¿Salud falsea datos sobre el dengue?: "Damos las cifras más transparentes de la historia"

El ministro de Salud, Julio Mazzoneli, aseguró que los datos sobre casos y muertes por dengue, son los reales. Habló además de la declaración de emergencia aprobada días atrás en el Senado.

Julio Mazzoneli indicó que se registra actualmente un aumento de notificación de casos en los departamentos de Cordillera y paraguarí. Por otro lado, reportó una disminución en Central, no así en la ciudad capital, Asunción.

El ministro de Salud señaló además que la declaración de emergencia aprobada en el Senado y pendiente de tratamiento en Diputados, es una “declaración política y no técnica”. Refirió que se trata de “una herramienta más”.

Señaló que la cartera continuará con la contratación de recursos humanos y en caso de que se sancione la declaración de emergencia, se procederá de modo estricto y con un cuidado mayor, en la utilización de fondos.

“Finalmente lo que todos buscamos es poder enfrentar esta epidemia y hacerlo de la mejor manera posible”, agregó Mazzoleni.

Con respecto a los cuestionamientos acerca de los datos referentes a casos de pacientes y muertes por dengue, el ministro dijo que “nosotros estamos dando las cifras más transparentes de toda la historia del Ministerio de Salud”.

Resaltó que esto se debe a la implementación de la tecnología y la forma de encarar la epidemia.

“Nosotros estamos incluso evaluando los casos de pacientes que fallecieron sin tener dengue en su certificado de muerte. Estamos yendo más allá, porque necesitamos tener los datos reales”, concluyó.

APOYO DE LA IGLESIA

Este domingo se lanzó la campaña #IglesiasContraElDengue, consistente en el apoyo del Arzobispado de Asunción y las Iglesias Evangélicas del Paraguay, en la lucha contra la epidemia.

Se procedió a la limpieza de cuadras, patios y veredas, con la colaboración de miembros de la iglesia.

 

Hieren a una persona tras asalto a hotel en Capiatá

En la noche de este sábado se produjo un asalto a un hotel ubicado en la ciudad de Capiatá, que dejó como saldo un herido por arma de fuego. Se produjo además una toma de rehén.

El hecho ocurrió en horas de la noche de este sábado en el Hotel Jardín Alemán, ubicado en el Km 24 de la Ruta 2, en la ciudad de Capiatá.

Según el informe policial, cinco personas encapuchadas llegaron fuertemente armadas hasta el lugar. Los asaltantes se desplazaban a bordo de dos vehículos.

Los delincuentes tomaron de rehén a un funcionario del hotel e hirieron al hijo de la propietaria. El hombre recibió un disparo de arma de fuego a la altura del muslo, lado derecho.

Hasta el momento, se desconoce el monto del dinero que los asaltantes lograron llevarse.

 

Suspenden la entrega de los libros con errores y Petta ya estaría en la 'cuerda floja'

A través de una resolución, el Ministerio de Educación y Ciencias, suspendió la entrega de los materiales que fueron centro de la polémica por los innumerables errores ortográficos que contiene. Asimismo, se dispuso que se continúen con la correcciones.

A través de la Resolución Nº 203, firmada por el ministro Eduardo Petta, el MEC dispuso la suspensión de la entrega de los materiales educativos denominado “Mapara” (Matemática Paraguaya).

Además, se estableció que se prosigan con los trabajos de corrección integral a cargo del Viceministerio de Educación Básica.

Dichas correcciones deberán estar acompañadas del dictamen técnico, en un plazo máximo de 30 días, según la resolución.

Por otra parte, versiones hablan de la inminente salida de Eduardo Petta del MEC. En su reemplazo estaría asumiendo Hugo Cáceres, actual encargado de la Unidad de Gestión del Poder Ejecutivo.

