueden llegar a 11 millones si es un destino más lejano como el Chaco, por ejemplo", explicó.

Aseguró que no están en contra de cumplir las 36 horas semanales, sino que piden que estas sean flexibles, de manera a poder cumplirlas teniendo posibilidad de trasladarse hasta el departamento Central una o dos veces por semana a fin de que puedan ejercer también aquí.

"Ellos (el Ministerio de Salud) no nos pueden exigir que no podamos salir de esas zonas a las que somos destinadas", expresó.

Sobre otro punto, señaló que piden que las pasantías al interior las puedan realizar luego de haber terminado sus especializaciones.

"Las especializaciones no se pueden hacer en el interior porque los centros asistenciales no están equipados", sostuvo.

Finalmente dijo que piden al Ministerio de Salud que los destinos a los que vayan a hacer sus pasantías los residentes, sean relativamente cercanos al departamento Central. "Pedimos que sean a una distancia de 150 a 200 Km de Central", detalló.

La pasantía rural forma parte del Programa de la Residencia Médica, son tres años de especialización y la culminación de pasantía rural es donde el médico paga socialmente lo que el Estado invirtió en él, brindando a la población una asistencia especializada, indicó el ministro de Salud Antonio Barrios.

 

​Policías darán coberturas en zonas escolares

Con el objetivo de evitar hechos delictivos, agentes de la Policía Nacional, arrancan desde hoy la cobertura de seguridad, en diversas instituciones educativas que iniciaron las clases este lunes.

El procedimiento está a cargo del departamento de Control de Centros Educativos de la Policía Nacional, que hará un acompañamiento y monitoreo del movimiento, en las inmediaciones de las escuelas.

El operativo se llevará a cabo de forma permanente desde hoy, de lunes a viernes, en turnos de 6:00 a 12:00 , de 12:00 a 18:00 inclusive hasta la culminación de los que ingresan en el horario nocturno.

La intención es prevenir los asaltos callejeros y robos, que normalmente se acentúan en las cercanías de los colegios, donde los estudiantes que caminan con sus celulares en la mano, se vuelven el blanco favorito de los delincuentes.

En este sentido, se brindarán charlas preventivas, para concienciar sobre el peligro de la utilización de artefactos electrónicos en lugares públicos, que multiplica las probabilidades de ser asaltado.

Además, abordarán la violencia intrafamiliar y los daños que produce el consumo de drogas tanto para el adicto como para la sociedad en general.

 

​Sumario a 23 funcionarios del TSJE que no iban a trabajar

La Justicia Electoral solicitó que se instruya sumario a 23 funcionarios porque durante todo el año 2013 no asistieron a su lugar de trabajo.

El pedido fue presentado por la Dirección de Recursos Humanos a la Superintendencia del TSJE.

Esta instancia ya abrió un sumario administrativo contra los 23 funcionarios que no trabajaron el año pasado.

Estas personas no justificaron ni expusieron su resolución de comisionamiento durante el 2013.

El superintendente Modesto Núñez explicó que a efectos de brindar a los sumariados las garantías del debido proceso, se prevé designar un Juez instructor encargado del mismo, para que todos comparezcan y aporten documentos si los hubiere.

Aclaró que en el caso de corroborarse la comisión de infracción y en base al grado de la misma, las sanciones van desde una multa hasta la destitución, tal como lo establece la Ley de la Función Pública.

 

Expresidentes piden que Paraguay disponga del 50% en Yacyretá

​Este lunes se inició un foro sobre el Tratado de Yacyretá. Para el evento fueron invitados expresidentes del Paraguay. Tres de ellos, Raúl Cubas y Luis Ángel González (ambos de la ANR), así como Federico Franco (PLRA), disertaron en la apertura.

El “Foro Energético de Análisis y Propuestas, a 40 años del Tratado de Yacyretá” se extenderá hasta el próximo jueves 27 de febrero.

Tiene como objetivo analizar los aspectos políticos, técnicos, económicos y financieros de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) y elaborar propuestas concretas que serán presentadas al Poder Ejecutivo como un aporte del Legislativo para la revisión del tratado.

El senador Arnoldo Wiens, presidente de la Comisión Permanente del Congreso, dio la apertura al encuentro y expresó que la ciudadania tendrá acceso a las conclusiones del foro, a través de la página web del Senado.

Solo 3 de los 6 exmandatarios invitados al evento aparecieron en la Sala Bicameral: Raúl Cubas Grau, Federico Franco y Luis González Macchi.

Wiens comentó que los demás exjefes de Estado: Juan Carlos Wasmosy y Fernando Lugo expondrán sus ideas en la semana. Añadió que Nicanor Duarte Frutos no participará porque ejerce el cargo de embajador paraguayo ante el Gobierno Argentino.

Tanto Cubas como Franco coincidieron en la necesidad que los negociadores busquen una equitativa distribución de la energía de Yacyretá y el precio justo por la misma.

"Nosotros no estamos usando toda la energía que le pagamos a la EBY. Recomiendo cambiar el criterio de distribución, de tal manera a que cada parte tenga igual cantidad de energía", expresó Cubas Grau.

“La energía que Paraguay no consuma que sea autorizada a negociarla”, recomendó el exjefe de Estado.

Por su parte, Federico pidió a las actuales autoridades que renegocien el tratado en base a lo jurídico y no con criterio político o económico.

"Está debe ser una causa nacional no es cuestión de partidos politicos. Soy del criterio que Paraguay debe disponer del 50 por ciento de la energía tanto de Yacyretá como Itaipú", afirmó.

En otro punto, enfatizó que nuestro país no debe ni un centavo a la EBY. "Si analizamos un poco más vamos a encontrar que es la Argentina la que debe pagar a Paraguay por haberse aprovechado y malutilizado el tratado", añadió.

Finalmente, el expresidente Luis Ángel González Macchi manifestó que con este tipo de eventos, lo que “el Congreso de la Nación promueve es tener información directa de los que tuvimos alguna vez la oportunidad de negociar este tratado y ayudará al señor presidente Cartes, que va a negociar con la Argentina un nuevo tratado y que debe ser aprobado por el Congreso de la Nación”.

Entre las sugerencias, dijo que para un nuevo tratado deben estar involucrados tanto representantes de la EBY, de las cancillerías, así como a la Ande y Vice Ministerio de Minas y Energías, entre otros.

“Tal vez la maquinización del programa Aña Cuá constituya la moneda de cambio con el gobierno Argentino”, declaró.

“Me parece importante que la Comisión Nacional que se ocupe de estas negociaciones tenga respuestas preparadas a las pretensiones de la Argentina. El tema jurídico debe precede sobre tema financiero”, concluyó.

ANEXO C

El Anexo C del Tratado de Yacyretá establece las bases financieras y de prestación de los servicios de electricidad de la usina. Su vigencia culmina este 27 de marzo.

El gobierno del presidente Horacio Cartes trabaja actualmente sobre la estrategia a presentar ante los argentinos para modificar dicho anexo.

El vecino país utiliza el 90 por ciento de la energía y nuestro país se queda con el resto.

Recibimos una compensación por la cesión (a un precio inferior al valor del mercado). Argentina siempre se caracterizó por la demora en los pagos.

DEUDA QUE NO RECONOCE PARAGUAY

En 9 de enero de 1992 se firmó una nota reversa que terminó generando una deuda abultada de al menos 15.840 millones de dólares.

El Congreso Nacional de ese entonces rechazó la nota porque carecía de validez jurídica. Sin embargo, los argentinos aprobaron el acuerdo y se puso en vigencia, pese al rechazo de Paraguay.