Senado rechaza acta secreta y pide transparencia a Abdo en toda negociación con Brasil

La Cámara de Senadores aprobó el proyecto de declaración de rechazo del acta bilateral sobre la contratación de potencia de Itaipú para la ANDE. Asimismo, insta al Poder Ejecutivo a encarar toda negociación con Brasil “sobre la base de la transparencia”.

En la tarde de este lunes se desarrolló una segunda sesión extraordinaria en la Cámara Alta, con 42 senadores presentes en la sala.

Luego de más de dos horas de debate y exposición, finalmente fue aprobado el proyecto de declaración de rechazo del Acta Bilateral suscrita entre las cancillerías de Paraguay y Brasil con respecto a la contratación de potencia de Itaipú para la ANDE.

El proyecto había sido presentado por los senadores del Frente Guasu y contó con apoyo de parlamentarios de otras bancadas.

En su mayoría, los senadores manifestaron su rechazo a la firma del acta de acuerdo bilateral energético, a excepción del senador Rodolfo Friedmann (ANR), quien sostuvo que “el acta no tiene nada de secreta” y se opuso a la declaración de rechazo.

La propuesta legislativa busca que el Gobierno Nacional deje sin efecto el acuerdo bilateral con Brasil, eliminando toda posibilidad de su entrada en vigencia, “con todos los efectos que la Constitución, la Convención de Viena y el Tratado de Itaipú establecen”.

Asimismo, pide al Poder Ejecutivo que “encare toda negociación con el Brasil sobre Itaipú sobre la base de la transparencia, en particular plena soberanía hidroeléctrica y contratación del 100% de nuestra energía, con la más amplia participación de la ciudadanía y de los poderes del Estado, cada uno en el rol que le corresponde”.

 

Pacto entreguista: investigarán si fue por 'propinas' o torpeza de ministros y altos funcionarios

La Cámara de Diputados aprobó este lunes la creación de una comisión bilcameral para investigar los detalles relacionados a la firma del Acta Bilateral entre Paraguay y Brasil para la contratación de potencia de Itaipú para la ANDE.

Durante la sesión extraordinaria desarrollada esta mañana, la Cámara Baja aprobó, por amplia mayoría, el Proyecto de Resolución N° 789 “Que crea la Comisión Bicameral de Investigación y Seguimiento del Acta Bicameral relativa a la contratación de potencia de la usina hidroeléctrica binacional de Itaipú, y de cuestiones relacionadas al Tratado de Itaipú”.

La citada comisión estará integrada por cinco senadores y cinco diputados, de conformidad al Art. 3 de la Ley N° 137/1993.

Se estableció que cada bancada designe a los integrantes de esta comisión especial, a fin de que cada sector tenga -en lo posible- representación durante el desarrollo de la investigación.

Pese a que algunos legisladores consideraron que, tras la renuncia de Luis Castiglioni, José Alberto Alderete, Alcides Jiménez y Hugo Saguier Caballero, ya no tenía sentido crear un estamento legislativo de investigación, otros optaron por crearlo de igual forma para que se devele la mayor cantidad posible de información sobre el tema.

En los próximos días se sabrá quiénes integrarán la comisión de investigación y cuáles serán las primeras medidas a ser tomadas.

 

Interpol admite que Arrom, Martí y Colmán estarían en Uruguay tras perder refugio

La Interpol Uruguay admitió que Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán -quienes perdieron días atrás su estatus de refugiados en Brasil- podrían encontrarse actualmente en territorio uruguayo. Los mismos podrían someterse a una eventual expulsión en caso de ser capturados.

Una nota remitida desde Interpol Uruguay a su par de Paraguay este lunes señala que Arrom, Martí y Colmán “son susceptibles de ser ubicados en territorio uruguayo”.

El comisario Luis Alberto Benítez, jefe de Gabinete de Interpol Paraguay, comunicó vía nota sobre esta situación a Manuel Doldán, fiscal de Asuntos Internacionales del Ministerio Público.

En entrevista con ABC Cardinal, el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, confirmó la información y manifestó que Interpol Paraguay ha puesto a conocimiento de la Fiscalía este hecho para que inicie los trámites pertinentes.