 

“Le tenía más miedo al oviedismo que al estronismo”

En un mano a mano con Augusto Dos Santos para Expresso de Canal GEN, la periodista Mina Feliciángeli habla de todo. Recuerda sus tiempos de militante socialista y sindicalista, que le valieron estar en la cárcel durante la dictadura estronista. Reflexiona sobre la situación actual de los medios y del periodismo y dice que la política actual tiene un vacío absoluto de contenido.


Fuente: La Nación

Augusto Dos Santos (ADS): Tu niñez lo pasaste en una región fronteriza ¿cómo fue eso?

Sensacional, siempre digo que creo que soy una mujer feliz porque tuve una niñez feliz, tiene mucho que ver eso, aparte que soy una bendecida luego, toda mi vida fui una bendecida. Vivía en Pedro Juan Caballero, en realidad viví en Ponta Pora, o sea la parte brasilera digamos de la frontera, verdad, porque mi papá era cónsul ahí y fue fabuloso porque imagínate lo que era PJC y Ponta Pora desde los 3 hasta los 9 años, tengo 60, o sea que hace cincuenta y pico de año, eso era el atraso absoluto, era una aldea.

ADS: Y viniste a Asunción para la secundaria.

A los 9 años mi papá dejó de ser cónsul ahí y se fue a Corrientes y ahí estuve hasta los 13 años. Entré en Nuestra Señora de la Misericordia, también un colegio religioso. Después de Corrientes vuelvo acá. Vivo un año sola con una tía, porque mis padres volvieron un año después y mi mama ya quería que arranque la secundaria acá en Asunción. Ahí voy al Colegio Internacional, pero vengo de San Lorenzo, del km 9 donde vivía mi tía, en micro hasta el Inter y desde entonces famoso te ibas en la estribera con la pollerita corta y la cola al aire (risas).

ADS: Y después empieza una etapa apasionante de tu vida en donde una de las leyendas urbanas dice que empezaste en una carrera universitaria, y por razones de conspiración política te mudaste a otra.

Fue al revés. En realidad primero empecé psicología en la Católica, ahí sin problemas hice hasta el tercer año y después, durante la dictadura estamos hablando, vamos a contextualizar, entonces ahí el grupo político del que yo formaba parte se llamaba Organización Socialista Revolucionaria (OSR) era clandestina y ya tenía su vida pública a través de la AIT (Agrupación Independiente de Trabajadores) que actuaba a nivel gremial de los trabajadores y entonces queríamos también incursionar en movimientos estudiantil y se decidió que Economía era una… antes las decisiones no eran personales, eran políticas.

ADS: Claro, eso se llamaba ser orgánico.

Exactamente. Entonces se decidió que un grupo de los compañeros que formábamos parte de la organización teníamos que ir a incursionar en Economía.

ADS: A mí me fascinan esos ritos de la guerra fría que, hoy le explicas a alguien y no te va entender, no te va entender que vos cambiaste de carrera por una cuestión así.

Se decide políticamente grupalmente y lo que se decide grupalmente vos tenés que hacer.

ADS: Era una misión de vida.

Claro, en una discusión colectiva, porque eso es lo muy importante en este tipo de organización de izquierda digamos, que se es muy democrático en la discusión pero en el momento de tomar una decisión todos acatan esa decisión de la mayoría o te vas.

ADS: ¿Y terminaste?

Y me fui a Economía a activar, a militar políticamente.

ADS: ¿te resulto muy bien?

No, pero en realidad no me resultó tan bien en términos estudiantiles, políticos sí porque fui delegada, me postule a delegada, o sea mis compañeros me postularon a que sea delegada y me gane a los colorados.

ADS: Y sí

Entonces ahí abrieron los ojos. ¿Que hicieron? No encontraron mejor cosa que el segundo año cuando me volví a inscribir…

ADS: Te expulsaron

Me expulsaron

ADS: Y después qué? Después empezó una etapa en donde se consolidaron…

Sindicato. Actividad sindical.

