Senador acusado de ser contador de narcos ahora quiere "matar" Senad

El senador Carlos Amarilla, quien tiene la intención de eliminar la Senad ante los últimos hechos acontecidos, es conocido por haber sido el contador de narcotraficantes, según dijo el propio ministro del Interior, Francisco de Vargas.

Exactamente hace un año, el ministro del Interior, Francisco de Vargas, reveló que uno de los impulsores de su entonces intento de interpelación era un legislador que había defendido los ingresos de dos personas involucradas con la mafia del narcotráfico.

Se trata del senador Carlos Amarilla, quien actualmente lidera el proyecto de ley (ya redactado) para la derogación de la normativa que creó la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad). Días atrás, el congresista emplazó al presidente Horacio Cartes a dialogar y mostrar una postura con relación a los últimos hechos acaecidos en el país o de lo contrario intentará eliminar dicha institución dependiente del Poder Ejecutivo.

La polémica reflota a raíz de que es el perito contable de personas vinculadas al narcotráfico quien ahora va contra la Senad. “Si mal no recuerdo me dijo que había sido contador de Zulma Ríos de Marecos, que fue condenada a 10 años de prisión por lavado de dinero, esposa de Leoncio Marecos, que fue condenado a 20 años de prisión”, había detallado De Vargas a radio Monumental 1080 AM.

Amarilla ofició de testigo de la pareja de narcotraficantes Leoncio Mareco y Zulma Ríos de Mareco, condenados a prisión en el 2007. Estos eran socios del capomafioso Iván Mendes Mezquita.

EXPULSADO DE SU PARTIDO

Por otra parte, el mencionado legislador fue expulsado del PLRA el pasado 28 de octubre tras haber votado en contra de una propuesta del partido liberal, al votar por Mario Abdo Benítez como titular del Senado y no a Miguel Abdón Saguier.

El último citado, actual presidente del PLRA, solicitó días atrás que Amarilla sea borrado de la lista de liberales que figura en la Cámara Alta del Parlamento.

 

Niña muerta en manos de Senad: “Queremos que se haga justicia"

La familia de la niña que falleció tras ser baleada por los agentes de la Senad, sigue conmocionada y pide justicia por el criminal operativo desplegado por los intervinientes del ente estatal.

Gilberto Penayo, abogado de la familia Zanotti Cavazzonni, comentó que solicitan la pena máxima por el asesinato de la niña que fue baleada por los agentes de la Senad durante un operativo en busca de cargas de marihuana.

En conversación con la 650 AM, el letrado comentó que desean que se esclarezca el caso y los culpables afronten las consecuencias. “La idea es llegar al juicio y solicitar las condenas correspondientes. Lo que queremos es que se haga justicia. Veremos en su oportunidad las penas de acuerdo a las pruebas obtenidas”, dijo.

Recordó que la familia de la víctima solicitó que el entonces ministro de la Senad, Luis Rojas, que no sea sacado de la institución y explicó que el motivo de esta postura se debía a que el exsecretario de Estado se había puesto a disposición de los afectados tras el infortuito operativo.

“El exministro Luis Rojas se acercó el domingo a la noche hasta el Hospital del Trauma junto a los familiares para presentar su pesar por todo y que estaba a disposición de la familia para investigar y esclarecer lo ocurrido. El sentimiento de pena sincero del minsitro le llegó a la familia y entonces por eso quisieron que se quede y no que venga otro ministro cuya actitud se desconocería”, comentó.

En cuanto al procedimiento de los agentes, el abogado dijo que se trató de un grave error y que la situación se agrava al tratarse de funcionarios de una institución pública de seguridad. “Cómo se van a equivocar de vehículo y persona, y disparar a mansalva y matar a la gente. Esto afecta a la ciudadanía toda. ¿Qué tipo de seguridad tiene la ciudadanía después de estos hechos? Es muy delicado, muy grave”, añadió.

En relación al argumento de los agentes imputados, sostuvo que los mismos “dicen que dispararon para que se detenga (el rodado donde viajaba la familia), que dispararon a las ruedas, pero rociaron de balas la camioneta. No tiene ni pie ni cabeza lo que dicen. Dispararon a matar, hay disparos desde tres ángulos. Es tremendo, terrible. Aún hay un dolor muy grande en la familia, por eso seguramente no den declaraciones”, dijo.

Penayo indicó que el tío de la niña fallecida se encuentra estable, luego de haber recibido los tres impactos de bala, de los cuales un proyectil sigue en su cuerpo. “No sabemos cómo va a quedar, es muy grave todo esto”, añadió.

 

Ferreiro plantea llevar basura de Cateura al Chaco

El intendente de Asunción Mario Ferreiro, admitió que al vertedero de Cateura le queda muy poco tiempo de vida. Anunció que próximamente todos los desechos serán trasladados a una nueva planta en el Bajo Chaco.

El director de Aseo Urbano, Rodrigo Velázquez, se reunió con el jefe comunal Mario Ferreiro, a fin de presentar los logros y necesidades de su gestión en los últimos meses.

Al final del encuentro, Ferreiro dio a conocer algunos detalles y anunció que ya está en proceso la conformación de una nueva planta en el Bajo Chaco, que pasará a reemplazar las funciones de Cateura.

“Se está acabando la vida útil de Cateura pero en un futuro no muy lejano pretendemos que sea una planta de transferencia, desde donde se va a derivar la basura al Bajo Chaco”, comentó Ferreiro.

El principal problema en Cateura radica en la pileta de lixiviado que está llegando al tope y según Mario no se podrá prolongar por mucho tiempo a pesar de los muros que se levantan.

Ya hay conversaciones con la Secretaría del Ambiente (Seam), para afinar las cuestiones legales para la puesta en funcionamiento de este nuevo vertedero.

Por otro lado, el intendente se refirió a los basureros clandestinos y señaló que se han identificado varios lugares donde ya se procedió a levantar los desperdicios gracias a las denuncias de la ciudadanía.

 

Bullying en Encarnación: cinco alumnos imputados

El Ministerio Público presentó imputación contra cinco menores de edad por agredir física y verbalmente a un niño de 13 años. El bullying ocurrió en un colegio de Encarnación.

El fiscal Edgar Villaverde confirmó a radio UNO que los cinco alumnos del colegio Inmaculada Concepción de Encarnación, fueron imputados por coacción grave.

El hecho cobró relevancia con la difusión de un video filmado el 31 de mayo pasado en el sanitario de la institución educativa, donde cinco jóvenes rodearon a un menor de 13 años, lo agredieron física y verbalmente y lo obligaron a hablar sobre un supuesto intercambio de mensajes de texto con una niña.

“Los cinco tuvieron distintas participaciones según la apreciación del Ministerio Público”, señaló Villaverde en contacto con la 650 AM.

Explicó la coacción es un delito que contempla hasta cinco años de cárcel, así como penas de multa. Con la aplicación del Código de la Niñez y de la Adolescencia, la cantidad de años se reduce a cuatro.

Además del video hay otros elementos en carpeta, como por ejemplo, la declaración de la víctima ante el psicólogo, el informe elaborado por el propio colegio, entre otras cosas.