De esta manera, la versión de que los tres compatriotas -quienes poseen una orden de captura internacional pendiente en su contra- han abandonado territorio brasileño para buscar refugio en Uruguay cobra mayor fuerza.

Como no existe un dato oficial por parte de las autoridades migratorias del vecino país, se puede presumir que Arrom, Martí y Colmán salieron de Brasil sin realizar un trámite migratorio formal.

Villamayor señaló que, ante la actual situación que se está registrando, la República Oriental del Uruguay tendría que proceder a la expulsión de los tres prófugos.

Asimismo, manifestó que ya se está instruyendo vía Cancillería a la legación diplomática en Uruguay para que tome conocimiento del hecho y está expectante a las resultas del caso.

 

En Brasil bajarán precio de la electricidad, acá el pacto buscó comprar y venderla más cara

En entrevista brindada por el General Joaquim Silva y Luna (director brasileño de Itaipu) al periódico Gazeta do Povo, el mismo anunció la reducción de la tarifa de la electricidad. Mientras tanto en Paraguay se desató la crisis porque el gobierno firmó con Jair Bolsonaro un acta secreta cuya finalidad era que nuestro país compre (y venda internamente)el servicio eléctrico más caro.

A continuación la nota de Gazeta do Povo:

En 2022, uno de los pilares para la operación de la planta hidroeléctrica de Itaipú como binacional, administrado conjuntamente por Brasil y Paraguay, se somete a una revisión. Entre los puntos más sensibles, quizás el principal sea el interés de la parte paraguaya, que hoy vende la parte producida a la que tiene derecho, pero no consume, a Brasil a precio de costo. Si lo desea, el país vecino puede solicitar una enmienda al llamado “Anexo C” del Tratado de Itaipu , que rige el asunto, ganando el derecho de vender su parte a quien lo desee. Y por el precio que quiera.

Aunque existe el temor de que tal cambio tenga un impacto en el precio de la electricidad en Brasil, al llegar al mercado de consumo binacional de Paraná, el director general de Brasil, el general Joaquim Silva y Luna , dice que no hay razón para preocuparse. Más que eso: asegura que se reducirá el precio de la energía producida en el gigante de la frontera, el mayor generador de energía renovable del planeta.

Silva y Luna tomaron el mando de la parte brasileña de la compañía en febrero , en una ceremonia a la que asistieron el presidente brasileño Jair Bolsonaro (PSL) y el paraguayo Mario Abdo Benítez . Hablando con Gazeta do Povo , el director general de Itaipu evalúa los primeros meses de gestión, los riesgos de revisar el tratado y los precios de las tarifas de energía. Échale un vistazo:

- El gobierno federal ha adoptado una política de austeridad en todas las empresas estatales. ¿Cómo ha estado Itaipu perfilando su plan de corte?

- Lo que hicimos fue reunir primero a nuestros directores y poner nuestras necesidades, lo que sería importante. Los consejos tenían un presupuesto para cada uno de ellos. La idea era que haríamos una sola cuenta, centralizaríamos nuestras necesidades para que toda la compañía pudiera ver las necesidades de todos. Notamos algunas urgencias que no fueron previstas para este presupuesto. Por ejemplo, la construcción de este segundo puente [el Puente de Integración, que conecta Foz do Iguaçu, Brasil, con el Presidente Franco, Paraguay, y fue autorizado en mayo]. Hubo un proyecto, pero no estaba previsto en este presupuesto, un costo de R $ 460 millones. Tenía la necesidad de expandir un hospital de referencia en la región, pero ya se está haciendo pequeño para las necesidades de la comunidad. Necesitamos hacer una actualización tecnológica de Itaipu para que siga siendo la compañía de producción número uno del mundo. Gran parte de Itaipu sigue siendo analógica y necesita ser digital. Necesitábamos cuidar toda nuestra seguridad hídrica, las ciudades circundantes, cuidar nuestra agua, limpiar escombros para que tenga una larga vida útil. Hoy Itaipu tiene una esperanza de vida de 184 años. La idea es que ella viva otros 300 años, como una tortuga.

- ¿Y cómo se pusieron en práctica los recortes?