ADS: El banco paraguayo de datos

Si, el banco paraguayo de datos también pero en realidad yo trabajé muy poco allí, Benjamín Livieres era el que trabajaba, yo como compañera suya también a veces iba mucho a visitarle y una de las veces que fui, habían allanado el banco, apresado a todos sus integrantes y a medida que íbamos cayendo los visitantes también nos iban apresando. Ahí fue la primera vez que caímos presos. Después una segunda vez ya juntos nos agarraron en la calle. Trabajábamos en el diario Hoy y al salir, cerca del colegio Santa Clara, en un auto lo suben a Benjamín, en otro auto me suben a mí y nos llevan con destino desconocido.

ADS: ¿Hay como una no dimensión de lo que era realmente hacer periodismo en tiempos de la dictadura hoy en día, no? Periodismo o hacer tarea gremial o política.

Decía que la juventud, pero se entiende verdad, no vivió, entonces cualquier cosa que haga “esto es una dictadura”, una palabra muy fuerte “esto es una dictadura”, porque acá realmente las libertades que se gozan hoy en día, o sea no tienen nada que ver con una dictadura. Puede haber restricciones, puede haber líderes más autoritarios o menos autoritarios, pero de dictadura cero. La libertad que se tiene es casi irrestricta te diré y extrema, pero no obviamente… antes no podías vos pero de verdad no podías opinar.

ADS: No pero había tres escalas: No podías opinar o ya directamente no querías o la autocensura.

Y los que no, antes era un grupo relativamente pequeño el que nos enfrentamos a la dictadura, hay que decirlo. Primero por el liderazgo de Stroessner, porque no podemos desconocer que Stroessner era un líder, entonces era marginal la oposición, primero porque tenías que tener mucho valor para oponerte, porque tenía un costo demasiado elevado, o te desaparecían o te apresaban o te exiliaban. Entonces eran poco lo que se oponían al régimen.

ADS: ¿Te hubiera gustado entrevistarlo?

Muchísimo y no solamente me hubiera gustado entrevistar a Stroessner sino que hice todo el intento. Hice una entrevista finalmente de dos minutos o tres porque le hice una trampita digamos. De Ñanduti le llaman por teléfono directamente al aire y entonces él atendió para decirme que no pero por lo menos me dijo que no, o sea fue cortísimo, hice muchos intentos.

ADS: Vos sabés que aparte de haber sido la primera mujer con esa función gremial en Economía, después fuiste la primera candidata a intendente, mujer.

Fui la primera mujer presidenta de un partido político.

ADS: Para mí fue un momento bastante simbólico lo que pasó contigo, al respecto de tu decisión de vender tu emprendimiento comunicacional. ¿Definitivamente un periodista no puede ser dueño de un medio de comunicación?. ¿Qué sentimientos te trajo, te frustró un poco?

No me frustró, en qué sentido no me frustró. Yo creo que en la vida cumplimos ciclos y no porque se termine un ciclo, es una derrota, es un fracaso. Sino que son ciclos. Uno tiene que tomarlo así, fueron 17 años de esta osadía de ser dueña única, porque es mentira lo de los socios, sólo Carmelo Ruggilo fue mi socio al principio, porque él era dueño de la franquicia, pero después lo hice solísima. Si alguien me pregunta vos decís, yo diría no, sé nomás un trabajador dependiente. Es muy difícil. Y ahora mucho más. Porque yo creo que ahora casi, casi ningún medio es sustentable. Porque hay tantos verdad, y la torta publicitaria sin embargo es creo mínimo, sigue siendo igual y al dividirse, eso hace que casi no sea sustentable.

ADS: ¿Cómo ves la política hoy?

