Se cumplen 150 años de la Guerra de la Triple Alianza

Al cumplirse 150 años del inicio de la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870), Paraguay sigue considerando al mariscal Francisco Solano López como su máximo héroe, pese a ser uno de los principales actores de un conflicto que destrozó el país, que perdió a la mitad de su población.

El detonante de la contienda, que enfrentó a Paraguay contra Brasil, Argentina y Uruguay, fue la orden de López, presidente desde 1862 hasta 1870, de capturar un mercante brasileño el 12 de noviembre de 1864 y arrestar a Carneiro de Campo, que se dirigía a asumir el cargo de gobernador de la provincia brasileña de Mato Grosso.

La guerra comenzó un día después. Fue el principio del fin de López, acusado de llevar a Paraguay al desastre y durante años vilipendiado y satanizado, especialmente en Brasil, el país que lideró la coalición de fuerzas enemigas.

Sin embargo, su figura resurgió de las cenizas de Cerro Corá, el montañoso lugar donde le mataron los soldados brasileños, hasta alzarse como el indiscutible icono patriótico de Paraguay.

De hecho, se le rinde tributo a partes iguales entre la derecha y la izquierda, desde el gubernamental y conservador Partido Colorado al Partido Comunista.

El reconocimiento tiene su exaltación el 1 de marzo, declarado Día de los Héroes, en conmemoración de su fallecimiento en esa fecha, desangrado y rechazando la oferta brasileña de rendirse, una estampa repetida en cuadros y canciones.

“Es el héroe máximo y quien hable mal de López en Paraguay todavía es considerado un antipatriota y llamado legionario, en referencia a la Legión Paraguaya, los paraguayos que lucharon contra López”, dijo a Efe el analista Alfredo Boccia.

Hasta bien avanzado el periodo de paz, en Paraguay se mantenía la imagen de López proyectada por brasileños y argentinos, la de un dictador brutal que debía de ser derrotado para liberar a los paraguayos de su tiranía, uno de los argumentos de los vencedores cuando entraron en la guerra.

López había declarado la guerra a Brasil después de que en octubre de 1864 las fuerzas brasileñas invadieran Uruguay, cuyo Gobierno en ese momento era aliado de Paraguay.

A su juicio, esa invasión rompía el precario equilibrio de poder de las naciones del Río de la Plata y dejaba en una posición de debilidad a Paraguay, sin mar y expuesto a los intereses de los gigantes Brasil y Argentina.

La subsiguiente guerra de cinco años devastó a Paraguay, regó de sangre sus campos y le despojó de gran parte de su territorio, todo un drama al que se añade la trágica y heroica muerte de López.

Paraguay es entonces sometido a los designios de los vencedores, que declaran a López traidor a la patria y le condenan al basurero de la historia.

Uno de los responsables de su rehabilitación fue el historiador paraguayo Juan E.O’Leary (1879-1969), quien tras la guerra se dedicó a reivindicar su figura.

“O’Leary fue el gran propagandista del nacionalismo paraguayo del siglo XX. Él construyó la imagen de López que había sido tan denigrada en la postguerra”, declaró Boccia.

Para el analista, la labor de O’Leary sentó sus primeros cimientos durante la presidencia de Rafael Franco (1936-1937), cuando se exhumaron en Cerro Corá unos restos que dijeron ser de López, aunque la mayoría de los historiadores afirma que no pertenecen al mariscal.

A ello sigue la edificación del Panteón de los Héroes, en el centro de Asunción, donde están en la actualidad.

Con el culto a López en marcha, Boccia señala que el dictador paraguayo Alfredo Stroessner (1954-1989) no tenía más que recoger lo sembrado para hacer un paralelismo entre su persona y la del mariscal.

“Con los años fue confluyendo un cuento histórico. Stroessner era heroico como el mariscal, como él era general y militar, era el acervo de todas las virtudes de la raza”, dijo.

Recuerda Boccia que esa concatenación se fue armando con la propaganda oficial de la dictadura, que recurría para ello a las viejas canciones sobre la guerra “guasu”, o guerra “grande” en guaraní.

“La radio nacional abría y cerraba con la canción Campamento Cerro Corá (..) Stroessner se apoderó de todo esto y le convirtió (a López) en el prócer oficial, y a los paraguayos nos encantó”, opinó el analista.

Hombre de 64 años muere tras atragantarse con un pedazo de carne

Un hombre de 64 años, murió luego de atragantarse con un pedazo de carne de cerdo. El trágico hecho ocurrió ayer en horas de la mañana, en una vivienda ubicada en la Compañía Caaguazú de la ciudad de Itá.

Se trata de Justino Bareiro Benítez, con domicilio laboral en el Campamento Arapy ubicada en la Compañía Caaguazú de esta ciudad, según el informe policial.