- Todos nos aliamos. Todos han borrado sus convenios, sin dañar lo que fue contratado, lo que es responsabilidad de la compañía por su misión. Por ejemplo: las regalías son obligaciones [las regalías son cantidades pagadas por la compañía a las ciudades afectadas por su construcción debido a su área inundada]. No hay forma de moverse. Entonces redujimos todos los convenios, algunos cancelados. Todos los patrocinios también, algunos cancelamos. Especialmente aquellos que no se adhirieron a la misión de Itaipu. Nuestra misión es producir electricidad. Si no lo tienes, está fuera.

- ¿Ha funcionado este ajuste?

- Hasta el momento, con cifras de los 100 días hábiles [un saldo entre fines de febrero y finales de mayo], hemos contabilizado $ 163 millones en ahorros. Pero esto está creciendo. Estamos trayendo a todas las personas de Curitiba aquí . Tendremos una oficina de representación mucho más pequeña en Curitiba para una videoconferencia, un contacto. Había alrededor de 150 empleados. Habrá algunos que sean necesarios. Esto tiene que ver con la administración, con los empleados juntos, pero también con los ahorros. Hoy en día, es de alrededor de R $ 7 millones por año. Estas son acciones que consideramos importantes para mejorar la capacidad de gestión de la empresa, nuestra comunicación y para ahorrar dinero.

- ¿Qué falta para que el gobierno estatal e Itaipu inicien la construcción del Puente de la Integración?

- Una orden de trabajo tiene que ser emitida oficialmente marcando que el puente comenzó. Pero en la práctica ya ha comenzado. Por ahora estamos en movilización de personal, contratación, análisis curricular. Más de 10.000 personas ya han enviado currículums. Todo esto ya forma parte del trabajo. Pero lo que dice “comencé a poner la primera bolsa de concreto aquí” es una orden de trabajo [que todavía se está virando].

- ¿Por qué la represa trabajó tan duro para aprobar este proyecto?

- [El puente] es una deuda que Brasil y Paraguay han tenido durante más de 20 años. El vínculo entre países se ha saturado durante mucho tiempo. Cruzar este puente [de la amistad] todos los días es desesperado. Toda la carga, los camiones, todo nuestro turismo pasan por aquí. Y pasan por el centro de la ciudad. Esperamos que este nuevo puente desvíe el tráfico pesado del centro de la ciudad y libere Friendship para autos más pequeños y de turismo.

- ¿Por qué solo la parte brasileña se hizo cargo de esta cuenta?

- Acordamos que este [Puente de la Integración], ya que tendría que comenzar este año, realizaríamos operaciones bancarias. Paraguay apoyará otro [puente que se construirá entre las ciudades de Porto Murtinho en Mato Grosso y Carmelo Peralta en Paraguay]. Pero como todavía no tiene ningún proyecto, tardará un poco más. Lo que he estado tratando de hacer es comprometerme con mi contraparte paraguaya para que podamos entregar todo lo que todavía está bajo nuestra administración, que tiene cuatro años.

- ¿Tendrá este trabajo algún impacto en el precio de la energía producida en Itaipu?

-Nuestro acuerdo con el gobierno federal es hacer que todo este impacto cero en la tarifa. Nuestra idea es que durante nuestra gestión las tarifas de Itaipu se reduzcan. Y desde ahora. Tenemos que mejorar la calidad de la gestión, por supuesto. Cada centavo gastado tiene que ser gastado en la austeridad. En todos los sentidos, a diario, pasando, cambiando. Todo lo que puedes hacer para no gastarlo, hagámoslo.

- Pero, ¿es esta reducción una certeza o solo una expectativa?

- Eso es una certeza. El sacrificio que vamos a hacer, Dios sabe. Pero que vamos a hacer, vamos.

- ¿Y cuándo llegará esta reducción al consumidor?

- Este año, posiblemente no, porque la energía se contrae durante todo el año. Estamos buscando negociar con el otro lado [el lado paraguayo], tengo dependencia del otro lado, para comenzar [esta gestión] con base en una tarifa de energía más baja. Cualquier cosa simbólica importa siempre que cree una curva de tendencia bajista. Es decir, si disminuyo 20% de un dólar y al año siguiente disminuyo otro 20%, ya se crearon dos puntos que dan una recta. Con el tercero, tenemos una tendencia. La idea es bajar la tarifa y luego jugamos en base a nuestros compromisos. El desafío está establecido. Es uno de nuestros objetivos.