Y muy confusa. Muy indefinida todavía. Creo que sí, hay una diferencia desde hace un año a hoy, por ejemplo el gobierno creo que está un poco más tranquilo, en términos de la ingobernabilidad que sufrió en el último semestre del año pasado, y creo que ahora se consolidó un poco más, pero no hay que abusar ni estar desprevenido. En el sentido de que, yo creo que Marito tiene que seguir bregando por la unidad. Imaginate que si - hay que aprender pues de las experiencias históricas - la dictadura, no estamos hablando de un Marito de un fulano, de Stroessner, verdad, cayó debido a la división dentro del Partido Colorado.

ADS: Quiero completar tu historia durante esa tu etapa. Seguiste trabajando en el mundo gremial, se fundó después el partido de los Trabajadores.

En realidad eso vino ya con la democracia, después del golpe, pero meses después fundamos el Partido de los Trabajadores

ADS: ¿Cuando fue la segunda vez que perdiste tu libertad a consecuencia de tus tareas?

Y fue por mis tareas gremiales justamente. Porque estaba prohibido también organizarse laboralmente, sindicalmente. Se nos ocurría a nosotros justamente empezar a organizar a los trabajadores y a partir de eso, efectivamente fuimos detenidos Benjamín y yo. Estuve tres meses presa y él también. En ese entonces fue sensacional, una experiencia que realmente fue maravillosa porque yo creo que primero querían desaparecernos porque o sino ellos admitían que nos tenían presos, sin embargo ellos no admitieron. Nos agarraron en la calle.

ADS: No reivindicaron vuestra captura

No

ADS: O sea, estaban en el freezer para saber qué hacer

¿Que hacían con nosotros?, porque ya era la segunda vez y seguramente ya le resultaban molestosos. Entonces me llevaron a la comisaría 12 que queda frente la iglesia Santísima Trinidad y en ese entonces había solamente dos celdas para mujeres y que tenían unas rejas que quedaban al patio. En una de esas celdas me pusieron a mi sola donde había una cama de dos niveles de hierro pero sin colchón y un inodoro y nada más. Solísima estuve 8 días sin bañarme, sin nada, pero gracias a una presa que estaba en la celda de al lado se hizo pública nuestra detención y ellos tuvieron que asumirla.

ADS: Secuestraste una cuchara

Secuestre una cuchara y raspamos, nos comunicamos, había un papelito que ellas me pasaron que estaban todas amontonadas en una sola celda y yo estaba en la otra celda. Llevaron esto al diario Hoy, en ese entonces, y a partir de ahí mis familiares supieron que yo estaba ahí, e inclusive intervino la embajada Argentina porque Benjamín era argentino.

ADS: Y hubo, en relación a tu captura y la de Benjamín, un movimiento muy lindo de la gente que pedía vuestra libertad, ¿no?

Sensacional. El tema del billete. Es que tenían que ser muy creativos porque los medios de prensa no podían decirlo.

ADS: Esto es un hecho emocionante realmente.

Julio López hizo un billete, porque claro, pintar las calles se podía y lo hacían también pero obviamente, muchos eran apresados por eso. Entonces no se les ocurrió nada mejor que juntar todos los sueldos de los compañeros, cambiar en billetes y eso se pagaba y entonces corría el billete, porque el billete no se iba a destruir, entonces así la gente se podía enterar de que había presos políticos.

ADS: Hizo un sellito…

De una goma de cubierta hizo un sellito, pero lo que le costó tallar todo eso, al hacer así, vos pues tenés que hacer a la inversa había sido el sello.

ADS: Le salió en ruso, para mayor sospecha.

Sí en ruso (risas). Entonces tuvo que volver a hacer el sellito todo al revés para que al sellar salga “Libertad a Mina y Livieres”.

ADS: Militar dentro de un partido político no era irte una vez por semana a escucharle a un tipo, sino era la obligación de hacer operaciones, la conspiración no era una cuestión de novelas, era una realidad, ¿no?

