Superintendencia de Salud presentó informe de situación "caótica" de servicios

Los servicios de urgencias abarrotados y pacientes atendidos en condiciones no óptimas fueron parte de las irregularidades detectadas por la Superintendencia de Salud en un recorrido realizado en hospitales de referencia.

Las deficiencias encontradas en algunos servicios que formaron parte del recorrido en el que se constató que los servicios de urgencias se encuentran abarrotados, sobresaturados, pacientes internados en estados inadecuados por falta de lugar, una problemática reiterativa que se arrastras desde hace años. El doctor Jorge Rodas, superintendente de Salud.

Ante el caótico panorama que presentan los servicios de urgencias de algunos centros hospitalarios de referencia, la Superintendencia de Salud solicitó al ministro de Salud la declaración de emergencia sanitaria en Asunción y Departamento Central.

Entre los hospitales que fueron verificados en el circuito se encuentra el Nacional de Itauguá, el IPS, Instituto Nacional de Cardiología y el Militar.

La inspección técnica sanitaria dejó en evidencia la necesidad de optimizar los servicios, atendiendo la superpoblación de pacientes en la mayoría de estos establecimientos, situación que pone en riesgo la seguridad de los pacientes y de los profesionales de la salud.

Rodas recordó que el 20% de cobertura sanitaria de la población lo cubre el seguro social, el 70% salud pública y el resto del porcentaje lo cubren los demás servicios.

El informe entregado consta de una serie de ítems para que el ministro tome en consideración para mejorar la atención que se ofrece en los servicios sanitarios. Rodas destacó la importancia de trabajar con calidad en los hospitales para tener buenos resultados en los servicios brindados a la ciudadanía.

El ministro Mazzoleni consultado sobre la posibilidad de declarar emergencias sanitaria ante la situación, afirmó que se deberá analizar caso por caso antes de tomar una decisión al respecto.

 

Policías reprimen con fuerza a enfermeras que se manifiestan frente a la SFP

Policías Antimotines reprimieron a las enfermeras que se manifiestan frente a la sede de la Secretaría de la Función Pública (SFP) exigiendo que no se anule el concurso de desprecarización que mantiene en vilo a 5.000 trabajadoras.

En un video dado a conocer a través de las redes sociales se observa la forma en la que un grupo de policías empuja con fuerza a las enfermeras que se estaba manifestando. El incidente se produjo después del mediodía y los ánimos se enardecieron frente a la sede de la SFP, ubicada en el centro de Asunción.

Mirna Gallardo, presidenta de la Asociación Paraguaya de Enfermería, expresó a la 970 AM que las trabajadoras están llevando una manifestación pacífica frente a la secretaría para que reconsidere el dictamen emitido por el Ministerio de Salud el martes. Unas 5.000 enfermeras participaron accedieron a un concurso de desprecarización laboral.

El Ministerio de Salud considera que el llamado no se realizó en forma correcta a través del portal Paraguay Concursa. Gallardo expresó que las enfermeras solicitan que solo se vean los casos irregulares y que no se detenga el proceso en su totalidad.

“No vamos a apañar ningún tipo de situación irregular. No queremos que los compañeros pierdan esos rubros que conseguimos luchando bajo lluvia y bajo tormenta durante más de dos años” ,dijo.

Las enfermeras permanecerán frente a la sede de la Secretaría de la Función Pública, a la espera que llegue el ministro Julio Mazzoleni con el documento en el que solicita la anulación del proceso.

 

Asalto a supermercado termina en persecución y detención de delincuentes

Este mediodía se registró un asalto a un supermercado en la zona de Cuatro Mojones. La Policía Nacional fue tras los asaltantes y se logró la captura de tres de ellos, además del dinero.

El hecho ocurrió en el supermercado “Curva de Oro” en Defensores del Chaco y Acceso Sur (Cuatro Mojones). En total fueron cinco los delincuentes que ingresaron al local y se alzaron con un millonario monto.

El comisario Gilberto Fleitas, jefe del Departamento contra el Crimen Organizado comentó a la 970 AM que se logró la captura de tres asaltantes, uno de ellos con antecedentes. Los otros dos lograron huir y se está realizando la búsqueda en la zona.

El jefe policial indicó que los uniformados llegaron al local, cuando los asaltantes se disponían a huir y se inició el intercambio de disparos.

Hasta el momento no se tiene con precisión datos acerca del dinero que fue recuperado.

 

Marcas que más 'apetecen' los robacoches y cómo en 2 minutos se concreta un 'perfecto' robo

Tres modelos de vehículos de la marca Toyota importados vía Chile (conocidos como “chileré”) siguen encabezando la lista de más robados a nivel país, según datos de la Policía Nacional.

El Crio. Ppal. Atilio Bazán, jefe del Departamento de Control de Automotores, confirmó a nuestra redacción que los automóviles usados traídos desde Chile siguen siendo propensos al robo.

De acuerdo a datos de la Policía Nacional, los vehículos de la marca Toyota encabezan la lista de más robados, específicamente los modelos Runx, Funcargo y Allex.

Asimismo, los rodados preferidos por los robacoches son los de los años 2003, 2004 y 2005, esto considerando que la mayor parte de los usados corresponden a ese período.

En el caso de los autos 0 km, Bazán aclaró que es prácticamente imposible que los mismos sean robados debido a que poseen un tipo de llave codificada que uno debe introducir en el cilindro para hacerlos arrancar, lo cual no ocurre con los “chileré” que aún utilizan el sistema tradicional y más fácil de vulnerar.

“Sí no tienen alarma fácilmente se levantan (roban) de la calle, en dos o tres minutos ya están robando el auto. Primero pasan, golpean el vehículo a ver si no tiene alarma, luego aprovechan y rompen con la bujía la ventanilla trasera y ya pueden entrar para llevar”, expresó el jefe policial.

En promedio se roban entre 60 a 65 vehículos mensualmente a nivel nacional, detalló Bazán. De todos los autos robados, alrededor del 60% logran ser recuperados.

Al respecto, sostuvo que muchas veces encuentran los automóviles intactos y sin modificaciones, lo cual les permite devolverlos a sus propietarios, pero en ciertos casos ya no se puede debido a que son carneados para vender sus partes o se adultera el chasis, dificultando la identificación del dueño real.

Hasta agosto del 2018 la Policía Nacional registró 550 robos vehiculares, lograron recuperarse unos 350 de estos rodados.

El comisario Bazán recomendó utilizar un sistema de alarma, cortacorriente o GPS en el automóvil para no facilitar a los delincuentes el robo del mismo, además de tomar las debidas precauciones a la hora de estacionar.