- ¿Cuáles son las mejoras esperadas para los municipios dentro del área operativa de Itaipú?

Tenemos compromisos según los municipios vecinos, los que reciben regalías, y esto es parte de nuestra misión. También estamos comprometidos con otros municipios que de alguna manera impactan nuestra cuenca. Están en el orden de 55 municipios, 54 en Paraná y uno en Mato Grosso. Todas las acciones, trabajos de estructuración, caminos, asfaltos, deben estar vinculadas a la misión de Itaipu. La sedimentación, el tratamiento de la basura, a todos nos importa. Como invertiremos con calidad, el impacto en la región será muy grande. El gobernador vino aquí para tratar, por ejemplo, con Colono Road [un camino de 17 kilómetros dentro del Parque Nacional Iguaçu, un área de protección ambiental]. Tiene toda una connotación ambiental que hay que cuidar.

- En 2022, finaliza el actual acuerdo de cooperación con Paraguay. El país vecino ya ha expresado interés en renegociar algunos cambios de una manera que sea más interesante para ellos. ¿Esto preocupa al lado brasileño?

- No nos concierne. Hay dos consideraciones: la revisión del Anexo C debe ser muy equilibrada y de interés mutuo. Itaipu es binacional y seguirá siéndolo. No puedes tener un eslabón débil, un ganador y un perdedor en esta cadena. La segunda es que el 50% de la energía de Itaipu está disponible para él [como en Paraguay], como siempre lo ha estado. Si él quiere subastar, vender, usar, esto es un problema de Paraguay. Pero entendemos que las necesidades energéticas de ambos países en 2023 serán totalmente diferentes. Paraguay ya habrá aumentado mucho. Hoy, Paraguay consume el 15% de esta energía de Itaipu [del 50% al que tiene derecho]. La otra parte, el 85%, Brasil consume [el país compra el excedente paraguayo a precio de costo]. Esta diferencia será muy diferente. Quizás la dependencia de Brasil es mucho menor. El comercio será mucho más fácil.

- Pero si no hay cambio de escenario y Paraguay puede vender su energía excedente en otra parte, una de las posibles demandas del país en la revisión del tratado, ¿no tenderá a subir los precios?

- ¿Cuánto aporta Itaipu toda la energía a Brasil? 15%. El otro 85% son de otras entradas. Y estamos en un sesgo hacia abajo. Se sitúa en el 14% [actualmente]. Posiblemente por adelantado, para 2023, Itaipu representa el 8%, 7% de la energía [consumida en Brasil]. Y la energía en Brasil se hace mediante la contratación de cuatro, cinco años. Se hacen por subastas. Entonces Paraguay puede estar disponible para subasta, pero tendrá que tener un precio competitivo o no lo conseguiremos.

- ¿Seguirá Brasil siendo tan dependiente de esta matriz en tres años?

- Nuestra matriz de hoy está cambiando mucho, muy rápidamente. El viento y la energía solar aumentarán su participación. La matriz hidráulica es casi del 80%, pero la tendencia es que haya cambios. La negociación del Anexo C será algo muy natural, muy simple. Brasil no está preocupado por eso.

- ¿Pueden los municipios con regalías de Itaipu tener préstamos más pequeños? ¿Hay preocupación por esto?

- No te preocupes La situación cambia. Del presupuesto de Itaipu de alrededor de R $ 3,8 mil millones, hemos asignado R $ 2,1 mil millones para pagos de deuda. Para el 2023 se pagará la deuda. Tendremos una situación aún mejor. Más efectivo para bajar la tarifa energética. [Cómo se hará esto] Todavía se establecerá. Estamos evaluando Estamos interesados ​​en tener una tasa más baja.

- ¿Qué actualización necesita la compañía para mantenerse competitiva?

Actualización tecnológica. Los próximos cuatro años serán la parte de mando y control de la planta. Parte de ella sigue siendo analógica, ya que fue construida hace 35 años. Y una parte ya es digital. Todas nuestras unidades generadoras deben actualizarse para dejar la planta en la era del conocimiento. Hoy ella es quizás la más segura del mundo en todos los sentidos. Puedo ver todos los niveles de seguridad en tiempo real. Estamos tratando de actualizar en consecuencia. Y vamos a invertir en el orden de $ 660 mil millones.”