Sí, es más, con nosotros al ser de izquierda era peor, igual los partidos tradicionales también eran perseguidos, todo aquel antiestronista, pero si eras antiestronista, y encima socialista o comunista, yo era socialista no era del partido comunista, era pecado directamente mortal pero en el sentido literal de la palabra.

ADS: Si tuvieras que decirle hoy a un chico que está interesado en leer dos vidas que te parecen importantes y que representan la lucha por la libertad en Paraguay, ¿qué le dirías?

Bueno lo que pasa es que siempre yo soy partidaria de que se lean las dos partes de la historia para tener la comprensión del proceso. Personas importantísimas en la lucha, lo que pasa es que en realidad hay algunas que no son tan conocidas y no sé si hay libros sobre sus vidas pero que fueron fundamentales..

ADS: Ananías..

Primero que Ananías Maidana fue un símbolo de ser humano luego, era del partido Comunista, imaginate, pasó 23 años preso, muchos meses y años encerrado en un placar, en condiciones infrahumanas.

ADS: Y vos hablabas con él y te hablaba con un gesto de paz impresionante.

Un gesto de paz, es que en su mirada te juro que era increíble cómo reflejaba su alma, verdad. Entonces para mí, Ananías Maidana. Después estaba don Catalino Flores, que era del grupo de Caaguazú. Yo siempre digo, si Dios tiene un rostro es el de don Catalino Flores. Y vos sabés que yo lamento no tener una fotografía suya. Porque me inspiraba devoción ese hombre. Era un campesino, y vos veías la piel curtida por el trabajo y el sol y a la vez del sufrimiento, porque sus rasgos no eran de alegría, eran de sufrimiento. Cuando Benjamín estuvo preso estaba también la gente del grupo Caaguazú y otros presos más, conformamos los familiares de presos políticos, y don Catalino estuvo ahí. Yo trabajaba en Ñanduti. Y venía don Catalino muy sudado, y decía, bueno hace mucho calor. Había sido que don Catalino no tenía para su pasaje.

ADS: Caminaba

Y dormía no sé en qué lugares y venía caminando a buscarme. De ahí sí nos íbamos en colectivo, al Poder Judicial, o algún otro lugar, pero como yo estaba con trabajo, pagaba los pasajes, pero yo me imaginé que él venía caminando todo ese tiempo.

ADS: No, es increíble

Hay historias, bueno, también Laíno es un referente importante de lucha contra la dictadura. Pero yo creo que hay que leer también la vida de Stroessner, verdad, porque no se puede comprender.

ADS: Hablaste de Ñandutí. Ahí empieza tu proximidad con la comunicación?

Así es, ahí empieza luego. Yo no tenía ni pensado ni programado ser periodista, de verdad no. Yo lo que quería hacer con mi vida era médica, quería ser doctora. No pude porque en la dictadura tenía que sobrevivir, y mis padres digamos tenían que haberme mantenido, y si bien tal vez lo hubieran hecho con placer, lo que pasa es que mis padres no estaban de acuerdo con mi militancia política. Primero, porque ellos eran stronistas, pero stronistas no activos.

ADS: ah, claro, claro.

Mi padre estuvo en la Guerra con Stroessner, entonces era stronista. Era su camarada de guerra. Y aparte de eso obviamente no querían porque no querían que su hija se exponga al peligro y entonces ahí empecé en Ñanduti porque estaba sin trabajo, ni mi parientes ni nadie quería darme trabajo porque ya había estado presa, y me encontré con Gloria Rubín en un cumpleaños infantil y ahí le cuento, le digo que estoy sin trabajo hace muchísimo tiempo y que estoy pasando por un muy mal momento, y me dice vení a Ñandutí.

ADS: Sí..

Entonces enviamos informes de lo que sucedía, e hicimos un archivo de lo que estaba pasando y ahí empecé mi vinculación con radio Ñanduti. Cuando se abre radio Ñanduti, a la caída de la dictadura, entro en la Producción, después fui jefa de prensa, conductora, y fabuloso, por eso yo siempre digo, le debo a Humberto y a Gloria, la profesión, el oficio digamos.

