Robo de G. 40 millones y 100 celulares: allanan local de Bonanza

Efectivos policiales allanaron un local de la Galería Bonanza, en seguimiento a la investigación del asalto a una casa comercial donde sustrajeron G. 40 millones y 100 celulares. Uno de los teléfonos robados fue vendido en el Mercado 4 y el comprador está detenido.

En la noche del 9 de agosto y la madrugada del 10, delincuentes ingresaron a la sede de la empresa Credi Terrae SA, mediante un túnel que pasaba por otras dos casas comerciales y conducía hasta el objetivo.

En la ocasión se alzaron con 110 celulares de alta gama y 40 millones de guaraníes, que formaban parte de la recaudación de la firma.

El Crio. Marcelino Espinoza confirmó que mediante la investigación comprobaron que parte de ese lote llegó hasta el local AG de Galería Bonanza, desde donde se procedió a la venta.

“Tenemos uno bien identificado y una persona aprehendida quien manifestó que había comprado de ahí”, comentó Espinoza en entrevista Universo 970 AM.

Espinoza recordó que el Código Procesal Penal establece que no existen compradores de buena fe, por lo que cualquiera que adquiera un artículo robado se expone a ser procesado por reducción. “Que no se engañen en querer pagar menos porque después pueden terminar procesados”, recomendó el comisario.

 

Muerte en Migone: fiscal de vacaciones mientras familiares de Renato esperan avance

La familia de Renato, el niño que falleció en el sanatorio Migone, accedieron a los audios y circuito cerrado en los que se constata el maltrato y la falta de atención por parte del personal, afirmó la abuela Carmen Romero. Lamentó que el agente fiscal Óscar Delfino salga de vacaciones en plena investigación del caso, que avanza a paso lento.

La investigación muerte de Renato de 2 años en la sala de Urgencias del sanatorio Migone avanza a paso lento mientras la familia del niño se mantiene en vigilia para que se esclarezca el caso.

Carmen Romero, abuela del niño, cuestionó que el agente fiscal Óscar Delfino se tomó vacaciones por dos semanas mientras tanto, el caso quedó a cargo de Alcides Corvalán.

Indicó que finalmente se accedió a los audios del momento en que Renato se encontraba en el servicio junto a su madre aquel 20 de agosto en el sanatorio y aseguró que echará por tierra el argumento de que el niño recibió toda la atención requerida, durante todo momento por parte del personal como indicaron responsables del centro privado.

“Todo es mentira, no fue asistido para su rehabilitación, el carro de paro no estaba completo, no había profesional especializado para atenderlo y el que estaba debía bajar del piso 11, pasaron ocho minutos para que el niño fallezca por paro, por mala praxis, por reacción a una sustancia que le aplicaron, un antibiótico”, recordó Romero.

La mujer aseguró que el personal se burló tanto de la mamá como del bebé y que se ve un trato displicente de una de las profesionales que no prestó la atención debida y que solo se dedicó a chatear.

Lamentó que desde el principio se solicitó la entrega del circuito cerrado por parte del sanatorio y que se tardó mucho para acceder al material.

“Los audios no se difundieron aún, están limpiando, está a cargo de técnicos que lo colocarán subtítulos”, adelantó la abuela por lo que están expectantes que se de difusión para que se sepa qué pasó que es al final lo que buscan desde el principio, aclaró.

“El Migone dice que está abierto a entregar el circuito cerrado y el otro que entregaron no tiene audio y el de la Morgue hasta ahora no nos dan y ya son tres veces que solicitamos”, indicó.

Romero indicó que a través de los abogados se solicitó un informe sobre las políticas de contratación de personal para atender a los asegurados, debido a que el día en que falleció su nieto una pediatra acudió a ellos y mostró inseguridad y susto ante la situación, luego realizaron las averiguaciones y se trataba de una médica supuestamente recién recibida y con poca experiencia.

“La médica residente no tiene la culpa entre comillas, porque los que la contratan son los verdaderos responsables el lucro desmedido. Bien que pagamos un seguro bastante caro y a la hora de la verdad no responden”, puntualizó.

Caso de Gastón

Romero denunció que las mismas personas implicadas en el caso del bebé Gastón, que también murió en el Migone, tienen participación en el caso de Renato y nombró a las profesionales Vicenta Barrios y Julia Acuña (sobreseídas en el caso) supuestamente responsables de alterar informes en aquel entonces y que nuevamente estarían en la tarea de hacer lo mismo con la muerte de su nieto.

Por su parte, el representante jurídico del Migone, el abogado Ricardo Preda afirmó que el primer día de constitución de los fiscales se les entregó el circuito cerrado de Urgencias y que tras un siguiente pedido del área de farmacia también fue entregado.

Indicó que el pedido de entrega del circuito cerrado de otras áreas será proveído hoy.

En cuanto a las diligencias fiscales, indicó que el personal del sanatorio que fue convocado a declarar como testigos ya concurrieron para el efecto.

Con relación a la solicitud de la político de contratación del personal médico, Preda señaló que ya fue recibida y tienen 48 horas para dar respuesta a los pedidos.

Convocatoria en la Costanera

El próximo 15 de setiembre a partir de las 10:00 se convoca a una nueva movilización en pedido de #JusticiaParaRenato y esta vez invitan a los familiares de bebés y niños fallecidos en servicios de salud públicos y privados a unirse al pedido y exigir que no haya más muertes en circunstancias similares en los hospitales y que los niños reciban una atención segura y de calidad.