Lea: Criptominería en inmueble de Cuevas: factura de G. 500.000 vs. consumo real de G. 800 millones

El caso fue reportado a la Policía Nacional mediante una llamada al sistema 911 por el propietario de la casa, Cristóbal Peloso (64). Los agentes policiales fueron recibidos por Peloso que relató que se encontraba en compañía de Bareiro Benítez consumiendo carne de cerdo como tereré rupá, para luego iniciar las actividades del domingo.

Sin embargo, en un momento dado, el hombre se atragantó con la carne y comenzó a pedir auxilio debido a que no podía respirar. Lastimosamente a pesar del esfuerzo que realizó el dueño de casa para salvar a Justino Bareiro, terminó perdiendo la vida.

Los uniformados realizaron el procedimiento correspondiente en el lugar. Asimismo, dieron aviso al Ministerio Público para su intervención.

Lea más: Vehículo sufrió desperfecto y acabó consumido por las llamas

Emiliano Rolón contará qué investigó Paraguay sobre el caso Pecci

En octubre del año pasado, el Ministerio Público abrió una carpeta para investigar de forma paralela a Colombia, el asesinato de Marcelo Pecci, principalmente lo relacionado a los mandantes del crimen. El propio Emiliano Rolón contará hoy las novedades al respecto.

A las 11:00 de la mañana está convocada la conferencia de prensa en el salón auditorio de la Fiscalía General del Estado, donde hablarán sobre la investigación iniciada en Paraguay, respecto al crimen de Marcelo Pecci, perpetrado en Colombia el 10 de mayo del 2022.

A titular del Ministerio Público lo acompañarán los fiscales asignados a la investigación del magnicidio. Ellos son: Carlos Alejandro Cardozo Pereira y Christian José Ortiz Riveros, de la unidad de Crimen Organizado, y Francisco Manuel Cabrera Sanabria, de la unidad Especializada en Delitos Económicos y Anticorrupción.

Acudirá, además, para lo que hubiere lugar, el fiscal de Asuntos Internacionales Manuel Doldán Breuer, el nexo que tiene Paraguay con los investigadores de Colombia.

Lea también: Lunes frío, veranillo de dos días y retorno de bajas temperaturas con lluvias

Los autores materiales están plenamente identificados y condenados por la justicia colombiana, la cual, sin embargo, no prosiguió con las averiguaciones de la responsabilidad moral y dio a entender que Paraguay debe encargarse de ese aspecto principalísimo.

Igualmente, la Cámara de Senadores convoca a Rolón para este miércoles, a los efectos de acceder de primera mano a los avances que tuvo la pesquisa en nuestro país. No obstante, habrá que ver si, luego de esta conferencia de prensa, se mantiene o no abierto el llamado.

El senador Derlis Maidana explicó que será una invitación para que Rolón brinde información en la medida de sus posibilidades, sin exponer datos sensibles. No será una interpelación, ya que esta figura constitucional tiene otros fines.

“Ojalá que pueda aportar los datos que pueden ser expuestos a la opinión pública, muchas veces el secreto de una investigación se frustra porque se conoce previamente”, expresó Maidana, en un contacto con la 730 AM.

El legislador indicó que, en todo caso de homicidio, la identificación de los mandantes del hecho es la parte más difícil de alcanzar, sin embargo, todos esperan que ese día llegue.

A su criterio, la orden pudo haber venido de cualquier lugar, no necesariamente de Paraguay, considerando la cantidad de criminales a los que Pecci investigó.

Informe médico descarta abuso de niña internada en Itapúa

La Policía Nacional recabó el informe forense del estudio practicado a la niña de10 años internadas en un hospital de Itapúa. Los resultados descartan una violación.

Agentes de la Comisaría 109 de la Colonia 7 de Agosto, distrito de Carlos Antonio López, departamento de Itapúa, se constituyeron anoche en el Centro de Salud de Carlos Antonio López, a pedido de la asistente fiscal Liz Espínola.

En el lugar, se conversó con el médico de guardia Osmar Montiel, quien relató que al lugar llegó una niña de 10 años con su madre, quien señaló que su hija se quejaba de un dolor en las partes íntimas por un supuesto estreñimiento, hecho que se constató en la verificación.

Lea también: Lunes frío, veranillo de dos días y retorno de bajas temperaturas con lluvias

No obstante, la derivaron al puesto de salud de Kressburgo, donde la forense Diana González encontró una lesión compatible con estreñimiento, pero descartó lesiones por abuso sexual.

La paciente quedó internada y ya había ido a consultar 10 días atrás, pero la habían enviado de regreso a su casa.

No obstante, la Policía tendrá que cerrar la investigación, pues hay una persona detenida por el supuesto abuso.