ADS: Lugo mismo cayó por la división

Lugo cayó por la división, evidentemente Marito, ojo, no sé cómo te voy a explicar, o cualquier presidente, vos tenés que lograr de tener un sustento político y tu partido tiene que estar sólido para sustentarte, entonces, yo creo que hay un proceso de unidad, claro que de repente se escupe otra vez en el asado, entonces no sé cómo va a continuar esto. Pero es importante que el gobierno se fortalezca. Para el gobierno mismo y para el resto de los paraguayos, porque económicamente no estamos bien y si encima tenemos un gobierno débil, obviamente esto empeora.

ADS: ¿Cómo ves la juvenil en materia política paraguaya, te parece que van por buen camino las juventudes políticas paraguayas?

Yo creo que no solamente en la juventud, sino en la política en general hay poco contenido últimamente. No hay luego debate ideológico ni programático, cuando digo ideológico luego ya es mucho pedir, pero ni programático. Hay un vacío de contenido absoluto y en los jóvenes también, obviamente.

ADS: Lino Oviedo fue una historia fuerte en tu vida. ¿Qué impronta te dejó su historia? Alguna vez trataste de hablar con él, después de todo?

Después me costó conversar muchísimo con él. Antes del marzo paraguayo y antes de ese intento de golpe que le hizo a Wasmosy, se iba a mi casa Oviedo a conversar conmigo. Pero después obviamente cuando tuvo esas actitudes absolutamente antidemocráticas, yo rompí relaciones así personales digamos y obviamente la crítica mía fue feroz y fui una de las que se enfrentó realmente a Oviedo. Yo creo que todo aquel que pasó por una dictadura de verdad, tiene una alerta, tiene un botón rojo siempre, y Oviedo sin lugar a dudas, podía significar una nueva dictadura, contemporánea pero digamos, una nueva dictadura.

ADS: Por sus rasgos?

Rasgos de un liderazgo militar, mesiánico y también por sus actitudes mismo. Te diría que en un momento dado le tenía más miedo al oviedismo que al estronismo, ¿porqué? Porque el oviedismo era más desestructurado y más loco. Como que Stroessner era un dictador más serio. Y Oviedo podría ser un dictador más… menos serio, entonces era un tipo que podía..

ADS: Con menos cuartel, digamos

Sí, y también su base era muy fanatizada, entonces lo que él decía o lo que otro decía, podrían acabar con tu vida pero no porque Oviedo mismo querría, porque él hacía más cálculos políticos, pero la gente que iba detrás de él no hacía cálculos.

ADS: ¿Hace cuánto estás entrevistando a gente en televisión?

En televisión, desde el 2003.

ADS: ¿Quiénes son tus tres, o cuatro entrevistados que vos decís a este tipo lo tengo y voy a hacer buen programa?

Viste esa es la diferencia de los argentinos que vos entrevistás a cualquiera y hacés un buen programa, pero hay otros que son más duros, pero hay gente que es muy importante.

ADS: Que está en la agenda..

Que no, a ver, que sepan hablar bien, que sean muy expresivos. Por ejemplo una Ñata Legal, no es muy expresiva pero es imposible no querer entrevistarla, verdad?, cuesta entrevistarla, pero después hay algunos que es re fácil entrevistarles, un Euclides Acevedo o Juan Carlos Galaverna te hacen el programa sin necesidad de que le preguntes. Pero sí, había personas, yo por ejemplo quiero entrevistarle a Lula, por ejemplo, quiero entrevistarle a Lula. Quise entrevistarle a Fidel Castro y lo logré. A Chávez en realidad no fue una intención mía pero fue fabuloso entrevistarle a dos personajes de leyendas. Sí hay algunas personas que son más fáciles de entrevistar porque son expresivas y otras no pero son importantes, entonces obviamente queremos entrevistar.