Los que se sumen pueden llevar fotografías de sus bebés, portar flores y velas de los colores que prefieran.

“La muerte de nuestro nieto fue inesperada y no queremos que nadie más pase por una situación así, la familia, la pareja está destrozada y lo que queremos es que se sepa lo que realmente pasó con Renato”, puntualizó la abuela.

 

Detectan más de 2.500 focos de incendios provocados en la Región Oriental

Guyra Paraguay emitió un comunicado en el que alerta sobre la aparición de más de 2.500 nuevos focos de incendio, esta vez en la zona de la Región Oriental. Según la ONG, los mismos podrían estar relacionados con el cambio de uso de suelo (desmonte) para cultivo y con la plantación ilegal de marihuana en áreas protegidas.

En la jornada de ayer, la ONG medioambiental Guyra Paraguay publicó un comunicado en el que señala que “un número significativo de puntos de calor y fuego activos” ha sido detectado en el transcurso de los últimos días.

Según datos recogidos por el sensor Visible Infrared Imaging Radiometer Suite (VIIRS), un total de 2.580 focos de incendio fueron contabilizados en la zona de la Región Oriental, sumándose a los otros miles que hoy día se encuentran presentes en el Chaco paraguayo.

“Los registros de fuego activo han alcanzado niveles críticos, en especial en lo que respecta a áreas del Bosque Atlántico del Alto Paraná, abarcando los departamentos de Canindeyú, San Pedro, Amambay y Concepción, entre otros”, refiere parte del texto.

Dentro del territorio afectado por el fuego se encuentran varias áreas protegidas públicas, entre ellas los parques nacionales San Luis y Paso Bravo, donde grandes extensiones fueron consumidas por las llamas, según la organización Guyra Paraguay.

En el periodo comprendido entre el 3 y el 9 de septiembre, se detectaron un total de 4.592 focos de incendio en la Región Oriental, de acuerdo a los datos recogidos por el sensor VIIRS y registrados por la plataforma Fire Information for Resource Management System (FIRMS) de la NASA.

El comunicado resalta que, según antecedentes que datan del año 2007, la práctica de quema de bosques solamente incendiables bajo condiciones climáticas extremas era utilizada con el fin de habilitar tierras a campos agropecuarios. Este mismo patrón está siendo observado nuevamente en estos incendios forestales.



Los incendios en la Región Oriental al parecer están relacionados con una intención de cambio de uso de suelo (desmonte) debido a que se nota una sistematicidad en los mismos, según afirmó José Luis Cartes, director ejecutivo de Guyra Paraguay.

El mismo señaló que en ciertas áreas protegidas actualmente existen cultivos ilegales de marihuana donde también se utilizada el fuego como método de preparación del terreno, pudiendo tener directa incidencia en este tipo de fenómenos.

“Todos los años la gente incendio campos, bosques y todo lo que hay, pero las condiciones climáticas no favorecen a estos incendios y no pasan a mayor grado. Ahora, cuando suceden eventos climáticos extremos como los que tenemos ahora, esos incendios cobran relevancia y empiezan a invadir áreas boscosas y otras áreas que normalmente no se queman”, mencionó Cartes en entrevista con la 1080 AM.

Desde Guyra Paraguay abogan por el cumplimiento de la Ley 2524/04 “De Prohibición en la Región Oriental de las Actividades de Transformación y Conversión de Superficies con Cobertura de Bosques”, más conocida como “Ley de Deforestación Cero”, además de exigir a las autoridades que “puedan invertir todo el esfuerzo posible en el control de las actividades que puedan ser de alto riesgo”.

 

Embajador brasileño confirma disparos de federales pero dice que no fueron contra bomberos

El embajador del Brasil en Paraguay, Carlos Alberto Simas Magalhaes, confirmó hoy a la Cancillería que la Policía Federal realizó disparos en zona del Paraná Country Club, pero alegó que fueron contra unos contrabandistas y no contra los bomberos.

Tras su visita a la Cancillería paraguaya, Carlos Alberto Simas Magalhaes, embajador brasileño en nuestro país, charló con la prensa sobre los supuestos incidentes entre policías brasileños y bomberos voluntarios paraguayos.

Explicó que la Policía Federal Brasileña estaba persiguiendo a unos contrabandistas y que estos últimos dispararon contra los uniformados cuando se escaparon en el monte, por lo que los federales respondieron con los tiros. “No hubo disparos contra los bomberos”, agregó.

Según la denuncia, en territorio paraguayo, los policías brasileños dispararon y luego ordenaron a los bomberos voluntarios paraguayos a hacer cuerpo a tierra, atentando directamente contra la soberanía nacional.

Recién tras explicar a los extranjeros que estaban sofocando un incendio en las inmediaciones del Paraná Country Club, los bomberos fueron liberados por los uniformados.

“Comenzaron a merodear la zona en la orilla de la costa paraguaya, estuvieron como 10 minutos circulando. Gracias a Dios no tuvimos víctimas que lamentar pero fue una situación muy incómoda puesto que era evidente que estábamos combatiendo un incendio en esos momentos”, expresó en entrevista con el canal C9N, el capitán Elías González.

Los “amarillos” se mostraron indignados ante este suceso y cuestionaron dónde queda la soberanía del territorio nacional. Igualmente, recalcaron que todo el personal estaba debidamente uniformado, sin posibilidad a que existan dudas respecto a quiénes eran y qué labor estaban cumpliendo.