ADS: ¿Cómo te llevás con las redes?

Cero. Nada.

ADS: ¿Hasta el WhatsApp llegaste?

Hasta el WhatsApp llegué. Pero igual hay una persona que maneja mis redes, en términos solamente informativos, entonces las notas, las entrevistas, etc, pero no, no soy de redes. Primero que, por mi generación digamos verdad, de todas maneras hay mucha gente de mi generación que se aggiornó y está más que los pendejos digamos de entrada en las redes, pero también a veces es, yo cuido mi salud mental. Yo por ejemplo no leía “ñe’embeguepe” cuando durante diez años

ADS: A eso iba a llegar también. Ñe’embeguepe se ocupó de vos, todos los días.

Sí.

ADS: Con expresiones que hoy serían de una misoginia y una..

Sí realmente, la rolliza de Wasmosy, la ex de Juan Carlos Galaverna, la radio de Juan Carlos Galaverna, etc, entonces yo qué hacía? viste lo que dice Abc, no pero tampoco me cuentes. Sabía que lo hacían, pero yo no quería leer.

ADS: ¿Alguna vez hablaste con Zuccolillo?

Sí, claro. Zuccolillo era pero íntimo te digo, pero íntimo, amigo de mi hermano mayor, pero de eso de una relación cotidiana.

ADS: ¿En el marco de todo esto que estamos hablamos?

Sí en el marco de esto

ADS: ¿Y alguna vez te enfrentaste a él?

Le dije. Se operaba mi hermano del corazón, se fue él entonces a verle y obviamente yo estaba en la antesala y me acerqué a él y le dije, decime un poco Acero, quiero saber una sola cosa; que me tengas simpatía o antipatía definitivamente es un derecho tuyo y hasta yo también tendría antipatía, probablemente, le digo. Pero por qué mentís, porque vos sí sabés, porque vos sabés mi situación, mi condición, vos sabés que la radio es absolutamente mía, todo vos sabés de mi vida, le digo, y lo hacés adrede, mentís adrede, por qué lo que hacés eso?. No yo no hago eso, eso hacen los periodistas, yo le doy libertad, no me puedo meter, zafó de ese lado.

La vez que yo acabé con eso fue cuando una sola vez le contesté, dos en realidad él volvió a reincidir y le volví a contestar. Me acuerdo que estaba en Paraguarí y agarré una hoja y un papel que me dieron y me puse a escribir una solicitada contra Zuccolillo, se publicó en Última Hora. Había un punto en particular que no se lo puse explícitamente, pero él implícitamente sabía a qué me refería, que después sí se hizo más público y todo el problema, y a partir de ahí, nunca más publicaron cosas. Yo le escribí: Si vamos a entrar a esos terrenos yo también y ahora ya no me voy a callar. Me cansé, 10 años son suficientes le dije y otras cosas más, y entonces después al final le digo vos probablemente tenés todo el dinero y poder del mundo hasta, no solamente para hacerme campañas, sino para matarme, podés contratar un sicario y acabar con mi vida, le dije. Pero en mi tumba irá “descansa en Paz” y en la tuya? Entonces a partir de ahí nunca más, la verdad que se acabó.

ADS: ¿Te entusiasman los periodistas nuevos, los periodistas chicos?

Sí! Algunos al principio me parecen petulantes o soberbios, por lo chivo y la falta de experiencia pero muy talentosos.

ADS: ¿Qué cosas hacés aparte de la Mina que hace radio y televisión?

Mirá lo que más me gusta es estar con mis nietas, mi hija y mi perra. Vos sabés que tengo un amor hacia los animales, te juro que le quiero, no sé si le quiero más a los animales que a los seres humanos pero están casi al mismo nivel.

ADS: Voy a inventar una escala. Desvivime Mina del 1 al 10?

¿Mina del uno al diez?. Y Diez.